miércoles, 28 de junio de 2017

Un libro: Las tinieblas no le vencieron

Las tinieblas no le vencieron
A. Pavía Martín-Ambrosio
Ed. San Pablo


El misionero comboniano Antonio Pavía hace un homenaje a la fortaleza inquebrantable de la fe, basándose en la respuesta de Job frente a las adversidades, y propone su ejemplo como modelo para el discípulo de Cristo. La fidelidad de Job no es fácil y supone un combate interior, que es una metáfora de la grandeza del hombre inspirado por la fe divina. Al igual que Job, que se resistió contra la banalidad del camino fácil, también el discípulo de Jesús debe, según el P. Pavía, enfrentarse con valentía a todo aquello que intenta confundirlo, permaneciendo firme en sus convicciones y siendo fiel a la palabra de Dios.

lunes, 26 de junio de 2017

Los “Hooligans”

Esta historia que les voy a contar, a las puertas del verano, cuando muchos de ustedes preparan vacaciones, sigue siendo actualidad, aunque ocurrió hace ya algún tiempo. Sería una historia divertida, si no fuera tan triste y lamentable.

Tarde de fútbol. Roma hervía de “hooligans”. Un equipo extranjero visitaba la ciudad eterna. Un batallón de “teppisti” (gamberros) dejó la Plaza de España inundada de botes de cerveza, papeles grasientos y vomitonas a discreción. No había empezado el partido y muchos ya estaban borrachos. Los más atrevidos orinaron sobre la monumental barcaza, obra del inmortal Pietro Bernini. Algunos, armados de martillos, desmocharon y destrozaron a placer la genial obra de arte.

Anoten ustedes lo que dijo el jefe de estos energúmenos: “¿Y qué importa que hayamos hecho “pipí” sobre este monumento? Roma entera es un monumento”. Al energúmeno le salió la vena cursi, cuando le llevaban a la comisaría, y dijo así, “pipí”. Como le había enseñado su abuela siendo niño. Le salió a flote la inmadurez infantil. Pero ustedes anoten esto otro que también dijo: “¿Por qué se enfadan los romanos? Todavía les queda mucho arte. Si nos multan, nos meamos también en el Coliseo”. Es como decir: “A nosotros nos da igual una obra de arte más o menos”.

Roma, en el pasado, sufrió saqueos, terremotos e inundaciones. Roma afrontó bombardeos, violencias e incendios (algunos, peores que el de Nerón). En el año 1972, hubo un loco que, al grito de “soy Jesucristo” y armado con un martillo, mutiló en la basílica de San Pedro a la Piedad de Miguel Ángel.
Por si fuera poco, Roma sufre cada día la contaminación de un tráfico endiablado; pero ahí sigue su monumentalidad. Resiste el arte en sus calles, iglesias y museos, atestados de turistas. Decía Tagore que hay personas (y ciudades, añado yo) que ofrecen flores a cambio de insultos. Las flores de Roma son sus basílicas, sus plazas y sus fuentes.

Sin embargo, lo mejor de una ciudad, más allá de su monumentalidad, es su hospitalidad. Roma, Madrid, Palencia y otros muchos lugares son hospitalarios. Sólo por esto podemos seguir creyendo en las personas. ¡Cómo se agradece, cuando preparas tus vacaciones, saber que, vayas donde vayas, vas a ser bien acogido!

Dios que es gratuito, también es bello. Y Él nos da todo por nada. Más aún, nos sigue amando a pesar de las agresiones diarias que experimenta su santo Nombre (véanse yihadistas, caricaturistas y blasfemos de grueso calibre). ¡Pobre humanidad!

Pero, volviendo a la exhumada noticia de los hooligans, aterra lo que dijo el Jefe de la Policía romana: “Bastante hacemos con evitar las muertes humanas”. En España -recuerden- no se pudo evitar el que un grupo de exaltados arrojara al río Manzanares a otro exaltado, abandonándolo allí a su suerte. Y su suerte fue la muerte.

Es verdad: lo primero son las vidas humanas. Pero no nos contentemos solo con salvar vidas. Hagamos algo, también, por salvar el arte y todo lo bello, bueno y verdadero que aún nos queda en esta vieja y cansada Europa. Conservemos y mejoremos el patrimonio cultural que hemos heredado. De lo contrario, volverán los vándalos. Ya están ahí.

No es noticia que la policía, cada vez que hay competiciones futboleras de “alto riesgo” confisquen a centenares de descerebrados toda clase de cachiporras, cuchillos y armamentos. No son los “ragazzi di vita” de las películas de Pasolini. No lo son. Son los “tifosi”, los “hooligans”, los gamberros de turno. Bien alimentados y hasta con dinero para viajar. Pero no tomen esta historia como mera anécdota. Es el síntoma pestilente de que algo se ha podrido en nuestro mundo. Como decía el dramaturgo inglés: “Algo huele a podrido en Dinamarca”.

Eduardo de la Hera

domingo, 25 de junio de 2017

25 de junio de 2017 XII Domingo del Tiempo Ordinario

  • Jer 20, 10-13 Libera la vida del pobre de las manos de gente perversa 
  • Sal 68 Señor, que me escuche tu gran bondad 
  • Rom 5, 12-15 No hay proporción entre el delito y el don 
  • Mt 10, 26-33 No tengáis miedo a los que matan el cuerpo.

Las dificultades y persecuciones a causa de la fe han ocurrido siempre. Y ante ellas sentimos la tentación de dejarnos llevar por el miedo e ir ocultando nuestra condición de creyentes, inhibiéndonos del testimonio que debemos dar. «No tengáis miedo a los que matan el cuerpo», nos dice Jesús en el Evangelio de hoy; y nos promete que Él se pondrá de nuestra parte ante el Padre del cielo, si nosotros nos ponemos de su parte ante los hombres. Ante los que nos desprecien por la fe tenemos que darnos cuenta de que el Señor está con nosotros y encomendar al Señor nuestra causa (1 Lect), ya que «el Señor escucha a sus pobres, no desprecia a sus cautivos» (Sal).

sábado, 24 de junio de 2017

¿Ser cristiano es un asunto privado?

¿Ser cristiano es un asunto privado?
[DOCAT 305] Nadie puede ser cristiano solo para beneficiarse personalmente de ello. Acercarse a Jesús, buscar su amistad y seguirlo significa también declararse públicamente a Él y atender a su llamada y a su misión para nosotros: «Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de la casa» (Mt 5, 14-15). Todos nosotros, que fuimos bautizados y confirmados, y aun sin ser llamados a ello como sacerdotes, diáconos, catequistas o profesores de religión somos mensajeros y testigos del Evangelio. Jesús nos dice: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación» (Mc 16, 15); «Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19). Y para que la proclamación del Reino de Dios (y no de nosotros mismo) sea hecha con palabras y obras, Dios nos da los siete dones del Espíritu Santo.
En el Compendio de la Doctrina
Social de la Iglesia: [71]

Sacerdotes Jóvenes

Las delegaciones diocesanas para el Clero de las Diócesis de la Iglesia de Castilla coordinan el IV Encuentro de sacerdotes jóvenes que se celebrará del 25 al 27 de junio, en la Casa de los Misioneros del Verbo Divino de Dueñas. El tema sobre el que versará el Encuentro es: “Ser sacerdotes en el mundo sin ser del mundo. La secularidad del presbítero diocesano”. El encargado de animar e iluminar la reflexión será Mons. Juan María Uriarte, Obispo Emérito de San Sebastián, gran conocedor de los sacerdotes y de la espiritualidad sacerdotal. Nuestro Obispo presidirá la Eucaristía el día 27.

viernes, 23 de junio de 2017

El viaje de tres pueblos

El 11 de junio se celebró un encuentro en el que la palabra ”Comunidad” es la protagonista. Desde hace tres años, los vecinos de Cobos de Cerrato, Antigüedad y Espinosa de Cerrato celebran una vez al año, un día de encuentro y convivencia, para hacer comunidad y compartir la Fe. 

Este año, Espinosa de Cerrato fue la anfitriona... y allí celebraron la Eucaristía los vecinos de las tres localidades. En la celebración estuvieron acompañados por las imágenes de la Virgen María en sus distintas advocaciones. Y en la ofrendas, mostraron “una maleta repleta de buenos valores”: el vino y el queso que se comparten, hilos para coser y remendar relaciones, crema para suavizar asperezas, esponjas para empaparnos de todo lo bueno, el rosario para rezar a la virgen de Garón, Ríofranco y El Saúco... Felicidades a su párroco por la iniciativa y a todos los feligreses que se esfuerzan y empeñan en hacer comunidad.


jueves, 22 de junio de 2017

Nace Justicia y Paz en Palencia

Hace escasos días se constituía formalmente, con la aprobación de sus Estatutos por parte de nuestro Obispo, el grupo de Justicia y Paz en nuestra Diócesis. En Iglesia en Palencia, hablamos con uno de sus miembros, el diácono permanente Ton Broekman.

¿Cómo surge la idea de crear el grupo de Justicia y Paz en Palencia?
Comenzó hace un par de años cuando erigíamos un pequeño grupo de reflexión (como área dentro de la Delegación de Pastoral Social) sobre los derechos humanos acerca de lo que piensa la Iglesia Católica en su magisterio sobre tantos temas fundamentales y cruciales de la actualidad que especialmente interpelan a la vida de la comunidad cristiana.

Poco a poco, y después de varios contactos con Justicia y Paz de España, llegábamos a la convicción de que sería bueno formar parte de esta organización de la Iglesia y sentir su respaldo.


¿Qué misión tiene Justicia y Paz?
Podemos decir que Justicia y Paz no tiene otra misión que mantener los ojos abiertos de la Iglesia, el corazón sensible y la mano pronta para la obra de la caridad que está llamada a realizar con el mundo “con el objetivo de promover el progreso de los pueblos más pobres y favorecer la justicia social entre las naciones” (Gaudium et Spes, 90).

Esta misión se encomienda a la Iglesia Católica por el Papa Pablo VI en el año 1967, para estimular a la comunidad cristiana en la realización de una acción conjunta con todas las personas de buena voluntad y en colaboración con otras organizaciones eclesiales y no eclesiales que aspiran al mismo objetivo de establecer paz y justicia social en nuestro mundo. Importante nos parece la visión que subyace a esta misión, es decir JyP tiene una visión cristiana del desarrollo que no se reduce al simple crecimiento económico sino que consiste en la defensa y promoción de los derechos de los pueblos y de todas las personas en el empeño de que estos derechos no sean solamente reconocidos sino que puedan ser ejercidos y respetados. 

¿Qué proyectos y acciones tenéis previstas?
En los Estatutos de la Comisión están contemplados los fines en general, entre ellos por ejemplo: estudiar y ayudar a difundir la Doctrina Social de la Iglesia, promover aquellas acciones de carácter eclesial en favor de la justicia, la paz y los derechos humanos que hagan efectiva la contribución de la Iglesia en estos campos, celebrar la fe a través de encuentros de oración personal y comunitaria, celebraciones, retiros espirituales... También promover e impulsar la formación cristiana en todos sus ámbitos, lo que implica contribuir a la profundización y estudio del Catecismo de la Iglesia Católica, la Doctrina Social de la Iglesia, y los documentos del Magisterio de la Iglesia.

En este momento estamos programando lo que nos proponemos llevar a cabo en el próximo año pastoral 2017-18. Hay unos temas y proyectos muy concretos a los que queremos prestar especial atención: el tráfico de armas, la educación para la paz, la educación para el desarrollo integral, los derechos humanos (a nivel económico, social, cultural etc), el respeto para todo lo que vive y quiere vivir (ecología integral), el justo reparto del trabajo y de la riqueza, la xenofobia y el racismo, la inmigración y la tolerancia, la dignidad de la persona en la sociedad actual (por ejemplo temas alrededor del abuso sexual, la violencia doméstica), y la corrupción.

¿Por qué es importante contar con un grupo de Justicia y Paz en nuestra diócesis?
A nuestro juicio es sumamente importante en este momento que vivimos, desarrollar de nuevo una resistencia en la comunidad cristiana en contra de tantas miserias humanas e injusticias de cualquier tipo, y así contribuir rompiendo un poquito la “paralización” y el cansancio que se percibe en muchos cristianos.

Creemos por este motivo que es imprescindible una nueva profundización en la fe, tener mucho más claro la esencia de esta fe, su belleza, pero también sus exigencias éticas y sociales. No podemos vivir de las rentas o concentrarnos solamente en algunos aspectos de la fe por muy importantes que sean y dejar de lado otros aspectos que implican nuestra responsabilidad de vivir más en coherencia con el mensaje evangélico.

Se puede decir que necesitamos a cristianos/as activos y comprometidos en nuestra sociedad, cada vez más caracterizada por su falta de fe, por una indiferencia moral alarmante, e incluso una cierta agresividad hacia la fe cristiana.

Aquellas personas que estén interesadas en formar parte de vuestro grupo de Justicia y Paz en Palencia, ¿cómo pueden ponerse en contacto con vosotros?
 
Se pueden poner en contacto con nosotros a través del teléfono 627 317 250 o pedir información en el Obispado (Vicario de Pastoral). Necesitamos cristianos con interés en los temas de Justicia y Paz y Derechos Humanos y que se sienten llamados a hacer algo más dentro de la comunidad cristiana.
 
Natalia Aguado León

miércoles, 21 de junio de 2017

San Luis Gonzaga. Su fiesta se celebra el 21 de junio

Óleo sobre lienzo. Segunda mitad S. XVII. Atribuido a Diego Díez Ferreras. Clausura del convento de Santa Brígida (Paredes de Nava).
Nace el 9 de marzo de 1568 en Castiglione delle Stivere (Italia), en una muy noble familia. Su padre estaba al servicio de Felipe II, y su madre era dama de la reina. Como heredero del marquesado de su padre, se educó entre la milicia. Con motivo de la peste que asoló Italia en 1573 su padre lo llevó junto a su hermano Rodolfo a Florencia, con Francisco de Médicis. De allí pasó  a Monferrato, en donde su padre fue nombrado gobernador. Más tarde vivió en Madrid como paje del príncipe don Diego, heredero de Felipe II. Su padre quería, por ser el primogénito, que heredase el marquesado, pero Luis renunció en su hermano Rodolfo, e ingresó en la recién fundada Compañía de Jesús. Tras estudiar en Roma, recibió las órdenes menores en 1587. En 1589 su director espiritual, San Roberto Belarmino, le comunicó la orden de ir a Castiglione a poner paz entre su hermano y el duque de Mantua, en disputas por el castillo de Solferino. Lo consiguió y además intercedió para que Rodolfo se casase con una mujer plebeya, a la que amaba. Tras su éxito, su fama comenzó a crecer. Entre 1560 y 1593 la peste volvió asolar Romar, y atendió con valor a los apestados, donde finalmente contrajo la enfermedad. Murió el 21 de junio de 1591 a los 23 años.

Beatificado por Paulo V en 1605 y canonizado por Benedicto XIII en 1726. Es patrón de la juventud cristiana y de los estudiantes jesuitas. Recientemente es reconocido como el santo defensor de los enfermos de SIDA y otras enfermedades contagiosas.

Se le representa muy joven, vestido de novicio jesuita, con azucenas y un crucifijo en sus manos, un roquete blanco, y a veces con una calavera y una corona.

En colegios y parroquias ligados a los Jesuitas es frecuente encontrarle. En la Diócesis destacan las de Piña, Villada, la Virgen de la Calle (Palencia), las MM. Brígidas (Paredes de Nava), Santa María (Becerril), Guaza de Campos, Pedraza, Torremormojón, San Zoilo y Santa María de Carrión de los Condes. Es patrón de Villada.

Texto: José Luis Calvo
Fotografái: Antonio Rubio

Oración

Señor Dios, Tu que has
querido juntar en San Luis
Gonzaga una admirable inocencia de vida y un austero espíritu de penitencia; concédenos por su intercesión, que si no hemos sabido imitarle en su vida inocente, sigamos fielmente sus ejemplos de penitencia y caridad.

San Antonio en Palencia y Guardo

Con motivo de las Fiesta de San Antonio, el pasado 13 de junio, nuestro Obispo se ha acercado a dos de las parroquias de nuestra Diócesis -la Parroquia de San Antonio en Palencia, y a localidad de Guardo de donde es patrón- para presidir la Eucaristía y participar en la procesión en honor al santo.


martes, 20 de junio de 2017

700

«No amemos de palabra sino con obras». Este es el lema de la Jornada Mundial de los Pobres. Una iniciativa que el mismo Papa Francisco instituyó al concluir el Jubileo de la Misericordia, y que celebraremos por primera vez el próximo 19 de noviembre, domingo que precede la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo.

En su Mensaje para esta Jornada, que se hizo público el pasado 13 de junio, el Papa nos invita a toda la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad «a mantener, en esta jornada, la mirada fija en quienes tienden sus manos clamando ayuda y pidiendo nuestra solidaridad. Son nuestros hermanos y hermanas, creados y amados por el Padre celestial». Una Jornada que busca «estimular a los creyentes para que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro».

El Papa tiene razón... tenemos que reaccionar. Tenemos que hacer frente a la cultura del descarte con la cultura del encuentro. Y, por eso añade que esto nos atañe «a todos, independientemente de su confesión religiosa, para que se dispongan a compartir con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo concreto de fraternidad. Dios creó el cielo y la tierra para todos; son los hombres, por desgracia, quienes han levantado fronteras, muros y vallas, traicionando el don original destinado a la humanidad sin exclusión alguna».

No amar solo de palabra, sino con obras. En un plazo corto de dos días... hemos descubierto que, al menos hay 700 palentinos... que ya están en las claves que nos marca el Papa. Amar con obras. Los 700 hermanos nuestros que son voluntarios en MANOS UNIDAS o en CÁRITAS. Que en el día a día se dejan parte de su tiempo, talentos, dineros... de manera gratuita y desde su ser cristiano... por los más pobres. De aquí y de allí. Casi siempre de manera anónima y de una manera absolutamente desinteresada. Una cifra que seguro que se hace muy grande... si añadimos a todos los hombres y mujeres comprometidos en otros lugares.

A todos ellos y ellas gracias por vuestro compromiso y testimonios de fe y humanidad.

Domingo Pérez

Villaumbrales celebra a San Gregorio

Desde muy antigua veneramos a nuestro Santo Patrono San Gregorio Ostiense, Obispo de Ostia (Italia) y también Cardenal, este gozaba de gran fama de Santidad y por entonces España estaba atravesando una situación un tanto complicada por las luchas territoriales, sobre todo en la zona norte. A su vez, por los problemas relacionados con el campo invadido por diversas plagas ponían en riesgo las cosechas (Este año lamentamos situaciones parecidas a causa de la pertinaz sequía).

Benedicto IX en 1039 haciéndose cargo de dicha situación le envía a España y nos visita sobre todo en Logroño y Navarra. Éxito debió tener para nombrarle patrono de nuestros pueblos. Murió este Santo Obispo el 9 de mayo de 1044 al llegar a Logroño, sus restos se guardan en un arca cubierta de plata que mandó hacer en 1601 el Obispo Mateo de Burgos. La mayor reliquia es su cráneo que se encuentra en la basílica del monte de Sorlada, conocido como alto de Peñalba, su iglesia se construyó en el siglo XIII al descubrirse el sepulcro y fue elevada a basílica a finales del siglo XVIII. En el año 2008 tuvimos la suerte de visitarlo varios vecinos junto con los cofrades (emociona ver cómo vivían nuestros Santos).

En procesión bajamos al Santo de su ermita, cantando las letanías, le hacemos la novena, el día 8 de mayo las vísperas y el 9 la Misa Solemne con la procesión acompañados por las autoridades y todo ello amenizado por la música.

Por no poder atender el valioso párroco D. Jesús Manuel por sus compromisos profesionales, tuvimos la suerte de tener un celebrante excepcional, el Señor Obispo D. Manuel, que dado su carácter y su gracejo, nos adoctrinó con su homilía profunda, dando valor a los principios que forman parte de nosotros mismos: la “paz para nosotros y con todos”, el “perdón generoso, que a veces se crispa por cuestiones triviales” y la “comprensión y sobre todo el amor para con quién más lo necesita”.

Con nostalgia recodamos nuestras antiguas costumbres: se aderezaban las casas, la indumentaria y se hacían rosquillas, magdalenas y pelusas para toda la fiesta. ¡Sabor a lo nuestro!

Este pueblo se distinguió siempre por la acogida cariñosa a los que de fuera nos visitaban.

Tenemos que resaltar la atención de nuestro organista, que nos eleva con las notas del órgano, y el coro parroquial con sus canciones litúrgicas. Sin dejar de lado la labor del consejo de pastoral que está atento en todo momento, tan acertadamente con su presidenta a la cabeza, María José, para llevar con éxito labor tan complicada en estos tiempos. Las amas de casa programan concursos y juegos tanto para mayores como para los más pequeños que se divierten de lo lindo.

Que san Gregorio interceda una vez más por España que amenaza con hacerse pedazos, nos llene de esperanza pues tenemos nuestra vida cimentada en la roca firme de la Fe en Jesús resucitado y con el pensamiento de Santa Teresa de Jesús: ¡Quién a Dios tiene, nada le falta! La religión y la fe no atan, sino que vinculan, unen y nos ayudan a vivir.

Doña J. Serrano

Arciprestazgo del Camino

El 11 de junio, la Ermita de Nuestra Señora del Otero (Frómista), acogió el Encuentro Eclesial del Arciprestazgo del Camino de Santiago. Un gozoso momento de reunión, convivencia y oración de las Comunidades Parroquiales de la zona.


Nuestra Señora de los Ángeles

El 11 de junio, nuestro Obispo bendijo la imagen de Nuestra Señóra de los Ángeles. Una Dolorosa de vestir realizada por el artista sevillano D. Esteban Sánchez Rosado para la Hermandad Franciscana de la Santísima Virgen de la Piedad.

Corpus Christi

Toda la Diócesis brilló el pasado domingo 18 de junio con la Festividad del Corpus Christi. La Fiesta en la que adoramos la presencia real de Jesucristo muerto y resucitado por nuestra salvación bajo las especies sacramentales del pan y del vino consagrados. Una Fiesta que nos llama a crecer como comunidad de hermanos y a participar en la Eucaristía, sacramento de comunión con Dios y con nuestros semejantes. Cuantos comemos de un mismo pan no sólo somos invitados a formar un solo cuerpo, sino a crecer en la espiritualidad de comunión que dé sentido y anime nuestro compromiso social en favor de los que sufren.


Vigilia Nacional de Adoración Nocturna

El 11 de junio se celebró en la Catedral de Palencia la Vigilia Nacional de Adoración Nocturna que sirvió también de Acción de Gracias por la Canonización de San Manuel González. La celebración estuvo presidida por nuestro Obispo.


lunes, 19 de junio de 2017

Primera reunión del Consejo de Pastoral

El sabado 10 de junio tuvo lugar, en el Obispado de Palencia, la sesión constitutiva del Consejo Pastoral Diocesano, un importante órgano en el que están representados laicos, religiosos y sacerdotes de la Diócesis. 

También quedó constituida la Comisión Permanente del Consejo, que ha quedado formada por el Sr. Obispo, el Vicario General, el Vicario de Pastoral y por las siguientes personas: María Belén Roman (Secretaria de la Comisión Permanente), Eva María Vián, Lucio López, Alex Martínez y Vicen del Fraile.

Gracias a todos los que colaboráis con Manos Unidas

El Cine-Cooperativa San Millán de la localidad de Baltanás acogió el pasado 14 de junio, la Asamblea de Manos Unidas en Palencia, en la que participaron los grupos de los distintos pueblos.

Tras la oración con la que comenzó la Asamblea -dirigida por el consiliario Antonio García- tomaron la palabra Mª José de la Fuente, alcaldesa de Baltanás, y Mª Jesús Longué, presidenta de Manos Unidas en Baltanás, que dieron la bienvenida a los participantes, y agradecieron la labor que Manos Unidas realiza en nuestras tierras pensando en los que peor lo pasan en otros lugares del mundo. Fue un momento para agradecer el compromiso y el esfuerzo que llevan a cabo los más de 278 voluntarios.

Posteriormente, intervino la Delegada de Manos Unidas, Mª Jesús Feijoo, que hizo un repaso de la actividad de Manos Unidas a lo largo de toda la Diócesis, y comunicó lo vivido en la última asamblea de delegadas en Madrid. Asimismo, participaron en la Asamblea el Vicario de Pastoral, Miguel Pérez y Carmen Sebastián de Servicios Centrales de Manos Unidas.

Durante este encuentro en Baltanás también se presentaron los datos económicos de Manos Unidas en Palencia en el año 2016. En este sentido cabe destacar que el año pasado, con las distintas actividades de Manos Unidas y la aportación de socios y donantes se recaudó 328.368 €.

Hubo también tiempo para compartir iniciativas promovidas por los grupos de los distintos pueblos y las informaciones sobre los proyectos que se están llevando a cabo en este curso 2016-2017.

Con la Eucaristía en la ermita de Ntra. Sra. de Revilla, la comida de fraternidad en la Posada del Cerrato y visitas guiadas a lo más representativo de Baltanás concluyó la Asamblea.

Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

El pasado 8 de junio celebramos la festividad de JesuCristo Sumo y Eterno Sacerdote. Las religiosas Auxiliares Parroquiales celebraron esta festividad con una Eucaristía, presidida por nuestro Obispo D. Manuel y concelebrada por numerosos sacerdotes de la Diócesis.

Ama y vive la justicia “Deja tu huella. Llamados a ser comunidad”

Desde el encargo recibido por el Señor, a través de la Iglesia, de sembrarnos para que el Reino de Dios, “pequeño como un grano de mostaza” vaya creciendo y construyendo espacios de amor, justicia y fraternidad, que transformen y alimenten la esperanza de las personas en situaciones difíciles, Cáritas, intenta tejer red, hacer comunidad, sumar trabajo, sueños, hacernos común-unión para que aquellos hermanos nuestros a los que la vida les es difícil encuentren siempre una puerta abierta a la acogida, una luz encendida de calor y empuje hacia adelante y una mesa puesta para que puedan mantener viva la esperanza de que mañana la vida será un poco mejor.

Durante estos días hemos presentado la Memoria de lo que Cáritas Diocesana hace, como lo hace y a quienes va dirigido nuestro mejor esfuerzo.

Las cifras que aportamos son importantes porque no somos otra cosa que encargados vuestros para cumplir vuestros deseos y tenemos que ser fieles y dar cuentas de ello.

Nuestras cifras más valiosas son las personas que han confiado en nosotros y juntos hemos creado nuevas oportunidades y esperanzas. El ayudar a los demás, en nombre de la Iglesia, es nuestra identidad.

Una vez más quiero dar las gracias de corazón a todos aquellos que hacéis posible el “milagro de la caridad”:

  • A los voluntarios que son el alma de Cáritas, sobre todo de las Cáritas Parroquiales, que dedican su tiempo y su vida a acoger y dar esperanza.

  • A los técnicos y trabajadores que con su saber y buen hacer hacen posible que nuestro trabajo sea de calidad y acertemos en las preguntas y en las respuestas.

  • A tantos socios y donantes que sin sus aportaciones económicas no podríamos llevar adelante los programas.

  • A las administraciones públicas y privadas que confían y colaboran en nuestro trabajo.

  • Al equipo directivo que lleva el quehacer de cada día.

  • A los participantes por su esfuerzo en salir adelante

  • A la Iglesia que peregrina en Palencia que ha confiado en nosotros para atender a los pobres.

Gracia y paz en el Señor.

Juan José Martínez
Director-Delegado
de Cáritas Diocesana

Merece la Pena Ser Solidario

«Merece la pena ser solidario y mirar por y hacia los demás, porque aunque la situación de crisis parece que remonta, hay personas que siguen sufriéndola». Este fue uno de los mensaje que Juan José Martínez (Director de Cáritas Diocesana) lanzó a los periodistas palentinos, el pasado 14 junio, en la presentación de la Memoria 2016 de Cáritas en Palencia.

Esta Memoria es un exhaustivo documento en el que se recoge toda la labor de Cáritas. Una labor que no tiene otro objetivo que servir. Cáritas es enviada por la Iglesia para actuar en su nombre como testigos del amor preferencial del Señor por los más débiles, y sabiendo que no somos nosotros sino Él el que actúa... instrumentos en manos del Señor para servir.

A lo largo de 111 páginas Cáritas Palencia hace un ejercicio de transparencia para hacer llegar a la Iglesia y a la sociedad su labor.

Un trabajo que se desarrolla en Cáritas Diocesana, y en las Cáritas Parroquiales, de la capital (El Salvador, María Reina Inmaculada, Nuestra Señora de Allende el Río, Nuestra Señora de la Calle, Nuestra Señora del Carmen, San Antonio, San Ignacio y Santa Inés, San José Obrero, San Lázaro, San Marco, San Miguel, San Telmo, Santa María Estela, Santa Marina) y en el resto de la Diócesis (Aguilar de Campoo, Calabazanos, Carrión de los Condes, Cervera de Pisuerga, Dueñas, Grijota, Guardo, Herrera de Pisuerga, Saldaña, Velilla del Río Carrión, y Venta de Baños).

Y un trabajo que se complementa con los distintos programas y proyectos: Servicio de Ropero, Centro Logístico, Programa Regional de Empleo (Palencia), Proyecto de Intervención Familiar, Proyecto Aula de Alfabetización, Centro de Nuestra Señora del Otero de acogida a Personas sin Hogar, Programa de Infancia y Adolescencia - Centro de Día “El Castillo” (Guardo), Programa de Infancia y Adolescencia - Centro San Marco (Palencia) y Cooperación Internacional... cuenta con el apoyo de los programas de Voluntariado y Formación, Socios y Donantes y Campañas.

Trabajos, iniciativas, proyectos, gestos... todos ellos necesarios, porque como también señalaba Juan José Martínez, «hay que seguir apoyando, hay personas que son frágiles, hay que estar y trabajar con ellas». Y Cáritas tiene como objetivo   «respetar a la persona y atenderla en su integridad, nos dedicamos al cuidado integral de la persona», añadió.

ACOGIDA

La acogida es inherente al Ser y Hacer de Cáritas y es el eje de cualquiera de sus actuaciones. Es la puerta de entrada más importante que Cáritas tiene para todas las personas que hasta ella se acercan. 

Tiene como objetivo “acoger y ofrecer un espacio de escucha y orientación a las personas y familias que acuden a Cáritas”. Es el principal momento para “testimoniar el amor preferencial de nuestro Señor Jesucristo por los más débiles, realizado por los voluntarios junto a los sacerdotes”.

Por tanto, es la Parroquia el lugar de referencia que Cáritas ofrece y donde se concreta el envío hecho por la Iglesia Diocesana para servir: “acogiendo a las personas necesitadas y a sus familias”, “anunciando el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo”, “informando y derivando a recursos específicos” y “colaborando en cubrir las necesidades básicas y de acompañamiento mediante ayudas, en coordinación con la Administración, allí donde ésta no llega”.

En la acogida y la escucha es donde se detectan las carencias reales y necesidades más importantes, y desde ahí se puede dar una respuesta, haciéndoles parte en la resolución de sus problemas individuales o colectivos, y elaborando con ellos un plan de actuación concreto.

Durante el año 2016, en los programas de Acogida se atendió a 1.685 personas que forman 430 familias (1.517 personas), y a 168 personas atendidas de forma individual por estar solas o no tener vínculo familiar declarado en la intervención. Unas cifras que si se amplían a todos los programas en marcha... llevarían hasta las 4.000 personas los atendidos en Cáritas Palencia en 2016.

Para todo ello, Cáritas ha contado con un presupuesto de 1.078.005,15 €. Y con la colaboración y compromiso, sin los cuales nada de todo esto sería posible, de los más de 500 donantes y del alma de Cáritas... sus casi 400 voluntarios, y 315 socios.

Cáritas nos llama a “dejar huella”. Estamos “llamados a ser Comunidad.

Para descargar la Memoria 2016 de Cáritas Palencia: http://caritaspalencia.blogspot.com.es en el enlace: http://bit.ly/2snG7tg

Tambien pueden solicitarla enviando un correo electrónico a medios@diocesispalencia.org

domingo, 18 de junio de 2017

Llamados a ser Comunidad

“Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”. Esto se decía antes cuando esos días eran festivos también civilmente, pero las cosas han cambiado.

Lo que no ha cambiado ni puede cambiar es el hecho de celebrar al Señor Jesús que el Jueves Santo, antes de ser entregado y padecer, se sentó a la mesa, y entregó su Cuerpo en el pan y su Sangre que iba a ser derramada en la cruz como señal de la Alianza nueva para el perdón de los pecados en el vino, lavó los pies a sus discípulos, en la sobremesa les habló al corazón con palabras eternas, oró al Padre como Hijo y Hermano, prometió el Espíritu de la Verdad y les dio en mandamiento nuevo de amaos como Yo os he amado.

Lo que no ha cambiado ni puede cambiar es que los cristianos comamos y bebamos en la mesa del Señor con acción de gracias y bendición para asimilar y ser lo que recibimos haciéndose vida de nuestra vida, estilo personal y colectivo. Y pasearemos el día del Corpus al Señor por nuestros pueblos y ciudades, movidos por la fe, para llevar a todos la buena noticia de que sólo en Él, con Él, por Él, tras Él, no contra Él, la sociedad tendrá sabor de casa familiar, con olor y sabor de pan partido y compartido y alegría de fiesta fraterna y eterna.

Lo que no puede cambiarse ni podemos ni debemos olvidar que sólo este camino, el de derramar la sangre y entregar la vida por amor es la clave para cambiar el mundo, para ascender con Cristo a la gloria, para un auténtico progreso que nos impulse hasta el cielo, realizando así el sueño de Adán y Eva, ser como Dios; nuestros padres quisieron alcanzarlo por el camino de la soberbia, la negación de Dios, la autosuficiencia, cuando el único camino para la Vedad y la Vida sino el camino de Jesús, es seguirle a Él, ser auténticos discípulos misioneros.

Acabamos de celebrar el día del Corpus Christi, del Cuerpo y de la Sangre del Señor, nos recuerda, convoca y provoca a ser y hacer Comunidad. El lema lo dice bien claro: “LLAMADOS A SER COMUNIDAD”. Así lo somos porque Dios que es amor y fuente de vida por amor, así nos ha creado: «hombre y mujer los creó... No está bien que el hombre esté sólo... creced y multiplicaos». El gran pecado de Caín no es sólo matar a Abel, sino el no reconocer a Abel como hermano. El romper con Dios, el odio, la envidia, el desamor lleva a no entendernos, destruirnos, hacer del mundo una Babilonia. Pero Dios no desiste de su plan: hacer la nueva Jerusalén, ciudad de paz, la Esposa de su Hijo. Tendió su mano y prometió la victoria allí mismo donde se manifestó la derrota; en Abrahán, el amigo de Dios, comenzó la promesa de bendición que se realizó en el fruto bendito de las entrañas de la nueva Eva, María, que lleva por nombre Jesús, Dios salva.

Todo el empeño de Jesús podría resumirse en reunir a los hijos dispersos, los hijos de Padre que se alejaron de la casa familiar en busca de aventuras desdichadas, para hacer fiesta, la fiesta de la reconciliación, de la diversidad reconciliada. Por esto y para esto nació Jesús, vivió, compartió la vida, curó, alimentó, predicó; fue incomprendido y por eso murió por amor entregándose todo en la cruz para, con los brazos abiertos y llenos de sangre, abrazar a todos, perdonar a todos, resucitar a todos e invitarnos a vivir como hijo y hermanos, y, movidos por el amor que ha derramado en nuestros corazones por su Espíritu, poder decir a Dios: ¡Papá! 

Esto es lo que vivieron los primeros cristianos, con sus fallos, hasta poder decir de ellos que el grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: perseveran en las enseñanzas de Jesús, trasmitidas por los apóstoles, en la comunión fraterna, en el partir el Pan del Señor -la Eucaristía- y en las oraciones, nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo que poseían todo en común... entre ellos no había necesitados. Y salían de sus lugares de reunión dando testimonio con la palabra y la vida con mucho valor y se les miraba a todos con agrado (cfr. Hech 2, 42-47; 4, 32-35).

Esto es lo que nosotros tenemos que vivir en cada parroquia, en cada pueblo, en cada ciudad, en cada continente, en el mundo entero. Esto es lo que es y debe ser las parroquias, las unidades parroquiales, las Iglesia particulares: comunidades para hacer comunidad universal. Esto es lo nos pide la Iglesia de Palencia a través de Cáritas: abramos la mente, el corazón y las manos, cuanto somos y tenemos, también los bienes materiales, para hacer comunidad, unidad común, familia de hermanos. También nos recuerda la iglesia que esto es responsabilidad de todos, tarea común. Así nuestros días y nuestras vidas relucirán más que el sol.

Agradezco a todos los que trabajan y colaboran en Cáritas y con Cáritas su labor desinteresada y sacrificada e invito a todos a colaborar generosamente con Cáritas.

+Manuel Herrero fernández, O.S.A
Obispo de Palencia

jueves, 15 de junio de 2017

Cauces para vivir la Comunión con los que sufren

Con la mirada puesta en nuestra realidad eclesial y social, los Obispos nos señalan algunas de las implicaciones que demanda de todos nosotros una verdadera espiritualidad de comunión con los que sufren:

[1] Comunión y dignidad humana: La espiritualidad de comunión nos exige descubrir nuestra identidad y nuestra dignidad personal. Esta dignidad no se sustenta en factores económicos, en razones étnicas, en cuotas de poder ni en fluctuantes acuerdos humanos. Su fundamento radica en el misterio de la Trinidad que nos habita y nos constituye como imagen suya. Somos seres nacidos de la comunión y hechos para la comunión. Cuando eso falla, y este es uno de los vacíos de la cultura actual, la cuestión social se convierte en una cuestión antropológica y el mayor problema no está sólo en la pobreza, sino en la pérdida de la dignidad humana que se esconde detrás de la pobreza y que afecta a quienes la sufren y a quienes la generan.

[2] Comunión y cuidado de la casa común: La espiritualidad de comunión nos sensibiliza sobre la importancia de sentirnos solidarios con la realidad global de nuestro mundo, sabiendo que el cuidado de nuestra vida, de las relaciones con la naturaleza y de la casa común es inseparable de la justicia, la fraternidad y la fidelidad a los demás. En consecuencia, nos empuja a tener un corazón abierto y universal para acoger a todos -especialmente a los excluidos, los descartados, los migrantes, los refugiados- y para integrarlos en nuestra comunidad haciéndolos partícipes de ella con todos sus derechos y con todas sus potencialidades.

[3] Comunión y desarrollo humano integral: La espiritualidad de comunión nos lleva a vivir el servicio de la caridad como un servicio al desarrollo humano integral. No estamos en el mundo sólo para dar pan o para promover un simple desarrollo económico. Como Jesús en el desierto, hemos de tener siempre presente que “no sólo de pan vive el hombre” (Cfr Mt 4,4). Además de pan, necesitamos “Palabra”, relación, comunicación, comunión y sentido. Necesitamos a Dios y nos necesitamos unos a otros. Por eso, decimos que estamos al servicio del desarrollo humano integral, para “promover a todos los hombres y a todo el hombre”, como formuló el beato Pablo VI (PP n.14). Precisamos un desarrollo que integre a todos los pueblos de la tierra, que integre la dimensión individual y comunitaria, la dimensión corporal y espiritual del ser humano, sin absolutizar al individuo ni masificarlo, sin reducir el desarrollo al crecimiento económico y sin excluir a Dios de la vida del hombre.

[4] Comunión y compromiso transformador:  La comunión con los que sufren a causa de la marginación y la exclusión nos mueve a reaccionar ante las injusticias sabiendo que no es suficiente atender a las víctimas. Es necesario incidir en el cambio de las reglas de juego del sistema económico-social. Como dice el papa Francisco, “imitar al buen samaritano no es suficiente [...], es necesario actuar antes de que el hombre se encuentre con los ladrones, combatiendo las estructuras de pecado que producen ladrones y víctimas”. Y para esto no basta transformar las estructuras. Necesitamos dejarnos afectar por los pobres y desde ellos transformar también nuestros criterios y actitudes, nuestro modo de pensar y de vivir.

[5] Comunión y economía solidaria:  Nos preocupa la sociedad centrada en el dios dinero y sentimos la necesidad de seguir abriendo caminos a otra economía al servicio de la persona que promueva al mismo tiempo la inclusión social de los pobres y la consolidación de un trabajo decente como expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer. Nuestras Cáritas tienen ya un fecundo recorrido en este campo. Con ellas, “creemos que es un momento propicio para revisar este camino y dejarnos confrontar e iluminar por la fe y la doctrina social de la Iglesia de modo que, en la medida de nuestras posibilidades, respondamos a la economía que mata promoviendo otra que da vida”. Como hemos manifestado en otras ocasiones, “la reducción de las desigualdades [...] no puede dejarse en manos de las fuerzas ciegas del mercado. Es necesario dar paso a una economía de comunión, a experiencias de economía social que favorezcan el acceso a los bienes y a un reparto más justo de los recursos”.

[6] Comunión y espiritualidad de ojos abiertos: Por último, la comunión con el Espíritu que movió a Jesús a hacer de su vida una vida para los demás y una buena noticia para los pobres. Hoy hemos de ser conscientes de que no toda espiritualidad sirve para el compromiso caritativo y social. Lo ha dicho Francisco: “No sirven ni las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y praxis sociales o pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón”. Lo hemos repetido nosotros en La Iglesia, servidora de los pobres (nn. 37-38). Nuestra mística ha de ser una mística de ojos abiertos a Dios y a los hermanos, no una mística sin nombre y sin rostro, como algunas de moda. Una mística buscadora de rostros, al estilo de Jesús, que se adelanta a ver el rostro de los oprimidos, sale al encuentro de los que sufren y es buena noticia para los pobres (Cfr Lc 4,16-19).

Paellada Solidaria a favor de la Villa San José

La Villa San José nos invita un año más a la “Paellada Solidaria Memorial Padre Mario” que cumple su XXII Edición. La cita será el domingo 18 de Junio en el Centro Ocupacional (Camino de la Miranda s/n) a partir de las 2 de la tarde.

La mayor parte de lo recaudado se destinará la recaudación a colaborar en la reforma del edifico principal del Servicio Ocupacional. Una obra con la que se contribuye a mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual que acuden al Centro cada día.

martes, 13 de junio de 2017

Llamados a Ser Comunidad

El próximo 18 de junio celebramos la festividad del Corpus Christi, el Día de la Caridad. Y “Llamados a ser comunidad” es el Mensaje que, para esta Jornada, nos quieren hacer llegar los Obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Nos recuerdan que «en la fiesta del Corpus Christi, los cristianos adoramos la presencia real de Jesucristo muerto y resucitado por nuestra salvación bajo las especies sacramentales del pan y del vino consagrados» y que «en este día acogemos la invitación de Cáritas a crecer como comunidad de hermanos y a participar en la Eucaristía, sacramento de comunión con Dios y con nuestros semejantes». Además, desde el primer párrafo abordan el eje central de su Mensaje, la espiritualidad de comunión: «cuantos comemos de un mismo pan no sólo somos invitados a formar un solo cuerpo, sino a crecer en la espiritualidad de comunión que dé sentido y anime nuestro compromiso social en favor de los que sufren».

En esta ocasión, Cáritas nos invita a poner el foco de atención en la dimensión comunitaria de nuestro ser: eje de nuestro hacer al servicio del Reino de Dios y del proyecto de transformación social en el que estamos empeñados en el ejercicio de la caridad. Para superar nuestros intereses individuales, los comportamientos autorreferenciales y colaborar con el Señor en la construcción de un mundo en el que la experiencia del amor de Dios nos permita vivir la comunión y construir una sociedad más justa y fraterna.

Una espiritualidad de comunión que San Juan Pablo II nos describía con gran profundidad: «significa ante todo una mirada del corazón hacia el misterio de la Trinidad que habita en nosotros, y cuya luz ha de ser reconocida también en el rostro de los hermanos que están a nuestro lado». Significa, además, «capacidad de sentir al hermano de fe en la unidad profunda del Cuerpo místico y, por tanto, como “uno que me pertenece”, para saber compartir sus alegrías y sus sufrimientos, para intuir sus deseos y atender a sus necesidades, para ofrecerle una verdadera y profunda amistad». Y es «capacidad de ver ante todo lo que hay de positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo como regalo de Dios: un “don para mí”. Además de ser un don para el hermano que lo ha recibido directamente».

En la Diócesis de Palencia celebramos esta Campaña de Cáritas y el Día de la Caridad con diversas actividades.

PROGRAMA de CÁRITAS DIOCESANA para el DÍA DE CARIDAD.  Junio de 2017

  • 14 Conferencia: “Enfermedad mental, exclusión social” Hno. Mariano Bernabé O.H. (San Juan de Dios). A las 19:30 en la Casa de la Iglesia.
  • 15 Eucaristía presidida por nuestro Obispo. A las 20:00 horas en la Santa Iglesia Catedral.
  • 16 Coral Regina Angelorum. A las 20:30 en el Teatro Principal.
  • 16-17 Juegos infantiles.  En el Salón.
  • 16-17-18 Mesas informativas.  En la Calle Mayor y el Salón.

domingo, 11 de junio de 2017

11 de junio de 2017 La Santísima Trinidad

  • Éx 34, 4b-6. 8-9 Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso 
  • Sal: Dan 3, 52-56 ¡A ti gloria y alabanza por los siglos! 
  • 2 Cor 13, 11-13 La gracia de Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo 
  • Jn 3, 16-18Dios envió a su Hijo para que el mundo se salve por él

Contemplamos hoy el misterio de Dios, que se nos ha revelado en la Sagrada Escritura: Un solo Dios verdadero y tres Personas distintas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Ya en el Antiguo Testamento se revela como un Dios compasivo y misericordioso (1 Lect).

Jornada pro Orantibus: “Contemplad el mundo con la mirada de Dios”.

El 11 de junio celebramos la Jornada pro Orantibus con el lema: “Contemplad el mundo con la mirada de Dios”. 

En este día se pretende: orar a favor de los consagrados y consagradas en la vida contemplativa, dar a conocer la vocación específicamente contemplativa y promover iniciativas pastorales dirigidas a incentivar la vida de oración.

sábado, 10 de junio de 2017

¿Cuáles son los «pecados» de la economía? y ¿Qué es el robo y que incluye el séptimo mandamiento?

¿Cuáles son los «pecados» de la economía?
[DOCAT 190] Lamentablemente, también en el mundo económico son frecuentes las mentiras, los engaños, las estafas y los timos. Los que actúan así están destruyendo el que es el auténtico capital de las empresas: su confianza. La actividad económica no puede funcionar sin confianza: hay que poder fiarse de la palabra dada y del contrato firmado. La confianza se adquiere a partir de la fiabilidad y merece un comportamiento virtuoso. En economía hay que protegerse ante todo de la codicia, de la corrupción y de cualquier forma de injusticia, ya sea robo, engaño, usura, explotación, etc.
En el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: [343]

¿Qué es el robo y que incluye el séptimo mandamiento?
[YOUCAT 428] El robo es la apropiación indebida de un bien ajeno.
Apropiarse injustamente del bien ajeno es una falta contra el séptimo mandamiento, aun cuando el hecho no pueda ser denunciado según la ley civil. Pero el séptimo mandamiento no es válido únicamente para el robo, sino también para la retención injusta del salario justo, quedarse con objetos encontrados que se pueden devolver, y los engaños en general. El séptimo mandamiento también denuncia: dar trabajo a empleados en condiciones contrarias a la dignidad humana; no mantener los contratos suscritos; despilfarrar las ganancias sin tomar en consideración la obligación social; elevar o bajar artificialmente los precios; poner en peligro el puesto de trabajo de compañeros que están bajo la tutela de uno; el soborno y la corrupción; inducir a los subordinados a cometer actos ilegales, hacer mal el trabajo o exigir honorarios desproporcionados; derrochar o administrar con descuido las propiedades sociales comunes; falsificar dinero, contabilidades o balances; el fraude fiscal.
En el Catecismo de la Iglesia Católica: [2408-2410]

jueves, 8 de junio de 2017

Jesús Sumo y Eterno sacerdote. Su fiesta se celebra el 8 de Junio

Óleo sobre lienzo. Segunda mitad S. XVII. Atribuido a Diego Díez Ferreras. Clausura del convento de Santa Brígida (Paredes de Nava).
Esta Fiesta se celebra el jueves siguiente a Pentecostés. El promotor fue Mons. J. M. García Lahiguera, arzobispo de Valencia. En España se introdujo el 22 de agosto de 1973, y en 1974 fue instituida oficialmente por Pablo VI. En muchas diócesis españolas se celebra ese mismo día la Jornada de Santificación de los Sacerdotes.

El Nuevo Testamento no llama “sacerdotes” a los ministros de la comunidad y solo denomina así a Cristo. La carta a los Hebreos desarrolla el tema de Jesus Sumo Sacerdote, auténtico, perfecto, compasivo, definitivo, único, mediador de una Nueva Alianza, sellada con su sangre. Interpreta el sacrificio de Cristo, en oposición a los sacrificios de la Antigua Alianza.

El Vaticano II, en “Christus Dominus”, nos dice que los obispos participan de la plenitud de la gracia sacerdotal de Cristo como sucesores del Colegio Apostólico. Los presbíteros, diocesanos o religiosos, participan y ejercen, juntamente con el obispo, el sacerdocio único de Cristo, constituidos como cooperadores del Orden Episcopal. Y todos los bautizados somos hijos de Dios, sacerdotes, reyes y profetas... y de alguna manera, participamos del sacerdocio único y definitivo de Cristo.

Se le representa, especialmente en la pintura, con Cristo vestido de sacerdote con aureola, manos unidas, rodeado de ángeles, y otros de rodillas en actitud de adoración. Esta devoción fue divulgada por los Jesuitas desde el S. XVII.

En Palencia hay muy buenas obras de los S. XVII y XVIII con el tema. Destacan las de Autillo de Campos, Becerril de Campos, Amusco, Cevico de la Torre, Villatoquite y los monasterios de las Brígidas (Paredes de Nava), Clarisas (Calabazanos), y Agustinas Recoletas (Palencia).

La fiesta de Jesus Sumo y Eterno Sacerdote es la principal de las Hnas. Auxiliares de Cristo Sacerdote, fundadas por el siervo de Dios José Pio Gurruchaga en 1925. Están presentes en la diócesis de Palencia desde 1984.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

OH Jesús que has instituido el sacerdocio para continuar en la tierra la obra divina de salvar a las almas protege a tus sacerdotes (especialmente a los palentinos) en el refugio de tu Sagrado Corazón. Guarda sin mancha sus Manos Consagradas, que a diario tocan tu Sagrado Cuerpo, y conserva puros sus labios teñidos con tu Preciosa Sangre. Amén

miércoles, 7 de junio de 2017

Tiempo Pascual y Memoria de San Manuel

Es el Tiempo Pascual, tiempo muy propicio para las celebraciones eucarísticas, ya que celebramos que Jesús resucitó y sigue vivo entre nosotros.

Le vieron y palparon con gran sorpresa y alegría sus discípulos, quienes después de haberle visto padecer el cruel tormento de su pasión y muerte, y de ser sepultado tuvieron el inmenso gozo de verle resucitado, y nuevamente sentir su presencia viva y real, cuánta felicidad sentían cuando se hacía presente en medio de ellos. 

Precisamente, en la primera celebración del gran Triduo Pascual, el día de Jueves Santo, conmemoramos la institución de la Eucaristía, ese grandioso gesto que tuvo el Señor de quiere seguir vivo entre nosotros, bajo las especies sacramentales del pan y el vino. 

También el domingo de Pascua de Resurrección, en muchas de nuestras comunidades cristianas, Jesús, realmente vivo en la Custodia, sale en procesión, para rememorar el encuentro con su Santísimas Madre, momento en verdad emocionante, después de la noche amarga del dolor, llegó la aurora luminosa de la Pascua. 

Y como en la tarde-noche del Jueves Santo, son tantos los acontecimientos importantes que se conmemoran, digamos que se queda corta para agradecer al Señor el gran don de la Eucaristía, yu es, finalizado ya el Tiempo pascual y como colofón del mismo, cuando la Iglesia celebra con toda la solemnidad, la festividad del Corpus Christi, de nuevo, Jesús en la Custodia, sale por calles y plazas de nuestros pueblos. Gran manifestación de fe la de ese día, apareciendo así su presencia viva en el Sagrario.

Y qué bien entendió este gran misterio San Manuel González, que con su palabra y su pluma en vida, proclamó sin cesar, y aún desde su sepulcro, sigue proclamando y promoviendo el amor a Jesús, hecho alimento y presencia viva en el Tabernáculo.
 
La reciente canonización de este gran misionero eucarístico debería ser un revulsivo que nos impulsase a visitarle con más frecuencia en nuestros templos, donde pacientemente, y en soledad tantas veces, espera nuestra compañía reparadora, deseoso de derramar sus gracias y bendiciones sobre la humanidad, que además, tanto necesita de su bondad y misericordia.
 
¡Y qué valiosa la obra de San Manuel González en favor de todos, como apóstol de los sagrarios abandonados!
 
Mª Concepción Gutiérrez

martes, 6 de junio de 2017

Hijo de la Iglesia

No hay duda que Víctor leyó muchas veces y escuchó cientos de veces, la frase de santa Teresa momentos antes de su muerte: «Al fin muero hija de la Iglesia». Antes había pronunciado otra frase más significativa: «Divino Esposo, ya es hora que caminemos».

Era el momento en el que llegaba el capellán con el Santísimo, para administrar el Viático. La Santa se quedó mirando a Jesús Eucaristía y le manifestó el deseo de partir para la Casa del Padre. En una de sus poesías dice Santa Teresa: «Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero».

Nuestro Víctor, sentía y vivía el gozo de ser hijo de la Iglesia. En el libro Vida impactante de un cristiano de a pie, escrito por un gran amigo, el Padre Carmelita Descalzo, José Vicente Rodríguez, sabio carmelita y especialista en San Juan de la Cruz, leemos el autorretrato de Víctor que dice así: «Los padres que Dios me dio, tanto me quisieron, que hijo de la Iglesia me hicieron. Esta me recibió. El bautismo me otorgó. Aun no sabía andar y a misa en brazos me llevaban. En familia todos los días el rosario se rezaba».

Hijo de la Iglesia. ¿Qué significaba y suponía esa filiación? Primero, ser hijo de Dios y coheredero con Cristo de la gloria del Padre. Para Víctor ser hijo de la Iglesia, es aceptar lo que nos dice el San Lucas (5, 13-16): «Vosotros sois la sal de la tierra; si la sal se desvirtúa, ¿con que se la salará? Para nada vale ya, sino para que, arrojada fuera, sea pisada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad situada en la cima de un monte no puede ocultarse. Ni encienden una lámpara y la ponen debajo de un celemín, sino sobre el candelero y alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra casa delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre celestial».

Hijo de la Iglesia y siempre tenía ansias por saber la doctrina de la Iglesia y responder a las exigencias de la misma. Quería ser un verdadero cristiano que tiene espíritu de servicio para ayudar al necesitado y más si estaba enfermo y carecía de alimentos.

Hijo de la Iglesia a tanto, que estaba suscrito al L’Osservatore Romano y desde Roma se lo mandaban todas las semanas. ¿Cuántos cristianos conocemos que estén suscritos a la Prensa del Vaticano?

Hijo de la Iglesia, pero no sólo por el bautismo y en un libro de bautismos, sino que trataba de formarse en la Iglesia y pertenecer a distintos movimientos cristianos y cofradías: Pertenecía al Carmelo Seglar, a la Adoración Nocturna, a Cursillos de Cristiandad y a la Congregación de San Felipe Neri.

Hijo de la Iglesia, y mientras estuvo trabajando en Madrid, disponía de la llave de una parroquia y a media noche se iba, con permiso del párroco, a visitar al Santísimo y estarse horas ante el sagrario.
Hijo de la Iglesia y todos los días acudía a celebrar la Eucaristía. Estando enfermo para trabajar en Madrid, se vino a vivir a Velillas del Duque y todos los días acudía a misa. Cuando no había en su pueblo, acudía, andando, a uno de estos pueblos: Villarmienzo, Quintanilla de Onseña y Portillejo.

Andando que te andarás, no aceptaba montarse en el coche que algún vecino o amigo le ofrecía sí que aceptaba la conversación en la carretera aprovechando para hablar de Dios y de las Obras de Misericordia. Nunca, nunca, para criticar de los demás o fallos de los políticos, etc. etc. Que así nos lo ha contado un amigo suyo que aún vive en Palencia.

Le encantaba leer los Evangelios y las Cartas de San Pablo. Gozaba mucho. Comentando aquellos versículos de San Mateo (11, 25-30): «Te doy gracias, Padre. Señor de cielo y tierra porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla».

Germán García Ferreras

FALLECIMIENTO

El pasado 4 de junio, fallecía el sacerdote diocesano D. Ursicinio Peláez Gutiérrez, natural de Roscales. Se ordenó sacerdote el 12 de junio de 1954.

Su trayectoria pastoral comenzó como Ecónomo en Puente Pumar y simultáneo de Uznayo. Continuó en Terradillos, Moratinos y Villelga. Coadjutor de San Andrés de Carrión, Ecónomo de Acera de la Vega y Celadilla. Profesor en el Seminario Menor, Capellán del Hospital Río Carrión de Palencia, profesor de Canto Eclesiástico en el Seminario Mayor; párroco de la unidad Pastoral de Villarramiel, colaborador de Villada, párroco de Villatoquite, Abastas y Abastillas y colaborador de la Unidad Pastoral de Villalcázar de Sirga. Desde 2005 estaba jubilado y residía en la Casa Sacerdotal. Su funeral se celebró en la parroquia Nuestra Señora de la Calle y sus restos fueron trasladados a Traspeña de la Peña. 

Descanse en Paz, D. Ursicinio.

lunes, 5 de junio de 2017

“Queremos que los jóvenes se acer- quen a la Adoración Nocturna”

Jesús Pinto y Antonio Manrique, presidente y secretario de la Adoración Nocturna
La iglesia conventual de San Pablo fue testigo de la primera vigilia de Adoración Nocturna en marzo de 1894. Entonces, se contaba con muchos adoradores y muchos de ellos jóvenes, es el caso del actual secretario de la Adoración Nocturna en Palencia, Antonio Manrique y su presidente Jesús Pinto. Ambos se implicaron en la Adoración por compañeros de trabajo y llevan cerca de 50 años como adoradores. Ahora la situación es muy distinta, las nuevas generaciones no terminan de implicarse y los turnos de vela recaen casi siempre en los mismos. En Palencia capital actualmente hay 26 adoradores, pero muchos de ellos ya son mayores. También existen adoradores en Villada y en Carrión de los Condes.



Para el 10 de junio habéis organizado una vigilia nacional en Palencia de acción de gracias por la canonización de San Manuel González...

Sí, estamos muy contentos por la canonización de San Manuel, un obispo que se caracterizó por su clara defensa de la Eucaristía. Ese día, nos congregaremos cerca de medio millar de adoradores de España ante el sepulcro de San Manuel y allí celebraremos la Eucaristía que estará presidida por nuestro Obispo. Previamente tendremos la recepción en la Iglesia de San Pablo, donde se celebró la primera vigilia, y desde allí, cada uno con su bandera, iremos en procesión hasta la Santa Iglesia Catedral.
 
¿Qué beneficios tiene la Adoración Nocturna?
Todos. Lo primero es saber que tu rato de oración, el Señor te lo devuelve con creces. Te permite ampliar tu vida espiritual y con la adoración lo que intentamos es que nuestra sociedad mejore. El mayor beneficio es saber que uno está allí porque agradeces la llamada que el Señor te ha hecho para acompañarle durante la noche.

¿Cuando os reunís?
Las noches del primer jueves al viernes de cada mes. Desde las 22h a las 24h en la iglesia de Las Claras.

¿Qué retos afronta la Adoración Noctuna?
Principalmente, que las nuevas generaciones tomen el relevo y se impliquen en la adoración nocturna. Tuvimos un turno de jóvenes que estaba bajo la advocación de San Rafael Arnáiz, eran estudiantes y varios se fueron a estudiar fuera, otros han seguido su vocación religiosa, y ese grupo al final desapareció. La adoración nocturna, a los jóvenes les impone y es muy difícil que decidan implicarse. Nuestro reto es sobre todo que se acerquen a conocernos y que vean lo que es la Adoración y luego ya que decidan. Queremos que vengan y prueben, porque nosotros estamos abiertos a poder ampliar o modificar horarios y días. Hemos hecho varios intentos con los chicos que acaban de confirmarse y nos gustaría contar con un grupo de gente joven. 

¿Alguna referencia de Adoradores Nocturnos?
Muchos. San Rafael Arnáiz fue adorador nocturno. Ahora está en proceso de beatificación el fundador de la Adoración Nocturna en España, D. Luis de Trelles. También fue adorador nocturno, el beato Ceferino Jiménez “El Pelé”, y se quiere iniciar el proceso de beatificación de otro adorador nocturno y palentino, Víctor Rodríguez. Tenemos grandes referentes de adoradores nocturnos que son ejemplo y testigos fieles de Evangelio.
 

                                    *******************************************
 
Ya lo saben, tenemos una invitación para acercarnos a la Adoración Nocturna. El próximo 10 de junio puede ser un momento propicio para conocerlo. Y si no, los primeros jueves de cada mes a partir de las 22h en la iglesia de las Claras. Muchas de las personas que tenemos como referentes en la Iglesia quizá obtuvieron esa gracia de la adoración, de acompañar al Señor durante unas horas de la noche.
 

Natalia Aguado León

domingo, 4 de junio de 2017

4 de junio de 2017 Domingo de Pentecostés

  • Hch 2, 1-11 Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar 
  • Sal 103 Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra 
  • 1 Cor 12, 3b-7. 12-13 Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo l Sec. Ven, Espíritu divino 
  • Jn 20, 19-23 Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo.

Celebramos el nacimiento de la Iglesia, el nuevo Pueblo de Dios, el pueblo de la Alianza nueva y eterna, no escrita en tablas de piedra, sino en nuestros corazones por el Espíritu que hemos recibido. Un pueblo del que están llamados a formar parte gentes de todo pueblo, raza y nación, bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo (2 Lect). Un pueblo diverso pero con un lenguaje común, el del Espíritu Santo, el amor de Dios derramado en nosotros (1 Lect). Un Espíritu que procede del Padre y del Hijo y que fue dado por Cristo a los apóstoles para que perdonaran los pecados (Ev).

sábado, 3 de junio de 2017

Acción Católica y Apostolado Seglar

El 4 de junio se celebra la Solemnidad de Pentecostés y Día de la Acción Católica y Apostolado Seglar. 

Bajo el lema “Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo” la Jornada nos invita a sembrar la Palabra de Dios para ser promotores del diálogo en la sociedad y constructores de la civilización del Amor. De esta manera, podremos transmitir los valores y actitudes que contribuyan a construir un mundo más justo y fraterno.

Como celebración de esta Jornada, el sábado, 3 de junio, la Catedral acogerá Vigilia de Pentecostés, organizada por la Delegación Diocesana de Laicos organiza la Vigilia con motivo de la solemnidad de Pentecostés y el Día de la Acción Católica y el Apostolado Seglar. La celebración comenzará a las 20.00 en la Catedral.

Por su parte, la Acción Católica de la Diócesis tendrá un momento de convivencia y celebración, el mismo domingo, día 4, a partir de las 11.00 de la mañana en la Parroquia de Santa Marina.