viernes, 21 de julio de 2017

Restauración de las esculturas de la Capilla de “los Santander”

La Diócesis ha depositado en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Simancas, las nueve esculturas que componen el retablo plateresco de la capilla de “los Santander”, de la Parroquia de San Miguel, de Saldaña, para su restauración por los técnicos del Centro.

“Tenemos que aprender a ser cristianos en medio de una cultura laica”

Tras 16 años de párroco en Villamuriel de Cerrato, Ángel Aguado hace una parada y emprende un nuevo camino en Cuba. En el trayecto de la iglesia a una plaza cercana no para de saludar a gente, conoce a cada vecino por su nombre y su punto débil es la población más joven. Durante la conversación, una chica se acerca y le comenta que siente que Ángel no pueda casarles... y que de haber sabido que se iba, habría adelantado la fecha de su boda. Cercano, jovial, arraigado a la tierra que le vio nacer (San Cebrián de Campos) pero con necesidad de salir, escuchar, cambiar y aprender.
 
¿Por qué decide Ángel Aguado tomarse un tiempo e irse a Cuba a conocer esa realidad?
Al jubilarme de profesor en el instituto tenía pensado hacer una parada. Ya me lo permitió la Diócesis al término de mi licenciatura y el doctorado. Ahora la diócesis también me lo permite y lo agradezco. Pero esta vez quería hacer una parada diferente. Quiero compartir una experiencia de otro tipo de Iglesia. Tengo un amigo marista en Cuba, un palentino que conocí cuando estuve de párroco en Mantinos, en aquella época él era un joven comprometido, y ahora desarrolla su labor en Cuba, él me animó a que conozca la realidad que se vive en la isla. La iglesia de Cuba es una iglesia en ebullición, creo que es un buen lugar para aprender.
 
¿Qué es lo que va a costar dejar de su parroquia de Villamuriel? Siempre te cuesta cambiar de sitio, porque dejas afectividades, dejas el trabajo, sobre todo te cuesta porque has establecido lazos en opciones. En Villamuriel hemos establecido muchos vínculos con la población inmigrante, la parroquia se ha implicado mucho con estas personas, hemos aprendido mucho y el irme es una manera de romper esos vínculos. Pero no te queda otra, viene bien cambiar porque si te encallas acabas como las piedras. También viene bien para la gente, que vengan personas nuevas con retos nuevos.
 
¿Qué balance hace de estos años en Villamuriel?
Balance muy positivo. Aquí me he encontrado con las dos iglesias. La parte vieja del pueblo es lo que hemos recibido que es buena porque de ahí viene todo y la parte nueva que tiene una manera nueva de situarse ante la Fe. Y aquí es donde tenemos nuevos desafíos. Tenemos que escuchar el latido nuevo de la cultura nueva, de los jóvenes, de las familias jóvenes, de los niños. Tenemos que aprender a ser cristianos en la cultura laica y no solo en el espacio eclesial, que allí no cuesta nada. Hoy hay que perder mucho tiempo en la calle (que es ganarlo), con la gente joven, con los padres jóvenes, con las familias. Nos jugamos mucho en la calle y tenemos que construir humanidad con la gente y nosotros los cristianos la construimos como nos la regaló Jesús y eso es mucho.
 

¿A qué parte de Cuba va y qué labor va a desarrollar en Cuba?
Voy a una zona que se llama Holguín; le he dicho al obispo de allí que voy a lo que me manden, sobre todo, yo quiero ir a escuchar. Quiero impregnarme del frescor de las Iglesias latinas. Cuando he estado allí con anterioridad, he visto grupos de comunidad que no giran en torno al cura, son grupos muy vivos y fervientes porque han estado acosados, el elemento central no es el cura, es la comunidad, el pueblo de Dios. Yo no creo que el principal problema en la iglesia sea la escasez de vocaciones sacerdotales, en mi opinión ese es un diagnóstico corto, lo que hacen falta son cristianos, cuando hay cristianos hay curas.
 
¿Tiene fecha de regreso?
Sí, en principio, me voy para dos años.
 
¿Qué espera encontrar en Cuba?
Una iglesia más joven, más pueblo de Dios, que no esté centrada en el presbítero, una Iglesia que se implica con la cultura y el cambio que está viviendo ahora.
 
                                                               ***********
 
Buen viaje, buena escucha y buen aprendizaje...

Natalia Aguado León

jueves, 20 de julio de 2017

Villaescusa de Ecla

El pasado domingo 16 de julio, la Parroquia de Villaescusa de Ecla celebró una Eucaristía de Acción de Gracias con motivo de la recientemente beatificación de uno de sus hijos, el P. Abundio Martín, misionero del Sagrado Corazón. La Eucaristía estuvo presidida por nuestro Obispo.


Sin Barreras Di-Capacidad

Otro curso que termina y el Equipo de Pastoral de la Discapacidad de la Diócesis nos reunimos para valorar cómo han ido las cosas. Durante este año hemos recomenzamos nuestro peregrinaje por las parroquias de la capital, ya somos caras conocidas para párrocos, feligreses y amigos.

Además de repercusión ad extra queremos resaltar la ad intra, lo que pasa por los corazones de cada persona que nos acompaña en esta caravana de integración. Como sabéis nos encontramos principalmente personas relacionadas con el Centro Villa S. José, San Juan de Dios, Hermanas Hospitalarias y el Centro Cultural de sordos; rodeados por un gran número de amigos incondicionales que participan en las eucaristías mensuales.

Para muchos de estos participantes supone una gran ilusión el poder sentirse parte de este proyecto inclusivo tan atractivo. Nutre tanto sus necesidades propiamente religiosas como las personales, sintiéndose acogido y reconocido como igual ante la asamblea cristiana. Es frecuente que sean las propias personas con discapacidad las que nos recuerden el día y la hora de la siguiente eucaristía, pues como digo, para ellos no se trata de una acción más sino de un punto de encuentro, una fiesta que celebramos en torno al Pan y Vino con Jesús.

Desde la Comisión queremos, de cara al curso que viene, seguir dando pasos en la visibilización e integración de este colectivo en la sociedad en general y en la Diócesis en particular. Queremos ser personas cercanas a las parroquias y que éstas puedan plantearnos sus dudas y aportaciones en cuestiones como la catequesis. Queremos seguir acercándonos a otros Centros y asociaciones de familiares para que sepan expresamente que tenemos las puertas abiertas y que en esta iniciativa cabemos todos.

Concluir estas líneas con un extracto de la acción de gracias que solemos proclamar en las eucaristías “Di-Capacidad” y que resume sencillamente lo que nos une: 

“Gracias Jesús por habernos anunciado la Buena Noticia de que tenemos un Padre, DIOS, y una Madre, MARIA que nos aman y quieren que seamos felices juntos”.

Pastoral de la Discapacidad

martes, 18 de julio de 2017

Unidad Pastoral del Valle

Sacerdotes de la Unidad Pastoral del Valle. Foto jesús González
El 20 de julio se entrega el Premio cultural Javier Cortes a la Unidad Pastoral del Valle por la disposición de los párrocos en los diversos actos culturales llevados a cabo en la zona y por la inversión y esfuerzos realizados en la iglesia de San Miguel de Saldaña. El acto de entrega comenzará a las 20h en la iglesia de San Miguel. Nuestra más sincera enhorabuena por este merecido reconocimiento.

La Diócesis de Palencia cuenta con 93 beatos martirizados en el s.XX

Algunos datos sobre los mártires palentinos: 
 
  • La Diócesis de Palencia cuenta con 93 Beatos martirizados en el S. XX. De estos, 92 eran religiosos, y uno de ellos, el Beato Mariano Morate, sacerdote diocesano.
  • 68 localidades palentinas tienen al menos un Beato mártir entre sus hijos. Buenavista de Valdavia y Palencia tienen 5 beatos. Le siguen Arconada (4), Carrión de los Condes (3) y Aguilar de Campoo, Alba de los Cardaños, Barriosuso de Valdavia, Becerril del Carpio, Espinosa de Cerrato, Frómista, Fuentes de Nava, Iteroseco, La Lastra, La Serna, Osorno y Villafría de la Peña con 2.
  • A 92 de ellos, el martirio les llegó entre el 23 de julio y el 4 de diciembre de 1936. El último mártir fue el Beato Anselmo Polanco, OSA, Obispo de Teruel, asesinado el 7 de febrero de 1939.
  • Se ignora el lugar donde están los restos de 25 Beatos mártires.
  • Les llegó el martirio en territorios que hoy corresponden a las Diócesis de Alcalá de Henares, Almería, Barcelona, Cartagena, Ciudad Real, Cuenca, Gerona, Getafe, Lérida, Madrid, Málaga, Oviedo, Santander, Tarragona, Terrassa, Toledo, Urgell y Valencia.
  • Casi la mitad, 44, fueron asesinados en la entonces Diócesis de Madrid-Alcalá. 25 de ellos en Paracuellos del Jarama.
  • 52 de los Beatos mártires palentinos del S. XX tenían menos de 30 años.
Beato Anselmo Polanco
Nació en Buenavista de Valdavia el 16 de abril de 1881. Entró en el convento agustino de Valladolid y allí emitió sus primeros votos en 1897. Pasó después a La Vid (Burgos) donde completó los estudios. Ordenado sacerdote el año 1904, en 1922 fue nombrado Prior de Valladolid, y en 1932 Provincial de la Provincia Agustiniana del Santísimo Nombre de Jesús de Filipinas. En todo momento se distinguió por su amor a la concordia, su delicadeza de espíritu y su atención a la observancia religiosa.

Siendo Provincial, en 1935 fue nombrado obispo de Teruel. Cuando llegó a oídos de su madre que había sido nombrado obispo le dio un sabio consejo: “Tú que siempre fuiste buen hijo, sé ahora buen padre”.

Un año más tarde estallaría la guerra civil española que iba a convertir la pequeña ciudad de Teruel en uno de los puntos de lucha más cruenta. El pastor permaneció siempre al lado de sus ovejas prodigando consuelo y fortaleza. “He venido a dar la vida por mis ovejas”, había dicho al hacer la entrada en la diócesis que el Papa le había confiado.

El 8 de enero de 1938, vestido con el hábito de agustino y acompañado por un grupo de sacerdotes diocesanos, se entregó al ejército ocupante. Prisionero, soportó fuertes presiones para que retirara su firma de la carta del episcopado que denunciaba ante la opinión mundial la persecución que sufría la Iglesia en España. Junto con su Vicario General, Felipe Ripoll, sufrió el encarcelamiento durante trece meses. Pocos antes de concluir la guerra, el 7 de febrero de 1939, fue asesinado en Pont de Molins (Gerona) cerca de la frontera francesa. El lema de su escudo episcopal se hizo realidad: “Me sacrificaré y me consumiré por vuestras almas”.

Fue beatificado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 1995. Su fiesta se celebra el 7 de febrero. 

El Beato de mayor edad, Juan Herrero, OP
Nace en Barriosuso de Valdavia, el 24 de mayo de 1859 y es bautizado el día 25. Desde niño trabaja como pastor y guarda de haciendas. Profesa en Ávila como hermano cooperador el 9 de octubre de 1881. Vive dedicado fielmente a su profesión -sastre, cocina y otras ocupaciones- en diversos conventos y casas, admirado por su sencillez y humildad. De Ávila es llevado a Ocaña en 1900, de Ocaña a la casa de San Gervasio de Barcelona, donde en 1909 le sorprende la “Semana Trágica” y ha de buscar refugio.

Forma parte de la comunidad fundacional del colegio apostólico de La Mejorada (Valladolid), donde está de 1912 a 1917. Pasa por Ocaña (1918-1925), Barcelona (1925-1929), y nuevamente Ocaña (1929-1931). Tras servir en la comunidad de Santa María de Nieva (Segovia) por cinco años le asignan, en 1936, a la Casa Procuración de la Pasión (Madrid). Amante de la soledad, estaba siempre pacífico, sonriente, amable, bondadoso. Era humilde de corazón.

Ocupada la Casa por los milicianos, lo tienen bajo continua vigilancia y amenazando a quien le vendiera comestibles. Se ve obligado a ganar el pan lavando ropa para los vecinos y, finalmente, con la inocencia y sencillez que le caracterizaban, pide ayuda a la Dirección General de Seguridad. Lo encarcelan en San Antón el 29 de octubre de 1936 y martirizan en Paracuellos de Jarama (Madrid) el 28 de noviembre. Tenía 77 años, 6 meses y 4 días. 

El más joven Beato Luis Abia, OSA

Nació en Abia de las Torres el 28 de febrero de 1919. Sus padres se llamaban José y Liduvina. Fue bautizado el 3 de marzo de 1919. Estudió las primeras letras en la escuela del pueblo.

Llegado el momento de seguir los deseos de su vocación, encontró fuerte resistencia por parte de sus padres, que se venció, debido a la firme decisión de Luis. Estudió tres años de latín y humanidades en el seminario menor de los agustinos de Ntra. Sra. de la Consolación, de Guernica.

Hizo el noviciado en el convento de Ntra. Sra. del Buen Consejo, de Leganés, donde profesó de agustino el 15 de agosto de 1935.

Recién profeso pasó al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, para iniciar los estudios de filosofía. Según sus compañeros tenía dos grandes aspiraciones: misionar entre infieles y el martirio.

Allí fue detenido con toda la comunidad el 6 de agosto de 1936 y encarcelado en la prisión de San Antón. Tras casi cuatro meses de cárcel, fue juzgado por una farsa de tribunal en la misma prisión.

Su nombre figuraba en una larga lista de presos en las primeras horas de una mañana del último día de noviembre. Le despojaron de todo efecto personal y le ataron las manos a la espalda. Después de varias horas fue conducido con otros 50 agustinos a Paracuellos del Jarama y fusilado a media mañana del 30 de noviembre de 1936. Como grupo todos dieron señales de entereza moral y auténtica fe cristiana.

Tenía 17 años, 9 meses y 2 días. Es el sexto mártir más joven entre los del siglo XX español ya beatificados.

lunes, 17 de julio de 2017

Valdecañas

Valdecañas de Cerrato cele­­­bró el 15 de julio una Eucaristía de Acción de Gracias presidida por nuestro Obispo D. Manuel. Ese día se pudo el retablo de San Antonio Abad, recién restaurado cuyo coste integral ha sufragado la mecenas Dña. Teresa de Juana Sardón. 

Los trabajos de restauración los ha realizado la Fundación Edades del Hombre.

Ministros extraordinarios de la Comunión

El 9 de julio, nuestro Obispo instituyó como ministros extraordinarios de la Comunión a laicos de las parroquias de Villotilla, Bustillo del Páramo y Riberos de la Cueza.

Este ministerio laical está estipulado en el Canon 230 del Derecho Canónico y dice: “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el bautismo y dar la sagrada Comunión según la prescripción del derecho”. Para ejercerlo se requiere de la debida formación, conciencia y generosidad. Es un ejemplo más de cómo los laicos pueden ayudar en una forma activa a los párrocos en la distribución de la Comunión, tanto en la misa como fuera de ella.

Son necesarios en las siguientes circunstancias: “Que no haya sacerdote, diácono o acólito que pueda repartir la comunión”; “que habiéndolos, no puedan administrar la comunión por impedírselo otro ministerio pastoral, o la falta de salud o la edad avanzada”; o “que sean tantos fieles los que pidan la comunión que sería preciso alargar demasiado la Misa o la distribución de la comunión fuera de ella”.



Los Mártires: Testigos de la Misericordia

Sin duda alguna los mártires, que murieron asesinados a manos de sus verdugos perdonando, son los mayores testigos de la misericordia; imitaron al Señor Jesús, su Maestro, el Gran Mártir, el primer Testigo del amor del Padre a los hombres, que murió diciendo: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» (Lc 23, 14). El primero de ellos fue San Esteban que murió orando así mientras era lapidado: «Señor, no les tenga en cuenta este pecado» (Hech 7, 60).

La palabra “mártir” significa “testigo”. El máximo testimonio de la misericordia que tiene su manantial en Dios Padre, su fuente en Jesucristo, y su agua que fecunda y da vida en el Espíritu Santo, es el martirio, morir, siendo inocentes, perdonando.

En nuestra Iglesia de Palencia tenemos muchos mártires nacidos aquí, aunque hayan sido martirizados en otras tierras. Unos han sido reconocidos como tales, proclamados santos o beatos, pero otros muchos todavía no porque está su causa en proceso o porque ya nadie se acuerda de ellos. Entre los canonizados está San Francisco Fernández de Capillas, sacerdote dominico, natural de Baquerín de Campos que fue apresado, encarcelado, torturado, sentenciado a muerte y decapitado en Fogán, China, en 1648. El Beato Francisco de Jesús, agustino recoleto, nacido en Villamediana en 1590, asesinado en Japón). 

La Iglesia de Palencia es rica en Beatos martirizados en el siglo XX. Si no he contado mal, los actualmente reconocidos como beatos son 93.

Hay un obispo, Anselmo Polanco, Obispo de Teruel y Albarracín, natural de Buenavista de Valdavia y asesinado en Pont de Molins, Gerona; un sacerdote diocesano nacido en la parroquia de San Miguel, de Palencia, asesinado en Almería; y religiosos, unos sacerdotes y otros no. Unos eran mayores, otros jóvenes, casi adolescentes.

Entre los religiosos hay 29 agustinos naturales de Aguilar de Campoo, Villaherreros, Buenavista de Valdavia, Osorno, Itero Seco, Carrión de los Condes, Celadilla del Río, Santa María de Redondo, Muñeca, Roscales, Palencia, Villasarracino, Buenavista de Valdavia, Baños de la Peña, Frómista, La Puebla de Valdavia, Villanueva de la Peña, Carrión de los Condes, Calzada de los Molinos, Congosto de Valdavia, Villanueva de Abajo, Mantinos, Abia de las Torres y Villasur de Cieza; 2 carmelitas descalzos, nacidos en Las Heras y San Pedro de Cansoles; 1 capuchino de Terradillos de los Templarios; 3 cistercienses, nacidos en Espinosa de Villagonzalo, Támara de Campos y Espinosa de Cerrato; 9 dominicos nacidos en Villada, Carrión de los Condes, Alar del Rey, Gozón de Ucieza, Fuentes de Nava, Castromocho, Santibañez de Resoba, Becerril de Campos y Barriosuso de Valdavia; 4 maristas naturales de Aguilar de Campo, Cisneros de Campos, Calahorra de Boedo y Dueñas; 1 franciscano conventual nacido en La Serna; 17 hermanos de las Escuelas Cristianas o de La Salle, nacidos en Porquera de los Infantes, Abastas, Capillas de Campos, Villanueva del Rebollar, Arconada, Villarrodrigo de la Vega, Nava de Santullán, Bustillo de la Vega, Villavieco, la Serna, Fuente de Valdepero, Añoza, San Cebrián de Mudá y Villajimena; 5 hermanos de San Juan de Dios nacidos en Mazuecos de Valdeginate, Palencia; 2 misioneros del Sagrado Corazón, nacidos en Osorno y Villaescusa de Ecla; 2 oblatos misioneros de María Inmaculada, naturales de Fresno del Río y Frómista; 15 pasionistas nacidos en Herreruela de Castillería, San Martín de Perapertú, San Martín de los Herreros, Resoba, Cubillo de Ojeda, Villafría de la Peña, La Lastra, Becerril del Carpio, Berzosa, Quintanilla de la Berzosa, Alba de los Cardaños y Salinas de Pisuerga, martirizados en Daimiel, Ciudad Real; y 1 marianista de Espinosa de Cerrato.

Hay que añadir al Hno. Bernardo, marista, que dio testimonio de fe en Barruelo de Santullán, en cuya Iglesia Parroquial de Santo Tomás reposan sus restos y donde es venerado e invocado.

¿Qué hicieron estos hombres para ser asesinados? Estoy seguro que no hicieron nada malo; practicaron el bien en sus diversas expresiones de las obras de misericordia enseñando en las escuelas, socorriendo a los más necesitados, predicando la Palabra de Dios, curando a los enfermos, atendiendo a los discapacitados según los diversos carismas y siguiendo al Señor, hasta dar testimonio supremo, el de entregar la vida por sus perseguidores, morir por la fe en Cristo y perdonando. No batallaron por ideas políticas determinadas, sino estaban al servicio de Jesucristo, rey del Universo, cuyo reino es justicia, verdad, paz, vida, verdad, libertad, santidad, gracia y amor; trabajaron por la reconciliación entre los hombres.

Debemos estar orgullosos y gloriarnos de estos hermanos nuestros, de su testimonio y fe. No podemos ser desmemoriados ni perder su memoria, sino dar gracias a Dios por ellos y con ellos e imitar su ejemplo. Tenemos que ser hombres y mujeres de perdón; en estos nuestros tiempos, muchas veces crispados, debemos dar testimonio de Cristo y ser, como él y ellos, clementes, compasivos y misericordiosos, lentos a la ira y ricos en amor como nuestro Dios.

+Manuel Herrero Fernández, O.S.A
Obispo de Palencia

domingo, 16 de julio de 2017

16 de julio de 2017 XV Domngo del Tiempo Ordinario

  • Is 55, 10-11 La lluvia hace germinar la tierra 
  • Sal 64 La semilla cayó en tierra buena, y dio fruto 
  • Rom 8, 18-23 La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios 
  • Mt 13, 1-23 Salió el sembrador a sembrar.

En la primera lectura se ha compara la lluvia, que hace germinar la tierra, con la palabra que sale de la boca de Dios, que cumplirá su deseo y llevará a cabo su encargo. 

Esa Palabra no es otra que Jesucristo; y esa Palabra es la que se siembra mediante la predicación (Ev). ¿La escuchamos sin atención y no hacemos por entenderla?, ¿la entendemos y profundizamos y somos constantes en cumplirla?, ¿la escuchamos, pero ante cualquier dificultad dejamos de cumplirla?, ¿la escuchamos, pero los afanes de la vida, la preocupación por el dinero, nos llevan a olvidarla? Y será a partir de ir viviendo el mensaje evangélico como iremos caminando hacia la manifestación plena de la libertad gloriosa de los hijos de Dios (2 Lect).

La Virgen del Carmen. Su fiesta se celebra el 16 de julio

Talla en madera policromada, vestida como reina del Valle de Santullán. Anónimo. S. XVI. Santuario del Carmen (Barruelo de Santullán).
El inicio de la Orden del Carmen se encuentra en Israel, en el Monte Carmelo, donde unos caballeros europeos medievales decidieron vivir como ermitaños orantes, siguiendo el modelo de los profetas Elías y Eliseo y teniendo como modelo a la Virgen. Tras vivir solitarios en cuevas -dedicados a la oración, penitencia y austeridad- pasaron a vivir en comunidad y fueron la cuna de la Orden de los Carmelitas.

El origen de la devoción a Nuestra Señora del Carmen se encuentra en la aparición de la Virgen a San Simón Stock el 16 de julio de 1251. Según la tradición, la Virgen le entregó los hábitos y un escapulario, prometiéndole que quien muriese vestido con ese escapulario no sufriría las penas del fuego eterno. San Simón interpretó el escapulario como “un regalo del cielo”. Además, la Virgen prometió liberar del purgatorio a todas las almas que vistieran el escapulario durante su vida, dirigiéndolas al cielo el sábado siguiente de su muerte. Desde 1587 todos los Papas han difundido la devoción a la Virgen del Carmen. Es patrona de los marineros, e invocada como “Estrella en el mar”. Es además la titular de muchas naciones y pueblos europeos y latinoamericanos.

El arte la representa vestida con hábito marrón, un escapulario sobre su pecho, sosteniendo a Jesús en sus brazos y coronada como reina. En casi todas las parroquias de la Diócesis hay una imagen de la Virgen del Carmen -bien talla artística o de escayola “tipo Olot”- como titular de cofradías y asociaciones que la hacen novena.

Su devoción es grande en Palencia capital por la fundación que hizo Santa Teresa de Jesús en 1580; en Paredes de Nava, donde tiene una ermita; en Alar del Rey donde es titular de la parroquia; y sobre todo en el Santuario del Carmen en Barruelo de Santullán. Alberga una imagen de la Virgen bendecida por el San Pio V, regalada a D. Francisco de Reinoso, su camarero y maestresala, y natural de Autillo de Campos. 180 pueblos y aldeas del norte de Palencia y sur de Cantabria, con sus limosnas, levantaron el Santuario que sigue recibiendo fieles cada 16 de julio.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Te suplicamos, Señor,
que la poderosa intercesión
de la Virgen María en su
advocación del Monte
Carmelo, nos ayude y nos
haga llegar hasta Cristo,
monte de la salvación.

sábado, 15 de julio de 2017

¿Por qué los pobres merecen una atención mayor? y ¿Qué importancia tienen los pobres para los cristianos?

¿Por qué los pobres merecen una atención mayor?
[DOCAT 238] Cristo se ha fijado especialmente en los que se encuentran al margen de la sociedad. Por este motivo, la Iglesia se declara a favor de una especial «opción a favor de los pobres». Los pobres son con frecuencia aquellos que tienen una menor influencia en la estructuración de la sociedad y de sus propias condiciones de vida. La Iglesia está con ellos y lucha por la superación de las injusticias, discriminaciones y opresiones. En el sentido de la doctrina social católica, la justicia exige la participación de todos en cualquiera de los ámbitos de la vida social, política, cultural y económica. La dedicación a los pobres no hay que hacerla mirándolos desde arriba, ya que los afectados mismos saben qué es lo que más necesitan, sino que hay que actuar haciéndoles participes de las soluciones de sus problemas. En este sentido, las complejas relaciones de dependencia y la creciente conexión de la sociedad global no facilitan la superación a largo plazo de las causas de la pobreza.

En el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: [449]


¿Qué importancia tienen los pobres para los cristianos?
[YOUCAT 449] El amor a los pobres debe ser en todos los tiempos el distintivo de los cristianos. A los pobres no les corresponde sin más algún tipo de limosnas; tienen derecho a la justicia. Los cristianos tienen un deber especial de compartir sus bienes. Cristo es un ejemplo en el amor a los pobres.

En el Catecismo de la Iglesia Católica: [2243-2446]

jueves, 13 de julio de 2017

Dos Libro: Esopo y La Fontaine

Esopo y La Fontaine
Ed. San Pablo

Dos libros para los pequeños de la casa que nos pueden permitir acercarles a los clásicos. Cada libro recoge doce fábulas con simpáticas ilustraciones realizadas en una original técnica que confi ere a los personajes un estilo muy actual.

Estas breves, sencillas y divertidas fábulas atraen y divierten a lectores mayores y pequeños y enseñan, sobre todo a los niños, grandes verdades acerca del ser humano.


miércoles, 12 de julio de 2017

Valdespina

El 25 de junio, seis jóvenes de Valdespina recibieron el Sacramento de la Confirmación de manos de nuestro Obispo. Lo más curioso de este hecho es que desde hacía 17 años no se celebraban confirmaciones en esta localidad. La ermita de Nuestra Señora del Olmo rebosó alegría e ilusión por este acontecimiento y felicitó a los jóvenes que continúan creciendo en su vida de Fe.

martes, 11 de julio de 2017

Pobreza cronificada

  •  Siete de cada diez hogares en España no perciben los efectos de la recuperación económica.
  •  La mitad de los hogares se encuentra peor que al inicio de la recesión, ya que su red de apoyos se ha debilitado.
  •  Un 59,5% de las familias han perdido capacidad para ahorrar; un 42,3% ha empeorado la estabilidad de sus ingresos económicos; y 38,2% ve peligrar la seguridad de mantener el empleo.
  •  La mejora de la economía pasa aún más inadvertida entre los hogares en situación de pobreza, ya que nueve de cada diez de estas familias no han notado ninguna mejora en su situación financiera.
                                        *********************************

Estas son algunas de las conclusiones del informe Análisis y Perspectivas 2017 presentado el pasado 22 de junio por la Fundación Foessa, que en esta edición está dedicado al tema «Desprotección social y Estrategias familiares».

El estudio, realizado a partir de datos oficiales y una encuesta a 1.300 hogares españoles en 17 comunidades autónomas, comprueba que «el crecimiento económico sigue conviviendo con altos índices de pobreza y desigualdad porque no es lo mismo que el desarrollo social. Es falso decir que la mejor política social es la del crecimiento económico», afirmó el secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, añadiendo que los buenos datos macroeconómicos «son necesarios pero no son suficientes».

El estudio recoge que la mitad de las familias cree que en cinco años seguirán estando como están, y lo que es más preocupante... la «red de seguridad» que tenían antes de la crisis es peor que la que tenían en 2008. El «colchón» de la familia y amigos es aún más débil entre los hogares en riesgo de exclusión. Si para dos tercios de la población, el apoyo del entorno familiar es la gran red de protección, en el caso de los hogares pobres, solo la mitad cuentan con familia y amigos que respondan ante la necesidad de ayuda. «El capital social va decreciendo a medida que en el hogar se debilitan las principales fuentes de ingreso económico», apunta el informe.

La crisis además ha empeorado la situación del 78% de los hogares en exclusión social. «La crisis -señala el informe- supuso un auténtico tsunami social y los años poscrisis no han servido para reparar sus efectos, más allá de una paralización del deterioro en parte de los hogares y un retroceso en los que estuvieron más afectados». La prueba de que la recesión ha empobrecido a la pobreza es que dos de cada tres personas en situación de exclusión social ya lo estaban antes de 2008.

Ante situaciones de gravedad, las familias confían más en la respuesta de las organizaciones sociales que de los Servicios Sociales Públicos.

A lo largo de esta larga recesión, los hogares han utilizado numerosas estrategias para afrontar las dificultades. El 70,7% ha optado por gastar menos energía reduciendo horas de calefacción, el 40,3% ha aceptado algún trabajo mal pagado, mientras que el 15,6% se ha cambiado a una vivienda más barata (15,6%). Además un 8,2% de los hogares (1,5 millones) han tenido que recibir algún hijo que vivivía de forma independiente.

Jornadas Monásticas

El pasado mes de junio, el Monasterio de San Andrés de Arroyo acogió las “Jornadas Monásticas 2017”. Unas jornadas de convivencia y de compartir la Fe, en las que además de las monjas de San Andrés de Arroyo y Alconada, participaron religiosas de otros monasterios. Para hacer vida el Salmo 132: “Ved, que dulzura, que delicia convivir los hermanos Unidos”.

lunes, 10 de julio de 2017

Los atropadineros

¿Quién es un atropadineros?

Un atropadineros es el que solo tiene ojos para ver ganancias y rentabilidades por todas partes; el que busca el oro con ansiedad y codicia hasta en la misma Noche Buena (¿recuerdan ustedes el personaje aquel de la narración de Dickens?).

Un atropadineros es el que ha hecho de su vida un saco sin fondo donde recoger todo lo que se compra y se vende; el que todo lo traduce, sin mayores esfuerzos, en suculentos negocios. El atropadineros se aprovecha del cargo y situación para medrar, trepar y acumular... Pero ese, según el libro sagrado, se secará «como el cardo en la estepa o como la zarza en el desierto» (Jr 7, 6).

“No nos haga usted caricaturas, por favor”. Permítanme las caricaturas. Ellas expresan bien “lo que hay”. Todos podemos llegar a ser una caricatura de nosotros mismos. El que, por decisión propia, se olvida de las personas y sólo atiende a las cuentas corrientes, termina chapoteando en un lodazal y además haciendo el ridículo. Las cárceles están llenas de personas ridículas; pero también las calles y las plazas.

¿Hay algo más ridículo que vivir para acumular cosas? ¿No hace el ridículo quien se pasa la vida sólo preocupado por amontonar dineros y, una mala noche, se va al otro mundo sin saber cómo? Es lo que le ocurrió al rico de la parábola. Una voz le despertó del letargo y de la borrachera: «Necio, lo que has acumulado, ¿para quién será?» (Lc 12, 20).

Inquietante pregunta: “Lo que has acumulado, ¿quién se lo llevará?” La mitad para el fisco, desde luego. ¿Y la otra mitad? La otra mitad, necio, no la gastan tus deudos ni aunque encarguen para tu funeral todas las coronas de flores que hay en las floristerías de Madrid. Ni aunque te levanten los mausoleos más caros e inútiles del mundo.

Los atropadineros solo se pasean por los lugares donde las maquinas multiplican el oro. Como el Rey Midas, sólo sueñan con tocarlo todo y convertirlo en divisas. La codicia es así; nunca se ve colmada. Nunca llena la buchaca. 

¿Y no se convierte el mundo, de este modo, en una selva? 

Pues vean ustedes lo que tenemos. Dicen que hay algunas selvas donde los grandes gorilas se han hecho de tal manera fuertes que los otros animales no se atreven ni a salir de las madrigueras. Pero hay selvas peores, a las que ni siquiera llega un rayo de sol.

El mejor capital es el que se invierte en crear puestos de trabajo, para que el personal pueda ganarse honestamente el sustento. Es triste querer trabajar y no tener dónde. Los Papas (por lo menos desde León XIII) han hablado de la “función social del dinero”.

Llevarse los dineros fuera a paraísos templados, donde estén a salvo de tributar y de producir riqueza nacional, constituye hoy un delito social. Si encima esos dineros son públicos y han sido amasados con el sudor de otros, la cosa pasaría a mayores y tendría el rango de “corrupción”, ¡y en moral se llamaría “pecado mortal”! Así como suena.

Los negocios lícitos reclaman medios lícitos. Nada de “pelotazos”. Nada de corrupciones en cadena. Pero al que roba -¡oh casualidad!- el dinero le llega en racimo. ¿Por qué será? Algunos hacen negocios hasta desde las mismísimas cárceles...

Convertir el mundo en una selva para que solo reinen los “atropadineros”, se paga con la soledad de aquel rico que, según dicen, era tan rico que... ¡solo tenía dinero!

Eduardo de la Hera

Soledad y Silencio

Fachada de la Casa de Víctor
¡Qué dos palabras! ¡Qué fáciles de pronunciar y retener en la memoria! Pero, a la vez, ¡qué difíciles de vivir y llevar a la realidad! Cuando son básicas para conseguir la verdadera felicidad y la más completa alegría.

Porque no hay alegría completa sin Dios, ni felicidad sin Dios. Pero ¿dónde está Dios y cómo encontrarnos a Dios y vivir en Él.

San Juan de la Cruz, de quién Víctor era muy devoto (leyó muchas veces sus escritos, sobre todo la Llama de Amor Viva y el Cántico Espiritual) en la estrofa 35 del Cántico Espiritual, canta: «En soledad vivía / y en soledad ha puesto ya su nido / y en soledad la guía / a solas su querido / también en soledad de amor herido».

No es lo mismo soledad y silencio. El silencio necesita soledad, porque necesita que Dios pueda ser escuchado, libre del ruido de las cosas materiales y de las criaturas demasiado ocupadas en asuntos puramente temporales.

Víctor gustaba de la noche ante el sagrario. De la media noche en la parroquia de San Clemente Romano en Madrid, dónde estaba de párroco D. Paco Teresa León, nacido en Paredes de Nava, Palencia.

Buscaba la soledad y el silencio de la noche en la iglesia de Velillas del Duque, dónde vivió doce años, en la casa que su mujer, Asunción, heredó de sus padres. La casa estaba y está pared con pared con la iglesia parroquial. ¡Cuánto gozaba Víctor visitando por la noche el sagrario, acompañando a Jesús y escuchando la voz del Espíritu Santo y la Santísima Trinidad! Siempre protegido por la Virgen a la que tenía una devoción singular.

No hay verdadera felicidad y auténtica alegría sin Dios. Ese Dios Padre nos espera en la soledad, rodeados del más profundo silencio.
Iglesia de Velillas del Duque

Caminaba, cada mañana, por la carretera estrecha que aún conduce a Villamienzo, Portillejo y Quintanilla de Onsoña. Cuando no había Misa en Velillas del Duque se iba a los pueblos más próximos. Siempre andando y con el rosario en la mano.

No podía pasar un día sin haber comulgado. Su fuerza, para superar la enfermedad y para convertirse en apóstol de Cristo, estaba en la Eucaristía. Con razón afirmaba: «Lo mismo que los pobres van de puerta en puerta y de pueblo en pueblo pidiendo un trozo de pan para comer, así el cristiano -decía- debe ir al sagrario donde se celebre la Eucaristía y así comer el Pan de Vida».

Buscaba la soledad de Las Batuecas, Salamanca, el famoso desierto de los PP. Carmelitas Descalzos. Pero de ello hablaremos en el próximo artículo.

Germán García Ferreras

domingo, 9 de julio de 2017

9 de julio de 2017 XIV Domingo del Tiempo Ordinario

  • Zac 9, 9-10 Mira a tu rey que viene a ti pobre 
  • Sal 144 Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey 
  • Rom 8, 9. 11-13 Si con el Espíritu dais muerte a las obras del cuerpo, viviréis 
  • Mt 11, 25-30 Soy manso y humilde de corazón

El Señor es clemente y misericordioso, es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas (Sal). Esa bondad de Dios se manifiesta plenamente en Jesucristo, en quien se cumplió la profecía de Zacarías: «el rey que viene, pobre y montado en un borrico» (1 Lect). Cuando estemos agobiados y cansados por las vicisitudes de la vida, acudamos a Él llenos de confianza respondiendo a la llamada que nos hace: «Venid a mí», y aprendamos de Él que es manso y humilde de corazón. Así, desde la sencillez, podremos acoger la revelación de las cosas de Dios (Ev). Una de ellas es saber que si con el Espíritu que habita en nosotros damos muerte a las obras del cuerpo, viviremos (2 Lect).

sábado, 8 de julio de 2017

Cibercondria

El otro día aprendí una palabra nueva: la Cibercondría... que es una cosa bastante habitual. Pues ... el cibercondríaco -el que padece la cibercondría- es ese sujeto que cuando le duele algo, se siente pachucho, ve que algún mal le está rondando... dice: “Voy a buscar en Google. A ver qué síntomas tengo... y a ver si yo mismo me diagnostico lo que me pasa”.

Porque como tenemos infinito acceso a mucha información (aunque estén mezclados el trigo y la paja)... todos somos más listos que los médicos. Y no hace falta que nos acerquemos al Centro de Salud. Yo decido lo que me pasa... y, si eso... ya me acercaré a la farmacia a que me den algo. Y no hace falta que os diga que esto es muy peligroso.

Seguimos. Como mi cabeza a veces establece relaciones extrañas... se puso a pensar si esto tendría un símil “eclesial”. Y llegué al “yo creo en Dios, pero no en la Iglesia... yo creo en Dios pero no en los curas... yo me confieso directamente con Dios”... porque lo mismo que no me hace falta un médico para saber qué me pasa... tampoco me hace falta nadie para vivir mi fe. Y en esto... tampoco hace falta que os diga que estamos ante un peligro.

El Papa Francisco decía lo siguiente, el 23 de abril de 2013 en la Capilla Paulina: «La identidad cristiana no es un carnet de identidad. La identidad cristiana es una pertenencia a la Iglesia [...] a la Iglesia Madre, porque no es posible encontrar a Jesús fuera de la Iglesia. El gran Pablo VI decía: “Es una dicotomía absurda querer vivir con Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin la Iglesia” (cf. Exort. Ap. Evangelii nuntiandi, 16). Y esa Iglesia Madre que nos da a Jesús nos da la identidad, que no es sólo un sello: es una pertenencia. Identidad significa pertenencia. La pertenencia a la Iglesia: ¡qué bello es esto!».

Es absurdo querer sanar sin ir al médico, decidir qué medicinas nos tenemos que tomar. Necesitamos a otros. Necesitamos al médico. Es absurdo vivir la fe en soledad, vivir con Jesús sin la Iglesia, amar a Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia. Necesitamos a otros, a la comunidad... a la Iglesia.

Domingo Pérez

viernes, 7 de julio de 2017

Berruguete en Paredes de Nava

Del 26 de junio hasta el 21 de septiembre puede visitarse en Paredes de Nava la exposición “Alonso Berruguete en Paredes de Nava”.

Esta muestra sirve de preámbulo a la que se va a celebrar en el Museo Nacional de Escultura -del 4 de julio al 5 de noviembre, que lleva por título: “Hijo del Laocoonte. Alonso Berruguete y la Antigüedad pagana”.

La exposición que puede verse en la Iglesia parroquial de Santa Eulalia recoge piezas originales, fotografías y paneles informativos que destacan la importancia de la familia Berruguete en el arte y la historia del Renacimiento, dentro y fuera de nuestras fronteras.


En el recorrido podrán contemplarse obras cedidas por el Museo Nacional de Escultura, el Museo Diocesano y distintas parroquias de la Diócesis.




Encuentro eclesial del Arciprestazgo del Cerrato

El pasado 25 de junio -con la presencia de nuestro Obispo- el colegio de los Salesianos de Villamuriel, acogió el Encuentro Eclesial del Arciprestazgo del Cerrato, con el lema “Ser juntos Iglesia”.

Fotos: Isabel Figueroa Fernández

Institución de Ministerios Extraordinarios

El 9 de julio, las localidades de Villotilla, Bustillo del Páramo y Riberos de la Cueza celebran una jornada muy especial. Ese día el Obispo de la Diócesis instituirá los ministerios extraordinarios a diversos laicos comprometidos de dichas localidades. 

Así, a las 11h se celebrará la Eucaristía en Villotilla. A las 12h será en Bustillo del Páramo y a las 13h en Riberos de la Cueza.

jueves, 6 de julio de 2017

Formación

Los cursos de verano son una gran oportunidad para la formación permanente. Desde Verbo Divino, ofrecen dos cursos para el mes de julio y se impartirán en la casa de Espiritualidad Misioneros del Verbo Divino, en Dueñas.

Del 10 al 14 de julio se imparte el curso: “Drama y esperanza. Lectura existencial e interpeladora del Antiguo Testamento (Génesis)” dirigido por el franciscano José Luis Elorza. El otro curso tendrá lugar del 17 al 21 de julio bajo el título: “Preparar, celebrar y vivir la Eucaristía” y estará dirigido por miembros del Equipo Eucaristía.
 
Más información:
formacion@verbodivino.es
www.verbodivino.es

Un curso lleno de Vida en el COF

“El COF no está llamado a preguntarse sólo por lo que daña a la familia, lo que le impide crecer, lo que genera división entre los esposos... La pregunta decisiva que orienta la actividad del COF bien puede formularse así: ¿qué es lo que hace y hará grande y hermosa una vida, la vida de estos esposos, de esta familia? Esta es también la pregunta que el mismo Dios busca responder”.

Desde estos parámetros la labor del Centro de Orientación Familiar de nuestra Diócesis se distribuye en dos áreas: Intervención (Servicio de Orientación Familiar y Servicio de Ayuda a la Vida) y Formación y prevención.

ÁREA DE INTERVENCIÓN

Un total de 36 familias fueron atendidas a lo largo del curso 2016-2017. Llegaron a conocer el COF a través de la familia y amigos (62%), otros usuarios (6%), la parroquia (8%), internet (16%), los servicios sociales (6%), la prensa, la radio y otros medios.

Los casos atendidos se referían a la relación familiar (40%), conflictos matrimoniales (22%), conflictos personales (22%), fertilidad (8%) y otros casos relativos a malos tratos, adicciones, problemas escolares y ayuda en el embarazo.

ÁREA DE FORMACIÓN

Se han desarrollado Escuelas de Padres en la Parroquia de San José y en la Sede del COF en el que se han abordado los temas de “Conociendo a nuestros adolescentes”, “Autoestima y autocontrol en nuestros hijos: ¿cómo ayudarles?”, “Prevenir educando: adicciones” y “Mejorar la autoestima de nuestros hijos”.

Dentro del Proyecto “Aprendamos a Amar” -que aborda la “educación afectivo-sexual”- se ha estado presente con distintas charlas en los Colegios Santa Clara de Asís, Maristas Castilla, Santo Ángel, Sagrado Corazón (Venta de Baños) Blanca de Castilla y Divino Maestro. La educación afectivo-sexual también fue motivo de encuentro con los jóvenes de Confirmación de la Parroquias de San José.

La labor formativa también se ha desarrollado en la Parroquia de San Bárbara (Guardo) y en el Arciprestazgo de Camino,   abordando temas como “La alegría del amor”, la “Realidad y desafíos de las familias” o la “Espiritualidad conyugal”.

Se ha colaborado con los jóvenes del Proyecto de Apoyo Escolar de Cáritas Diocesana, con una charla sobre “Resolución de conflictos”.

Se ha abordado el tema de “Sexualidad y Paternidad responsable” en los Cursillos Prematrimoniales de las parroquias de San José y Nuestra Señora de la Calle. Y en colaboración con la Delegación de Enseñanza, se ha impartido a los profesores de religión el Curso “El viaje del héroe”: educación afectivo-sexual a través de la educación en virtudes”.

Se puede resumir que a las distintas actividades formativas del COF han acudido más de 377 jóvenes, cerca de 200 participantes en cursos y conferencias, 30 parejas de novios y alrededor de 110 padres y madres.

Por último, cabe destacar que durante este curso, el COF ha comenzado a colaborar de manera quincenal en el programa “El Pozo de Sicar” de Radio María, con una sección titulada “Aprendamos a Amar”.

PARA ACERCARSE AL COF
Diego Laínez 6, bajo
34004 Palencia
979 726 961  /  660 583 112
info@cofdpalencia.es
www.cofdpalencia.es

Encuentro de Sacerdotes Jóvenes

La Casa de Espiritualidad del Verbo Divino acogió del 25 al 27 de junio el Encuentro de Sacerdotes jóvenes de la Iglesia en Castilla. El encuentro estuvo animado por Mons. Uriarte quien abordó el tema de la secularidad del presbítero diocesano. El último día, nuestro Obispo se acercó hasta Dueñas para celebrar con ellos la Eucaristía.

Reunión de Arciprestes

El pasado 27 de junio, nuestro Obispo se reunió con los Arciprestes de la Diócesis. 

El encuentro sirvió para poner en común lo vivido en las distintas visitas que el prelado palentino ha realizado por los distintos arciprestazgos. Una manera de tener una visión de conjunto y de confirmar realidades. Por otro lado, se reflexionó fue sobre la futura reordenación de las unidades pastorales.

miércoles, 5 de julio de 2017

San Antonio María Zaccaria. Su fiesta se celebra el 5 de julio

San Antonio María Zaccaria. Pintura del siglo XIX. Seminario “Diego Martínez” de los PP.Barnabitas. Camino de la Miranda (Palencia).
Nace en 1502 en Cremona (Italia), hijo de Lázaro Zaccaria y Antonieta Pescaroli. Huérfano de padre al poco de nacer, su madre, con 15 años lo lleva a Pavía a estudiar filosofía y lenguas clásicas, y más tarde medicina en Padua. Siente vocación al sacerdocio y es ordenado sacerdote con 26 años en Cremona. En Milán conoce a Bartolomé Ferrari y Jaime Antonio Morigia, con quienes para hacer frente a la decadencia en la Iglesia, los ataques luteranos y llevar a cabo una auténtica reforma... funda los Clérigos Regulares de San Pablo, que es aprobada por Clemente VII en 1533. Se les conoce como Barnabitas, en recuerdo de la iglesia que la orden dedicó a San Bernabé en Milán. Asimismo, junto a Ludovica Torelli, condesa de Guascalla, funda las Hermanas Angélicas de San Pablo, que tienen una intensa actividad apostólica en calles, casas, hospitales, y hospicios practicando las obras de misericordia.

También, impulsa la creación de grupos de laicos comprometidos que, en unión con los Clérigos Regulares y las Hermanas Angélicas, llevan el Evangelio a todos. La tarea no es fácil porque el santo sacerdote y médico tiene mucha oposición y es tachado de “iluminado”. San Antonio María finalmente contrajo una grave enfermedad y decidió volver a su casa paterna, al lado de su madre en Cremona, donde muere con 36 años el 5 de julio de 1539. Fue canonizado por León XIII el año 1879.
San Antonio María Zaccaria es un ejemplo para los sacerdotes de hoy. En medio de un mundo alejado de Dios, es ejemplo de volver a Jesucristo, amar a la Iglesia y renovarla renovándonos.

Se le representa joven, vestido de clérigo, con sotana negra o con roquete y estola y en sus manos el libro de la regla como fundador y un ramo de azucenas símbolo de la virginidad.

Los PP. Barnabitas están presentes en la diócesis desde 1967 -50 años- contando con un seminario. Llevan a cabo tareas de educación con jóvenes, residencia de estudiantes, atención pastoral a parroquias, promoción del laicado y servicio al necesitado.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

Concédenos, Señor, crecer según el espíritu de San Pablo en el conocimiento incomparable de tu Hijo Jesucristo, que impulsó a San Antonio María Zaccaria a proclamar en tu iglesia la Palabra de salvación

Orbó

El Taller de Restauración de la Diócesis ha finalizado los trabajos del Sagrario del retablo mayor de la Iglesia de San Juan Bautista de Orbó, una obra en madera policromada del barroco tardío del S. XVIII.


martes, 4 de julio de 2017

Servir a los hermanos como Él y con Él

El Papa con Mons. Omella
«Jesús camina delante de ustedes y les pide que lo sigan con decisión en su camino» recordó el Papa Francisco a los cinco nuevos cardenales -entre los que se encontraba el Arzobispo de Barcelona, Mons. Omella- creados en el Consistorio Ordinario Público que presidió el 28 de junio.

Retomando la imagen del pasaje del Evangelio de Marcos que describe la escena de Jesús con sus discípulos mientras iban de camino a Jerusalén, el Papa hizo hincapié en la importancia de seguir a Jesús, «sin distraerse por intereses que no son coherentes con la voluntad de Jesús, que es la voluntad del Padre». Jesús -afirmó el Papa- «no los ha llamado para que se conviertan en “príncipes” en la Iglesia, para que se “sienten a su derecha o a su izquierda”. Los llama a servir como Él y con Él».

Puntualizó que la realidad es otra: la realidad es la cruz, es el pecado del cual Jesús ha venido a liberar al mundo. «La realidad son los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo, es la esclavitud que no cesa de pisar la dignidad también en la época de los derechos humanos»; la realidad es la «de los campos de prófugos», «la del descarte sistemático», incluidas las personas. Esto -subrayó- es lo que Jesús ve mientras camina a Jerusalén.

Siguiendo a Jesús, aseguró a los nuevos cardenales: «también ustedes caminan delante del pueblo de Dios, teniendo la mirada fija en la Cruz». Y pidió que el Espíritu Santo «reduzca toda distancia entre nuestro corazón y el corazón de Cristo, para que toda nuestra vida sea un servicio a Dios y a los hermanos».

Excursión de la Curia a Las Edades del Hombre

Como en años anteriores, la Curia Diocesana y los trabajadores del Obispado visitaron, el pasado 30 de junio, la exposición de Las Edades del Hombre. Recordamos que lleva por título “Reconciliare” y tiene lugar en Cuéllar. El próximo año tomará el relevo Aguilar de Campoo.

Justicia y/o Misericordia

De vez en cuando se levantan voces que exigen justicia y se oponen a medidas de gracia o de perdón, como si la justicia y la caridad fueran incompatibles. ¡Quién no recuerda gritos o escritos en tal sentido con ocasión, por ejemplo de la liberación de un condenado por terrorismo, o por violaciones, o abuso de menores!

¿Qué dice al respecto la fe cristiana? Aunque sea brevemente intentaré aportar un poco de luz para iluminar las conciencias y contribuir al bien de la sociedad.

Hay que decir que una es la justicia de los hombres y otra la justicia de Dios. La justicia de los hombres es la que, según las leyes, administran los jueces. Todos sabemos que pueden equivocarse, porque es humano el errar; pero también sabemos que no todas las leyes son justas; algunas buscan el mal menor, y otras son manifiesta y palmariamente injustas, porque no buscan el bien común, el bien integral de la persona y de todas las personas. Si Dios fuera justo con una justicia humana y nos pagara lo que nos corresponde, no quedaríamos ni el apuntador. Pero no podemos entender la justicia de Dios como la humana; Dios no es una criatura, sino el Creador, el Salvador y el Santificador, Dios es Amor.

La justicia de Dios es totalmente distinta. La Biblia afirma que Dios es justo y que su justicia es una manifestación de su santidad. Por descontado, Dios no es como a veces algunos lo pintan, un ser con una manga ancha que lo mismo le da ocho que ochenta, que traga todo, y al final es el como el viejo padrazo que no se entera de nada. Dios, por descontado, no puede sino castigar el mal y reconocer el bien. Su justicia es, como dice W. Kaspers, “una noticia esperanzadora”, la injusticia no va triunfar. El creyente espera la justicia de Dios para todos (salmos 5, 6, 7; 67,5; 71,15, etc.).El pueblo de Israel esperaba que los reyes fueran justos y así lo pedían al Señor cuando iniciaban su reinado (salmo 72), pero la decepción era casi la norma; por eso esperan y sueñan con que el Mesías Rey, descendiente de David, implante la justicia: «No juzgará por apariencias, no sentenciará de oídas, sentenciará con rectitud a los sencillos de la tierra; pero golpeará al violento con la vara de su boca... La justicia será ceñidor de su cintura, la lealtad, cinturón de su caderas» (Is 11, 1-5). Esperaban que el Mesías implantara la justicia en favor de los que ven los derechos humanos de los pobres, humildes y oprimidos conculcados por unos poderes injustos; esperaban la justicia de Dios porque no la tenían por parte de los hombres.

Dios es justo siendo fiel a su alianza, a sí mismo, a su esencia, que es amor. Creer es confiar en él, es cimentar nuestra persona y vida, nuestra convivencia en Dios, en él que, viendo nuestra miseria, se vuelca sobre nosotros con su misericordia. Junto a la justicia aparece la misericordia, no se oponen en Dios. Dios es justo, pero va más allá de la justicia con su misericordia y perdón; su justicia no es superflua, y quien se equivoque voluntariamente siendo infiel a su amor, deberá expiar la pena; la misericordia se traduce en paciencia, una paciencia que espera, que da tiempo al tiempo para que nos convirtamos (Is 54, 7-10): «Que el malvado abandone su camino y el malhechor sus planes; que se convierta al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón» (Is 55, 7). El hombre justo es aquel que se confía a la voluntad de Dios. «La justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia en razón de la muerte y resurrección de Jesucristo. La Cruz de Cristo, entonces, es el juicio de Dios sobre todos nosotros y sobre el mundo, porque nos ofrece la certeza del amor y de la vida nueva» (MV, 21). Jesús comienza su vida pública llamando a la conversión, a la fe en el Evangelio para ser bienaventurados, proclamó dichosos a los que tienen hambre y sed de la justicia (Mt 5, 6), buscó a los pecadores para ofrecerles su perdón, murió y resucitó para el perdón de los pecados y nos encomendó ser testigos de esto.

Hace poco, respondiendo a los que retratan a María como la que detiene el brazo justiciero de Dios listo a castigar, una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable, más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros, decía el día 12 de mayo el Papa en Fátima: «Cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer -como enseña el Evangelio- que son perdonados por su misericordia. Hay que anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios se realiza a la luz de la misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente. Él no negó el pecado, pero pagó por nosotros en la cruz. Y así, por la fe que nos une a la cruz de Cristo, quedamos libres de nuestros pecados; dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado».

+ Manuel Herrero Fernández, O.S.A
Obispo de Palencia

El Consejo de Pastoral Diocesano

Con la mirada puesta en un Plan Pastoral para nuestra Diócesis, se reunió -el pasado 1 de junio y por segunda vez en poco tiempo- el Consejo de Pastoral Diocesano, el pasado 1 de julio. Una reunión que es continuación de la primera, cuando el 10 de junio... quedó constituido este órgano importante y necesario.

El Consejo de Pastoral Diocesano, tal y como se recogen sus Estatutos -aprobados el 1 de febrero de 2017- se define como «un órgano, de carácter consultivo, asesor del Obispo respecto a la actividad pastoral de la diócesis. Asimismo, es un órgano de participación y corresponsabilidad de toda la comunidad diocesana -en el gobierno pastoral del Pueblo de Dios en la Diócesis de Palencia-, siendo representativo de la realidad diocesana y de la riqueza de carismas que existen en la diócesis».

Y tiene como fines, en primer lugar «estudiar y valorar lo que se refiere a la actividad pastoral de la diócesis y sugerir conclusiones prácticas sobre ellas»; en segundo lugar, «señalar los objetivos y aportar los elementos necesarios para la programación pastoral diocesana, así como la revisión y evaluación de la misma, buscando siempre una mayor fidelidad al Evangelio en una pastoral evangelizadora»; en tercer lugar, «ser instrumento de comunión fomentando y manteniendo relaciones con las Delegaciones, Arciprestazgos y Parroquias, Institutos de Vida Consagrada, Sociedades de Vida Apostólica y Movimientos Apostólicos y Asociaciones de fieles, recogiendo sus aportaciones y estimulando el espíritu apostólico de las actividades pastorales diocesanas»; y, por último, «informar a la comunidad diocesana de las diversas propuestas y proyectos pastorales, alentarla a que participe activamente y escuchar las posibles sugerencias de mejoras».

Para todo ello, el Consejo Pastoral Diocesano, «presidido por el Sr. Obispo, estará compuesto por cristianos en plena comunión con la Iglesia y que destaquen por su fe segura, buenas costumbres y prudencia», quedando constituido con la presencia de «clérigos, miembros de Institutos de Vida Consagrada y de Sociedades de Vida Apostólica y sobre todo laicos».

De esta manera, la composición del Consejo es la siguiente:
  • Miembros natos: el Vicario General, el Vicario Episcopal para la Pastoral, el Delegado diocesano para los Laicos y el Presidente de CONFER en Palencia.
  • Miembros electos: dos laicos por cada uno de los Arciprestazgos, excepto el de Palencia capital que tendrá cinco; cuatro miembros de los Movimientos y Asociaciones de Fieles presentes en la Diócesis; cuatro miembros de la Vida Consagrada; tres sacerdotes del Presbiterio diocesano; y un arcipreste.
  • Miembros de libre designación: Tres miembros nombrados por el Sr. Obispo, preferentemente laicos.

lunes, 3 de julio de 2017

Intenciones del Apostolado de la Oración para el mes de Julio

Intenciones del Apostolado de la Oración:
  • General: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, a través de nuestra oración y el testimonio evangélico, puedan redescubrir la cercanía del Señor misericordioso y la belleza de la vida cristiana 
  • Por la Evangelización: Por los que sufren de manera especial las consecuencias de la crisis económica: los desempleados y sus familias, sobre todo los más jóvenes, a fin de que con la ayuda de Dios y la solidaridad de todos encuentren un trabajo digno y estable.

domingo, 2 de julio de 2017

2 de julio de 2017 XIII Domngo del Tiempo Ordinario

  • 2 Re 4, 8-11. 14-16a Es un hombre santo de Dios; se retirará aquí 
  • Sal 88 Cantaré eternamente las misericordias del Señor 
  • Rom 6, 3-4. 8-11 Sepultados con él por el bautismo, andemos en una vida nueva 
  • Mt 10, 37-42 El que no carga con la cruz no es digno de mí. El que os recibe a vosotros, me recibe a mí

La acogida cordial de los enviados por Dios para llevar su palabra -profetas, apóstoles- aparece en la primera lectura de hoy y en el Evangelio. Dios premia esa acogida (el hijo de la mujer sunamita), y el que recibe a los discípulos enviados por Cristo recibe a Cristo mismo, y el que recibe a Cristo recibe al Padre que lo ha enviado y tendrá su premio. Acojamos bien, pues, a los que pasan por nuestra vida anunciándoles el Evangelio: sacerdotes, catequistas, consagrados, laicos. La segunda lectura nos recuerda que por el bautismo fuimos sepultados con Cristo en la muerte, para que andemos en una vida nueva. Por tanto, cortemos radicalmente con el pecado y todo lo que nos conduce a él.