viernes, 26 de mayo de 2017

¿Qué tiene que ver Jesús con la paz? (DOCAT) y ¿Qué es la paz? (YOUCAT)

¿Qué tiene que ver Jesús con la paz?
[DOCAT 271] Jesucristo es «nuestra paz» (Ef 2, 14). Ya lo anunciaron así los profetas en el Antiguo Testamento al señalar que vendría un poderoso Mesías (del hebreo, «el ungido», y en griego «cristo»), y que ese Mesías-Cristo traería consigo un ansiado periodo de paz y un mundo nuevo el que «habitará el lobo con el cordero» y «el leopardo se tumbará con el cabrito» (Is 11, 6); el Mesías será el «Príncipe de la paz» (Is 9, 5). El cristiano cree que Jesús es esta gran señal y el comienzo de un mundo nuevo. El portador elemental de la paz es Él, quien fue a la raíz del conflicto al liberar al hombre de la esclavitud. Jesucristo, con su muerte en la Cruz, ha reconciliado al hombre con Dios y ha derribado el muro que los separaba (Cf. Ef 2, 14-16).

En el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: [488-492]

¿Qué es la paz?
[YOUCAT 395] La paz es la consecuencia de la justicia y la señal del amor hecho realidad. Donde hay paz, allí «toda criatura puede alcanzar la tranquilidad en un orden bueno» (Santo Tomás de Aquino). La paz terrena es imagen de la paz de Cristo, que ha reconciliado el cielo y la tierra.
La paz es más que la ausencia de guerra, más también que un equilibrio de fuerzas cuidadosamente sopesado («el equilibrio del miedo»). En estado de paz los hombres pueden vivir seguros con su propiedad justamente aquirida y cultivar el libre intercambio entre sí. En la paz se respeta la dignidad y el derecho a la autodeterminación tanto de los individuos como de los pueblos. En la paz, la vida en común de los hombres se caracteriza por la solidaridad fraterna.

En el Catecismo de la Iglesia Católica: [2304-2305]

jueves, 25 de mayo de 2017

Mesa Redonda: “Colectivos desfavorecidos en México”.


La ONGD Puentes organiza el 27 de mayo una mesa redonda sobre “Colectivos desfavorecidos en México”.

En este encuentro estarán presentes el P. Andrés García, guaneliano, responsable de los proyectos de Puentes ONGD en Amozoc (México), Eduardo Reyes (presidente de la Asociación de Mexicanos en Castilla y León - AMCyL) y el escritor mexicano Rogelio Hernández.

La mesa redonda comenzará a las 12h en la Sala de Audiciones (1ª planta) de la Biblioteca Pública de Palencia (Eduardo Dato, 4).

miércoles, 24 de mayo de 2017

Un Libro: Un instante antes del alba

Un instante antes del alba
P. Ibrahim Alsabagh
Ediciones Encuentro


El 22 de diciembre de 2016 los grupos militares que ocupaban el este de la ciudad de Alepo entregaron las armas, pasando a ser considerada como «ciudad segura» tras más de cuatro años de durísimos enfrentamientos entre el ejército y las milicias armadas.

El libro relata lo sucedido a lo largo de los últimos dos años de conflicto en la segunda ciudad más importante de Siria a través de los ojos del P. Ibrahim Alsabagh, fraile franciscano y párroco de la iglesia latina de San Francisco en Alepo, quien a finales de 2014 retornó a su país para poder estar con su gente. También en la tragedia de la guerra, se alimenta la esperanza en un futuro y se encuentra sentido a la vida.

lunes, 22 de mayo de 2017

La necesidad ecológica

En su encíclica “Laudato Si” el Papa Francisco nos habla de una necesidad ecológica. Esto nos debe llevar a una transformación en nuestro estilo de vida y relaciones con el mundo. No es una mera opción sino una obligación moral que debe interpelar a cualquier cristiano. Es algo que pertenece a la esencia de la fe. Es optar por una vida con más sencillez y en armonía con la naturaleza. Hay un peruano indígena, viviendo en la selva de la Amazonía, Leonardo Tello, que dice que su pueblo es “gente del río” donde habitan los antepasados y los sabios. Pero todo ha cambiado en los últimos años. Un cambio rápido, profundo y violento que impide la continuación de la vida tradicional de los indígenas.

Dice Leonardo: «Los cambios que se han producido siempre han sido en perjuicio de nuestro bienestar, de nuestra cultura y de nuestros derechos fundamentales, como el derecho al río y a vivir dentro y fuera de él». Según este sabio «atentar contra el agua y el río no solo es terminar con los peces, no solo es morir de sed, sino sobre todo morir de pena, porque toda historia de un pueblo se va con ellos».

Es uno de tantos ejemplos de la estrecha relación entre la degradación ecológica que amenaza el presente y futuro de la vida en nuestro planeta, y la injusticia e iniquidad estructural que manda a grandes masas humanas a la severa pobreza y exclusión.

La Iglesia, con el Papa Francisco, profundiza sobre la interdependencia de todo lo creado, las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales... la humanidad, todo lo que vive y quiere vivir.

Las conclusiones importantes de una conferencia organizada hace poco más de un mes por Justicia y Paz de España con el título “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”, pueden servirnos de reflexión:

1. Nuestro modelo de vida actual supone un gasto creciente de recursos naturales. Las formas industriales de producción junto con el consumo masivo suponen la degradación del planeta por la ruptura del ritmo de los ciclos de vida.

2. Ante el agotamiento de recursos no renovables es necesario comenzar periodos de transición hacia otros renovables.

3. La lógica del corto plazo (ganar dinero sin contar con -y muchas veces en contra- los ciclos vitales), la eficiencia, el máximo beneficio, propias del modelo económico en Occidente, producen, además de fuertes problemas medioambientales, desigualdad y exclusión de personas. Personas que no pueden entrar en el modelo o que son descartadas porque no van tan rápido. En el último medio siglo hemos conseguido tener a la naturaleza a nuestra merced... pero tratar mal a la naturaleza puede tener el efecto de un suicidio colectivo.

4. La degradación de los recursos naturales tienen efectos que vemos todos los días: el cambio climático que es un problema global y que además afecta a toda la humanidad, la transformación de paisajes, la deforestación, la pérdida de biodiversidad. Dice el Papa Francisco: «el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social» (LS 48).

¿Solo hay un modelo posible? ¿Se puede pensar de otra manera?

Por lo menos se puede intentar a diferenciar entre las cosas a las que se puede aspirar legítima y razonablemente que además no perjudican a las personas, ni a la Madre Tierra, ni a todos que ya viven en precariedad y pobreza como consecuencia del sistema económico dominante y excluyente.
Dice el Papa: «Se puede necesitar poco y vivir mucho. Sobre todo cuando se es capaz de desarrollar otros placeres y se encuentra satisfacción en los encuentros fraternos, en el servicio, en el despliegue de los carismas, en la música, en el arte, en el contacto con la naturaleza, en la oración. La felicidad requiere saber limitar algunas necesidades que nos atontan, quedando así disponibles para las múltiples posibilidades que ofrece la vida» (LS 223).

Necesitamos generar una concepción del buen vivir, que nos capacite para liberarnos del consumismo (que es un tipo de totalitarismo, de esclavitud), para pararnos ante lo pequeño, disfrutar con las pequeñas cosas (parafraseando a Chesterton: “el pequeño en realidad es lo grande”), comprender que comprar es siempre también un acto moral y no se reduce a una acto meramente económico, abandonar el individualismo (que “es nefasto” según el beato Pablo VI) y descubrir la satisfacción de compartir bienes e incluso la vida. Estamos invitados a hacer una conversión personal, comunitaria y estructural. Una conversión a una ecología integral como solución y a la vez recupere la dignidad de las personas excluidas, combata la pobreza y cuide la naturaleza.

Pastoral Social
(Área Derechos Humanos)

domingo, 21 de mayo de 2017

21 de mayo de 2017 VI Domingo de Pascua

  • Hch 8, 5-8. 14-17 Les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo 
  • Sal 65 Aclamad al Señor, tierra entera 
  • 1 Pe 3, 15-18 Muerto en la carne pero vivificado en el Espíritu 
  • Jn 14, 15-21 Le pediré al Padre que os dé otro Paráclito

El Espíritu Santo que nos enviará Cristo Resucitado ocupa el centro de las lecturas de este domingo. Así, en la primera lectura vemos cómo la iniciación cristiana se completa con la imposición de manos de los apóstoles por la que reciben el Espíritu Santo los ya bautizados: el sacramento de la confirmación. En la segunda lectura se afirma que Cristo murió en la carne, pero volvió a la vida por el Espíritu. En el Evangelio, Cristo promete a los discípulos que pedirá al Padre que nos envíe otro Defensor, que esté siempre con nosotros, el Espíritu de la verdad. Él vive siempre con nosotros y está con nosotros que lo recibimos, porque gracias a la fe lo conocemos.

viernes, 19 de mayo de 2017

El ateísmo de hoy

El ateísmo de hoy ha cambiado mucho. No se parece en nada al de épocas pasadas. Todavía quedan cientifistas cerrados que dicen que Dios y la ciencia casan mal; pero son cada vez menos. Los ateos teóricos, los que argumentaban sobre la inexistencia de Dios desde los humanismos contemporáneos, apenas se ven ya por algún sitio. El peor ateismo, hoy, es el del “indiferentismo religioso”. No menos que el de aquellos que “viven como si Dios no existiera”. Hay generaciones a quienes la cuestión de Dios les parece rara, superada, debate de otros tiempos. Algo así como hablar de las guerras napoleónicas o plantear ahora si la tierra es redonda o plana.

El verdadero ateo, lo mismo que el verdadero creyente, tiene mucho que ver con la vida de cada día. Cuestión de experiencia. ¿Cómo hacer una experiencia de Dios en medio del trajín diario? ¿Podemos buscar a Dios en los gozos y angustias, en las alegrías y sobresaltos cotidianos? Dice San Juan que a Dios nadie le ha visto jamás; pero que es Cristo quien nos le ha dado a conocer. Vivir la vida de cara a Cristo y buscar el rostro de Dios en los excluidos y malheridos de nuestro tiempo es hacer una experiencia fuerte de Dios. Para todo lo cual se necesita -claro está- una fe humilde, sincera y contemplativa. “Contemplar” no es mirar las fases de la luna o el tiempo que hará mañana; contemplar es mirar en profundidad la vida y rezar con ella.

Este ejercicio no vaya usted a hacerlo a los gimnasios, donde solo se cuida la belleza del cuerpo. Este ejercicio hay que buscarlo en otros lugares: por ejemplo, hay desiertos donde retirarse un fin de semana para hacer un auténtico “ejercicio espiritual”, tan importante, al menos, como el ejercicio de los gimnasios. Y desde luego infinitamente más provechoso que el de estar todo el día ejercitando el dedo, los ojos y la curiosidad con los teclados de esas maquinitas locas de jugar, navegar y “watsear”...

Pero -como decía ya Boecio en el siglo IV- “no es tiempo de lamentos, sino de poner remedios”. Debemos ver los males para buscar arreglos. Y no separar los problemas de las soluciones. El “ateismo de la vida” es como una mancha que se ensancha cada día más. Las jóvenes generaciones se han ido de la práctica religiosa sin dar un portazo. Ni siquiera nos han dicho “hasta luego”. No están, porque “no les apetece”. Sin más problemas. Viven su vida al margen de las preguntas religiosas. Este es nuestro desgraciado mundo.

Sin embargo, habría que relacionar alarmas con búsqueda de oportunidades. No caer en análisis derrotistas. No nos sentemos a llorar con las cítaras de la esperanza colgadas de los árboles, como los judíos en aquel tiempo, cuando el destierro de Babilonia.

El teólogo Medard Khel nos invitaba, hace algún tiempo, a mirar la realidad con una mirada de fe, esperanza y amor: o sea, una mirada cristiana. Su libro sobre la Iglesia es un prodigio de aliento y confianza en Dios y en los hombres. Mirar la realidad con confianza, sin falsos espejismos, pero siempre en clave positiva. No amontonar tal cúmulo de “desafíos” que terminemos exhaustos, desilusionados y desalentados. Los retos hemos de encararlos de uno en uno. Y espabilando mucho, que la historia va que vuela, y la Iglesia siempre a paso de tortuga...

Pero, ¡ojo!, que el verdadero ateo puede estar oculto, hoy, en el corazón de muchos que se dicen religiosos y hasta católicos de toda la vida. Son los que, como Nicodemo, llamados a nacer de nuevo, dicen que ellos ya son viejos y no están para “volver al vientre de su madre”. O sea, para hacerse niños. Es el ateismo del desencanto. Cuando todos sabemos que sólo a los que “renacen cada día” se les revela Dios.

Eduardo de la Hera

jueves, 18 de mayo de 2017

Desfile de moda a favor de Manos Unidas

El grupo de Manos Unidas de Guardo celebró el pasado 5 de mayo la segunda edición del Desfile de Moda Solidario en el que participan los vecinos de Guardo y muchos de sus establecimientos. En esta ocasión, lo recaudado se destina a un proyecto de seguridad alimentaria de comunidades rurales de Colombia, del que se beneficiarán 70 familias, unas 350 personas.

Mª Luisa Soto, responsable del grupo de Manos Unidas de Guardo destaca la implicación de los vecinos de Guardo y de los establecimientos. Una iniciativa que surgió para ofrecer acciones solidarias atractivas y novedosas. El desfile de moda es una de ellas. 

Enhorabuena al grupo de Manos Unidas y a todos los vecinos solidarios de Guardo.

Visita del Obispo de Holguín

Hace escasos días recibíamos en el Obispado la visita del Obispo de Holguín (Cuba), Mons. Emilio Aranguren Echeverría que acaba de participar en la visita ad limina. Mons. Aranguren -acompañado del sacerdote palentino D. Ángel Aguado y de un sacerdote de la Diócesis de Valladolid- se acercó hasta el Palacio Episcopal para saludar a nuestro Obispo.

La razón del encuentro es que el próximo mes de septiembre el actual párroco de Villamuriel de Cerrato, D. Ángel Aguado partirá hacia Cuba para tomar contacto, conocer y acercarse a la realidad de Iglesia que allí se vive. Permanecerá allí un tiempo y colaborará en la pastoral que se le encomiende. Antes de su partida, en Iglesia en Palencia hablaremos con él para que nos cuente cómo vive este nuevo reto.

https://holguincatolico.org
 

miércoles, 17 de mayo de 2017

Los Arciprestazgos Valle y Brezo celebran San Juan de Ávila

El pasado 3 de mayo los sacerdotes del Arciprestazgos del Valle y de Arciprestazgo del Brezo celebraron conjuntamente la fiesta de San Juan de Ávila y lo hicieron con una Eucaristía en la Virgen de Rabanillo.

Después jugaron a los bolos, compartieron una comida fraternal y dieron un paseo disfrutando del paisaje.

Felicidades a todos ellos y a los sacerdotes de la Diócesis de Palencia.

martes, 16 de mayo de 2017

San Juan Nepomuceno. Su fiesta se celebra el 16 de mayo

Escultura en madera policromada. Autor: J. M. Becerril. Último tercio S.XVIII. Retablo mayor iglesia de la Asunción. Villasarracino.
Nace en 1345 en Nepomuk (Rep. Checa) y sus padres, le educaron en la fe con el ejemplo de su vida, frecuentando el sacramento de la penitencia. Estudió en la Universidad de Praga y fue ordenado sacerdote en 1370. En 1380 fue párroco en Praga y más tarde vicario general del arzobispo Juan de Jenstjn.

Era director espiritual y confesor de la emperatriz Sofía de Bavaria. Alguna persona malintencionada, informó al rey de que su mujer le era infiel, y este mandó vigilarla. Un día que la reina se estaba confesando con San Juan, el rey montó en cólera. Mandó llamar al confesor y le pidió bajo amenaza de muerte que le revelase la verdad de su sospecha. El santo confesor le recordó el precepto de la inviolabilidad del secreto de confesión. Y el rey, enfurecido, mandó que lo encarcelasen y torturasen para que cediese. Por mediación de la reina fue liberado y curado por ella misma. San Juan pudo volver a predicar en la catedral de Praga, y llegó a vaticinar su propia muerte pues estaba seguro de que el rey no le perdonaría. Y así fue... Un 20 de marzo de 1399 fue a orar a Nuestra Señora de Bunzel, que se encontraba en un santuario al otro lado del río Moldaba, y el rey mandó a sus soldados que le arrojasen al río al pasar por el puente. En el mismo lugar hay una colosal estatua de San Juan.

Su cuerpo descansa en la catedral de San Vito. Fue canonizado por Benedicto XIII en 1729. Es considerado patrono de los confesores, al preferir morir antes que revelar el secreto de confesión; y patrono de la buena fama, al preferir el martirio a destrozar la honra de una penitente.

El arte le representa vestido de sacerdote, con roquete, esclavina de armiño, bonete y crucifijo. En la Diócesis hay excelentes tallas barrocas en la Catedral, en las Agustinas Recoletas y en las parroquias de Villasarracino, Baltanás, Becerril, Carrión de los Condes, Cevico Navero, Abastas y Villamediana entre otras.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

Padre todopoderoso, que concediste al mártir San Juan Nepomuceno pelear el combate de la fe hasta derramar su sangre, te rogamos que su intercesión nos ayude a soportar por tu amor la adversidad y caminar con valentía hacia Ti, firmes en el servicio a la verdad y guiados por tu amor.

Vida Ascendente

El 17 de mayo, Vida Ascendente de la Diócesis celebra una Peregrinación Mariana al Santuario de Ntra. Sra. de Belén en Carrión de los Condes.
 
La salida será a las 15:30h desde la Plaza de León, y también se pasará a recoger gente por San Lázaro y Fábrica de Armas. El regreso está previsto para las 19:30h.
 
A las 17:15h se celebrará la Eucaristía en el Santuario y después, habrá un rato de convivencia, para finalizar con un chocolate en la casa de las religiosas Filipenses.

Beato Ormières

La Iglesia de San Lázaro acogió el pasado 13 de mayo una Eucaristía de Acción de Gracias por la Beatificación de Louis-Antoine Rose Ormières, fundador de las Hermanas del Ángel de la Guarda.

El P. Ormières fue beatificado el 22 de abril, en la Catedral de Oviedo. En esta ceremonia estuvieron presentes nuestro Obispo y un buen número de Hnas. del Santo Ángel y del palentino Colegio del Santo Ángel.

Premio a los niños y niñas de Aguilar por su gran Climpmetraje

El pasado 6 de mayo se celebró en Madrid la Final Nacional del VIII Festival de Clipmetrajes en el Cine de la Prensa de Madrid. Y allí conocimos una gran noticia, pues los chicos y chicas de la Parroquia San Miguel Arcángel de Aguilar de Campoo consiguieron el Premio al Tercer Mejor Clipmetraje de la Categoría Escuelas Primaria con su vídeo “¿Porkéno yo?”
 
No es la primera vez que resultan premiados, ya que el año pasado, su clipmetraje ¿Magia? también ganó el Premio al Segundo Mejor Clipmetraje.

lunes, 15 de mayo de 2017

Mayo con María: ¡Queremos tu ayuda!

Estamos en Mayo. El mes más florido que conduce hasta María, Palabra hecha flor. El mes de nuestra Madre. Y te invitamos a compartir con todos una foto de la Virgen... la de tu pueblo, tu parroquia, tu ermita, tu cofradía, tu colegio...

Queremos conocer a “tu” María. Anímate a enviarnos una foto ... y la compartiremos en la página web y en el Facebook de la Diócesis. No se te olvide decirnos de dónde es y cómo se la conoce. Ya tenemos muchas... pero nos falta la tuya.
 
  •  Por Whatsapp al 669 425 630 (Oficina de Comunicación de la Diócesis) 
  •  Por Mail al medios@diocesispalencia.org 
  •  Por Facebook en www.facebook.com/diocesispalencia

Domingo Pérez

100 años de M. Asunción: “Es facilísimo estar con Dios en el Silencio”

No todo el mundo tiene la suerte de llegar a los 100 años y hacerlo en plenitud de facultades tanto físicas como espirituales. La protagonista de hoy, cumple estos requisitos y eso a pesar de haber pasado por dificultades y de no haber gozado de todas las comodidades. De hecho, a sus 100 años, le sigue sorprendiendo y pareciendo un lujo contar con una celda individual y que tenga baño. Hablamos de la Madre Asunción Bernal, monja cisterciense del Monasterio de Ntra. Sra. de Alconada. Cumplió 100 años el pasado 18 de abril y el 30 de ese mes, nuestro Obispo presidió una Eucaristía de Acción de Gracias en la Iglesia del Monasterio por su larga vida. La M. Asunción nació en Quintanilla de Vivar (Burgos), la mayor de 9 hermanos.

Ingresó en la Orden Cisterciense por una prueba de voz, a los 24 años. Tenía una inquietud religiosa pero no sabía cómo materializarla... como ella misma dice: “Yo no tenía dote para entrar en un monasterio porque mi familia no contaba con recursos, pero una vez fue al pueblo un monje de Cóbreces y entré en la Sacristía para comentarle mi inquietud religiosa. Él me dijo que por la dote no me preocupara, que me hacía una prueba de canto y que si valía, podría ingresar en el monasterio, debí gritar mucho y no cantar del todo mal, porque enseguida pude ingresar en el monasterio de San Quirce (Valladolid). Mi padre estaba en el hospital debido a que un camión le había atropellado, me despedí de él allí en el hospital y mis hermanos, a pesar de que me querían mucho, estaban encantados de que me fuera al monasterio, porque dicen que les reñía mucho y les enderezaba” (la madre Asunción se ríe al recordar esos tiempos...). 

Después de San Quirce pasó a Aranda de Duero donde permaneció más de 30 años, pasando necesidad y dificultades, pero con Dios todo se puede. Y en el año 85 llegó con otras tres monjas a Alconada. “Nos tachaban de locas por venir aquí cuatro hermanas. El recinto estaba muy descuidado pero ahora, cuando contemplo el paisaje desde mi habitación, veo que nuestra misión aquí cobra todo el sentido”.

¿Cómo es su día a día en el monasterio?
Rezo, leo, contemplo el paisaje desde mi celda y también coso, si tengo algún roto yo me las apaño. (La priora Sor Mónica dice que la M. Asunción tiene  muy buena mano con las inyecciones y que cuando alguna de las hermanas sufren un ataque de ciática es ella quien les pone la banderilla).

¿Qué tal se lleva con el resto de hermanas?
Nos llevamos muy bien, gracias a Dios, es lo bueno que tenemos. Lo que una sufre, lo sufren las demás y lo que una goza, lo gozan las demás. Nos llevamos muy bien.

¿Qué balance hace de sus 76 años de vida religiosa?
La vida religiosa me ha gustado siempre mucho, a pesar de que hemos pasado muchas dificultades, pero hemos pasado por todo lo que había y se presentaba y hemos salido adelante.

¿Cómo es su relación con Dios?
Como tengo tanto silencio, tengo ocasión de estar mucho con el Señor, de contemplarlo y de pedirle por este pobre mundo que tanto sufre y de pedir por todos. 

El silencio, ¿favorece la relación Dios?
El silencio es el medio. Es facilísimo estar con Dios en el Silencio.
 
Natalia Aguado León

Hermandad de Cofradías Penitenciales

El pasado 8 de mayo, nuestro Obispo, confirmó a D. Antonio Motila Matía como nuevo presidente de la Hermandad de Cofradías Penitenciales de la ciudad de Palencia.

Fiesta de San Gregorio en Villaumbrales

Nuestro obispo presidió la Eucaristía el pasado 9 de de abril en Villaumbrales para celebrar la fiesta de San Gregorio. Después de la Eucaristía, los vecinos procesionaron con la imagen del santo por las calles de la localidad.

El Papa Francisco en Fátima

Del 12 al 13 de mayo, el Papa Francisco ha peregrinado al Fátima, con motivo del Centenario de las apariciones de la Virgen María y la Canonización de Francisco y Jacinta, dos de los tres pastorcillos presentes en las apariciones.

Un viaje en el que el Papa ha cumplido su anhelo de encontrarse con Nuestra Señora de Fátima, a la que, en su primera oración ante ella, expresó: «Vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, en torno a la misma mesa que nos une» y pidió «Desde tu Inmaculado Corazón, haznos peregrinos como tu fuiste peregrina. Acrecienta la alegría de la Iglesia de Cristo. Con tu mirada de dulzura, fortalece la esperanza de los hijos de Dios. Con tus manos orantes que elevas al Señor, une a todos en una única familia humana».

El Papa nos pide que sigamos el ejemplo de los pastorcillos: «Recorreremos así todas las rutas seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios. Seremos, con la alegría del Evangelio, la Iglesia vestida de blanco».

Homilía de nuestro Obispo en la Fiesta de San Juan de Ávila, Patrono del Clero de España 10 de mayo de 2017

Queridos hermanos y hermanas. Hoy hacemos y estamos de fiesta. Dos motivos nos congregan hoy y nos invitan a dar gracias a Dios: la fiesta de San Juan de Ávila, patrono del clero de España y la celebración de las Bodas de Diamante y de Oro Sacerdotales de unos hermanos nuestros.

Un saludo particular a D. José Vilaplana, Obispo de Huelva, padre, hermano y amigo, con quien he tenido la gracia de trabajar con él en Santander y comprobar su calidad de pastor con olor de oveja. Bienvenido, D. José y muchas gracias por aceptar la invitación de presentarnos después de esta celebración la figura de San Manuel González, que fue párroco y arcipreste de Huelva, obispo de Málaga y de Palencia. Y un saludo también para mi hermano agustino, D. Mariano Moreno, Obispo-prelado emérito de Cafayate

Mi saludo fraterno y agradecido para todos vosotros, los sacerdotes de la Diócesis, por lo que sois y hacéis.

La gratitud de toda la Iglesia de Palencia, la Iglesia Universal y la sociedad palentina, a los que celebráis las Bodas de Diamante y de Oro Sacerdotales. ¡Cuánta fe, cuánta esperanza, cuánto amor a Dios y a los hombres, que se ha concretado en amor servicial entregado a creyentes y no creyentes, en la alegría y en la pena, en la salud y en la enfermedad, todos los días de vuestra vida desde la ordenación! La Iglesia de Palencia os da las gracias y da gracias a Dios por vuestras personas, por las personas unidas a vuestras vidas, vuestros padres, hermanos, educadores y formadores, feligreses, vecinos... Gracias de todo corazón por todo lo que habéis hecho con la gracia de Dios. Pero la Iglesia de Palencia hoy os hace una petición: seguid siendo lo que sois, haciendo lo que buenamente podáis, dando ejemplo de ilusión y fortaleza, orando por todos y pidiendo de manera especial al Señor para que mande obreros a esta mies, que es la suya. Nuestra iglesia de Palencia necesita nuevas y muchas vocaciones para vivir el amor cristiano en la familia, vocaciones laicales que transformen con el espíritu del Evangelio toda la realidad y actividad humana, vocaciones para la vida consagrada que hagan presente entre nosotros los valores definitivos del Reino, y vocaciones para el ministerio ordenado que, con el espíritu de nuestro patrón San Juan de Ávila, nos ayuden con amor de hermanos a vivir como hijos de Dios, sacerdotes, profetas y reyes, en paz, justicia, verdad, y amor.

Celebramos a San Juan de Ávila. San Juan de Ávila, como lo confiesa la oración colecta de la Eucaristía, ha sido y es, por don de Dios, un «maestro ejemplar para todo el pueblo de Dios por la santidad de vida y por su celo apostólico». Así lo ha reconoce la Iglesia. En él se reflejaba la santidad del Santo entre los Santos, Jesucristo, el Buen Pastor. Su vida fue una vida sacerdotal de apertura total a Dios en la oración en la que pasaba largas horas y en la que gastó la mayor parte de su vida; oración que él entendía como diálogo, más para oír que para hablar, y más para mover afectos que fraguar especulaciones. San Juan es maestro por vivir desde la caridad, la pobreza, la humildad, su capacidad de participación en la cruz del Señor, el estudio de la Escritura y la teología, entre otras cosas. Llevaba el buen olor de Cristo. Su tratado sobre el amor de Dios sigue reflejando lo que él vivía. Pero el amor a Dios lo llevaba al amor al prójimo, a la asistencia a los pobres y enfermos, conviviendo con todos y proyectando la luz de Cristo a la cultura, la política, el trabajo. Digno es de destacar su devoción a la Virgen María; su influencia, sobre todo por sus escritos, se notó en los santos Juan de Dios, Francisco de Borja, Pedro de Alcántara, Ignacio de Loyola, Teresa de Jesús, Juan de Ribera, Tomás de Villanueva, Carlos Borromeo, entre otros, como Fr. Luis de Granada. ¡Qué razón tiene Santa Teresa cuando, enterada de su muerte, afirma que era una columna de la Iglesia!
San Juan de Ávila es, además, maestro por su celo apostólico recibiendo el título de apóstol de Andalucía, aunque también predicó por Murcia, Extremadura, Castilla la Nueva, Valencia, y reformador de la iglesia con sus propuestas al Concilio de Trento. Deseó ir a América, a las tierras nuevas para anunciar allí el Evangelio, pero la Providencia y el deseo de los Obispos le llevaron a ser apóstol con las palabras, escritos los sermones, catequesis a los niños, los colegios y seminarios por Sevilla, Córdoba, Baeza, Jerez, Zafra, Fregenal de la Sierra, Priego, Granada, Cádiz, Montilla. Le movía el amor de Dios que veía en la Cruz del Señor; como San Pablo no sabía otra cosa que a Cristo Crucificado. Es más, contagió a otros para que evangelizar por el Sur de España.

San Juan de Ávila en la Diócesis de Palencia

El día 10 celebramos la festividad de San Juan de Ávila con un encuentro festivo en el Seminario Menor. Comenzó con la celebración de la Eucaristía presidida por nuestro Obispo D. Manuel y a continuación tuvo lugar la conferencia que impartió el Obispo de Huelva, Mons. José Vilaplana titulada: “El Ministerio sacerdotal de D. Manuel en Huelva”. En la comida se rindió un sencillo y merecido homenaje a los sacerdotes que celebran este año sus bodas de oro y diamante.

Uno de ellos, es el sacerdote D. Eloy Fernández Tejerina, que este año cumple 50 años de su ordenación sacerdotal, hablamos con él en el programa El Espejo de la Iglesia y este es el testimonio que nos regaló de sus 50 años como sacerdote.

“Es fundamental apuntalar nuestra Fe”

¿Qué recuerdos tiene de su ordenación en el año 67?
Recuerdo ese día con gran emoción y alegría. Fue en la Capilla del Seminario Mayor de Palencia, junto con 14 compañeros. Recibimos de manos de nuestro Obispo, en aquel momento era Souto Vizoso, el Orden del Presbiterado. Recuerdo que era una época de cambios, con motivo del Concilio Vaticano II que estaban muy latentes en nuestras vidas, a todos los niveles.

¿Qué balance hace de estos 50 años de vida sacerdotal?
Me surgen muchos sentimientos; por un lado, un sentimiento de dar gracias, un sentimiento de pedir perdón por los errores cometidos y por el poco compromiso y las incoherencias que veo en mi vida y al mismo tiempo, la necesidad de seguir contando con la ayuda de Dios y de la Iglesia para continuar en esa actitud de servicio que quiero y  he querido dar a mi vida siempre. Y el balance es muy positivo, no porque todo haya salido bien, sino porque han sido unos años de evolución en mi mentalidad, en mi forma de entender el sacerdocio y en ello ha contribuido el que haya estado en diferentes lugares, entre ellos en misiones, en Perú, también he podido dedicar algunos años al trabajo manual, como obrero, siendo sacerdote y todo ello ha sido muy positivo. 

¿Cómo surge su vocación?
Mi vocación surge en una familia muy humilde, muy sencilla. Nací en un pueblo de la Pernía, El Campo, muy cerca de Lebanza, donde trabajaban mis dos hermanas. El apoyo y la iniciativa de mi padre, de la maestra y alguna otra persona que me animaron a estudiar en el seminario diocesano, fue determinante para mi formación y el fortalecimiento en mi vocación sacerdotal.

¿Qué se puede hacer para impulsar las vocaciones sacerdotales?
En mi evolución y al tener contacto con otras realidad eclesiales, para mi hay un punto fundamental, no es tanto descubrir vocaciones para ser sacerdotes y llenar seminarios, sino apuntalar, afianzar la Fe en los laicos, en la Iglesia. Es primordial que haya un poso de Fe en nuestra Iglesia y una transformación, que dé respuesta a la realidad de hoy y desde ahí surgirán los nuevos servidores de la iglesia, desde las comunidades cristianas surgirán  personas, que desde un compromiso de fe, opten por ese servicio a la Iglesia. 

Desde Iglesia en Palencia felicitamos a los sacerdotes que cumplen Bodas de Oro y Diamante y les damos las gracias por su servicio, entrega y dedicación.

domingo, 14 de mayo de 2017

14 de mayo de 2017 V Domingo de Pascua

  • Hch 6, 1-7 Eligieron a siete hombres llenos del Espíritu Santo 
  • Sal 32 Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti 
  • 1 Pe2, 4-9 Vosotros, en cambio, sois un linaje elegido, un sacerdocio real 
  • Jn 14, 1-12 Yo soy el camino y la verdad y la vida

Las dos primeras lecturas nos ayudan a profundizar en el misterio de la Iglesia, templo del Espíritu Santo, cuya piedra angular es Cristo y nosotros las piedras vivas, formando un sacerdocio sagrado para ofrecer a Dios sacrificios espirituales por medio de nuestra unión con Jesucristo (2 Lect). 

Y desde su comienzo esa Iglesia es ministerial, donde cada uno actúa según sus carismas al servicio del anuncio de la Palabra y en la práctica de la caridad y la misericordia. Así surgieron los primeros siete diáconos, ordenados por los apóstoles orando con la imposición de manos  (1 Lect). 

En el Evangelio Jesús nos dice que Él se va al Padre y que volverá para llevarnos con Él, el camino y la verdad y la vida.

sábado, 13 de mayo de 2017

¿Desde qué momento el hombre es persona? y ¿Tiene el hombre una posición privilegiada en la Creación?

¿Desde qué momento el hombre es persona?
[DOCAT 71] Algunos dicen que solamente se puede hablar de persona humana a partir del momento de su nacimiento; otros incluso afirman que solo se es persona si se puede pensar y decidir. Los hay también que fijan el comienzo de la existencia humana en la formación del tallo cerebral o en la nidación. La Iglesia rechaza todas estas interpretaciones y defiende que la vida humana se inicia con la fusión del óvulo y el espermatozoide. La Iglesia considera absolutamente merecedora de protección la vida que suge tras la fecundación, ya desde el inicio del estado embrionario. Por tanto, desde ese mismo momento el embrión es un ser humano íntegro y, como tal, tiene la misma dignidad que cualquier otra persona. De ahí que a esos miembros más débiles de la sociedad que van a nacer haya que tributarles el respeto debido a su dignidad.
En el Compendio de la
Doctrina Social de la Iglesia: [155]

¿Tiene el hombre una posición privilegiada en la Creación?
[YOUCAT 56] Sí. El hombre es la cumbre de la Creación, porque Dios lo creó a su imagen (Gén 1, 27).
La creación del hombre se distingue claramente de la creación de los demás seres vivos. El hombre es persona, es decir, puede decidir, con su volunta y su inteligencia, a a favor o en contra del amor.
En el Catecismo de la Iglesia Católica: [343-344, 353]

jueves, 11 de mayo de 2017

Un Libro: María

María
Card. Gianfranco Ravasi.
Ed. San Pablo


El cardenal Ravasi traza un retrato de María, una mujer única. 

Comienza repasando las imágenes referidas a la mujer dentro de la Biblia: mujer-serpiente (tentación), hija-esposa-madre, jardín cerrado... para asociarlas a la madre de Jesús. Analiza los pasajes del Nuevo Testamento en que ella aparece (centrándose en el significado de su virginidad), sin olvidar a José, el nacimiento de Jesús y la dolorosa experiencia en la Pasión. 

Mira también los textos del Antiguo Testamento que profetizan su existencia para interpretarlos desde las oraciones mariana. Se detiene por último en los evangelios apócrifos y en el protagonismo de María en ellos, incorporando en un apéndice el Protoevangelio de Santiago o Natividad de María.

miércoles, 10 de mayo de 2017

San Juan de Ávila

El 10 de mayo celebramos la festividad de San Juan de Avila, patrón de los sacerdotes y como en años anteriores, ese día se celebra en el Seminario Menor, una jornada festiva, de encuentro y convivencia entre los sacerdotes de la Diócesis .
 
El encuentro comenzará a las 11h con la Eucaristía presidida por nuestro Obispo, D. Manuel en la que se recordará y celebrará la memoria del santo patrón Juan de Ávila. La Eucaristía será un momento para dar gracias a Dios por los hermanos que celebran sus bodas sacerdotales. Este año celebran Bodas de Diamante (60 años de Ordenación / 1957): Antolin Álvarez Torres, Pablo Becerril Olivares, Herminio Gil Maldonado, Lorenzo Marcos Prado, Santos Martín de la Mata y Alberto Ruiz Lanchares. Y, además, dos sacerdotes incardinados en Valladolid: Carlos Baruque Martín y Luis Nicolás Rodríguez de Fuentes.
 
Y Bodas de Oro (50 años de Ordenación / 1967): Leonardo Cieza Pedroso, Javier Colmenero Atienza, José Luis Emperador Miguel, Eloy Fernández Tejerina, Elicio Franco Santos, Luis García Maté, José González Rabanal, Aproniano Gutiérrez Espina, Plácido Gutiérrez Martín, Juan Manuel Landa Salinas, Manuel Merino Abad y Eugenio Rueda Abad.
Después de la Eucaristía, el Obispo de Huelva, Mons. José Vilaplana Blasco impartirá la conferencia titulada: “Ministerio sacerdotal de D. Manuel en Huelva”.
Concluirá el encuentro con una comida fraternal a partir de las 14h en el Seminario Menor.

martes, 9 de mayo de 2017

Padre de diez hijos

Iniciamos, con este artículo, una serie de escritos relatando la vida, santidad y doctrina de Víctor que contrajo matrimonio en el Santuario de Nuestra Señora del Valle, en el histórico pueblo de Saldaña, provincia de Palencia. Se casó, el 24 de julio de 1948, con la joven de 22 años, Mª Asunción Merino Cuadrado, natural de Bustillo de la Vega, también provincia de Palencia.

Víctor nació el 12 de abril de 1925 en Quintanadiez de la Vega, provincia de Palencia a solo tres kilómetros de Saldaña. Antes había tenido otra novia, pero la dejó porque ella no quería tener más que dos hijos. Víctor murió en Medina del Campo el día 21 de febrero de 2012. Dicen los historiadores que “en olor de santidad”.

Y esa santidad, como ejemplo de cristiano seglar y padre de 10 hijos y trabajador en distintos negocios, es lo que nosotros trataremos de demostrar para ejemplo de todos. Que el mandato de Jesús: “sed santos como vuestro Padre Celestial es perfecto” es para todos. Y todos debemos ser aficionados a la lectura de la vida de los santos, a fin de contagiarnos de su espíritu y, también apoyados en su ayuda desde el cielo.

Víctor, que vivió intensamente el espíritu del Carmelo, conocía “al dedillo” la vida de Santa Teresa, de Santa Teresita y, sobre todo, de San Juan de la Cruz.

Víctor fue un trabajador de pura cepa. Muy trabajador y en distintos negocios y oficios. No pudo cumplir una de sus mayores ilusiones. Ser camillero en un hospital de Madrid, para dedicarse al cuidado de los enfermos y los enfermos en camilla, antes o después de la operación y tal vez accidente.

Hoy recalcamos que fue padre de 10 hijos. Que, por la gracia de Dios, su esposa Mª Asunción aún vive, como viven hijos, hijas, nietos y biznietos. Yo no dudo que desde el cielo, tendrá un cuidado muy especial por su familia. Cuidado y favores espirituales y también corporales para con los amigos y cuantos trabajan en el apostolado de la Eucaristía, cuidado por lo pobres y suplicas para con los misioneros.

Comenzamos, nuestra ronda, por la vida de Víctor, subiendo las cuestas de las carreteras que unen pueblos y pueblos en la comarca de Saldaña. Pueblos que él recorrió recitando el Cantico Espiritual de San Juan de la Cruz: “Mil gracias derramando. Buscando mis amores, pastores los que fuerdes”... Y al final del camino: la iglesia y allí celebrar la Eucaristía, que es la fuente de donde brota la gracia para los seguidores de Cristo.

Amigos, amigas, lectores, les invito a conocer la vida y doctrina de Víctor. Les invito a rezarle que ya está demostrando su generosidad desde el cielo. Esperamos que algún día la Iglesia le declare santo, pasando por el proceso de beatificación. Siempre enseñándonos a seguir a Jesús Redentor.

Germán García Ferreras

lunes, 8 de mayo de 2017

FALLECIMIENTO

El 6 de mayo falleció el sacerdote diocesano y canónigo de la S. I. Catedral, D. Melchor Caminero Calvo. Nacido el 31 de diciembre de 1927 en Santervás de la Vega, fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1953. Licenciado en Filosofía y Teología en la U. P. de Comillas, en sus primeros servicios pastorales pasó por Santo Toribio de Liébana, Ojedo, Potes, León y La Serna-Saldaña. Tras ganar la oposición a Cátedra de Latín en el Seminario, fue Prefecto y Profesor del Seminario Menor; Rector del Seminario Menor de Carrión; y Profesor de Religión en el I. Alonso Berruguete.

Otros servicios pastorales fueron: Beneficiado de gracia de la Catedral; Consiliario de A.C., de Fraternidad, de Matrimonios Notre Dame de París y Legión de María; Director Espiritual de Cursillos de Cristiandad; Canónigo de la Catedral; Consiliario del Círculo Católico de Obreros; Consiliario diocesano de Cursillos de Cristiandad; y Párroco solidario de la parroquia de Ntra. Sra. de la Calle. Descanse en Paz.

La Aparición de San Miguel. Su fiesta se celebra el 8 de mayo

Aparición de San Miguel. Óleo sobre tabla. S. XVI Anónimo castellano. Retablo mayor Parroquia de San Miguel. Villalumbroso.
La Iglesia venera al arcángel San Miguel basándose en textos del Antiguo y Nuevo Testamento, sobre todo en el capítulo 12 del libro del Apocalipsis. San Miguel fue el defensor del pueblo judío, y posteriormente de los cristianos. Dos son las fiestas que la Iglesia le dedica: el 29 de septiembre, junto con los arcángeles Gabriel y Rafael; y el 8 de mayo conocida como· “San miguel el verde de mayo” que hace referencia a la aparición de San Miguel en el monte Gárgano (Napoles).

Un hombre buscaba a uno de sus toros. Cuando pensaba que estaba perdido, lo vio en una cueva de rodillas. Como la cueva estaba muy alta, pensó que el toro no lograría salir y le disparó una flecha, pero la flecha, a medio camino, dio la vuelta y se dirigió hacia el hombre. Éste, sorprendido, fue al obispo a contarle lo sucedido, y el prelado sospechando que era un hecho milagroso decretó tres días de oración y ayuno. Mientras oraban, se apareció San Miguel al obispo y le dijo que la cueva era sagrada y que la dedicaran al culto cristiano.

A pesar de esto el obispo dudaba. Más tarde el pueblo se vio amenazado por la invasión sarracena y el Arcángel se volvió a aparecer al obispo y le prometió victoria para el pueblo si confiaban y tenían fe.

Un año más tarde el obispo fue al Papa a pedirle consejo. Éste le pidió a él y a otros tres sacerdotes hacer oración y penitencia durante tres días consecutivos y pedir la asistencia del Arcángel para discernir la voluntad de Dios. San Miguel se le apareció de nuevo y ordenó al obispo entrar a la cueva. 

Al entrar, el obispo se encontró un espléndido altar revestido de mantel rojo y una cruz de cristal. En la entrada había una huella de pie, confirmando la presencia del Arcángel.
Este tema lo encontramos en el retablo mayor de la parroquia de San Miguel de Villalumbroso. El 8 de mayo es fiesta en pueblos como Tariego, Fuentes de Nava, Riosmenudos, Frechilla y Gramedo, entre otros.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

San Miguel Arcángel, sé nuestro amparo contra las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. 


domingo, 7 de mayo de 2017

7 de mayo de 2017 IV Domingo de Pascua

  • Hch 2, 14a. 36-41 Dios lo ha constituido Señor y Mesías 
  • Sal 22 El Señor es mi pastor, nada me falta 
  • 1 Pe 2, 20b-25 Os habéis convertido al pastor de vuestras almas 
  • Jn 10, 1-10 Yo soy la puerta de las ovejas
Cristo es nuestro Pastor y nosotros somos su rebaño, llamados a participar en su admirable victoria sobre el pecado y la muerte. A través del bautismo nos integramos en la Iglesia, su rebaño (1 Lect), y hemos vuelto al pastor y guardián de nuestras vidas (2 Lect). Por eso, podemos siempre cantar llenos de confianza en Cristo: «El Señor es mi pastor, nada me falta». Él nos da su gracia en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía, cuya mesa abundante nos prepara cada domingo (Sal). Y, entrando por Él, la Puerta de las ovejas (Ev), nos salvaremos. Él, especialmente a través del ministerio sacerdotal y de los miembros de la vida consagrada, sigue haciendo que encontremos pastos abundantes.

Oración por las Vocaciones

El 7 de mayo se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas con el lema, “Empujados por el Espíritu: «Aquí estoy, envíame»”. 

El Papa destaca que  “el discípulo, no recibe el don  del amor de Dios como un consuelo privado, y no está llamado a anunciarse a sí mismo, ni a velar los intereses de un negocio; simplemente ha sido tocado y trasformado por la alegría de sentirse amado por Dios y no puede guardar esta experiencia solo para sí”.

sábado, 6 de mayo de 2017

¿A qué hora empieza el “evento”?

El otro día, me encontré a una mujer muy ilusionada con su familia, como tantas buenas y animosas mujeres. Tiene dos hijos: niño y niña. La niña hará la Primera Comunión en este mes de mayo. Los padres no frecuentan la iglesia, aunque ahora (por lo de la Comunión de la niña) vienen a la parroquia con sus hijos y se quedan a “oír misa”. Bien está. Se comienza a educar en cristiano dando ejemplo.

Pero la señora, después de saludarme cordialmente, entre divertida y desenvuelta, me pregunta: «¿Podríamos cambiar la hora y día del “evento”? Es que no nos cuadra bien la fecha que nos proponen ustedes».

- ¿De qué evento me habla usted, señora? -pregunto perplejo.

- De qué evento va a ser: el de la Primera Comunión de mi hija.

Y como queriendo enmendar y mejorar lo dicho, dice: «Bueno, lo del “servicio religioso”».

Me armo de paciencia y pongo mi cara más amable para dirigirme a ella:

- ¡Ahora entiendo, señora! Pero mire: los “eventos” se celebran en los hoteles y restaurantes; aquí, en la parroquia, celebramos “sacramentos”. Ni siquiera son “servicios religiosos”, que hacen referencia a algo como de oficio o mero trámite. Lo nuestro es “otra cosa”.

Y aprovecho para impartir a la buena señora una breve catequesis, rápida y ocasional, sobre el “evento”, que dice ella (y dicen otros muchos).

Y continúo: «La Eucaristía que celebramos en las parroquias, cada domingo, es, sin duda, un acontecimiento, sí, pero un “acontecimiento de fe”. Toda la comunidad cristiana se alegra por el gran regalo que es Jesucristo. A él es a quien celebramos. Pero mire, no es este un evento-excusa para otro evento: el que ustedes han preparado ya en el restaurante: o sea, la comida y los regalos. Nosotros, desde la comunidad parroquial, nos unimos a todas las alegrías familiares. Pero lo que celebramos en la iglesia -insisto hasta enronquecer- ¡es “otra cosa”! En los encuentros con padres se lo irán a usted explicando...».

Y animo a la señora para que venga a dichos encuentros, a pesar de que dice “no tener tiempo”. 

Les confieso que dentro de mí se está generando una especie de malestar que no pertenece sólo al “cambio generacional”, sino a lo que Freud llamaba el “malestar de la cultura”. Lo religioso, hoy, queda sumergido en una cultura superficial, vacía y sometida a las necesidades económicas. Todo ello, unido a la supina ignorancia religiosa que padecemos, y que conlleva el riesgo de pervertir lo que celebramos. “Pervertir” es viciar. La Iglesia debería abrir mucho los ojos para ver cómo ir poniendo remedio a este problema: el de la perversión y cambio del lenguaje religioso. Donde nosotros decimos “sacramento” (signo del encuentro con Dios), otros entienden “evento”. O sea, nada entre dos platos...

Importan, sí, los platos de un restaurante que es el que marca la hora y el día del “evento”.

Eduardo de la Hera

Beatificacion en Gerona de dos palentinos

La Escuela Apostólica de Misioneros del Sagrado Corazón, que llevaba décadas funcionando en la localidad barcelonesa de Canet de Mar, fue asaltada la tarde del 19 de julio de 1936, un día después de que el alzamiento contra el Gobierno del Frente Popular. Ya por la mañana, los milicianos de la Junta Revolucionaria local habían quemado la parroquia del municipio y detenido a los sacerdotes que allí ejercían su ministerio. Dos semanas más tarde se les informó de que se había decidido su ejecución.

Algunos de los Hermanos lograron escapar y llegar a Francia. Los “siete de Canet” -los Padres Antonio Arribas Ortigüela, Abundio Martín Rodríguez, José Vergara Echevarría y José Oriol Isern i Masso; y los Hermanos Gumersindo Gómez Rodríguez, Jesús Moreno Ruiz y José del Amo y del Amo- no corrieron la misma suerte y fueron ejecutados en la madrugada del 29 de septiembre de 1936.

Estos siete Testigos del Amor de Dios -dos de ellos palentinos- serán beatificados el 6 de mayo en la Catedral de Gerona.

La Celebración será presidida por el Card. Angelo Amato y por Mons. Francesc Pardo (Obispo de Gerona). En la misma estará presente nuestro Obispo D. Manuel.

viernes, 5 de mayo de 2017

Cultos en honor a Nuestra Señora de Fátima en la Iglesia de San Pablo


10 Razones para marcar la X

Hoy más que nunca es preciso disponer de argumentos para marcar la casilla de la Iglesia católica.
Aquí aparecen los 10 más importantes.

[1] Es una forma sencilla de colaborar con la Iglesia. No implica trámites engorrosos. A la hora de hacer la Declaración de la Renta, basta con marcar una X en la casilla de la Iglesia. Y si he recibido el borrador en mi casa, debo comprobar que la casilla aparece marcada. En caso contrario, modificarlo es muy sencillo.

[2] Es absolutamente gratis. No me van a cobrar más por mi declaración al marcarla ni me van a devolver menos por hacerlo. En definitiva, no me cuesta nada.

[3] Marcar la casilla demuestra mi compromiso y adhesión a la Iglesia y a la actividad que realiza. Con ello, me siento un poco más Iglesia.

[4] Es una de las pocas cosas que puedo decidir sobre mis impuestos. Pero si no lo hago, es decir, si la dejo en blanco, dado que voy a pagar lo mismo, será el Estado el que decida por mí sobre esa pequeña cantidad.

[5] Con mi gesto y el tuyo demostramos a la sociedad que somos muchos los que valoramos la labor que realiza. Cada año 9 millones de personas asignan a favor de la Iglesia, lo que supone, al día de hoy probablemente, el mayor gesto de adhesión a una institución que se da en nuestro país de manera anual.

[6] Es mi obligación como católico. Marcando la casilla ayudo a sostener la Iglesia en el desarrollo de todas sus actividades: mantener al clero, el anuncio del Evangelio, la vivencia de la fe y la inmensa labor asistencial que desarrolla en España y en todo el mundo.

[7] Marcar la casilla de la Iglesia supone decir claramente “sí” a la libertad religiosa, consagrada en la Constitución española y a su ejercicio pleno y efectivo en una sociedad plural y democrática. Una sociedad aconfesional, pero que valora el hecho religioso como una de las dimensiones fundamentales de la persona, tal y como lo proclama el artículo 16 de nuestra Constitución.

[8] Es mi decisión libre y democrática. Una decisión que no perjudica a nadie y que es plenamente compatible con otras opciones. En la actualidad, se pueden marcar simultáneamente las casillas de la Iglesia católica y de otros fines de interés social.

[9] Es el dinero mejor invertido. Puedo conocer cada año, a través de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia, en qué emplea sus recursos. Las cifras sobre la actividad celebrativa, evangelizadora, educativa, en defensa del patrimonio cultural e histórico artístico o la inmensa actividad asistencial, demuestran año a año el enorme servicio que prestan las instituciones de la Iglesia en nuestro país.

[10] Por eso, para los no católicos o no practicantes marcar la casilla supone también reconocer el papel que la Iglesia tiene en la sociedad española, especialmente con los más necesitados. En los últimos años, las instituciones de la Iglesia han jugado un papel fundamental para paliar los efectos de la grave crisis económica sufrida.

¿Qué puedo hacer?

  • Comprueba en tu borrador que la casilla 105 está marcada (Asignación Tributaria a la Iglesia Católica)
  •  Modifica el borrador si es necesario
  • También puedes marcar la X de fines sociales. Son compatibles y ayudarás el doble
  • Si la Declaración te la hace un gestor, pídele con libertad lo que quieras marcar

Más información: www.portantos.es

Otra manera de colaborar económicamente con la Diócesis de Palencia o con tu Parroquia es hacerlo
de una manera periódica con una cuota familiar o personal abonada a través de domiciliación bancaria.

jueves, 4 de mayo de 2017

Hermanitas de los Ancianos Desamparados

La Casa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, de la calle Mayor Antigua, acogió los días 29 y 30 de abril numerosas celebraciones. El sábado por la tarde, dos jóvenes postulantes de 20 años, tomaron el hábito iniciando así su etapa en el noviciado. Se trata de Editha Gil y Gloria Sánchez. El domingo a las 7h, dos Hermanitas renoveron sus votos por un año: Sor Fabiana Dos Santos y Sor María Liris. A las 9h, una novicia, Sor Elisa Núñez hizo su primera profesión. Y a las 11:30h, nuestro Obispo D. Manuel presidió la profesión perpetua de Sor Jennifer.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Diálogo y fe

Hemos tenido al Papa Francisco de viaje en Egipto. Un viaje complicado pero necesario... en el que el diálogo interreligioso, el diálogo ecuménico y la solidaridad con los cristianos que son perseguidos han tenido todo el protagonismo. Pero voy a destacar dos mensajes del Papa. Dos mensajes que nos sirven a todos, para todos los momentos de nuestra vida. Y sea cual sea la circunstancia que estemos viviendo:

«El diálogo puede ser favorecido si se conjugan bien tres indicaciones fundamentales: el deber de la identidad, la valentía de la alteridad y la sinceridad de las intenciones. El deber de la identidad, porque no se puede entablar un diálogo real sobre la base de la ambigüedad o de sacrificar el bien para complacer al otro. La valentía de la alteridad, porque al que es diferente, cultural o religiosamente, no se le ve ni se le trata como a un enemigo, sino que se le acoge como a un compañero de ruta, con la genuina convicción de que el bien de cada uno se encuentra en el bien de todos. La sinceridad de las intenciones, porque el diálogo, en cuanto expresión auténtica de lo humano, no es una estrategia para lograr segundas intenciones, sino el camino de la verdad, que merece ser recorrido pacientemente para transformar la competición en cooperación» (Discurso en la Conferencia Internacional por la Paz, Universidad de Al-Azhar. 28-IV-2017).

«La verdadera fe es la que nos hace más caritativos, más misericordiosos, más honestos y más humanos; es la que anima los corazones para llevarlos a amar a todos gratuitamente, sin distinción y sin preferencias, es la que nos hace ver al otro no como a un enemigo para derrotar, sino como a un hermano para amar, servir y ayudar; es la que nos lleva a difundir, a defender y a vivir la cultura del encuentro, del diálogo, del respeto y de la fraternidad; nos da la valentía de perdonar a quien nos ha ofendido, de ayudar a quien ha caído; a vestir al desnudo; a dar de comer al que tiene hambre, a visitar al encarcelado; a ayudar a los huérfanos; a dar de beber al sediento; a socorrer a los ancianos y a los necesitados (cf. Mt 25,31-45). La verdadera fe es la que nos lleva a proteger los derechos de los demás, con la misma fuerza y con el mismo entusiasmo con el que defendemos los nuestros. En realidad, cuanto más se crece en la fe y más se conoce, más se crece en la humildad y en la conciencia de ser pequeño». (Homilía en la Misa con los católicos en Egipto. 29-IV-2017).

Pidamos a Dios ayuda
para profundizar
en nuestra fe, y que
nos ayude a ser hombres
y mujeres en permanente
disposición al diálogo.

Domingo Pérez

Encuentro regional de catequistas

El pasado 29 de abril, se celebró el XXIII Encuentro de Catequistas de la Iglesia en Castilla. En esta ocasión se llevó a cabo en la Diócesis de Zamora, en el Seminario San Atilano, y el tema tratado fue “La familia y la transmisión de la fe” a la luz de la exhortación Amoris laetitia.

A las 10,30 tuvimos una calurosa acogida por parte del grupo de organización de la Diócesis anfitriona, y a continuación dimos comienzo con una pequeña oración y un video realizado por la Diócesis de Ciudad Rodrigo con imágenes de cada una de las Iglesias locales de la región.

Para continuar con la ponencia “Del ‘Jesusito de mi vida’ al primer anuncio de la fe”, a cargo de Rafael Ángel García Lozano, profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca. Esta conferencia nos llevó a trabajar en grupos, marcándonos como importante el que fuéramos capaces de adoptar una o dos acciones concretas en nuestras parroquias a partir de todo lo reflexionado y compartido en este día, entre ellas la importancia o papel que debemos adoptar las comunidades cristianas en la transmisión de la fe, así como es necesario ir entrando en la dinámica de secularidad, no dar por supuesta la fe y comenzar a evangelizar en ella.

La familia como motor de esta transmisión, la preparación al matrimonio cristiano, y también la maduración en la fe a la hora de hacer la confirmación cuando no hay una mínima maduración humana en la adolescencia temprana. Lo que supuso diferentes puntos de vista en los grupos pero con las ideas claras de que debemos unirnos más desde cada una de nuestras parroquias.

Después de un pequeño descanso para la comida, pudimos ver la representación teatral Madre no hay más que una, a cargo de La Tijera Teatro, que con sólo dos actores nos hicieron reír y mantuvieron el interés de todos hasta el final, dejando como punto principal que siempre debemos decirles a nuestros padres lo mucho que les queremos, porque el tiempo pasa muy deprisa y muchas veces las obligaciones nos hacen olvidar lo realmente importante.

Para finalizar con un día muy enriquecedor y en el que pudimos reencontrarnos con amigos, conocidos y charlar con cada uno de ellos llegamos al final de esta jornada con la Eucaristía presidida por Gregorio Martínez Sacristán, obispo de Zamora, en la que me quedo con una frase de su homilía: “si queremos, como catequistas, evangelizar como Jesús lo hizo, tenemos que vivir como vivió Él, compartir como lo hizo Él y transmitirlo desde cada una de nuestras parroquias”.

Clara (Catequista de la parroquia de San Juan de Benavente).

P. Gimeno: “Mi vocación sacerdotal está muy unida con mi vocación monástica”

Cuando hablamos del futuro de las vocaciones, aparecen muestras de preocupación en nuestros rostros, aseguramos que hoy los jóvenes no desean comprometerse con una vocación religiosa y las estadísticas tampoco hacen que esa preocupación se convierta en esperanza y alegría, pero muchas veces olvidamos que esa llamada a la vocación puede llegar por numerosos caminos. Nuestro protagonista de hoy, profundizó en esa vocación a través de un libro de fotografías sobre la vida monástica que cayó en sus manos cuando tenía 12 años. A partir de ese momento, intercambió una serie de cartas con los monjes preguntándoles acerca de su vida, de su día a día en el monasterio y esa llamada que sintió durante la infancia se fue haciendo cada vez más fuerte. Pasó experiencias en los monasterios durante los meses de verano y con 21 años decidió finalmente ingresar en la Orden Cisterciense. Hoy en día es el superior del monasterio de San Isidro de Dueñas y el pasado 27 de abril recibió de manos de nuestro Obispo, su ordenación presbiteral. Hablamos del P. José Antonio Gimeno. 

                                                    *****************************


¿Por qué eligió la Orden del Cister?
Sobre todo porque siempre me gustó la vida sencilla y el equilibrio monástico entre el Ora et Labora. La oración y el trabajo. Siempre me he sentido muy a gusto en el Cister y nunca he pensado otra cosa.
 
Una vez ordenado sacerdote, ¿cambiará su día a día en el monasterio?
En teoría no mucho, porque mi vocación sacerdotal está muy unida con mi vocación monástica. Me ordeno para prestar un servicio en mi comunidad, presidir la Eucaristía y hacer una labor pastoral que no puedo hacer si no estoy ordenado, pero por lo demás ahora estoy prestando el servicio de superior y como tal, seguiré prestándolo.
 
¿Cuántos religiosos forman la comunidad del monasterio de San Isidro?
Actualmente 35 monjes de varias edades, el mayor de más de 90 años y el más joven de poco más de 20 años. Tenemos una gran riqueza de generaciones y una comunidad bastante viva. Actualmente, contamos con dos monjes profesos jóvenes y tres postulantes en el noviciado, pero lo más importante no tanto es el número  sino que seamos fieles a nuestra vocación monástica cisterciense.
 
                                                      *****************************

Y ahora, sean sinceros, antes del testimonio del P. Gimeno, ¿hubiesen pensado que un libro de fotografías puede ayudar a profundizar en nuestra vocación?

Natalia Aguado León

martes, 2 de mayo de 2017

María en Mayo

Con motivo del mes de mayo dedicado a María, varias instituciones de la ciudad: Jesuitas, Nazarenas, Congregación mariana de la Inmaculada, Laico Parroquia San Lázaro y un Mensaje mariano del Papa Francisco ofrecen tres ponencias-testimonio con el título “María y su importancia en nuestra vida cristiana”.

Se celebran los días 3, 10 y 17 de mayo a las 19:45h, en la Residencia de los Jesuitas, C/Ignacio Martínez de Azcoitia, 17. Entrada libre hasta completar el aforo.

Frómista

El pasado 20 de abril, nuestro Obispo, compartió misa, novena y canto de los Gozos de San Telmo con numerosos cofrades y vecinos de Frómista. La Cofradía, en agradecimiento y como recuerdo de su visita, le regaló un grabado de San Telmo.


Cuidando la Casa Común

El 27 de abril arrancó la séptima semana de la Unidad Pastoral de Aguilar de Campoo bajo el lema: “Cuidando la Casa Común”. Hasta el 7 de mayo se van a desarrollar charlas, mesas redondas, actividades lúdicas, encuentros culturales, momentos para la oración y para celebrar juntos la Eucaristía.

Una semana para analizar nuestro mundo, descubrir los problemas medioambientales y sociales. Buscar desde la Encíclica del Papa Francisco “Laudato Si” propuestas para el desarrollo de una Ecología Integral. Pero también una semana para encontrase gentes de la comarca, jugar, celebrar, disfrutar.

Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar: ¡7 verbos, un estilo de vida!

lunes, 1 de mayo de 2017

Intenciones del Apostolado de la Oración apra el mes de Mayo

  • General: Por los cristianos de África, para que den un testimonio profético de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús Misericordioso 
  • Por la Evangelización: Por las familias cristianas, para que sean como iglesias domésticas donde se vive y trasmite el evangelio de Jesucristo.