martes, 14 de marzo de 2017

Santa Matilde. Su fiesta se celebra el 14 de marzo

Santa Matilde. Talla en madera, policromada, S. XVIII, autor anónimo. Museo Diocesano de Palencia
Hija de la condesa Dietrich de Westafila y del príncipe danés Reinhild, nace en 895 en Engern (Alemania) Fue educada en el convento de Erfut por su abuela y abadesa hasta el momento de casarla con el príncipe Enrique, hijo del Duque Otto de Sajonia. A los tres años de casada, nació su primogénito, también llamado Otto. En el 919 Enrique heredó el Ducado de Sajonia, y más tarde el trono de Alemania al morir el Rey Conrado, su tío, sin descendencia.

El rey Enrique, marido de Matilde, sobresalió por ser un valiente y victorioso soldado. Sus súbditos le atribuían sus éxitos, en parte por las continuas oraciones de su esposa. Matilde era muy querida entre el pueblo por su humildad, paciencia, caridad con los pobres y vivencia de la fe. Al enviudar con 41 años y cinco hijos quiso ingresar en un monasterio, pero las contiendas entre sus hijos Otto y Enrique por heredar el trono se lo impidieron. Tras la intervención de Matilde, hicieron las paces y Otto fue nombrado emperador y Enrique fue nombrado Duque de Baviera.

Otto acusó a su madre de repartir entre los pobres los bienes que le pertenecían y de esconder parte del tesoro real. La investigación reveló que lo vendido fueron sus propias joyas, pero sifrió por la acusación de su propio hijo. Lo sobrellevó con paciencia y resignación cristiana y se retiró a la residencia campestre donde había nacido. Solo volvió a la Corte para hacerse cargo de la regencia mientras Otto marchó a Roma para ser coronado emperador por el Papa.

Al final de su vida se retiró a un monasterio benedictino fundado por ella, donde murió el día 14 de marzo de 968. Fue enterrada junto con su marido en Quedlimbug. Santa Matilde nos enseña a ser caritativos y sabernos comportar ante los problemas familiares.

El arte la representa vestida de benedictina, con hábito negro, grandes mangas, y con una corona en su cabeza o a sus pies, y repartiendo limosna. En los monasterios benedictinos es frecuente encontrar representaciones de Santa Matilde. En San Zoilo (Carrion de los Condes) se halla representada en el claustro y en el Museo diocesano hay una preciosa talla procedente de dicha abadía.

Texto: José Luis Calvo
Fotografías: Antonio Rubio

Oración
Señor, tú nos has revelado que toda la ley se compendia en el amor a Ti y al prójimo, concédenos que, imitando la caridad de Santa Matilde, te sirvamos en nuestros hermanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada