martes, 29 de noviembre de 2016

Una película: Footprints El camino de tu vida

Footprints
El camino de tu vida

Director: Juan Manuel Cotelo

El anuncio se publicó en Arizona: “Se buscan personas dispuestas a caminar 1.000 kilómetros, durante 40 días. No se ofrecen garantías de llegar al destino, pero sí se prometen jornadas de sufrimiento intenso, con frío y calor en proporciones iguales. Las lesiones musculares y las ampollas son más que probables, así como el desaliento que invitará a abortar el plan. Se dormirá poco, algunas noches sobre el duro suelo o en un saco bajo la lluvia. Si alguien se pierde durante el recorrido, deberá caminar más distancia de la prevista. Así disfrutará más tiempo de la belleza incomparable de los paisajes de España. Quienes ya han recorrido este Camino desde hace siglos, aseguran que ayuda a descubrir el sentido de la propia existencia”. ¿Te apuntas?
www.footprintslapelicula.com

Oración con las personas de la Villa San José

El 30 de noviembre, nuestro Obispo celebra un encuentro de Oración con los chicos y chicas del centro Villa San José, en el marco del Año de la Misericordia que acaba de concluir. El encuentro comenzará a las 17h en la Catedral.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Última visita a España, su vuelta a Palencia

En febrero de 1218, Domingo lleva en Roma una intensa actividad. De sus contactos con la Curia obtiene las primeras Bulas de recomendación del Papa, “llaves maestras” para abrir las herméticas diócesis. Organiza nuevas fundaciones y ministerios, y acoge a muchos jóvenes que envía a formarse en la nueva fundación de Bolonia, junto a la universidad. Llegan noticias, buenas o inquietantes según casos, de los frailes diseminados como el grano de la sementera evangélica. Y en mayo, con el buen tiempo se pone en camino para ver a sus frailes y resolver, si es el caso los problemas sobre el terreno.

Antes de ir a España, pasa por Prouille y funda el segundo convento de la Orden, a semejanza del de Toulouse. Llegado a su patria, el fruto no ha sido abundante. Dos de los frailes han vuelto a San Román, y tiene prisa por encontrarse con los otros dos que recorren la Península predicando. Ansía volver a contemplar la llanura de Castilla, repleta de mieses verdes que, como una bandera de esperanza, lo reciben después de trece años de ausencia.

En noviembre de 1218 está en Salamanca y se entrevista con el arzobispo de Toledo, el célebre Rodrigo Jiménez de Rada, antiguo amigo y sucesor de su compañero el obispo Diego de Osma en, la ya lejana, embajada real. Don Rodrigo confirma la Orden de Predicadores y dona a Domingo una casa en Brihuega, cerca de Guadalajara, “donde el desaliento había sacudido violentamente al equipo de sus compañeros”. En diciembre llega a Madrid. Fray Pedro de Madrid, había reunido entorno a la casa de los frailes a algunas jóvenes y Domingo las admite los votos en la vida religiosa dominicana, será el primero de contemplativas en España.

En Navidad se refugia en unas cuevas a las orillas del río Eresma, y experimenta la “pasión mística”, uniéndose, más si cabe, a Cristo, su modelo y su ideal. Predica, exhorta y funda el primer convento de frailes dominicos de España bajo el título de la Santa Cruz. Allí se conserva, hasta hoy, su recuerdo en la “santa Cueva”, lugar de devoción para Santa Teresa y los Reyes Católicos.

Y... ¿cómo olvidar a Caleruega y a Palencia? Llega a Palencia sobre enero o febrero de 1219 y funda el segundo convento en España, bajo el título del gran apóstol y predicador Pablo de Tarso. Había que volver a esa ciudad y perpetuar el amor de Dios y su Palabra. Quiere que sus hijos sigan predicando a los palentinos y que su recuerdo y memoria sean aliciente para las generaciones futuras. Se despidió, a buen seguro con lágrimas en los ojos, de la ciudad del Carrión. No volverá, pero Palencia, siempre tendrá un lugar en su corazón.

Fray Luis Miguel García Palacios, O.P
Subprior del Convento de San Pablo

domingo, 27 de noviembre de 2016

27 de noviembre de 2016 I Domingo de Adviento

  • Is 2, 1-5 El Señor reúne a todas las naciones en la paz eterna del reino de Dios 
  • Sal 121 Vamos alegres a la casa del Señor 
  • Rom 13, 11-14 Nuestra salvación está cerca 
  • Mt 24, 37-44 Estad en vela para estar preparados

La salvación está cerca
En este primer domingo se ofrece una respuesta a las incertidumbres de cada hombre. Espera que los males cotidianos desaparezcan de su vida. El profeta no espera la salvación de los hombres ni de los poderes políticos, sino de Dios mismo. Esta oferta va acompañada de una invitación al pueblo para que «camine a la luz del Señor» (1 Lect). La venida de Cristo es imprevisible, pero cierta, y por este motivo condiciona nuestro presente (Ev). Quien cree en Él está llamado a una novedad de vida (2 Lect).

sábado, 26 de noviembre de 2016

Del You Cat: ¿Son los diez mandamientos una agrupación casual?

¿Son los diez mandamientos una agrupación casual? (350)

No. Los diez mandamientos constituyen una unidad. Cada mandamiento remite a los demás. No se puede quitar arbitrariamente ningún mandamiento. Quien transgrede alguno de ellos quebranta toda la Ley. [2069,2079]

Lo peculiar de los diez mandamientos consiste en que en ello se abarca toda la vida del hombre. Pues los hombres nos relacionamos a la vez con Dios (mandamientos 1 al 3) y con nuestro prójimo (mandamientos 4 al 10); somos seres sociales y religiosos.

viernes, 25 de noviembre de 2016

El Monasterio de Santa Clara de Carrión acoge la XII Edición de "El Belén, sus personajes y sus símbolos"

El 26 de noviembre se inaugura la XII edición del ciclo expositivo: “El Belén, sus personajes y sus símbolos” en el Monasterio de Santa Clara de Carrión de los Condes. Además de las nuevas incorporaciones a la colección de belenes, son varias las novedades de la presente edición. Son 85 las nuevas incorporaciones a la colección, que ya cuenta con 1.578 belenes, aunque no todos están expuestos por falta de espacio. Entre las nuevas incorporaciones se encuentran un Belén de Camboya y otro de Rumanía, países hasta ahora no representados.

Entre los soportes más singulares, destacan un Belén en sobres de azúcar y un diminuto Belén dentro de una pipa de girasol, obra de Pedro Costa Canal, que ha pasado a ser el más pequeño de la colección.

Además, este año, el Obispo de la diócesis, Mons. Manuel Herrero bendecirá ese mismo día a las 12h el monumento al Belén, instalado en una rotonda de Carrión de los Condes.

La muestra podrá verse hasta el 3 de febrero.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Día de las Personas Sin Hogar: “Por dignidad. Nadie Sin Hogar”.

El próximo 27 de noviembre celebramos la Campaña Anual de Personas sin Hogar bajo el lema “Por dignidad. Nadie Sin Hogar”.

Todos tenemos nuestra dignidad, pues hemos sido creados a “imagen y semejanza” de Dios. La dignidad reside en el hecho de que somos seres humanos únicos, y ello implica reconocer los derechos inalienables de toda persona por el simple hecho de serlo. La dignidad humana es algo incondicional, y no ha de ser conquistada o ganada a través del trabajo ni por ningún otro medio. La dignidad no reside en el trabajo o la educación, sino en la propia persona.

Son miles las personas en situación de sin hogar, y cada una de ellas con una historia de vida, con un pasado que mucho en el presente, y con un futuro, inmediato, que nos interpela y reclama dignidad, acceso a derechos, un hogar...

Esta campaña pretende ser un ejercicio de sensibilización y compromiso común con la realidad de las personas en situación de sin hogar. Esa responsabilidad tiene que llevarnos a un horizonte de soñar que es posible lo que hoy parece imposible: que toda persona viva con dignidad en un hogar propio, en paz y permanente.

Una campaña que quiere ser un mensaje de dignidad, de derechos, de posibilidad, de rostros y personas concretas que ponen nombre y piel a las salvajes cifras del descarte y la exclusión.

Actividades en la Diócesis
Cáritas Palencia conmemora esta jornada de las Personas Sin Hogar con diversas actividades.
 

24 de noviembre
MESA DE EXPERIENCIAS “Por dignidad, nadie sin hogar”. Contaremos con testimonios de vida de personas que están o han estado en el Centro de Acogida a las Personas Sin Hogar y quieren compartir con todos su experiencia vital. Modera la mesa Fernando Félix García Diez. A las 19:30h en la Casa de la Iglesia.
 

26 de noviembre
TARDE DE PUERTAS ABIERTAS. Circus Espectáculos para niños y grandes y chocolatada. En el Centro de acogida Nuestra Señora del Otero (C/ Doña Juana, 9) a las 17h.
 

27 de noviembre
DÍA DE PUERTAS ABIERTAS. Eucaristía. 11h. Centro de acogida Nuestra Señora del Otero.
 

Por Dignidad. Nadie Sin Hogar

Querido lector de Iglesia en Palencia, el domingo 27 de noviembre, celebramos el Día de las Personas Sin Hogar bajo el lema: “Por dignidad. Nadie Sin Hogar”.

Como bien conoces es una campaña de sensibilización, para conmovernos y movilizarnos ante una realidad que corre el riesgo de ser asumida como algo normal, cuando evidentemente, es tan injusta que coloca a las personas al borde de no poder vivir como personas. El lema es bien directo: Por dignidad.

Aunque la campaña se centra en las situaciones de mayor exclusión social, en las personas de sin hogar, debemos incorporar también a los sin vivienda, vivienda insegura, vivienda inadecuada.

Todos nos enorgullecemos cuando vemos nuestros pueblos y ciudades con viviendas nuevas, adecuadas, dignas. No nos sentimos bien por las casas, sino porque las personas que las habitan pueden vivir con más dignidad. Hay personas que no tienen hogar para poder dignificarse.

Con este motivo, me dirijo a ti, para hacerte partícipe de la preocupación que sentimos en Cáritas ante esta realidad. Y es que cuando una persona está en la calle, ha perdido su hogar, o vive en una casa inadecuada, entra en un proceso complejo en el que pierde también su autoestima personal, su responsabilidad y su compromiso social y esto conlleva al deterioro avanzado de la propia persona. 

El apoyo institucional es difícil cuando no se tiene una familia que respalde, un hogar, ni un lugar de referencia. En Cáritas somos conocedores de esta realidad y por ello, trabajamos y nos esforzamos para que el Centro de Acogida sea esa referencia que facilite y canalice las oportunidades que todas las personas deben tener para poder encauzar su vida.

Como ciudadanos y más como cristianos, que nos hermana a todos, no podemos cerrar los ojos, ni permanecer impasibles ante esta realidad, ni podemos culpabilizar al otro, por las fragilidades o equivocaciones del ser humano. Cuando una persona ha perdido el hogar, le faltan fuerzas para reconstruirse, y muchas veces, nos piden a gritos silenciosos, que les demos una mano para incorporarse y para incluirse en la marcha ordinaria de la vida. 

Pidamos al señor Misericordioso que nos dé oídos sensibles, fuerzas para comprometernos y entrañas de misericordia para con nuestros hermanos que no tienen hogar.

En este día, 27 de noviembre, compartamos con nuestras comunidades el deseo común y la afirmación de la campaña de este año: “POR DIGNIDAD. NADIE SIN HOGAR”.

Aprovecho para invitaros a participar en las actividades que desde Cáritas hemos preparados y que aparecen reflejadas en este número de Iglesia en Palencia. 

Que todas las personas tengan un hogar.

Juan José Martínez
Cáritas Palencia

martes, 22 de noviembre de 2016

La historia visible de Francisco

Hoy es uno de estos días en los que doy gracias a mi profesión por permitirme conocer historias como la de Francisco. Un hombre natural de Cartagena que se inició en los mundos de los pequeños hurtos y acabó echándose al monte, sólo, sin dinero, en un principio con armas, que abandonó a los pocos días. Y allí, sin teléfono, ni nadie con el que conversar ha permanecido más de 20 años. Comía cuando sentía hambre, en invierno se duchaba cuando llovía y en verano, aprovechaba lo ríos. Entraba en las casas cuando sus dueños no estaban y robaba comida, latillas, bebida, pilas, mecheros, algún cigarrillo pero nunca robaba dinero, ni joyas, no le interesaba... él en el monte sólo quería ser libre y sobrevivir. Cuando se le estropeaba el abrigo que lo resguardaba del frío lo cambiaba por otro que robaba en alguna casa y dejaba el viejo. Se alimentaba de lo que el campo le ofrecía, frutos, hormigas, saltamontes, alguna oveja que cazaba, serpientes y asegura que las abejas y los saltamontes son muy sabrosos... y así permaneció dos décadas recorriendo los distintos campos de España. 

Me gustaría conocer los sueños que tenía Francisco cuando era niño, pero me sorprende contestando que él nunca tuvo sueños. Vivió en una familia normal, pero se rodeó siempre de golfillos, robaban coches para ir al baile en el pueblo de al lado, se paraban delante del puesto de la guardia civil con el coche robado para que les persiguieran, lo que empezó siendo algo para divertirse se fue complicando hasta recalar en la cárcel.

Francisco tiene una mirada limpia, que transmite cierta tristeza pero sobre todo transmite bondad, a pesar de los hurtos y los errores que haya cometido en el pasado. 

Hace algo más de un año, Francisco estaba en el norte de Palencia, le pilló una gran nevada y se le helaron los pies, apenas podía andar y tenía que arrastrarse. No fue al médico y entró a robar en una casa y como tenía hambre, se puso a cocer unos macarrones, allí fue cuando le pilló la guardia civil. Hasta que se decida su entrada en prisión, Francisco permanece en el centro de las personas sin hogar de Cáritas, aquí lleva nueve meses, aquí es donde le han curado los pies y ahora puede calzarse y andar. Atiende el ropero, ayuda en la limpieza del centro y se ofrece para ayudar en los recados que se necesitan. 

Asegura que el tiempo que permaneció en el monte vivía feliz, en ciertos momentos lo añora porque para Francisco la salud y la libertad son lo más importante.

¿Qué ha supuesto el centro de Cáritas?
Yo estuve muchas veces a punto de irme, pero gracias a las personas que trabajan en el centro, he optado por permanecer aquí, se han portado muy bien conmigo. Si yo no me he ido del centro ha sido por las personas que me han acogido, me he sentido querido y muy bien tratado.
¿Qué planes tiene?
No lo sé. Ni me lo planteo. Estoy a la espera de que una juez decida si ingreso en prisión. No hago planes. 
¿Percibe alguna prestación?
No. Como he estado muchos años sin estar empadronado, no tengo derecho a nada
Para nuestra sociedad, ¿las personas que viven en la calle son invisibles?
Sí, para la gran mayoría, sí. Sólo hay que observarlo, cuando alguien pasa al lado de alguien que está en la calle, se distancia y pocos miran a la cara. El tiempo que yo estuve en el monte, nadie se acercó, sólo los del seprona o la guardia civil, aunque entiendo perfectamente que nadie lo hiciera, en mi caso yo también rehuía a las personas, me escondía o daba un rodeo para no encontrarme con nadie.

La historia de Francisco ha conseguido hacerme visible a las personas que creen que lo han perdido todo y cuyo pasado les pesa como una losa. Sólo pido para Francisco que aprenda a perdonarse a sí mismo y que aproveche las nuevas oportunidades que le ofrezca la vida. 

Natalia Aguado León

lunes, 21 de noviembre de 2016

Os confieso que...

Os confieso que... me emocioné el otro día al entrar en la Catedral y ser recibido por San Manuel. Un San Manuel González, acompañado por una niña que nos acoge... y nos señala con el dedo al CORAZÓN de la Catedral. Que nos anima a acercarnos al Sagrario.

Y os confieso que voy a tener muchas veces en la mente... y poco a poco en el corazón... esta oración que nos dejó escrita. Esta Oración de la Perseverancia.

Domingo Pérez


¡Madre nuestra!
¡Una petición!
¡Que no nos cansemos!

Sí, aunque el desaliento
por el poco fruto nos asalte,
aunque la flaqueza
nos ablande,
aunque el furor del enemigo
nos persiga y nos calumnie,
aunque nos falte el dinero
y los auxilios humanos,
aunque nuestras obras
se vinieran al suelo
y tuviéramos
que empezar de nuevo...

Firmes, decididos, alentados,
sonrientes siempre,
con los ojos de la cara
fijos en el prójimo
y sus necesidades
para socorrerlos;
y los ojos del alma
fijos en el Corazón de Jesús
que está en el Sagrario,
ocupemos nuestro puesto
el que a cada uno
Dios nos señala...

¡Madre nuestra!
¡Que no nos cansemos!

¡Nada de volver la cara atrás!
¡Nada de cruzarse de brazos!
¡Nada de estériles lamentos!...

Mientras que nos quede
una gota de sangre
que derramar,
unas monedas que repartir,
un poco de energía
que gastar,
una palabra que decir,
un aliento de nuestro corazón,
un poco de fuerza
en nuestras manos,
en nuestros pies,
que puedan servir
para dar gloria a Él y a Ti,
y para hacer un poco de bien
a nuestros hermanos...

¡Madre mía, por última vez!
¡Morir antes que cansarnos!
Amén.

domingo, 20 de noviembre de 2016

20 de noviembre de 2016 Jesucristo, Rey del Universo

  • 2 Sam 5, 1-3 Ungieron a David como rey de Israel 
  • Sal 121 Vamos alegres a la casa del Señor 
  • Col 1, 12-20 Nos ha trasladado al reino de su Hijo querido 
  • Lc 23, 35-43 Señor, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino

Jesucristo es el Rey del universo
El año litúrgico termina con la solemnidad de Cristo Rey y resume el misterio de la salvación. David es elegido pastor de Israel. El pueblo dijo: «somos hueso tuyo y carne tuya». David reúne y conduce a su pueblo (1 Lect). David anticipa y encarna la figura de Cristo que en el misterio de la cruz, reúne a toda la humanidad y la guía a la salvación (Ev). Su reino no se fundamenta en la fuerza, sino en la debilidad, reconciliando la tierra con el cielo, a Dios con los hombres a base de la propia sangre (2 Lect).

sábado, 19 de noviembre de 2016

De la Doctrina Social: El consumismo

El consumismo
[360] El fenómeno del consumismo produce una orientación persistente hacia el «tener» en vez de hacia el «ser». El consumismo impide «distinguir correctamente las nuevas y más elevadas formas de satisfacción de las nuevas necesidades humanas, que son un obstáculo para la formación de una personalidad madura». Para contrastar este fenómeno es necesario esforzarse por construir «estilos de vida, a tenor de los cuales la búsqueda de la verdad, de la belleza y del bien, así como la comunión con los demás hombres para un crecimiento común sean los elementos que determinen las opciones del consumo, de los ahorros y de las inversiones». Es innegable que las influencias del contexto social sobre los estilos de vida son notables: por ello el desafío cultural, que hoy presenta el consumismo, debe ser afrontado en forma más incisiva, sobre todo si se piensa en las generaciones futuras, que corren el riesgo de tener que vivir en un ambiente natural esquilmado a causa de un consumo excesivo y desordenado.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Populismos

Escribo cuando Donald Trump ha tocado el cielo del poder USA. Parece que lo de la demagogia populista surte sus efectos. Entre los que ya no votan y los muchos descontentos que andan por el mundo, los populismos lo arrasan todo. Al final, nos arrojan encima la sorpresa, la perplejidad y hasta el miedo: ¿Qué es lo que ocurrirá con mandatos como el de este señor, a quien hemos escuchado hacer una campaña bronca y hasta insultante?

Me parece que, cuando nos llaman a depositar un voto en las urnas, no pocas veces tenemos que elegir entre lo malo y lo peor. Y a veces sale lo peor. Otras veces, lo malo. El mundo tampoco es un coro de ángeles. Ni lo son los mandatarios ni aquellos que les votamos. Votamos a los que consideramos mejores -o menos malos- pensando en lo que conviene a cada país en su momento, aun cuando los elegidos no sean santos. A pesar de las dudas, siempre hay que ir a votar, si queremos ejercer de ciudadanos...

Dicen que es la hora de los populismos. ¿Es lo mismo populista que popular? No. Los populismos se presentan engañosamente como “salva-patrias”, con la vista clavada en el poder. Luego, de lo dicho al hecho suele haber un trecho largo. En cambio, lo popular es lo que tiene sabor y olor a oveja, que dice el Papa Francisco. Aquello que más fascina de la gente sencilla y buena. La entraña sana del pueblo. Los populistas, más que al pueblo, suelen mirar a sus particulares ideologías y, por supuesto, al poder y a todo el regustillo que le acompaña.

Los movimientos populistas son la espada de Dámocles que, hoy, pende sobre nuestras cabezas. Desde luego, a no pocos nos parecen un peligro, porque pueden dar al traste con las democracias. No sé, pero algunos nos dicen que este es el miedo que nos inoculan los grandes de este mundo para mantenerse en la poltrona del Olimpo. 

¿Cuáles son las causas de que, en esta tierra de nuestros pecados, tengamos populismos que cosechan votos a mansalva? 

Básicamente tres: Primera, las crisis económicas. La falta de trabajo, el descenso del bienestar social desencadenan decepciones y precariedades. Y en las crisis es fácil manipular con promesas los sentimientos heridos; halagar los estómagos vacíos y engañar las miradas tristes de los que, a duras penas, llegan a final de mes. Segunda: los que votamos a veces somos un “pelín” ingenuos, y nos dejamos arrastrar por proclamas retóricas, frases redondas, y las promesas contundentes de aquellos que se suben a la tribuna a desmelenarse y a “darlo todo por nosotros”. Y tercera causa de los populismos: los defectos del propio “sistema neoliberal” que -según dicen los que saben- frecuentemente se muestra incapaz de gobernar sensata y generosamente buscando el bien de los ciudadanos, y cae en la trampa de las corrupciones o no vigila a los ambiciosos que sólo buscan medrar a costa del dinero de los demás. No sé si esto de la corrupción lo lleva el sistema neoliberal incorporado como “defecto de fábrica” o es que los humanos no tenemos remedio.

Desde luego, la trampa del poder es muy vieja. Tan vieja como el mundo. Jesucristo le tuvo miedo al poder. Lo tocó con sus manos, pero lo rechazó como tentación. Y es que el poder, cuando se convierte en trampolín (y trampa) para medrar, ganar dinero y olvidarse del servicio a la ciudadanía, se oscurece y hasta llega a envilecer a las personas que lo ejercen. Jesús rechazó el poder en el monte de las tentaciones, al comienzo de su misión. Es como si nos dijera: profecía y poder se autoexcluyen.
Todas estas (y seguramente muchas más) son las razones por las que triunfan los populismos, a los que ciertamente se debe mirar con un cierto recelo, cautela y sospecha.

Si miramos a la historia de los pueblos, no lejana, movimientos populistas elevaron al poder algunos líderes tan carismáticos y distintos, como Hitler, Castro, Chávez, Mussolini, Lenin y muchos más. El pueblo no es el culpable de los populismos. El pueblo suele tener una entraña sana. Los culpables son aquellos que aprovechan las aguas turbias del descontento para pescar con promesas los sabrosos peces de los votos y reconocimientos.

Eduardo de la Hera

jueves, 17 de noviembre de 2016

Santa Isabel de Hungría. Su fiesta se celebra el 17 de noviembre

Talla en madera policromada, escuela castellana autor anónimo, siglo XVIII. Museo de Santa María. Becerril de Campos
Nació en 1207 en Sarospatak (Hungría). Hija del rey Andrés II y de Gertrudis de Merania. Se casó con el príncipe Luis de Turingia-Hesse y vivió una vida feliz. Tras el asesinate de su madre, se padre volvió a casarse y tuvo a la princesa Violante, futura esposa de Jaime I de Aragón.

Le preocupaba la situación de miseria de sus súbditos y comenzó a repartir su riqueza con los pobres. Su marido murió de la peste en 1227, cuando se dirigía a unirse a las Cruzadas. Pocos días después, Isabel dio a luz a su hija Gertrudis de Altenberg, que fue criada y educada con monjas premostratenses, orden de la que llegó a ser abadesa, y declarada beata.

Al quedar viuda, abrazó la pobreza siguiendo el ejemplo de San Francisco, repartió su fortuna y joyas entre los más pobres y no construyó muchos hospitales donde ella misma ejercía de enfermera, visitando, atendiendo y curando a los enfermos. Murió en Marburgo, a los 24 años de edad. Fue canonizada por Gregorio IX en 1235, estando presente en la ceremonia el emperador Federico II de Hohestaufen. Durante la ceremonia se la llamó “la mujer más grande de la Edad Media alemana”. Su cuerpo se colocó sobre un altar dorado en la iglesia de Marburgo.

El culto a Santa Isabel se extendió rápidamente por toda Europa. En España su culto, se propagó tras el matrimonio de su medio hermana Violante de Hungría con Jaime I de Aragón. Su nombre se impuso a muchas mujeres de la nobleza. Casi inmediatamente después de su muerte, Santa Isabel pasó a ser también patrona de la Venerable Tercera Orden de San Francisco. Es igualmente patrona de las enfermeras en España.

El arte la representa con ropajes reales (armiños) o con hábito y cordón franciscano, con cetro en sus manos, cesto o mandil con flores, collar en forma de rosario. Es corriente encontrarla en monasterios franciscanos y en capillas de la V.O.T. En la Diócesis de Palencia hay pocas representaciones, destacando la del museo de Santa María de Becerril de Campos procedente del convento de San Francisco de Palencia.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Oh Dios que concediste a Santa Isabel de Hungría la gracia de reconocer y venerar en los pobres a tu hijo Jesucristo, concédenos por su intercesión, servir con amor infatigable a los humildes y atribulados. P.J.N.S.

El Sacerdote D. Antonio Gómez Cantero, nuevo Obispo de Teruel y Albarracín

La Santa Sede ha hecho público, a las 12.00 h. de hoy, jueves 17 de noviembre, que el Papa Francisco ha nombrado al sacerdote D. Antonio Gómez Cantero obispo de Teruel y Albarracín. Así ha sido comunicado por la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española (CEE). D. Antonio Gómez Cantero es en la actualidad Vicario General de la Diócesis de Palencia y Párroco de San Lázaro en la capital palentina.

La diócesis de Teruel y Albarracín estaba vacante por el traslado de Mons. Carlos Manuel Escribano Subías a la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Desde junio de 2016 está al frente de la diócesis, como administrador diocesano, el sacerdote D. Alfonso Belenguer Celma.

 
PERFIL BIOGRÁFICO

Nació en Quijas (Cantabria) el 31 de mayo de 1956.

Estudios de Bachillerato en el Seminario Menor de Carrión de los Condes.

Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de San José de Palencia.

Ordenado Sacerdote el 17 de mayo de 1981, en Santa María de Carrión de los Condes.

Licenciatura en Teología Sistemática-Bíblica, en el Instituto Católico de París 1995.

Trayectoria Pastoral

22/11/1982 - Vicario Parroquial de San Lázaro de Palencia y Vocal del Consejo Presbiteral por Consiliarios
29/11/1982 - Consiliario diocesano del Movimiento Junior A.C. y Vicario Parroquial de San Lázaro
19/05/1983 - Delegado diocesano de Pastoral Juvenil y Vocacional
1984 - Párroco “in solidum” de san Lázaro
30/06/1985 - Formador del Seminario Mayor de Palencia
02/10/1986 - Delegado para acompañamiento vocacional para el presbiterado
30/04/1990 - Miembro del Consejo de Consultores
22/06/1992 - 1995 Consiliario Internacional del MIDADEN (Acción Católica de Niños) en París
05/07/1995 - Vice-Rector y Profesor del Seminario Menor en Palencia
23/09/1996 - Rector del Seminario Menor de Palencia
26/09/1996 - Delegado diocesano de Pastoral de las Vocaciones
20/08/1998 - 2004: Rector del Seminario Mayor
10/07/2000 - Miembro del Consejo de Consultores
16/11/2000 - Profesor extraordinario del Instituto Teológico del Seminario Mayor de Palencia
27/09/2001 - Administrador del Seminario Mayor y de la Casa Sacerdotal
12/09/2004 - Párroco de San Lázaro de Palencia
06/11/2008 - Miembro del Colegio de Consultores
14/05/2008 - Vicario General de la Diócesis
08/05/2015 - Administrador Diocesano de la Diócesis de Palencia
18/06/2016 - Vicario General de la Diócesis y Párroco de San Lázaro de Palencia


Saludo a la Diócesis de Teruel y Albarracín.  D. Antonio Gómez Cantero


Carta a los Palentinos. D. Antonio Gómez Cantero



Encuentro de Jóvenes Dehonianos

Jóvenes del Colegio de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús de Venta de Baños han participado en Salamanca en el X Encuentro nacional de jóvenes Dehonianos organizado por esta congregación. Del 20 al 23 de octubre más de 160 jóvenes procedentes de diferentes colegios se congregaron en torno al lema “Atrévete a ser feliz”. Una oportunidad para formarse y acercarse a distintas realidades sociales a través del voluntariado.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Nombramientos

Mons, Manuel Herrero ha firmado recientemente el decreto por el cual realiza el nombramiento de los nuevos arciprestes, al cumplirse el tiempo para el que fueron nombrados quienes desempeñaban tal oficio. Por ello, conocido el parecer de los sacerdotes correspondientes y tras hablar con los sacerdotes propuestos, ha nombrado a: D. Pedro Poza Nicolás, Arcipreste del Brezo; D. Juan Carlos Martínez Mayordomo, Arcipreste del Camino de Santiago; D. Gaspar Pérez Cerrato, Arcipreste del Campos; D. Benito de la Plaza Marcos, Arcipreste del Cerrato; D. Lázaro Merino Palenzuela, Arcipreste de Palencia; D. Fernando Salomón Gatón, Arcipreste de Pisuerga Norte. El Arcipreste del Valle, D. Luis Ángel Roldán de Arriba, continúa en sus funciones, conforme al nombramiento que recibió y sigue en vigor. 

Además, D. Javier Cuesta Redondo ha sido nombrado Administrador parroquial de la Unidad Pastoral de Alar del Rey. Y a D. José Mª Valles Antolín, profesor del área de religión en la UVA.

Las cuentas de nuestra Iglesia Diocesana en 2015

El pasado 10 de noviembre se presentaron el balance económico de la Iglesia Diocesana de Palencia, que son los siguientes:

GASTOS - 3.442.747,50 €
  • Compras material Diócesis: 44.222,25 €  Aportaciones a Parroquias: 725.377,35 €  Gobierno y Consejos: 32.697,98 € l Delegados y delegaciones : 89.350,50 €  Casa de la Iglesia: 12.000 €  Seminario Menor. Obras. Subvenciones: 26.263,57 €  Centro de Orientación Familiar: 30.003,36 €  Obras Casa Sacerdotal Obispado y otros: 219.009,21 € Seguros, asistencia técnica y jurídica: 114.015,29 € Suministros y comunicaciones: 57.976,09 € Desplazamientos y gastos de viaje: 256.394,37 € Donativos y servicios varios: 18.446,65 € Tributos: 2.275,32 € Sueldos y seguridad social: 144.896,72 € Honorarios y haberes sacerdotes: 1.225.271,43 € Gastos y amortizaciones extraordinarias: 136.142,29 € Capacidad financiera próximo ejercicio: 308.405,12 €

INGRESOS - 3.442.747,50 €
  • Prestación de servicios diocesanos: 35.335,73€. Convenios con Diputación y Junta: 114.500,01€. Sacerdotes al Fondo Común: 50.819,24€ Capellanías (Hospitales, Penitenciarias...): 91.412,46€. Fondo Común Interdiocesano: 2.915.726,15€. Colecta Día de la Iglesia Diocesana y Habitante/Año: 118.514,35€. Otros ingresos de gestión: 7.731,53€.  Ingresos financieros: 108.708,03€

martes, 15 de noviembre de 2016

Fallece el sacercote D. Luis María Caminero

El pasado 6 de noviembre, falleció el sacerdote diocesano D. Luis María Caminero Pérez a los 66 años de edad.

Natural de Santervás de la Vega. Se ordenó sacerdote el 21 de junio de 1974. Comenzó su trayectoria pastoral como miembro del equipo sacerdotal de Vega de Doña Olimpa, más tarde en Carbonera y Membrillar. Desde 1992 fue miembro del equipo sacerdotal de la unidad Pastoral de Cervera y en el 2003, arcipreste de la zona del Brezo.

Su funeral se celebró el martes, 8 de noviembre, en la parroquia de Santervás.

Descanse en Paz

¿Cerrar la Puerta de la Misericordia?

El domingo 20 de noviembre, solemnidad de Jesucristo Rey del Universo y final del Año Litúrgico en la liturgia de la iglesia, el papa Francisco cerrará en la Basílica de San Pedro, en Roma, el Año Jubilar de la Misericordia, y una semana antes, el domingo día 13 de noviembre, habremos cerrado las distintas Puertas Santas en las Catedrales de todo el mundo, también en la nuestra de Palencia.

El Año Jubilar de la Misericordia fue convocado por el papa Francisco el 11 de abril de 2015 por medio de la Bula “Misericordiae Vultus” -el rostro de la misericordia-, y comenzó el día 8 de diciembre del mismo año, solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María. «Esta fiesta litúrgica -decía el papa- indica el modo de obrar de Dios desde los albores de nuestra historia. Después del pecado de Adán y Eva, Dios no quiso dejar la humanidad en soledad y a merced del mal. Por eso pensó y quiso a María, santa e inmaculada en el amor, para que fuese la Madre del Redentor del hombre. Ante la gravedad del pecado, Dios responde con la plenitud del perdón. La misericordia siempre será más grande que cualquier pecado y nadie podrá poner un límite a amor de Dios que perdona... En esta ocasión será una Puerta de la Misericordia, a través de la que cualquiera podrá experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza» (MV, 3). En las distintas Catedrales, también en la nuestra, la llamada “la bella reconocida”, se abrió el domingo 13 de diciembre. También en las distintas diócesis se señalaron otros templos en los que también se abrieron las distintas puertas de la misericordia.

A lo largo de este año se han llevado a cabo distintas iniciativas como peregrinaciones, conferencias, publicaciones, celebraciones penitenciales, obras sociales, etc., para que viviéramos este año, personal y comunitariamente, con sentimientos de gratitud y reconocimiento hacia Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. «La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo. De este amor, que llega hasta el perdón y el don de uno mismo, la Iglesia se hace sierva y mediadora ante los hombres. Por tanto, donde la iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre» (MV, 12). Es más: el papa nos ha invitado a caer en la cuenta de que «la misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo. La Iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia» (MV, 10). Y nos recordaba que las clásicas obras de misericordia, las corporales y las espirituales, deben despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada por el drama de la pobreza, y así entrar en el corazón del Evangelio donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina. «No caigamos en la indiferencia que humilla, en la habitualidad que anestesia el ánimo e impide descubrir la novedad, en el cinismo que destruye» (MV, 15). Debemos abrir el corazón, para curar las heridas de tantos que no tienen voz porque sus gritos se han debilitado o silenciado, aliviarlas con el óleo de la consolación, vendarlas con la misericordia y curarlas con la solidaridad y la debida atención.

¿Toda esta gran iniciativa y enseñanza, se acabará cerrando una puerta con llave? No puede ser. Jesucristo es el Puerta permanentemente abierta que nos da acceso libre al Padre. Él crucificado que ha resucitado sigue teniendo las llagas de las manos, los pies y el costado abiertas para que accedamos a su interior, a su corazón misericordioso y compasivo. Se cierran unas puertas simbólicas, pero la Puerta verdadera (Cfr. Jn 10, 1-10) está siempre está abierta de par en par. Ser cristiano es entrar por esa Puerta, experimentar la bondad del Buen Samaritano, Cristo, el Buen Pastor, y ser apóstoles y misioneros de la misericordia. Quiera Dios que así sigamos creyendo, celebrando y testimoniando la misericordia de Dios. Vivamos en nuestra Diócesis la cultura del encuentro que entraña aceptación mutua de unos y otros, diálogo sincero, claro, confiado, no ofensivo ni hiriente, humilde y prudente y colaboración fraterna viviendo las obras de la misericordia y cuidando todos de la casa común.

Con san Agustín podemos decir y pedir todos y cada uno. «Toda mi esperanza estriba sólo en tu muy grande misericordia. Da lo que mandas y manda lo que quieras» (Conf 10, 40).

+Manuel Herrero Fernández, OSA
Obispo de Palencia

«EUCARISTIZAR»

El pasado 5 de noviembre nuestra Catedral vivió una celebración muy especial. La Iglesia palentina se reunió para dar gracias por la Canonización de San Manuel González.

Descatamos en estas páginas un fragmento de la Homilía de nuestro Obispo.

Eucaristizar, Vivir la Misa... esa es la propuesta. La Palabra de Dios que ha sido proclamada tiene como eje la Eucaristía que es memorial del sacrificio del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, comida de amistad e intimidad con el Señor, alimento para el camino de la vida que es duro, signo de unidad y fármaco de inmortalidad. Y Esta Palabra nos señala e invita a hacer y vivir lo que Jesús hizo y vivió en su vida hasta la muerte y muerte de Cruz y que lo resumió en la última Cena. ¿Qué hizo? Se reunió con sus discípulos a cenar, dialogó, lavó los pies a sus discípulos, tomó pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos. Y lo mismo hizo con el cáliz lleno de vino.

Esto es lo que tenemos que hacer y vivir nosotros
1. Reunirnos y encontrarnos como hermanos, como comunidad, miembros de una misma familia, la Iglesia. Un cristiano no puede abandonar y vivir lejos de la Iglesia. Es nuestro hogar. Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por Madre. Por eso es preciso encontrarnos y reunirnos como hermanos, para convivir, saludarnos, alegrarnos juntos, proyectar y trabajar juntos; encontrarnos y lavarnos los pies unos a otros, es decir, servir, y perdonarnos sabiéndonos pecadores perdonados y reconciliados; reuniéndonos para alabar y adorar al Señor por su bondad, misericordia y fidelidad; encontrarnos para orar, personal y comunitariamente, para pedir por unos por otros y por todos, porque todos como pobres necesitamos a Dios y de Dios.
2. Después de reunidos, escuchar y acoger la Palabra de Dios. Es la Palabra del que nos ama como nadie, que es y debe ser lámpara para nuestros pasos, la brújula de nuestra vida; palabra sabia y de vida eterna. Dios, movido de amor, nos habla como amigos, trata con nosotros y nos invita y recibe en su compañía. Y responder a la Palabra con la confesión de la fe y las oraciones para que lo que dice el Señor se cumpla en nuestros días y en nuestras vidas. Un cristiano tiene que ser un enamorado de la Palabra de Dios, que la conoce, la saborea, la interioriza y la lleva a la vida como nos pide el Concilio; ¡Cómo se alimentaba nuestro Santo de la Palabra de Cristo! Un cristiano, -sea niño, joven, maduro, adulto, sacerdote, religioso o laico- tiene que estar siempre como discípulo en catequesis, formarse y configurarse permanentemente con Cristo. ¡Qué buen catequista fue D. Manuel con escritos y práctica! Aquí al lado, en los bancos que están delante de la Capilla del Sagrario, él daba catequesis a los niños y niñas pobres de Palencia Se preocupaba por darles el pan de cada día y el Pan de Dios. Por eso la imagen que hemos bendecido al comenzar la Eucaristía de Acción de Gracias está una de las niñas a las que él enseñaba la fe cristiana desde el amor y la cercanía a los más pequeños.
3. Eucaristízar que es, hacer los gestos y vivir lo que hizo Jesús en la multiplicación de los panes y los peces, en la Última Cena, y resucitado cuando se aparece junto al lago: tomar el pan y el vino en nuestras manos, bendiciendo a Dios, dador de todo bien, y aceptar la voluntad de Dios en todos los momentos de la existencia, aunque cueste y suponga sangre. Y todo con acción de gracias al Padre, por el Hijo con el Espíritu Santo, siempre, por todo y en todo. Es dar gracias por la vida, el sol, la familia, la iglesia, la fe, el bautismo, por la entrega de Cristo que se hace pan, que derrama su sangre para sellar la Nueva Alianza y perdonar todos los pecados. Dar gracias por la unión que crea el Espíritu Santo en comunión con toda la Iglesia, presidida por el papa Francisco y los pastores, los santos y los difuntos. Es partir y repartir el pan que el Padre nos da a sus hijos, y hacerse cada uno pan tierno de granos molido, partido y compartido, y vino pisado en el lagar, entregando nuestra vida, pensamientos, sentimientos y acciones aunque el alma se rompa... Es no solo dar, sino darse. Y lo dio dice el Evangelio: Es recibir y aceptar a Cristo que se ofrece como pan de vida, como alimento y bebida para el camino, aceptarlo en nuestro corazón y existencia, adorarlo dejarnos amar por Él, y darnos y dejarnos comer como el pan por tantos abandonados, hambrientos y descartados de la sociedad que buscan pan, justicia, amor, libertad y verdad. Es vivir en la lógica del don. Entrar en comunión con los demás, dejar que los otros formen parte de nuestra vida y nosotros de la suya porque Él nos ha dado ejemplo. Es acompañar a tantas personas abandonadas, que son también sagrarios abandonados, porque en ellas está Jesús. Es hacer de cuanto somos y tenemos un don para los demás, para que tengan vida y vida abundante y sea reconocida su dignidad de hijos de Dios y hermanos.
4. Y la despedida: Podéis ir en paz, salir en misión, no esperar, salir al encuentro de los hermanos en todas las situaciones, como lo hizo Andrés con su hermano Simón Pedro, confesando nuestra fe con obras y palabras para llevar la paz de Cristo, el amor de Cristo, la misericordia de Cristo. Es hacer lo posible e imposible para que otros descubran con gozo y experimenten la alegría de ser amados por Dios-amor, por el «Amo», como decía él, que no es sólo dueño, sino el que ama como nadie amó jamás. Tenemos que salir para construir una civilización nueva, la del amor.

San Manuel lo decía así: «Para mis pasos yo no quiero más que un camino, el que lleva al Sagrario, y yo sé que andando por ese camino encontraré hambrientos de todas clases y los hartaré de todo pan. Descubriré niños pobres y pobres niños y me sobrará el dinero y los auxilios para levantarles escuelas, y refugios para remediarles sus pobrezas. Tropezaré con tristes sin consuelo, con ciegos, con tullidos y hasta con muertos del alma o del cuerpo, y haré descender sobre ellos la alegría de la vida y de la salud!».

Esto es eucaristizar, vivir la Misa, como decía San Manuel. Esto, creo, es lo que nos propone hoy a todos, particularmente a esta su Diócesis de Palencia.

lunes, 14 de noviembre de 2016

La dieta en San Bernabé

Hace pocos meses llegó a nuestras manos el libro “Palencia. 1500 años de asistencia sanitaria y social”. Una obra del Hermano de San Juan de Dios Cecilio Eseverri Chavarri, al que es obligado felicitar y dar la enhorabuena. Repleto de curiosidades... por ejemplo nos cuenta cuál era, en 1783, la ración alimenticia diaria para los enfermos del Hospital San Bernabé:
 
  • A los de ración entera, una taza de sopas con un huevo por desayuno; al mediodía, otra taza de sopas, media libra de carnero con sus garbanzos y algo de tocino; y al cenar, otra taza de sopas con un cuarterón de carne y 20 onzas de pan repartidas en las tres comidas.
  •  A los de media ración, por desayuno una taza de sopas o un huevo a la elección del facultativo; a comer otra toza de sopas y un cuarterón de carnero con sus garbanzos y algo de gallina, y a cenar otra taza de sopas con un huevo escalfado y 12 onzas de pan repartidas en las tres comidas.
  •  A los de dieta rigurosa cinco o seis tazas de caldo de puchero y dos bizcochos en las 24 horas.
  •  A los de dieta ordinaria, los mismos caldos y bizcochos con el aditamento de dos yemas de huevo al día, poniéndose para la mayor substancia de los caldos, como se ejecuta, todas las raciones por entero al respecto de tres cuarterones para cada enfermo, con más tres de tocino, dos gallinas y una cabeza de carnero.

Los escolares celebran el Jubileo de la Misericordia

El 8 de noviembre, los escolares de los centros concertados palentinos celebraron el Jubileo de la Miserircordia. Un encuentro que estuvo presidido por nuestro Obispo D. Manuel y en el que participaron más de un millar de escolares. A primera hora se dieron cita en la Catedral los alumnos de 5º y 6º de Primaria. Y a media mañana, lo hicieron los alumnos de Secundaria. Un día gozoso en el que nuestros escolares se acercaron a la experiencia de la Misericordia y el amor de Dios.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Somos una Familia contigo

Queridos hermanos y hermanas: está cercano el Día de la Iglesia Diocesana, de nuestra Iglesia Diocesana de Palencia.

Algunos no comprenden qué es la Iglesia Diocesana. El Concilio Vaticano II dice que «la diócesis es una porción del Pueblo de Dios que se confía a un obispo para que la apaciente con la colaboración de su presbiterio. Así, unida a su pastor, que la reúne en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular» (CD,11). Dicho de otra manera menos técnica, quizás, es la familia de Dios aquí. Dios Padre, que nos ama tanto que nos ha entregado a su Hijo Jesús, nuestro hermano, y nos regala su Espíritu, su amor, su fuerza, su vida, nos ha hecho sus hijos y, por lo tanto, somos hermanos entre nosotros. Pero no podemos ni debemos cerrarnos: viviendo en la verdad y en el amor mutuo y fraterno, tenemos que atraer a otros para que experimenten felizmente con nosotros la alegría de sabernos familia. 

Tú también eres miembro de esta familia. Como cada uno, tienes a Dios por Padre, y a la comunidad cristiana, a la Iglesia, por madre; a Jesucristo, el Hijo Primogénito de Dios, y a cada cristiano por hermano; al Espíritu Santo como si fuera la sangre común que nos da vida y nos hace vivir y nos vincula en el amor. Fuiste engendrado, como nosotros, en el seno de la Iglesia doméstica de tus padres; fuiste alumbrado en día del bautismo, día en que naciste a la vida de Dios; somos alimentados por la Palabra de Dios y la Eucaristía; crecemos conociéndonos, ayudándonos, enseñándonos, pasando ratos de tertulia alegre juntos, perdonándonos unos y otros, etc. Tú tienes derecho a hacer oir tu voz y participar en la marcha de tu familia, saber qué se hace, saber con qué bienes se cuenta, cuánto entra, en qué se emplea, etc. Tú también tienes parte en la herencia común, Dios mismo, que nos abre su corazón como morada feliz eterna.

¿Cómo vivir más y mejor nuestro ser familia? Pregúntalo y actúa. Te sugiero que en estos días des gracias a Dios, a la Iglesia, a tus padres y padrinos, aunque hayan fallecido, a los sacerdotes, catequistas, a los demás cristianos que te han ayudado a creer y crecer. Que no alejes de la Iglesia, tu familia. Que mires a los otros como hermanos. Que seas activo en la misma preguntándote qué puedes hacer por esta mi familia; que responsablemente colabores en lo que puedas, desde la oración hasta el servicio a los enfermos, ancianos, a los más necesitados y pobres de cerca y de lejos. Que no dejes de participar en la Eucaristía de los domingos y fiestas, pues te echaríamos de menos y te perderías la alegría de encontrarnos como familia, comiendo y bebiendo en la mesa del Señor. Que colabores también económicamente, en la medida que puedas, a mantener nuestra familia y sus actividades, pues muchos lo pasan mal, y nuestra casa- los templos-. Que invites a otros, una y otra vez y no te canses si te dicen varias veces que no, a participar en esta familia. No falles. Nos harías más pobres, te echaríamos de menos, estaríamos más tristes sin ti, y tú también serías más pobre, más triste y solo sin tu familia. 

No lo olvides: SOMOS UNA GRAN FAMILIA CONTIGO.

Mons. Manuel Herrero Fernández, OSA
Obispo de Palencia

13 de noviembre de 2016 XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario

  • Mal 3, 19-20a Os iluminará un sol de justicia 
  • Sal 97 El Señor llega para regir los pueblos con rectitud 
  • 2 Tes 3, 7-12 El que no trabaja, que no coma 
  • Lc 21, 5-19 Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas
Este mundo tiene fin
Penúltimo domingo del año litúrgico. El profeta desvela la intervención futura del Señor en favor de su pueblo. Finalmente se hará justicia: condenación para los impíos y salvación para los justos (1 Lect). Jesús anuncia la destrucción de Jerusalén y el final de los tiempos. Mientras llega este momento se debe permanecer firmes y perseverantes (Ev). Pablo recrimina la ociosidad de algunos porque creen que la venida del Señor es inminente y les estimula al trabajo y a la fatiga cotidiana (2 Lect).

sábado, 12 de noviembre de 2016

San Millán. Su fiesta se celebra el 12 de noviembre

Talla en madera policromada, fechada en 1664, autor anónimo. Retablo mayor de la Iglesia parroquial de Baltanás.
Nació en Berceo (La Rioja), en el 473 y murió en Suso “o de arriba” en el 574. Vivió 101 años, longevidad infrecuente en aquella época. Era hijo de pastor y él mismo lo fue desde muy corta edad. De joven se hizo discípulo de un ermitaño llamado Félix, y llevó vida solitaria y penitente en una montaña próxima a Haro. Más tarde regresó a su pueblo y se internó en los montes Distercios, donde pasó 44 años en oración y penitencia, hasta que le llamó Dídimo, obispo de Tarazona, para que, una vez ordenado presbítero, se hiciera cargo de la parroquia de Santa Eulalia en Berceo. La experiencia no fue buena, al ser acusado por otros sacerdotes de malversar el dinero de la parroquia y se retiró al valle de Suso donde permaneció hasta su muerte. 

En torno a él se reunió una comunidad de hermanos y hermanas que, a su muerte, formaronn el gran monasterio de San Millán de la Cogolla. Sus restos se veneraron en la misma ermita hasta que en el 1076, bajo el reinado de Sancho IV, fueron trasladados a la nueva iglesia de Yuso o “de abajo”, donde reposan en un arca de marfil.

Su devoción se extendió por toda España, donde era invocado en las batallas, tras la de Simancas librada en el 923, en la que San Millán apareció en defensa de los cristianos. Desde entonces es patrón de La Rioja y de Navarra, de igual forma que el apóstol Santiago lo era en Castilla tras su aparición en la batalla de Clavijo para luchar contra el infiel. También es patrón de Castilla.

Más de 500 años después de su muerte su paisano, el monje y escritor Gonzalo de Berceo, escribió la Historia del Señor San Millán, insistiendo en aspectos ya recogidos por el obispo San Braulio de Zaragoza.

El arte le representa con hábito negro benedictino de amplísimas mangas, sosteniendo una espada y a sus pies cabezas de sarracenos y el demonio en forma de dragón. También se le puede ver a caballo, en la batalla de Simancas, siendo a veces confundido con el apóstol Santiago.

San Millán es patrón de Baltanás y titular de su magnífica parroquia, donde su figura es ampliamente representada.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Señor, Dios nuestro, Tú que por medio de santos eximios como San Millán, has hecho resplandecer de modo admirable a tu Iglesia haz que los cristianos, al celebrar su memoria, crezcamos en santidad imitando su ejemplo, recibiendo el auxilio de su intercesión poderosa. Por nuestro Señor Jesucristo.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Domingo: el Sembrador de la Palabra (II)

El 15 de agosto de 1217, se lleva a cabo la dispersión. Domingo tiene en su mente cuáles son las mejores “tierras” para la sementera de la predicación: las ciudades universitarias, que facilitan a los frailes la mejor formación de la época y en ellas se debate el pensamiento de una nueva sociedad que no termina de despertar.

París será el primer destino con siete frailes. Su sustento y estancia dependerá de la generosidad de sus gentes, pues “sin bolsa y sin alforja, como lo apóstoles debéis ir a anunciar el reino de Dios”. Fray Mateo de Francia, clérigo maduro, y con más experiencia que el resto, abre el camino pues es originario de París. Hay que fundar un convento, estudiar en la universidad, extender la Orden, predicar... Deben salvar las dificultades con el clero de la ciudad y con los estamentos universitarios, que nunca han tenido a “frailecillos” como alumnos. Pero el epicentro teológico de la Cristiandad está en París, y hay demasiado clero inculto, como para no aprovechar la oportunidad por dura que pudiera ser la tarea. La Bula de fundación ayuda suavizar la entrada en la ciudad, pero no es suficiente, hay que “poner la vida en la Santa Predicación”.

Domingo no olvida su patria. Cuatro frailes en dos grupos, como los apóstoles, llegan a Salamanca y Palencia y en sucesivos envíos, Madrid, Guadalajara, Osma... Otros se quedan en Toulouse custodiando la primera fundación. Y otro pequeño grupo queda en el corazón espiritual de la Orden, junto a las monjas contemplativas de Prouille. El mismo Domingo marcha a Roma.

Domingo está otra vez sólo... y hay quien piensa que la dispersión “acababa de destruir con sus propias manos la animación del querido primero convento de Predicadores de San Román, se ponía fin al canto vigoroso del Oficio coral, las idas y venidas, las salidas y los regresos de la predicación, el estudio en sus celdas, el silencio...”. ¿Tuvo razón al dar ese paso tan trascendental? ¿Se ha dejado llevar por la presunción de los primeros éxitos o servía exclusivamente a los planes de Dios?

Quizá antes de tomar esa decisión volvió a su mente y a su corazón la visión que tuvo en la Basílica de San Pedro del Vaticano. En medio de las disputas de los reunidos en Concilio, en medio de la discusión por sacar a flote una Iglesia que se hunde, Domingo ve a San Pedro y San Pablo: uno le entrega un bastón como predicador itinerante, otro, le entrega sus cartas, ambos le exhortan ¡ve y predicar porque Dios así lo quiere!

Este fue el aval para no dejar el trigo de la Palabra amontonado en los herméticos monasterios, y ser, junto a sus hermanos, para siempre, SEMBRADORES DE LA PALABRA.

Fray Luis Miguel García Palacios, O.P.
Subprior del Convento de San Pablo

Del Youcat: ¿Qué es la conciencia?

¿Qué es la conciencia? (295)
La conciencia es la voz interior del hombre, que le exige hacr el bien y evitar el mal. Es, a la vez, la capacidad de poder diferenciar el uno del otro. En la conciencia, que es testigo de la Verdad, Dios habla al hombre. [1776-1779]

La conciencia es comparada con una voz interior en la que Dios mismo se muestra dentro del hombre. Es Dios quien se hace perceptible en la conciencia. Cuando decimos: «Esto no puedo conciliarlo con mi conciencia», para un cristiano quiere decir: «Esto no lo puedo hacer en presencia de mi Creador». Por fidelidad a su conciencia muchas personas han ido a la cárcel y han sido ejecutadas.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

La Iconografía de los santos centra la visita temática de la Catedral

San Lucas en el púlpito del obispo Luis Cabeza de Vaca (1541)
El 12 de noviembre se celebra en la Catedral palentina una nueva visita temática que se centrará en la iconografía de los santos y la impartirá la doctora en Historia del Arte, Sandra de Arriba.

Iglesia en Palencia ha querido hablar con esta experta que guiará la visita para que nos adelante qué es lo que se van a encontrar las personas que participen en esta visita temática. 

¿Es rica la Iconografía de los santos en la Catedral palentina?
En la catedral no existen muchos ejemplos de ciclos iconográficos prolijos referidos a un santo en particular, pues la mayoría de los casos se limitan a imágenes aisladas del personaje con sus atributos identificativos o a escenas únicas alusivas a su martirio. A pesar de ello, sí que prodríamos considerarla muy rica en cuanto a la diversidad de santos que pueblan sus capillas y retablos. Obviamente habrá casos en que debido a la popularidad de su culto o a su probada fama “milagrera” algunos santos tengan un mayor protagonismo que otros y los podamos encontrar repetidos en varias ocasiones. Así ocurre, sobre todo, con los santos incluidos en el grupo de los llamados “auxiliadores” o intercesores", entre los que se encuentran Santa Bárbara o Santa Catalina de Alejandría. También sucede lo mismo con aquellos santos propios de la devoción local, que en el caso de Palencia no solo se limita a San Antolin, sino también a Santo Toribio o San Pedro Telmo. Todos ellos se repiten más de una vez en el interior de la Seo palentina, abarcando además diferentes estilos.

¿Qué imágenes de santos podrán ver los palentinos en la visita temática que no sea habitual encontrar en otros templos?
Además de esos santos “locales”, propios de la devoción palentina, que ya hemos citado, como san Antolín, Santo Toribio o San Pedro Telmo (que además suelen aparecer agrupados entre sí y compartiendo un mismo espacio), la Catedral de Palencia contiene algunos ejemplos de santos que si bien no son exclusivos de la seo palentina, no se encuentran con demasiada frecuencia. En este sentido podríamos destacar las imágenes emparejadas de San Luis rey de Francia y San Hermenegildo, situadas juntas por su doble condición de santos reyes y patronos de la Monarquía como institución. Muy próximas a ellas, la imagen del rey San Fernando, de gran fortuna iconográfica en la ciudad de Sevilla, de la que es patrón pero poco representado más allá de este contexto. Su presencia, muy destacada, en la Catedral palentina, con capilla y retablo propios llenos de pinturas alusivas a su hagiografía podría entenderse a raíz de su vínculo con la provincia, ya que se cree que fue proclamado rey en la localidad de Autillo de Campos. Igualmente notable es el retablo dedicado a los santos médicos, Cosme y Damián, cuyo culto normalmente responde a alguna devoción muy particular.
Si tuviera que elegir un rincón de la Catedral ¿Cuál sería su elección?
Como palentina, sin duda, la cripta, y particularmente sus restos visigodos, por razones sentimentales vinculadas a recuerdos de infancia y por ser, creo, el elemento más distintivo de nuestra catedral. No obstante, la obra del trascoro y las pinturas de Juan de Flandes en el retablo mayor me producen auténtica fascinación.

La visita temática comenzará a las 12:30h.
Natalia Aguado León

martes, 8 de noviembre de 2016

Un libro: La Semana Santa en la provincia palentina

La Semana Santa en la provincia palentina
Gregorio Marlasca
Aguice Digital

La Semana Santa palentina es recordada por su sobriedad, su sencillez, pero también por su personalidad cautivadora. En este libro es retratada a través de su historia y sus orígenes, realizando un recorrido procesional por estos días de pasión cargados de tradición y popularidad. Palencia y sus ciudadanos son los principales seguidores en la conmemoración de la Pasión de Jesucristo, aunque cada año reúne a más llegados de toda España.
 
Esta obra del joven palentino Gregorio Marlasca -licenciado en Filología Francesa y miembro de la Hermandad franciscana de la Santísima Virgen de la Piedad de Palencia- puede adquirirse en las Parroquias de San Miguel y la de Nuestra Señora de la Calle y en las Nazarenas.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Acuerdo para reparar nuestros templos

Parroquia de San Lorenzo en Quintanaluengos
El obispo de la Diócesis, Mons. Manuel Herrero y la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén firmaron el pasado 19 de octubre el convenio de colaboración por el que ambas instituciones acuerdan el apoyo económico para la conservación y mantenimiento del amplio y rico patrimonio existente en la Diócesis. En la firma de dicho convenio estuvieron también presentes el vicario general, Antonio Gómez, el delegado de patrimonio no artístico, Juan Antolín y la diputada de Cultura, Carmen Fernández.

El convenio, incluye un total de 19 obras por un importe global de 240.000 euros financiado a partes iguales entre la Diputación y el Obispado de Palencia. En concreto, las actuaciones propuestas para el convenio de 2016 son: Santa Eulalia de Brañosera, San Juan de Castrillejo de la Olma, Ntra. Sra. de la Paz en Castrillo de Onielo, Sta. Mª de las Nieves en la Puebla de Valdavia, San Vicente en Lagartos, San Andrés en Matabuena, San Vicente en Moslares, Ntra. Sra. de las Heras en Palacios del Alcor, Santa María en Paredes de Nava, San Miguel en Piña de Campos, San Lorenzo en Quintanaluengos, San Miguel en Requena de Campos, Santa María en Riberos de la Cueza, San Miguel en Saldaña, San Miguel en Verdeña, El Salvador en Villamartín, San Miguel en Villavega de Ojeda, Ntra. Sra. de la Esperanza en Villerías y San Esteban en Villoldo. Se trata de obras de reparación necesarias para la conservación de iglesias y ermitas de la provincia y en la selección de las actuaciones se tienen en cuenta la gravedad de los daños, el estado de conservación y la disponibilidad económica, entre otras.