domingo, 31 de diciembre de 2017

Los tres viajeros

Cuentan viejas crónicas que, después de mucho andar por los caminos del desierto, tres viajeros coincidieron en un oasis. Llevaban consigo caravanas lujosas, camellos oscuros y sirvientes avezados. Todos ellos sabían orientarse en medio de las frecuentes tormentas de arena. Jamás habían perdido el rumbo en los mil caminos, borrados después de los huracanes, cuando desaparecían los anchos horizontes y solo se veía venir una nube negra, sin agua, cargada de polvo y angustia.

Los últimos rayos del sol dibujaban entre las dunas las sombras largas de aquellos viajeros misteriosos. Rostro oscuro, altos como torres y en edades difíciles de calcular. Su frente era hermosa, elevada y señorial. Ceñían turbantes a la cabeza y sus vestidos eran amplios y ligeros para que el calor no se agarrara a sus carnes sudorosas y sufridas. Solo así podían avanzar, como todos los mortales, hacia la ciudad de sus sueños.

Cuando llegaron al oasis, era noche cerrada. Sabido es que existen fuertes contrastes de temperatura en los desiertos. Calor y frío se suceden, implacables. Así que montaron sus tiendas, abrevaron sus animales y se dispusieron a pasar la noche. Un fuego de llamas fuertes y decididas convocó a los tres viajeros a compartir sus viandas, no abundantes, pero sí suficientes para seguir el camino hacia la lejana y feliz ciudad de sus deseos. Sentados en torno a la hoguera y, mientras los sirvientes preparaban camas para el descanso, los tres personajes trabaron pausada y honda intimidad. El primero dijo: «Hermanos, mi espíritu sufre, aquejado de una terrible hecatombe. Después de muchas horas de estudio, mi corazón se ha secado, y, para desgracia mía, Dios se me ha ocultado».

La luna pareció oscurecerse tras un velo cárdeno. Las estrellas, claras y relucientes, se alejaron un poco más en el espacio. Las palmeras escondieron sus dátiles y dejaron caer unas gotas de rocío que, como lágrimas, se secaron rápidamente en el suelo. Sólo la luz de la hoguera seguía brillando en el agua clara que nadie sabía de dónde manaba.

Entonces, el segundo viajero abrió su boca y dijo: «Hermano, a mí me ha ocurrido lo contrario: después de hondas meditaciones y horas de estudio, he vuelto a creer en Dios».

Finalmente, el último de los pasajeros levantó los ojos del suelo para mirar, sorprendido, a sus compañeros: «Hermanos, yo no tengo tiempo de estudiar. Os tengo envidia, porque consultáis los libros que hablan de Dios. Yo, en mis idas y venidas, nunca he podido manejar libros. Pero he leído el libro sagrado, y en un lugar dice: “Mirad al cielo, Dios existe. Lo pregonan la noche y las estrellas. Lo dicen los pájaros y las flores”».

Entonces se escuchó la voz de la palmera, que, inclinándose hacia ellos, reverente y un poco enfadada, dijo: «¿Y yo no tengo nada que decir de Dios? Hablo con él todos los días, y regalo generosamente mi sombra a los que por aquí pasan. Entre mis ramas hay muchos animalitos indefensos».

Los tres hombres, sorprendidos, levantaron los ojos hacia la palmera que suspiró de gusto por haber sido escuchada y les regaló una lluvia de dátiles frescos y sabrosos. Y bajo la luna, ahora reluciente, todos dijeron a la vez: «¡Alabado sea Dios que también se manifiesta en los desiertos!». «Sí -dijo la palmera que era muy sabia-, Dios nace entre tormentas, soledades y desiertos!».

Entonces, todos de pie clavaron sus ojos en una estrella más grande y refulgente que parpadeaba allá lejos, en el horizonte, y sin esperar al día siguiente, continuaron viaje por el desierto de sus búsquedas y esperanzas.

¡Feliz Navidad para todos!

Eduardo de la Hera

sábado, 30 de diciembre de 2017

Traslado del cuerpo del Apóstol Santiago

Óleo sobre tabla, s XVI, seguidores de Alonso Nicoín de León Parroquia de Nuestra Señora la Blanca. Villalcázar de Sirga.
Al Apóstol Santiago, patrono de España, la iglesia católica le dedica dos fiestas. La principal, el 25 de julio, conmemora su martirio. El 30 de diciembre -solo en España- recuerda el traslado de su cuerpo a Galicia.

Santiago, hijo del Zebedeo, tras la muerte y Resurrección de Jesús predicó el evangelio en Judea y Samaria. Según la “leyenda aurea” de Jacobus de Voragine vino a la Hispania romana junto con siete discípulos. Sólo logró convertir a siete en toda España, todos de Zaragoza, y dado el poco éxito regresó a Jerusalén, dejando a sus discípulos para que siguiesen evangelizando.

Herodes mandó decapitarlo en Jerusalén hacia el año 42. Es de suponer que su cuerpo fuese enterrado en la misma ciudad santa. Según una leyenda, los siete discípulos que trajo consigo a España robaron por la noche su cuerpo y lo llevaron hasta el puerto de Jaffa. Allí, encontraron una nave sin remeros ni piloto, pero con ayudados por el viento favorable arribaron a Iría Flavia (hoy Padrón). Con este acto cumplieron con el deseo de Santiago de ser trasladado hasta Finisterre (el fin del mundo entonces conocido).

Buscando un lugar para depositar el cuerpo encontraron una gruta, donde excavaron un elegante sepulcro en piedra y, pasados unos años, levantaron una capilla. A partir del S. VII, con la invasión musulmana, la capilla con los restos del apóstol quedó destruida y en el lugar crecieron toda clase de arbustos y matorrales. En el S. IX, reinando Alfonso “el Casto” en Oviedo, se volvió a descubrir el sepulcro en el “Campus stele”, lugar donde se edificó la actual basílica compostelana.

No es frecuente encontrar este tema en el arte, pero en la Diócesis tenemos obras destacadas que lo reflejan. En Santa María de Fuentes hay una capilla funeraria del S. XVII con un retablo y pinturas murales dedicadas a la vida, muerte y traslado de Santiago. En Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga una capilla con un magnífico retablo del S. XVI, con pinturas al óleo sobre tabla de seguidores de Alonso Nicoín de León.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Dios todopoderoso y eterno, que consagraste los primeros trabajos de los apóstoles con la sangre de Santiago, haz que, por su intercesión, sea fortalecida tu Iglesia, y por su patrocinio España se mantenga fiel a Cristo hasta el final de los tiempos

jueves, 28 de diciembre de 2017

Sínodo Jóvenes

El departamento de Pastoral de Juventud, dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, presentaba recientemente la síntesis de las aportaciones para el Sínodo de los Jóvenes. Esta síntesis se ha enviado a Roma para la elaboración del Instrumentum laboris del Sínodo sobre jóvenes, fe y el discernimiento vocacional que tendrá lugar en Roma en octubre de 2018. El departamento de la CEE envió el cuestionario propuesto por el Vaticano a 70 diócesis, 22 movimientos de ámbito nacional con pastoral juvenil, 32 congregaciones religiosas y 4 institutos seculares que trabajan con jóvenes. Han participado 5.253 jóvenes. Según los datos, el 60% de los jóvenes españoles se sienten escuchados por la Iglesia, aunque tan sólo el 46% de ellos afirman sentirse comprendidos por la sociedad de hoy. La calle es el lugar que más se repite cuando se pregunta por los espacios de encuentro con jóvenes que no frecuentan los ambientes eclesiales. A la iglesia los jóvenes le pide que acoja, que sea inclusiva y no excesivamente moralista. Destacan la importancia de las JMJ y el rol de la familia en el discernimiento vocacional.

www.synod2018.va/content/synod2018/es.html

martes, 26 de diciembre de 2017

Un libro

Decir haciendo
Crónicas de periferias
Pepa Torres Pérez. Ed. San Pablo

 
La obra recoge relatos de vida, esperanza, resiliencia, ternura, violencia, denuncia y solidaridad. La autora, desde sus recuerdos, nos muestra sus vivencias, experiencias y también nos da su opinión sobre numerosos temas de la actualidad. Este libro es una recopilación de artículos, escritos a veces con rabia y otras con ternura, con el objetivo de cuestionar, denunciar y pensar sobre política, movimientos sociales, el tema de la mujer, espiritualidad y religión. Una apasionante obra donde se reclama el derecho a que todas las vidas valgan lo mismo y merezcan la pena ser vividas.

Pepa Torres Pérez es religiosa apostólica del Corazón de Jesús, vive en Lavapiés. Es teóloga, educadora social y «militante» de causas vinculadas a la mujer, personas migrantes y movimientos sociales.

domingo, 24 de diciembre de 2017

“Queremos que todo aquel que se acerque a nuestro Belén se encuentre con Jesús”

El año pasado se alzaron con el primer premio de Belenes, pero para las Hermanitas de los Ancianos Desamparados el mayor éxito de su nacimiento es que sea un medio para encontrarse con Dios. Y en eso es en lo que han trabajado este año para que cientos de palentinos y de fuera de nuestra provincia se acerquen a su casa para contemplar y disfrutar de la belleza de este nacimiento y de ese encuentro con el Niño que lo envuelve todo en Paz y Felicidad. En Iglesia en Palencia nos hemos acercado hasta la casa de las Hermanitas de los Ancianos en la calle Mayor Antigua y hemos conversado con Sor María, una de las hermanas que han trabajado en la instalación de este magnífico Nacimiento. 

¿Cómo surge la idea de poner el Belén en la casa de manera tan espectacular?

Nosotros llevábamos tiempo instalando el Belén en una de las salas de la casa, pero se quedaba pequeño y en la comunidad pensamos que en la sociedad se está perdiendo el gozo del verdadero sentido de la navidad, no sólo quedarse con las luces y los regalos, sino que creemos que es importante recobrar el verdadero sentido y la alegría de la Navidad. Queremos dar la oportunidad a cada persona que se acerque a este Belén se encuentre con Jesús, lo que entra por los ojos es lo que llega al Corazón.

¿Lleva mucho tiempo y trabajo montar este Belén?

Son muchas horas de trabajo, hemos compaginado nuestros horarios, nuestra vida de comunidad, nuestra vida con los ancianos, quitando horas a nuestro tiempo de descanso, pero lo hemos hecho con gran gozo, con esa alegría de que las personas se van a encontrar con este Jesús por el que lo hacemos todo.

El año pasado se alzaron con el primer premio, ¿qué supuso este reconocimiento para la comunidad?
 
Una gran alegría y un gran gozo, pero para nosotros más alegría nos proporcionó ver la cantidad de personas que se acercaron a visitarlo y valoraron el trabajo, pero más que la obra de arte, a nosotros lo que nos emociona es poder recordar a todo aquel que se acerca a ver el nacimiento que lo principal es ese encuentro con el Señor, con Jesús. 

En lo que respecta a la ubicación del Nacimiento, el recorrido... todo está medido y pensado

El lugar elegido donde está el Belén es un espacio que asemeja a una cueva, de hecho para entrar hay que inclinar un poco la cabeza, el Belén esté metido dentro de una roca y la idea es que para acercarnos a Dios hay que abajarnos, abajarnos de todo lo que nos creemos, Dios me enseña que Dios siendo la grandeza se hace pequeño y se hace uno de nosotros, para que el hombre no tenga miedo de a acercarse a Dios. A un niño nadie teme acercarse. 

Hay muchos caminos de acercarnos a Dios, a través del arte se puede evangelizar, desde su comunidad ¿que quieren transmitir con su Belén?

Nosotras estamos convencidas que para llegar a Dios hay que buscar desde la sencillez. Nuestra casa es una casa de Dios y por eso desde la entrada queremos ofrecer a todos los que nos visitan, hay acogida, hay gozo, hay calor, la Navidad es una alegría y adornamos la casa no solo con luces y adornos navideños, tambien ponemos unas alegorías que ya te hablarn con ese Misterio con el que te vas a encontrar en el Belén. 

¿Para los residentes qué supone que durante estos días vengan tantas personas se fuera a visitar el Belén?

Es un gozo, porque para muchos de ellos, sus familias viven lejos o no tienen la oportunidad de conversar con ellos con mucha frecuencia, y la presencia de las visitas es una oportunidad para conversar, además, también ellos han colaborado en los adornos de la casa en los talleres de terapia ocupacional. Se sienten útiles y valiosos por facilitar que la gente disfrute de esta decoración. 

En el Belén de este año ¿en qué se ha puesto más énfasis?

Este año hemos querido hacer más hincapié en el Anuncio del Ángel  a la Virgen, porque es el inicio de la Salvación, el Sí de la Virgen es el inicio de nuestra historia de salvación. También el sonido del agua cobra gran importancia en el nacimiento, en el inicio, hay un sonido muy fuerte del agua y según te vas acercando al nacimiento, al encuentro con Dios, sigue ese sonido del agua, pero es un sonido mucho más suave, más calmado y queremos significar que en el encuentro con Dios todo es paz. 

Natalia Aguado León

sábado, 23 de diciembre de 2017

¡Feliz Navidad, palentinos!

“Al principio del mundo
profetizaron
la venida del Niño;
ya se ha llegado.


EA, QUE ERES COMO UNA PERLA.
HOLA, QUE LOS NIÑOS TE ADORAN.
OYE, QUE TE RONDAN PASTORES,
VAYA, QUE ERES SOL REFULGENTE,
NIÑO DEL ALMA, NIÑO DEL ALMA”.


Con este villancico del repertorio palentino canta el pueblo el misterio de la Navidad, con alegría, a coro, con música de dulzaina y tambor. Así os invito a celebrar la Navidad: con fe, con amor, con esperanza y alegría, en comunidad familiar, con música en los instrumentos, en las voces y en el corazón.

Al principio del mundo profetizaron. Este verso alude a las primeras páginas del libro del Génesis donde se narra la creación. El hombre y la mujer, salidos de la mano alfarera de Dios, del Dios amigo y cercano que sale a pasear al fresco de la tarde con sus criatura, no aceptan su condición de criaturas, quieren ser como Dios, y pecan, se separan de la Fuente de la vida; pero Dios, que es amor compasivo y misericordioso, promete la salvación: «Pongo hostilidad entre ti -le dice a la serpiente- y la mujer, entre tu descendencia y su descendencia: esta te aplastará la cabeza, cuando tú la hieras en el talón» (Gen 3, 15). Esta es la primera promesa hecha por el mismo Dios.

Esta promesa de salvación fue concretada en el correr de la historia por los distintos profetas, desde Moisés, Balaán, David, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, y los llamados profetas menores. Todos, en nombre de Dios, denuncian el pecado que oprime al hombre y al pueblo de Israel y a los demás pueblos, y anuncian la paz, la justicia, la defensa de los débiles, los «cielos nuevos y la tierra nueva», donde ya no haya llanto, ni luto ni dolor, sino paz y alegría sin fin. «Prometió la salud eterna, la vida bienaventurada en compañía eterna de los ángeles, la dulzura de su rostro, la casa de su santidad en los cielos y la liberación del miedo a la muerte, gracias a la resurrección de los muertos... Prometió a los hombres la divinidad, a los mortales la inmortalidad, a los pecadores, la justificación, a los miserables la glorificación» (San Agustín, Comentario al Salmo 109, 1-3).

La venida del Niño ya se ha llegado. Los profetas no anunciaron la realización de los promesas por medio de un rey y sus ejércitos, ni un filósofo, ni un científico o técnico, ni un extraterrestre, sino por medio de un Niño: «La virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Enmanuel» (Is 7, 14). Es Jesús, el Hijo del Padre y de María, encarnado por obra del Espíritu Santo, hijo del Hombre, hermano tuyo, mío, nuestro. Este es nuestra esperanza, nuestro salvador, nuestra justicia, nuestra paz, nuestra libertad; es el camino, la verdad, la vida, el hombre nuevo. A ti, Jesús, nacido en Belén, criado en Nazaret, crucificado en Jerusalén, y resucitado en la gloria del Padre, te decimos:
Ea, que eres como una perla. Si, por Ti merece la pena venderlo todo con alegría (Mt 13, 46).

Hola, que los niños te adoran. Sólo quien es niño de corazón y se hice niño, pequeño, reconoce en Ti al Dios con nosotros, al Dios que por amor al hombre se hace hombre (Mt 18, 3; Lc 18, 16-17).

Oye, que te rondan pastores. Los pastores, los humildes, los últimos se sienten amados y te rondan por amor (Lc 2, 8-20; Jn 21, 15-18).

Vaya, que eres sol refulgente. Eres el Creador del sol, la luna y las estrellas, y la Luz del mundo que disipa toda tiniebla, ilumina, da calor, crea y recrea (Mt 5, 45; Ap 1, 16).

Niño del alma, Niño del alma. Como te lo diría María, tu Madre, la bendita entre todas las mujeres, y como te lo diría san José, el bendito.

«Despiértate: Dios se ha hecho hombre por ti... Por ti precisamente, Dios se ha hecho hombre.

Hubieses muerto para siempre, si él no hubiera nacido en el tiempo. Nunca te hubieses visto libre de la carne de pecado, si él no hubiera aceptado la semejanza de la carne de pecado. Una inacabable miseria se hubiera apoderado de ti, si no hubiera llevado a cabo esta misericordia. Nunca hubieras vuelto a la vida, si él no hubiera venido al encuentro de la muerte. Te hubieras derrumbado, si él no te hubiera ayudado. Hubieras perecido, si él no hubiera venido» (San Agustín, Sermón, 185).

Celebremos la Navidad, la natividad del Señor, abriéndonos a él, renaciendo nosotros como los niños al amor, la paz, la esperanza; sacando lo mejor de nosotros mismos y ofreciéndoselo al hermano: «¿Dices que nada se crea? / No te importe, / con el barro de la tierra / haz una copa, / para que beba tu hermano. ¿Dices que nada se crea? / Alfarero, a tus cacharros. / Haz tu copa, y no te importe, / si no puedes hacer el barro» (A. Machado).
¡Feliz Navidad, hermanos!

+Manuel Herrero Fernández, OSA
Obispo de Palencia

viernes, 22 de diciembre de 2017

Sé parte

«Esta Navidad sé parte de nuestro compromiso». A esto nos anima Cáritas en este tiempo de Navidad. Pues todo el año es tiempo propicio, pero la Navidad es una magnífica ocasión para poner de manifiesto el compromiso, la fraternidad y el encuentro con los demás. Es tiempo para dar gracias a los voluntarios y a la generosidad de toda la sociedad.

Es tiempo para hacernos más sensible. Para mirar «al otro» en cada uno de nosotros. Para intentar vivir de otro modo.. Para ser más cercanos a las personas que sufren las consecuencias de la injusticia, la pobreza y la exclusión. Es tiempo para transmitir el mensaje salvador de Cristo; y, para no olvidar que, como señalaba el Papa Francisco en su mensaje para la I Jornada Mundial de los Pobres, «para los discípulos de Cristo, la pobreza es ante todo vocación para seguir a Jesús pobre». Es tiempo para ser contemplativos y activos, para hacer palpable en el mensaje de la Natividad del Señor y en el mundo en el que vivimos.

Un compromiso diario que Cáritas hace vida con las familias en riesgo de exclusión, con los mayores que se enfrentan a la soledad, con las personas en situación de desempleo o sin hogar. Con los que se ven obligados a la migración forzosa o sufren el tráfico de personas, con nuestros hermanos de todo el mundo...

PD: Como es habitual por estas fechas, el Papa recibió a un grupo de niños y jóvenes de la Acción Católica Italiana. Se acercaron a felicitarle la Navidad. Y esto les dijo:

«Contemplando la vida y misión de Jesús, comprendemos que Dios es Amor. Por ello, sean buenos “fotógrafos”, tanto de lo que hizo Jesús, como de la realidad que los rodea, con mirada atenta y vigilante. Tantas veces hay personas olvidadas: nadie las mira, nadie las quiere ver. Son los pobres, los débiles, relegados a los márgenes de la sociedad, porque se les considera como un problema. Sin embargo, son la imagen del Niño Jesús rechazado y que no encontró acogida en la ciudad de Belén, son la carne viva de Jesús que sufre y es crucificado.

He aquí cuáles son vuestras “periferias”: intenten enfocar sus cámaras en los compañeros y personas que nadie ve nunca y atrévanse a dar el primer paso para salir a su encuentro, regalarles un poco de vuestro tiempo, una sonrisa, un gesto de ternura.

¡Queridos chicos sean amigos y testimonios de Jesús nacido en Belén para estar entre nosotros!».

Domingo Pérez

Bautizo del Niño

El Bautizo del Niño para niños. Está es la gran novedad que trae la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús para este año. El 23 de diciembre -en la Plaza Mayor a las 12.00- los más pequeños podrán mecer una imagen del Niño Jesús y lanzarán los caramelos desde el balcón del Ayuntamiento.

El 1 de enero, fiesta del Bautizo del Niño, comenzará con la Misa en la San Miguel a las 12:00. Ya por la tarde, a las 16:45, se rezará el Rosario, se renovarán las Promesas del Bautismo.... y se celebrará la procesión en el exterior con el tradicional villancico “Ea” y la pedrea de caramelos.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Navidad solidaria

Se acercan las fechas navideñas, y todos nos implicamos más en llevar cabo algún encuentro o acto con tintes solidarios. Esto no debiera quedarse sólo en estas fechas, sino que debiera ser un comprtamiento y una actitud de implicación durante todo el año. A Iglesia en Palencia han llegado algunas de estas iniciativas que mencionamos y agradecemos. En la capital la farmacia del Dr. Fuentes ha puesto en marcha por cuarto año la campaña de recogida de alimentación infantil y productos de higiene que se donan a Cáritas. También el 1€ de las ventas se entregará a Cáritas. Los establecimientos de Cereaduey también han recogido alimentos destinados a Cáritas. La comunidad parroquial de Amusco celebró una cena solidaria en la que lo recaudado se destinará al tejado de la Iglesia. El 29 de diciembre el grupo de matrimonios de San Cebrián de Campos celebran la 12ª Cena Solidaria, lo recaudado se destinará al hogar infantil de Kazajistán. En Baltanás, el día 30 celebran el XIII Festival Benéfico. La Cofradía Dulce Nombre de Jesús también celebra una gala benéfica a favor de la ONG Solidaridad Globalziada. Por otro lado, en muchas de nuestras parroquias se incide en estos días a colaborar a través de las Cáritas parroquiales para que el espíritu navideño y la alegría que se respira en nuestros hogares llegue también a las familias que pasan por situaciones de precariedad. Aquellos que visitan el nacimiento del Palacio Episcopal tienen la oportunidad de dar un donativo que se entregará a Cáritas Palencia. También los centros escolares aprovechan estos días para sensibilizar y conicenciar a sus alumnos de la necesidad de compartir con los que menos facilidades tienen y organizan iniciativas solidarias.

Palencia Monumental

El último monumento urbano que se erige en nuestra ciudad, otoño de 2017, es el de la rotonda vial al este de la Parroquia-Plaza de San Lázaro. Un monumento cuyo autor es el joven artista palentino Oscar Aragón Tejido. Una auténtica joya artística para Palencia. Está dedicado este monumento a la figura y obra de San Juan de Dios y los Hermanos Hospitalarios en sus 425 años de presencia socio-sanitaria en la ciudad. Las figuras del monumento son de bronce, miden 2,50 m. de altura y con un marcado estilo manierista; la puerta, con un alto significado para todo el conjunto artístico, mide 5,40 metros de altura. Quiere reproducir la entrada al edificio de D. Jerónimo Arroyo. Antiguo Manicomio de San Juan de Dios en la Puebla, año 1905.

Significa todo el monumento y parece o pretende recordar una normativa contractual-asistencial firmada por el Ayuntamiento de la ciudad y los Hermanos de san Juan de Dios, aquel 20 de marzo de 1594, y que a su vez responde o se apoya en una Pragmática anterior firmada por los Reyes Católicos: “2) Item, con condición que, además de lo susodicho, los Hermanos hayan de salir cada noche, dos de ellos por lo menos, a coger los pobres mendigos que se suelen quedar a dormir en las calles y llevarlos y recogerlos en el dicho hospital”. Para esta misión de acogida-hospitalidad a pobres-abandonados tenían asignadas e instaladas permanentemente 9 camas hospitalarias en la Casa Hospital General de San Blas, calle San Juan de Dios, Palencia.

Ya, llegados a 1888, la Excma. Diputación de Palencia solicita de los Hermanos de san Juan de Dios instalen en el viejo Hospital San Blas-San Juan de Dios un Centro para enfermos psíquicos palentinos que hasta ahora eran atendidos en Valladolid. Pasado menos de un año ya se inauguraba en nuestra ciudad el primer Centro psiquiátrico entonces denominado Manicomio San Juan de Dios. Estas instalaciones abarcaban desde la calle San Juan de Dios hasta la nueva calle, entonces, Manuel Rivera. Aquí, precisamente, se amplió el Manicomio con la edificación de un nuevo pabellón obra arquitectónica de D. Jerónimo Arroyo. Edificio, también, junto a la plaza de San Lázaro. Lugar para nosotros: rotonda de la HOSPITALIDAD.

El Manicomio san Juan de Dios se trasladó, el año 1929, a las instalaciones actuales, sitas camino al Monte el Viejo, zona de la Carvajala, Barrio de Allende el río, bajo la nueva denominación de CENTRO ASISTENCIAL SAN JUAN DE DIOS. PALENCIA.

Este es un monumento a la HOSPITALIDAD, porque en su entorno urbano, plaza de San Lázaro, parece que se erigió, allá por los años 1075-1090, una leprosería, -posiblemente la primera en España-, influencia del Cid Campeador. Por los años1592 aparecen en Palencia, trabajando en el Hospital san Antolín, y en 1594, para regir el Hospital San Blas, los Hermanos de San Juan de Dios: Casa y Hospital General en la Puebla. Aquí, también, se instaló el primer Centro Psiquiátrico palentino, 1889, que se completó asistencialmente con la obra de Don Jerónimo Arroyo, 1905.

C. Eseverri Chaverri

martes, 19 de diciembre de 2017

Profesión Perpetua en las Brígidas de Paredes de Nava

El pasado 8 de diciembre, el convento de las Madres Brígidas de Paredes de Nava acogió la ceremonia de la profesión perpetura de la hermana Felisa. Una celebración presidida por nuestro Obispo y concelebrada por muchos sacerdotes. Felicidades a la hermana Felisa y a toda la comunidad. Una buena noticia para la Diócesis.


lunes, 18 de diciembre de 2017

Astudillo

Fotografía de Antonio Rubio
El pasado 10 de diciembre, el pueblo de Astudillo vivió una jornada muy especial. Sus vecinos pudieron contemplar la belleza de la tabla “Cristo resucitado entre dos ángeles”, una obra anónima del siglo XVI (hacia 1520), robada en el año 1979 de la ermita del Cristo de Torre Marte, ubicada a las afueras de la población.

A partir de ahora, los vecinos de Astudillo y los que se acerquen de fuera podrán contemplar esta obra en la iglesia-museo de Santa Eugenia donde se expondrá definitivamente, al contar dicha iglesia con adecuados sistemas de protección.

Entrega de la Luz de la Paz de Belén

La Luz de la Paz de Belén es un proyecto a iniciativa de Scouts y Guías de Austria que, con la colaboración de Scouts de diferentes países de Europa y otros continentes, reparten la Luz de la Paz encendida cada año por un niño o niña austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén. Este año Scouts MSC Palencia, fueron los encargados de traer desde Viena“La Luz de la Paz” a España. Llegó a nuestra ciudad el domingo 17 de diciembre, y fue repartida para toda España y para quien quiso acercarse a recogerla a la Catedral.

La ceremonía -presidida por nuestro Obispo- se celebró en torno al lema “VIVE EN TI”... y contó con la presencia de casi mil scouts llegados de toda España, y de numerosos palentinos, que pudieron llevarse la Luz a sus casas, parroquias, colegios, cofradías...

Nuestro Obispo animó a los presentes a recordar que «la Luz de Belén siempre trae alegría» y a cuidarla y compartirla, pues «la luz para nosotros significa que Jesucristo ha nacido en Belén y su llama no se ha apagado con su muerte».

Discapacidad Dí-Capacidad

Hace unos años vimos una película en la que las esculturas y otras obras de arte, guardadas en un museo, de noche, cobraban vida y aquel museo era una aventura, eso sí, un tanto loca. Era una comedia llevada a la gran pantalla.

Sirva esta simple anécdota para destacar que si el Evangelio, cobrara vida, si la Declaración Universal de los Derechos Humanos, si los documentos de la Iglesia, cobraran vida, y no quedaran a veces en papel mojado, la vida sería maravillosa... pero para todas las personas, también para las personas con discapacidad. Aunque la realidad nos dice que no es así, sin embargo, siempre es tiempo de esperanza para todos. Ahora celebramos que la Palabra se hizo carne, que el Padre Dios sí tiene palabras de vida nueva y una Palabra definitiva: Jesús de Nazaret.

Si nos asomamos al Evangelio, descubrimos la apuesta de Jesús por los más vulnerables, no de palabra, sino con los hechos. Anuncia a todos la Buena Noticia del Reino de Dios. Se sienta a la mesa con los excluidos del templo, de la religión y de la sociedad, frente al qué dirán, Él se compromete y está a su lado.

Porque Él ve, y nos hace descubrir, la capacidad, lo positivo de cada persona. «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a los pequeños». (Lc 10,21).

Para Jesús lo importante no son los dogmas, ni las normas religiosas de su tiempo, sino sobre todo los seres humanos, y los más heridos, por eso, como leemos en el Evangelio, cura en sábado...

Nos encontramos con otro hecho significativo: «Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había una persona con discapacidad, un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le explicaron: “Pasa Jesús de Nazaret”. Entonces le llamó a gritos y mientras los que iban delante le regañaban para que se callara, Jesús quiso escucharle y le preguntó qué necesitaba Él dijo: “Señor, que vea otra vez”. Jesús le contestó “Recobra la vista, tu fe te ha curado”. En seguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios». (Lc 18, 35-43)

Frente a los que mandan callar y excluyen... la actitud de Jesús, que incluye, que se acerca, escucha, acoge y da una vida nueva. Luego, sigue a Jesús y es motivo para que la gente alabe a Dios. La persona con discapacidad-agente pastoral que anuncia la Buena Noticia de Jesús; por tanto, no sólo objeto de la atención de Jesús o de nuestro acompañamiento, sino sujeto activo en la sociedad y en la Iglesia.

La Iglesia considera a las personas con discapacidad «como protagonistas, como sujetos de la obra de la evangelización» (Sínodo sobre los Laicos, 1987-1988, n. 53) porque ellas son agentes de transformación de la Iglesia y de la sociedad, impulsándolas cada vez más hacia la integración social de todo tipo de discapacidad.

Nuestra Iglesia de Palencia, desde la Pastoral Social y Caritativa, desde la Pastoral de la Discapacidad que en ella se enmarca, quiere seguir en esa línea porque, como dice el Plan Pastoral de la Diócesis, somos una familia, que sigue a Jesús, que contagia el Amor de Dios y celebra el Encuentro. Y en palabras de Jean Vanier, «las personas con discapacidad y las personas que sufren son “maestros de humanidad”, y si los escuchamos, nos hacen entrar en la compasión que es el corazón del Evangelio: “sed misericordiosos como el Padre mío es misericordioso”. Nos enseñan, si entramos en relación con ellos y nos tocan, a abrir el corazón a una relación que yo definiría de persona a persona, en la que Dios está presente».

Francisco Javier Altuna, guaneliano

domingo, 17 de diciembre de 2017

Éxito de la segunda edición de la muestra "Dulzura en Clausura"

El 10 de diciembre se clausuró la II edición de la muestra “Dulzura en Clausura” con un gran éxito de participación. Ahora a esperar al próximo año, y mientras tanto, siempre podemos acercarnos a los monasterios de vida contemplativa de la Diócesis y adquirir sus ricos dulces.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Un libro y un juego: “Crea y juega. La Navidad”

“Crea y juega. La Navidad” es un libro de coloridas ilustraciones y páginas de cartón con esquinas redondeadas para los más pequeños de la casa. Con este libro los niños podrán leer, crear escenas navideñas y jugar con ellas mientras aprenden la historia de la Navidad. 

Cada doble página tiene pequeños textos explicativos de algunas de las escenas más importantes del nacimiento de Jesús, además contiene divertidos troqueles que salen con una simple presión y se montan fácilmente recreando los personajes y animales de cada momento de la historia.

jueves, 14 de diciembre de 2017

¿Por qué necesitan los niños una protección especial?, ¿Es lícito «comprar» y «vender» personas?


¿Por qué necesitan los niños una protección especial?
[DOCAT 122] Los niños deben ser protegidos y defendidos en cualquier circunstancia, pues «un niño es el mayor regalo de Dios para la familia, para un pueblo y para el mundo» (Madre Teresa). Los niños son el futuro de la humanidad, y por su naturaleza necesitan ayuda. En ocasiones, los niños se ven obligados a crecer en condiciones que claman al cielo; en muchas partes del mundo se carece de una asistencia sanitaria, una alimentación adecuada, un mínimo de educación escolar o, incluso, de un hogar. Asimismo, hay continuos escándalos como el tráfico de niños, el trabajo infantil, el fenómeno de los niños de la calle, la utilización de niños en las guerras, el matrimonio con menores o la pederastía. Es indispensable combatir tanto a nivel nacional como internacional cualquier vulneración de la dignidad de los niños que pueda ser causada por la explotación sexual o por cualquier otra forma de violencia. 

En el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: [244, 245]

¿Es lícito «comprar» y «vender» personas?

[YOUCAT 435] Ninguna persona ni partes de una persona pueden ser convertidas en mercancía, tampoco nadie puede ofrecerse a sí mismo como mercancía. El hombre pertenece a Dios, que le ha otorgado libertad y dignidad. Comprar y vender personas, como sucede hoy en día de forma habitual, no sólo en la prostitución, es un acto absolutamente reprobable.
En el Catecismo de la Iglesia Católica: [2414]

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Testimonio

Saldremos en la tele... para dar “testimonio” de los que somos y hacemos. En el programa del mismo nombre: “Testimonio”.

Un equipo de TVE se acercó hasta Palencia para recoger el testimonio de cuatro rostros de nuestra Iglesia diocesana.

A través del rostro de Charo... el rostro de nuestra Iglesia del mundo rural. Mujer todoterreno de Guaza de Campos, presencia de Dios en su vida, presencia de Dios a través la gente sencilla de nuestros pueblos. Y lo podremos ver el próximo 17 de diciembre.

A través del rostro de nuestro Obispo... el rostro de una Iglesia que quiere ponerse en salida, que quiere sumarse a trabajar por una Cultura del Encuentro... Y lo podremos ver el próximo 31 de diciembre.

A través del rostro de Macu... implicada en su grupo de Profesionales Cristianos, y al servicio de la Diócesis en la coordinación y elaboración del Plan Pastoral. Un Plan Pastoral que nos tiene que llevar a “La Alegría de Creer y Crear en esta Tierra de Palencia”. Y lo podremos ver el próximo 14 de enero.

Y a través del rostro de la  Hna. María Luisa... superiora de la Comunidad de Hnas. Hospitalarias. El rostro de una Iglesia que se vuelca en la atención de los hermanos más débiles... el grandioso trabajo del Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias de Palencia. 

Y lo podremos ver el próximo 28 de enero. A las 10.25 de la mañana. No os lo perdáis.

Txomin Pérez

lunes, 11 de diciembre de 2017

Espíritu de pobreza

Es el Evangelista San Lucas quien escribe: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, a tus hermanos, a tus parientes o a tus vecinos ricos, porque después ellos te invitarán y quedarás así recompensado. Por el contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos. Ellos no pueden corresponderte, y por eso serás feliz, porque tú tendrás recompensa cuando los justos resuciten» (Lc 14, 30-37).

Nuestro Víctor leía muy despacio y muchas veces la Biblia y textos como este del Evangelio. Y lo mismo a San Juan de la Cruz y Las Moradas de Santa Teresa. El espíritu de pobreza no es amar a los pobres y obsequiarles con una limosna. Nos aclaramos: a los pobres se les puede ayudar por compasión, para que no nos molesten con su mano extendida o, también, para recuperar la paz de la conciencia, esto cuando se hace como devolución de ganancias injustas.

Amor a los pobres no es lo mismo que tener espíritu de pobreza. Cuando se vive la pobreza tal y como se define en las Bienaventuranzas, es mucho más que hacer las cosas con tal o cual color de bondad y generosidad.

Vivir el espíritu de pobreza al estilo de Víctor es una necesidad espiritual que nos empuja a revestirlo todo con el manto del amor, llevando acciones al estilo de Víctor: transmitir alegría y paz a la vez.

Tenemos testimonios que no pueden ser más significativos. Vamos con ellos que es lo más acertado y... ¿por qué no tratar de imitar cuando se nos ofrezca la ocasión? Jesús le dijo a Judas que a los pobres siempre los tendremos a nuestro lado, todo es cuestión de ver en ellos al mismo Jesús.

Cuenta el P. Carmelita Descalzo Juan Jesús, que fue su confesor en Medina del Campo, que le dijo Víctor que la mayor gracia que le había hecho el Señor en toda su vida, fue permitir que se arruinase económicamente, pues así le libró totalmente de la ceguera y de la esclavitud de los bienes materiales.

Mari Carmen, compañera de trabajo en la fábrica de Pepsi Cola, testifica: «Cuando él realizaba horas extraordinarias en la fábrica, me pedía sobres para meter dinero en ellos y repartirlos entre la gente necesitada. Yo le recriminaba haciéndole ver que tenía 7 hijos y debería guardarlo para ellos. Me contestaba que sus hijos comían todos los días y había gente que no podía hacerlo». Y decía también textualmente: «Mi mujer es muy apañadita y se arregla con el jornal».

Su misma mujer nos cuenta, cómo en una ocasión, viendo a un pobre con mucho frío pidiendo limosna por las calles, entró en su casa, se fue al armario y le sacó un abrigo que apenas había estrenado.

No menos ejemplar fue en esta ocasión: A un vecino se le quemó la casa y... pues eso, se quedó sin hogar para la familia. ¿Solución? Víctor le dejó su casa hasta que se la arreglaran y él se fue con la suya a otra que tenía a las afueras de Medina del Campo, donde guardaba las gallinas y desde donde las cuidaba y defendía de “peligros”.

Germán García Ferreras

domingo, 10 de diciembre de 2017

10 de diciembre de 2017 II Domingo de Adviento

  • Is 40, 1-5. 9-11 Preparadle un camino al Señor 
  • Sal 84 Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación 
  • 2 Pe 3, 8-14 Esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva 
  • Mc 1, 1-8 Allanad los senderos del Señor

Hoy escuchamos tres voces, la del profeta Isaías, la de Juan, el Bautista, y la de Pedro. 
El profeta y el Bautista anuncian que es necesario preparar el camino al Señor. Israel en el destierro oye la voz gozosa del profeta que anuncia de parte de Dios el retorno a la patria. Como un nuevo éxodo, Dios caminará con su pueblo (1 Lect). 
La voz de Juan, el Bautista, grita en el desierto y anuncia la llegada del Mesías. Es necesario preparar el camino del Señor. Cristo viene únicamente por los caminos preparados por los que esperan (Ev). 
Pedro responde a la impaciencia de los primeros cristianos diciendo que la promesa se cumplirá (2 Lect).

sábado, 9 de diciembre de 2017

Vallejo de Orbó

El 9 de diciembre, los vecinos de la localidad palentina de Vallejo de Orbó honran a su patrona, Santa Bárbara y lo hacen con la procesión nocturna de las lámparas, recuperando así una tradición minera, y acto seguido, celebrarán la Eucaristía, que este año, estará presidida por el Obispo de la Diócesis.

El pasado de Vallejo de Orbó  ha estado ligado a la minería y a la extracción de carbón. Fue en Orbó donde se creó la primera mina.

La procesión será el día 9 a las 19:30h, y a las 20:30h se celebrará la Eucaristía.

jueves, 7 de diciembre de 2017

San Ambrosio. Su fiesta se celebra el 7 de diciembre

Talla en madera de pino, dorada y policromada. Anónimo, S. XVI repintada en S. XVIII. Museo parroquial de Santa Eulalia. Paredes de Nava
Nace en Tréveris (Alemania) hacia el 333. Hijo de Aurelio Ambrosio, prefecto de la Galia Narbonense. Tras la temprana muerte de su padre, su madre lo llevó a Roma dándole una sólida formación. Tras sus estudios se trasladó a Sirmio con el prefecto Sexto Petronio. Ya como cónsul, fijó su residencia en Milán, por entonces residencia de los emperadores. Tras dirimir una contienda entre católicos y arrianos con motivo de la elección episcopal, fue elegido por aclamación popular nuevo obispo de Milán. Al comienzo se opuso, pues era catecúmeno... y en una semana recibió los sacramentos del bautismo, confirmación y eucaristía, y fue ordenado de diácono, sacerdote y obispo. Siendo ya obispo, el estudio, la meditación, la predicación, los escritos y la acción pastoral y social será la fuente de su actividad. Su carácter impresionó a San Agustín, que acudía a la catedral a escucharle. Y así, tuvo mucho que ver mucho en la conversión del joven Agustín de Tagaste, y fue él quien le bautizó.

Visitó como legado pontificio al emperador Máximo, asesino de Graciano, su antecesor, y como al negarse a recibir penitencia, lanzó contra la excomunión. Prohibió la entrada en la Iglesia al emperador Teodosio por la matanza de Tesalónica, alegando el ejemplo de David, también adultero y homicida. San Ambrosio le replicó “Ya que le has imitado en el pecado imítale también en la penitencia”. Teodosio cumplió con toda humildad la penitencia que el sato obispo de Milán le impuso.

Murió el 4 de abril del 397 en Milán y fue enterrado en la basílica que lleva su nombre. Fue proclamado doctor de la Iglesia por Bonifacio VIII, y es venerado por la Iglesia Católica, la Ortodoxa, Luterana y Anglicana.

El arte le representa vestido de Obispo con mitra, báculo, un libro, como doctor y algunas veces también con una colmena de abejas por ser patrón de los apicultores, y fabricantes de velas. En la Diócesis destacan las representaciones del púlpito de la colegiata de Ampudia, obra de Alejo de Vahía y la del púlpito de Autillo de Campos.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

Señor Dios Nuestro,
que has querido infundir
en Ambrosio tu admirable
doctrina, concédenos, por
su intercesión, permanecer
fieles a esa misma doctrina
y modelar conforme a ella
nuestra propia conducta.

martes, 5 de diciembre de 2017

“Dulzura en Clausura”

Del 8 al 10 de diciembre, el Seminario Mayor acoge la II Edición de “Dulzura en Clausura”, la muestra de dulces elaborados por los Monasterios de Vida Contemplativa de nuestra Diócesis.

Esta iniciativa surgió el año pasado promovida por nuestro Obispo, y persigue varios objetivos: por un lado dar a conocer la labor y trabajo que, de manera artesanal, realizan las religiosas de vida contemplativa, posibilitar adquirir estos deliciosos productos y por otro, facilitar a las comunidades religiosas incrementar las ventas de estos productos, ya que para muchas de ellas es su principal medio de subsistencia. 

Quien se acerque al Seminario Mayor podrá adquirir dulces del Monasterio de las Brígidas de Paredes de Nava; del Monasterio Cisterciense Nuestra Señora de Alconada, de los Monasterior de Madres Clarisas de Astudillo, Calabazanos y Carrión de los Condes, y del Monasterio de Monjas Dominicas de Nuestra Señora de la Piedad de Palencia. 

Este año, como novedad, se incorpora a la muestra el Monasterio de San Isidro de Dueñas, que aunque no elaboran dulces, sí que pondrán a la venta sus productos lácteos.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Cerebros precocinados

Se habla mucho, estos días, del “adoctrinamiento escolar”. No en todas las escuelas, naturalmente, se practica el “adoctrinamiento”; pero sí muy particularmente, según se dice, en algunas aulas de ciertas comunidades autonómicas.

¿Qué es el adoctrinamiento? Todo lo contrario de educar para que nuestros muchachos aprendan a administrar la personal libertad que Dios a cada uno ha regalado.

Se habla del “adoctrinamiento independentista”, descarado desde hace mucho tiempo en Cataluña. Pero no hay día en que no haya noticias sorprendentes en lo que se refiere también a otro tipo de adoctrinamientos: por ejemplo, en la “ideología de género”, a la que, por cierto, se han referido nuestros obispos en la última plenaria del episcopado.

Es muy fácil, hoy, con ayuda de la propaganda, preparar una sociedad de cerebros precocinados. Cojan ustedes unos pocos cerebros jóvenes, moldeables y ávidos de novedades; rebócenlos en la salsa espesa de unas cuantas escuelas políticamente adoctrinadas; denles dos vueltas por algunos medios de comunicación (sobre todo, ciertas redes sociales), y pónganlos, finalmente, a escurrir colgados de la actualidad para que se oreen y les dé el aire de “lo que se lleva”. Así es como obtendrán ustedes -¡oh maravilla!- un grupo perfectamente homogéneo de personas que piensan básicamente lo mismo, hablan todos la misma jerga, y además se creen los reyes del mambo.

Celebraremos pronto el 40 aniversario de nuestra Constitución española. Después de 40 años de autonomías en España y traslados de competencias, ¿cuál ha sido el resultado? El resultado son estos barridos de cerebro que los centinelas de la corrección ideológica quieren imponernos. No es el respeto a lo peculiar de cada región de España. Mucho menos, se plantean el respeto a las opciones religiosas de los padres, cuyos alumnos tienen delante...

Desengañémonos: construir la España una y plural ya no es el propósito de todos los que andan cobrando del poder. De lo que se trata es de “dar la nota” chirriante. Y cuanto más extraña sea la norma, cuanto más disgregadora, mejor. Así es como la nación española, “patria común e indivisible de todos los españoles” (artículo 2 de la Constitución), se irá poco a poco al garete: o sea, se irá disolviendo. No es ya el propósito de hacer una España unida, bien compaginada, fuerte y diversa, que es en lo que pensaban los “padres de la Constitución” en 1978.

¿Saben ustedes qué es lo que mejor funciona en algunas autonomías? El fracaso escolar, el paro y especialmente el paro juvenil. Y sigue funcionando, ya sin normas éticas, la picaresca, la corrupción y las “manadas”. No funciona precisamente el respeto a la mujer o al prójimo en general. Por eso inculcar valores, educar para el respeto, trasmitir y seleccionar saberes que merezcan la pena, es algo en lo que deberían emplearse, hoy, a fondo y con urgencia tanto la escuela, como la familia y la misma Iglesia.

Menos mal que todavía quedan profesores sensatos que saben de prioridades y valores a la hora de enseñar. Menos mal. Pero da la impresión de que no pocos, hoy, se creen con atribuciones de reformar la educación y la enseñanza por su cuenta, siguiendo el capricho de sus propias ideologías. Hoy, cualquier populista manda y se ejecutan sus órdenes. Todo se puede conseguir con una campaña de prensa y un abuso del dinero público. Seamos serios. La libertad de enseñanza ha venido para hacer algo más alto y mejor que “precocinar cerebros”.

Eduardo de la Hera

domingo, 3 de diciembre de 2017

Nos preparamos para este Adviento 2017


3 de diciembre de 2017 I Domingo de Adviento

  • Is 63, 16b-17. 19b; 64, 2b-7 ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases! 
  • Sal 79 Oh, Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve 
  • 1 Cor 1, 3-9 Aguardamos la manifestación de nuestro Señor Jesucristo 
  • Mc 13, 33-37 Velad, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa

La Iglesia comienza un nuevo Año litúrgico. El tiempo de Adviento nos abre la puerta al misterio navideño, el pascual y a la vida de la Iglesia. 

Comenzamos con la proclamación y celebración del gran anuncio salvífico: El Señor viene. Nos invita a “velar”, a estar alerta. 

Tres son las actitudes de la espera: La primera es la espera orada: Isaías suplica al Señor que rasgue los cielos y baje a salvar a su pueblo, obra de su mano (1 Lect). La segunda es la espera vigilante: Marcos recomienda permanecer en vela en espera del Señor que viene (Ev). La tercera es la espera testimoniada por las obras. Pablo agradece a Dios los dones otorgados a los corintios y les exhorta a ser fieles mientras esperan su retorno (2 Lect).

sábado, 2 de diciembre de 2017

Nombramientos

Nuestro Obispo D. Manuel ha realizado reciebntemente los siguientes nombramientos:
  • D. Máximo Pérez Gonzalo, ha sido nombrado Colaborador en la U.P. Berzosilla.
  • D. Ángel de Miguel Escudero, ha sido nombrado miembro del Consejo de dirección de la Casa Sacerdotal.
  • D. Ovidio Báscones Delgado, ha sido nombrado miembro del Consejo de dirección de la Casa Sacerdotal.

Encuentro Formativo de Manos Unidas

El pasado 22 de noviembre se celebró, en la Casa de la Iglesia, un encuentro formativo para los voluntarios de Manos Unidas de nuestra Diócesis. Dirigió el encuentro el sacerdote Antonio García.

Ignacio Romo: “La actitud de servicio es lo primero”

El 18 de noviembre, se vivió en la Catedral una jornada muy especial y emotiva y es que tomaron posesión de su cargo los nuevos canónigos recientemente nombrados por nuestro Obispo. Con la presencia de Mons. Manuel Herrerro, que estuvo acompañado por el Obispo emérito, Mons. Nicolás Castellanos, el Vicario General, D. Anastasio Aguado, numerosos sacerdotes, religiosos y religiosas y una gran cantidad de amigos y familiares de los nuevos canónigos, se incorporaron al Cabildo Catedralicio: D. Dionisio Antolin Castrillo, D. Ignacio Romo Velasco, D. Isaac Laso Ruiz, D. José Luis Calvo Calleja y D. Manuel Zarzuelo Villaverde. De igual manera lo hicieron los Canónigos Honorarios, D. Ignacio Doyague Gero, D. Isidro López Merino, D. José María Gómez Laso, D. José Mariscal Arranz y D. Leonardo Cieza Pedroso.

En El Espejo de la Iglesia de Cope Palencia conversamos con uno de los nuevos canónigos, D. Ignacio Romo, y nos contó cómo vive este nuevo reto pastoral.

  • ¿Qué supone formar parte del Cabildo Catedralicio?
Comenzar una nueva etapa en mi vida sacerdotal para seguir sirviendo a la Iglesia en una dedicación en la que nunca había pensado, es como un sueño. A partir de ahora la Catedral va a ser mi nueva casa, mi lugar de trabajo. Han pasado casi dos meses desde que recibí el nombramiento y estaba deseando que llegara esta fecha. Va a ser una novedad volver a ponerme la sotana, después de haberla colgado (en el mejor sentido de la palabra) hace 40 años. Estreno esta nueva responsabilidad con mucha ilusión y esperanza.
  • ¿Sabe ya cuáles van a ser sus responsabilidades dentro del Cabildo?
Es pronto para saberlas. El primer año toca más ser discípulo que maestro. Lo primero es observar cómo hacen las cosas los demás y ya llegará el momento de tener que actuar. Sólo sé que en el Cabildo ordinario del mes de octubre uno de los acuerdos que se tomaron fue el de confiarme presidir la misa de 10:30h de la mañana, los domingos y festivos, junto con otros tres capitulares. Creo que la renovación de cargos será en el mes de enero. Lo importante es la disponibilidad para hacer aquello que se te encomiende. La actitud de servicio es lo primero.

El Cabildo catedralicio a partir de ahora va a estar bien nutrido: 12 canónigos titulares, de los que 5 somos nuevos, otros 5 honoríficos de nueva creación, sin olvidarnos de los otros 6 canónigos eméritos. Aquí no se puede decir aquello del Evangelio: “La mies es mucha y los trabajadores son pocos”, somos muchos y ahora toca distribuir la tarea.
  • Nuestra Catedral es de una gran belleza y cuenta con un amplísimo y riquísimo patrimonio y aunque se ha avanzado mucho en los últimos tiempos, sigue siendo una gran desconocida para muchos ¿Qué cree que puede hacerse para abrir aún más la Catedral a los palentinos y a los que nos visitan?
Habrá que seguir potenciando el camino que se ha emprendido en los últimos años, en los que la Catedral de Palencia ha pasado de ser “la Bella Desconocida” a ser la “Bella Reconocida”. Las puertas de la Catedral han de estar abiertas el mayor número de horas posible para que pueda ser visitada por los de dentro y por los de fuera. Habrá que hacer todo lo que sea necesario en ese aspecto. Una de las finalidades del Cabildo es la de custodiar, revalorizar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural e histórico de la Catedral, sin olvidar el fin primario, el aspecto litúrgico y pastoral.
La Iglesia Catedral es un lugar de culto, es una casa de oración. El culto y la liturgia es lo primero que hay que cuidar. Habrá que trabajar entre todos para que la Catedral sea un lugar de referencia, con más poder de convocatoria.
  • ¿Va a poder compaginar su labor como capellán de la Soledad y canónigo de la Catedral?
Este es mi deseo, la mayor dificultad será los domingos, que pueden coincidir los horarios de la Eucaristía, pero creo que podremos organizarnos. En mi opinión, la capilla de Nuestra Señor de la Soledad es uno de los lugares más entrañables de la ciudad, la devoción a la Virgen de la Soledad es algo patente, la prueba es que siempre que se abren las puertas, la capilla se llena.

viernes, 1 de diciembre de 2017

“Somos personas. Nadie sin Hogar”

El 26 de noviembre celebramos la Campaña de las Personas Sin Hogar promovida por Cáritas con el objetivo de tomar conciencia de lo importante y necesario que es no sólo tener un techo donde cobijarse, sino disfrutar del calor de un hogar. “Somos personas y tenemos derechos”.

Los datos son claros: del 1 de enero de 2017 hasta el 15 de noviembre hicieron uso del Centro de Acogida de Palencia 682 personas. De las cuáles, 610 han sido hombres y 72 mujeres. Llama la atención que la mayoría de estas son españolas, un total de 483. Espeluznante es el dato de los 11 menores que han acudido acompañados al Centro de Acogida... podríamos continuar con la frialdad de los datos, pero la campaña de Cáritas pretende sobre todo sensibilizar y visibilizar a muchas de estas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y marginalidad. Muchos de ellos padecen problemas de salud mental, dependencias y una gran desarraigo.

Mons Dei Las Edades en Aguilar

Las montañas han sido veneradas en las grandes religiones como lugares sagrados donde el hombre experimenta lo “tremendo y fascinante” del Misterio. A ellas levanta sus ojos y dirige sus pasos buscando la unión con Dios. Los montes simbolizan la cima de la Creación Divina, la morada, donde la revelación trasciende, el lugar donde están llamados los hombres para encontrarse con Él y alcanzar la perfección.

Bajo el título Mons Dei, entre mayo y noviembre de 2018, la exposición de Aguilar de Campoo profundiza en el rico significado de la montaña dentro de la tradición simbólica cristiana y de la extensa historia religiosa de la humanidad. Una propuesta de fe, arte, naturaleza, en ese empeño de convertir cada edición de Las Edades del Hombre en un diálogo entre la Fe y la Cultura.

Pocas realidades son capaces de aunar en la montaña a Dios y a los hombres como lo hacen las iglesias románicas, atrapadas por el tiempo en la montaña palentina, motivo por el cual a esta edición se añade un epílogo: Ecclesia Dei, una invitación a recorrer también el entorno y hallar cobijo entre sus templos románicos.

La imagen del cartel conduce nuestra mirada a través del valle hacia la omnipresente cima. Se trata de un detalle de la obra del artista Eduardo Palacios realizada en tabla con técnica mixta.

Intenciones del Apostolado de la Oración para el mes de Dicceimbre

Intenciones del Apostolado de la Oración:
  • General: Por los ancianos, para que sostenidos por las familias y las comunidades cristianas, colaboren con su sabiduría y experiencia en la transmisión de la fe y la educación de las nuevas generaciones 
  • Por la Evangelización: Por todos los fieles cristianos, para que al celebrar el nacimiento del Hijo de Dios, experimenten fortaleza en la fe, aprecio por los no nacidos, y la armonía en la familia y en la comunidad cristiana.

Ante el anuncio de cierre de la Térmica

La decisión unilateral de Iberdrola de cerrar la Central Térmica de Velilla del Rio Carrión está produciendo una auténtica conmoción en Palencia, especialmente en la comarca de Guardo. Los habitantes de esa zona del norte, ya de por si deprimida por una reconversión minera prácticamente inexistente, están viviendo unos momentos de profunda preocupación ante la situación de desamparo y de incertidumbre sobre su porvenir laboral, y sobre su negro futuro para una vida digna en su propia tierra.
 
Una normativa de la Unión Europea obliga a las centrales térmicas a restringir sus emisiones contaminantes, o a cerrar sus instalaciones. Disponen de un periodo transitorio, hasta el año 2020, para adaptarse a la normativa, invirtiendo en tecnología más limpia. Iberdrola no ha presentado ningún Plan de Transitoriedad. Al contrario, ha anunciado el cierre, aduciendo razones medioambientales.
 
Esta repentina preocupación de Iberdrola por el medio ambiente, desentendiéndose de las repercusiones de su cierre para las personas, a las que dejará abandonadas a su suerte, y para la comarca, en la que dejará un reguero de desolación, nos alerta y nos induce a pensar que los motivos del cierre nada tienen que ver con la búsqueda del bien común, sino con sus particulares intereses empresariales.
 
La Doctrina Social de la Iglesia valora sobremanera la conservación de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente, como la casa común que posibilita una vida digna para el ser humano. Pero, como el Papa Francisco nos recuerda en su encíclica Laudato sí, “todo está conectado. Y por eso se requiere una preocupación por el medio ambiente que esté unida al amor hacia los seres humanos y a un constante compromiso ante los problemas sociales”.
 
El Secretariado para la Pastoral Obrera y del Trabajo de la Iglesia Católica queremos manifestar nuestra solidaridad con los 80 trabajadores de la Térmica, más directamente afectados, con sus familias, y con el conjunto de vecinos de los pueblos afectados. Las consecuencias del cierre de la Térmica serán difíciles de sobrellevar. Desempleo, emigración, desenraizamiento, pérdida de población. Queremos hacer nuestras las angustias y las esperanzas de los hombres y mujeres de nuestra tierra.
 
Hacemos una llamada a la responsabilidad empresarial de Iberdrola, para que asuma la función social que toda empresa contrae con sus trabajadores y con la tierra en la que desarrolla su actividad. La vida de las personas está por encima de las ganancias empresariales.
 
Reclamamos la decidida implicación de las administraciones públicas en la planificación y seguimiento de la necesaria transición socioeconómica, que la crisis ecológica global está exigiendo. Urge una reconversión que frene la despoblación, y permita trabajar y vivir dignamente en la comarca de Guardo.
 
Invitamos a todos los agentes sociales al diálogo en la búsqueda de soluciones socioeconómicas que compatibilicen el respeto al medio ambiente con el derecho de los pueblos.
 
Secretariado Diocesano para la Pastoral Obrera y del Trabajo 20 de noviembre de 2017

jueves, 30 de noviembre de 2017

La alegría de creer y crear en esta tierra de Palencia

«La pastoral en clave de misión pretende abandonar el cómodo criterio pastoral de “siempre se ha hecho así”. Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades. Una postulación de los fines sin una adecuada búsqueda comunitaria para alcanzarlos está condenada a convertirse en mera fantasía. Exhorto a todos a aplicar con generosidad y valentía las orientaciones de este documento, sin prohibiciones ni miedos. Lo importante es no caminar solos, contar siempre con los hermanos y especialmente de los obispos, en un sabio y realista discernimiento pastoral» (EG, 33).

Este plan que hoy presento a toda la comunidad eclesial de Palencia responde a esta invitación del Papa Francisco: repensar con la mente, el corazón y las manos nuestra iglesia de Palencia en la clave pastoral de la Cultura del Encuentro. Esto es lo que se ha hecho en la elaboración de este Plan y lo que se debe seguir haciendo porque no es un Plan cerrado.

Es fruto de la oración, de la escucha y la colaboración de todos. Lo ha elaborado una comisión integrada por sacerdotes, religiosos y laicos, coordinados por el Vicario de Pastoral; es futo de muchas y reiteradas consultas: al Presbiterio Diocesano, al Consejo Presbiteral, al Consejo Pastoral Diocesano, a los Consejos de Arciprestazgo o de Zona donde existen, a las distintas asociaciones, al Consejo Episcopal de Gobierno, etc.; todos han podido participar aportando análisis y sugerencias diversas. Últimamente ha sido aprobado por el Consejo Presbiteral el día 9 de octubre de 2017 y por el Consejo Pastoral Diocesano el 14 del mismo mes.

Hoy ratifico este Plan, un plan que es de todos y para todos. Un plan que debe ser aceptado como eco de lo que el Espíritu dice a esta Iglesia de Dios (cfr. Ap 2. 7, 11, 17, 29; 3. 6, 13, 22) que peregrina en Palencia en medio de «las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios» (LG 8, citando a San Agustín). Es el Espíritu Santo quien guía a su Iglesia en esta hora y en esta tierra nuestra y la convoca y provoca a la tarea de la Evangelización. «La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría» (EG, 1).
Este Plan se propone para cinco años. Lo más importante del mismo son las actitudes que se sugieren y recomiendan. Son importantes, sin duda, los objetivos, los medios, las propuestas, la temporalización, pero lo más importante son las actitudes. Estas que aquí se recomiendan son un eco de lo que recomendaba San Pablo a los fieles de Filipos: «Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, considerando por humildad a los demás superiores a vosotros. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús» (Fil 2, 1-5).

Aprovecho la ocasión para expresar mi gratitud y la de toda la Iglesia Palentina a los miembros de la Comisión y a todos los que, de una manera u otra, han colaborado en esta empresa eclesial. Animo a todos, sacerdotes, diácono, miembros de vida consagrada, fieles laicos en sus diversas y ricas expresiones de vida cristiana, a acoger, secundar y llevar a la práctica lo que aquí se propone y que será concretado poco a poco en las Programaciones anuales.

Termino elevando, en nombre de toda la Iglesia, una acción de gracias al Padre y al Señor Jesucristo, su Hijo, que siempre nos asiste con su Santo Espíritu; suplico al Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordia y Dios de todo consuelo, que siga asistiéndonos con el don del Espíritu Santo y sus siete dones continuamente, porque: «Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas» (Salmo 126, 1). «Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada» (Jn 15, 5).

Que la Virgen Santa María, invocada con tantos títulos en nuestra tierra, San José, San Antolín, San Francisco Fernández de Capillas, San Rafael Arnáiz, San Manuel González y todos los beatos de nuestra Iglesia, nos ayuden con su intercesión y ejemplo.

Palencia, 15 de octubre de 2017, en la fiesta de Santa Teresa de Jesús, virgen y doctora de la Iglesia.



Un PLAN de camino en clave de ENCUENTRO

El Plan Pastoral Diocesano está lleno de nombres, de ilusiones, de aportaciones dialogadas en diferentes mesas pastorales, de preguntas y apuestas de futuro, de urgencias humanas y pastorales. Recoge también el sentir la preocupación y la responsabilidad por escribir juntos un trozo de historia de la Iglesia del Señor en esta tierra, en el momento apasionante que vivimos en la Palencia de hoy, en nuestra sociedad, en tiempos de cambios y transformaciones y con horizontes nuevos.

Este Plan se concibe como una propuesta abierta a la vez que coherente. No pretende ser un documento cerrado y acabado, sino que se comprende como la propuesta de un camino dinámico y abierto, en continuo crecimiento, que cuenta con todos y todas... que se completa, se matiza, se amplía... con nuevos descubrimientos, sugerencias, reflexiones, propuestas, aportaciones... Y como libro de ruta, cómo mapa y guía para los caminantes, marca un horizonte y unas metas, traza un itinerario y un modo comunitario de caminar, lo que reclama coherencia y fidelidad al trazado que juntos hemos diseñado.

Con unas CLAVES y OPCIONES

  • La ALEGRÍA de ser creyentes y sentirnos Iglesia.
  • Vivir y ofertar la BUENA NOTICIA.
  • “OPCIÓN MISIONERA”: presencia, salida, espiritualidad.
  • Sentirnos DIÓCESIS, hacer juntos el camino.
  • Protagonismo LAICAL.

Unas ACTITUDES, un ESTILO de trabajo 


  • Ilusión y confianza.
  • Mirada atenta y escucha de la realidad.
  • Caminando, acogiendo y acompañando.
  • Cultivando la misericordia y acompañando a las personas.
  • Participando, dialogando y trabajando en equipo.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

¿De dónde colgar el dolor?

Mi querido amigo:

Esta vez no me mandas un mensaje rápido por WhatsApp, sino que me escribes una carta muy pensada y sentida. Te doy las gracias porque con tu misiva he recuperado el correo normal, el de toda la vida. Fíjate, la has enviado hasta con remite, sello y firma. Te agradezco, sobre todo, que me hagas confidente de sentimientos, dudas y oscuridades, aunque me gustaría que me hubieres comunicado otro tipo de noticias: que ibas a ser padre, que te había tocado la lotería, cosas así...

En cambio, me dices algo que me deja helado. Te han encontrado en el cuerpo lo que tú no buscabas, ya que pensabas que eso que te han detectado estaba lejos de ti. Te han diagnosticado una enfermedad que, según tú mismo dices, no tiene remedio. Te han tasado el tiempo. Así que en este momento navegas entre la ofuscación y el desconcierto. Me dices que no sabes en qué armario colocar y ordenar tu dolor. “Cada alma, en su armario” -decía Unamuno. Me dices algo parecido a esto, tú que has sido siempre tan ordenado. Tú que has guardado tu ropa tan planchada y limpia. Tú que siempre sabes dónde dejaste el paraguas (yo los pierdo todos). A ti, que has sido siempre tan metódico y riguroso, ahora te dan una noticia que no sabes qué hacer con ella.

Pero es que me confías algo que me duele a mí también que soy tu amigo. Me gustaría devolverte la serenidad; pero, ¿qué puedo yo hacer? No tengo una solución rápida, aunque sí puedo brindarte mi acompañamiento y cercanía. No tengo un discurso racional y convincente; así que estaré a tu lado, aun cuando permanezca en silencio. Si me admites, claro.

Como eres creyente, te recordaré lo que ya sabes. El dolor forma parte de la vida. La muerte, también. Todos moriremos. Oigo decir a la gente con cierta amarga ironía: “Yo estoy en lista de espera; pertenezco a los próximos que Dios puede llamar cualquier día”. Siempre que el pensamiento de nuestro final terreno nos vuelva más sabios y humildes, bienvenido sea. Aunque si va a servir para depresiones y desesperaciones, casi mejor que no.

La muerte nos dará caza a todos, antes o después. ¿Así de fuerte? Pues sí, así de fuerte. No sé decírtelo de otro modo. A ti no se te puede engañar con píldoras. Pero yo preferiría llamarla “hermana muerte” -como San Francisco de Asís- sabiendo, como sabemos, que ella nos coloca en nuestro verdadero sitio: es decir, en la vida junto a Dios. Una vida distinta, mejor, más plena.

Pero ahora me pongo en tu lugar. Yo tampoco sé qué haría con una noticia así. Probablemente frenaría un poco mi vida. ¿No te parece que vamos como locos consumiendo días y sueños? Desde luego, dejarte acompañar por Jesucristo sería lo mejor. Él no está lejos. Vuelve a releer el evangelio desde la situación por la que atraviesas. Y deja que el Cristo de la Pascua te envuelva y rodee con su luz. Tú sabes que él afrontó la muerte con decisión, pero también “con súplicas y lágrimas”. Si lo hubiera hecho de otro modo, no se parecería a nosotros. Hubiera hecho trampa, aprovechándose de su divinidad. Y él nunca fue tramposo.

Ahora no se me ocurre decirte otra cosa. Mañana iré a verte. Lloraremos juntos. O no sé qué haremos. Lo que nos salga del corazón. Podemos hasta reír recordando los buenos ratos que hemos pasado. Esos no nos los quita nadie. A pesar de todo, te pido que duermas bien, para estar mejor, más sereno y con fuerzas.

Vuelvo a tu pregunta: ¿Qué hago con mi dolor? ¿De dónde lo cuelgo?

Cuélgalo de la cruz de Cristo, para que acontezca en ti una resurrección. 

Un abrazo y hasta mañana.

Eduardo de la Hera