lunes, 29 de febrero de 2016

¿Quieres participar en la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia?

¿Quieres ir junto a otros jóvenes de la Diócesis de Palencia a la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia? Saldremos el 25 de julio, haciendo el viaje por carretera, para estar en Cracovia el fin de semana de la JMJ, en los actos centrales con el Papa, junto a más de 1 millón de jóvenes católicos venidos de todas las partes del mundo. Volveremos a Palencia el 3 de agosto.




¿QUÉ NECESITO PARA APUNTARME?
  • Tener entre 18 y 35 años.
  • Enviar un email a: jmj2016@diocesispalencia.org
  • 500€ (si ajustamos mucho los precios). Cuenta de la Diócesis:
IBERCAJA ES46-2085-4933-7303-3070-2424 Concepto: “JMJ y nombre y apellidos del donante”.
PRIMERA REUNIÓN: Lunes Santo, 21 DE MARZO A LAS 12.00 en el OBISPADO (C/ Mayor Antigua, 22)

domingo, 28 de febrero de 2016

28 de febrero de 2016 III Domingo de Cuaresma

  • Éx 3, 1-8a. 13-15 «Yo soy» me envía a vosotros 
  • Sal 102 El Señor es compasivo y misericordioso 
  • 1 Cor 10, 1-6. 10-12 La vida del pueblo con Moisés en el desierto fue escrita para escarmiento nuestro 
  • Lc 13, 1-9 Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera
El Dios de la zarza y de la higuera
Dios se presenta como liberador y escoge a Moisés para confiarle la misión de liberar a su pueblo. Para cumplir la voluntad divina Moisés regresa a Egipto (1 Lect). Jesús invita a saber leer y comprender los signos que llevan a un cambio de vida (Ev). Pablo recomienda a los corintios comportarse cristianamente (2 Lect).

sábado, 27 de febrero de 2016

Del Youcat: «Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?» [Mt 19, 27] (348)

«Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?» [Mt 19, 27] (348)
Jesús responde: «Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos» (Mt 19, 17); y añade después: «Y luego ven y sígueme» (Mt 19, 21) [2052-2054, 2075-2076].

Ser cristiano es algo más que una vida correcta que se atiene a mandamientos. Ser cristiano es una relación viva con Jesús. Un cristiano se vincula íntima y personalmente con su Señor y se pone con él en camino hacia la vida eterna.

martes, 23 de febrero de 2016

El nuevo campo de misión

Nuestros embajadores, apenas cruzados los Pirineos, se encontraron con algo desconocido para los clérigos de Castilla, o conocido de oídas: el gran número de castellanos ganados para la herejía en las tierras del conde de Toulouse. ¿Qué clase de herejía? Los había de muchas clases, reunidos bajo el nombre de albigenses -en torno a la diócesis de Albi- y arropados por algunos obispos. Había valdenses y sobre todo cátaros. Una religión nueva, traída de Oriente hacia el 1140 por comerciantes o peregrinos, difundida en la segunda cruzada y arraigada en el mediodía francés. Así escribía al rey de Francia el angustiado obispo de Narbona Pons d’Arsac: «la fe católica recibe fortísimos golpes en nuestra diócesis y la barca de Pedro sufre tales ataques por parte de los herejes, que está a punto de zozobrar». En 1167 contaba con más de cinco obispos heréticos. El envio de legados pontificios, (obispos y cardenales con su séquito), los abades cistercienses reformados, las expediciones militares de 1181, y la aplicación de métodos que preludiaban la Inquisición, solo conseguían avivar un fuego que parecía no tener fin, alentado por las grandes sumas de dinero que aportaban los señores de la zona.

Diego y Domingo, avanzando por tierras francesas, van enterándose de la extensión de la crisis por las confidencias de los clérigos que se encuentran por los caminos y en los albergues en los que, el rico séquito real, se aposenta. Nos dicen los biógrafos de la época que “los corazones de aquellos hombres, no muy instruidos, se sentían oprimidos al ver aquella masa de buenas almas, engañadas”. Domingo volverá a conmoverse ante aquellas almas sedientas y hambrientas, como las que antaño socorrió en su querida Palencia.

La apariencia cristiana de los cátaros auténticos dificultaba su identificación. Hombres sencillos que compartían sus pocas riquezas, peregrinos que predicaban su doctrina, y un éxito basado en su estilo de vida. Despegados de lo material, frente a la riqueza de una iglesia jerarquizada y enriquecida. Ofrecían una salvación “más sencilla”, al “alcance de la mano”. Bastaba con rechazar lo material, incluso afirmar que Jesucristo no se había encarnado. Ser muy “espirituales”, hasta despreciar la propia vida, el propio cuerpo o la propia familia, cuyas hijas eran casi “regaladas” al mejor postor como gesto de desprendimiento. También se negaban a pagar altos impuestos, postura en muchos casos, más que justificada. El hambre, la peste y las guerras hacían muy cuesta arriba vivir en esta época. Era más atractiva una “salvación a la carta” que pagar tributos, estipendios y gastos de aquellos, que “so pretexto de largas oraciones consumían sus bienes”. Como ya había denunciado el mismo Hijo de Dios.

Fray Luis Miguel García Palacios, O.P.
Subprior del Convento de San Pablo

Escuela Diocesana de Tiempo Libre

Ya está abierto el plazo de inscripción para los cursos programa la Escuela Diocesana de Tiempo Libre.

  • El curso de Monitor de Tiempo Libre se celebrará los días 4, 5 y 6 de marzo; y del 18 al 25 de marzo. Este año en vez de celebrar las sesiones formativas a lo largo de distintos fines de semana, se va a hacer de manera intensiva.
  • El curso de Monitor para alumnos con Necesidades educativas Especiales será los días 4, 5 y 6 de marzo; 18, 19 y 20 de marzo de 2016.
Las sesiones se desarrollarán en Arbejal. Las inscripciones pueden formalizarse hasta el 25 de febrero. Para más información pueden contactar con la Escuela Diocesana de Tiempo Libre (Casa de la Iglesia). Tlf 979 702 022 Email: edtlp@yahoo.es

domingo, 21 de febrero de 2016

21 de febrero de 2016 II Domingo de Cuaresma

  • Gén 15, 5-12. 17-18 Dios hace alianza con Abrahán, el creyente 
  • Sal 26 El Señor es mi luz y mi salvación 
  • Flp 3, 17-4,1 Cristo nos transformará, según el modelo de su cuerpo glorioso 
  • Lc 9, 28b-36 Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió
Jesús se transfigura en el Tabor
Abrahán cree en el Dios invisible y confía plenamente en su Palabra, en su promesa y en su alianza (1 Lect). La transfiguración de Jesús en el monte Tabor prefigura anticipadamente la gloria de su resurrección (Ev). El cristiano, ciudadano del cielo, entrevé en la transfiguración de Jesús su condición gloriosa después de pasar también por la cruz y por la muerte (2 Lect).

sábado, 20 de febrero de 2016

Charlas Cuaresmales y Jornada de Teología

Bajo el lema “La Misericordia en su luz” la Formación Teológica Permanente celebra este año las charlas cuaresmales los días 22, 23 y 24 de febrero.

El primer día, el profesor de Cristología, Luis Ángel Montes impartirá la conferencia titulada: “Jesucristo, rostro de la misericordia del Padre”.

El martes 23, intervendrá el profesor emérito de Teología Pastoral, Donaciano Martínez con la ponencia: “La tienda de la misericordia”.

Y el miércoles, 24, el profesor de Pastoral Social en la facutad de Teología de Burgos, Fernando García Cadiñanos hablará sobre “El cuidado de la tierra y el compromiso con los pobres”.

Todas las conferencias se desarrollarán en el Salón de Actos del Centro Cultural de la Diputación (Pza. Abilio Calderón) a las 20h. La entrada es libre hasta completar aforo.

JORNADA DE TEOLOGÍA
Por otro lado, el 22 de febrero la Jornada de Teología de este año se quiere profundizar en aspectos centrales de la cristología y eclesiología de la misericordia y esto se hará mediante una reflexión bíblica y pastoral que nos ayude a ahondar en el obrar de Dios en Cristo y en el compromiso nuestro. En la jornada intervendrá en un primer momento el responsable de la formación, el sacerdote Luis Ángel Montes con la ponencia: “Jesús de Nazaret y el Evangelio de la Misericordia”. En la segunda parte, participará el sacerdote Donaciano Martínez con la ponencia: “Por una pastoral de la misericordia”.

La Jornada se desarrollará en el Salón de Actos de la Casa de la Iglesia a partir de las 10:30h.

De la Doctrina Social: Las riqueza existe para ser compartida

Las riqueza existe para ser compartida
[328] Los bienes, aun cuando son poseídos legítimamente, conservan siempre un destino universal. Toda forma de acumulación indebida es inmoral, porque se halla en abierta contradicción con el destino universal que Dios creador asignó a todos los bienes. La salvación cristiana es una liberación integral del hombre, liberación de la necesidad, pero también de la posesión misma: «Porque la raíz de todos los males es el afán de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe» (1 Tm 6,10). Los Padres de la Iglesia insisten en la necesidad de la conversión y de la transformación de las conciencias de los creyentes, más que en la exigencia de cambiar las estructuras sociales y políticas de su tiempo, instando a quien desarrolla una actividad económica y posee bienes a considerarse administrador de cuanto Dios le ha confiado.

viernes, 19 de febrero de 2016

La misericordia a nadie dejará tuerto

Estamos viviendo en España un cierto “choque de trenes”. Pueden llamarlo también “ajuste de cuentas”, “encontronazos a la española”, “peleas de miuras”. El cuadro que pintó Goya de los aldeanos que se pelean a garrotazos, metidos en el barro de su inmovilismo, puede ilustrar lo que estamos presenciando, estupefactos, antes de que lleguen los acuerdos y los pactos generosos, para formar un gobierno que no nos desgobierne demasiado.

¿Qué estamos viendo? Ideologías rancias contra ideologías viejas; partidos divididos contra partidos resquebrajados; grupos sociales contra otros grupos... Una memoria histórica contra otra memoria histórica. Nacionalismos contra el Estado. Aquí nadie cede y todos ponen líneas rojas (¡Vaya, por Dios!).

Recoge san Mateo de labios de Jesús lo que los juristas llaman pomposamente el “ius talionis” (la Ley del Talión). La Ley del Talión era una pena judía que consistía en hacer sufrir al delincuente un daño igual (o proporcional) al que él había causado. Algunos islámicos y otros grupos la conservan en sus ordenamientos. Todavía leemos noticias como esta: “Cortan la mano o mutilan un miembro al que delinquió con él”. Nos parece horrible, pero en pleno siglo XXI se dice que “matar al que mata es de sentido común”. Esto no solo se dice, también se escribe y... ¡se realiza!

Pues bien, la misericordia cristiana a nadie dejará tuerto, ni cojo, ni manco. En nombre de Cristo a nadie sacaremos un ojo, amputaremos una mano o dejaremos sin una pierna porque dio un traspié. En nombre de Cristo a nadie quitaremos la vida en el corredor de la muerte. Conocemos lo que dijo el Señor: «Se dijo: Ojo por ojo y diente por diente; pero yo os digo: No recurráis a la violencia...» (Mt 5, 38-39). 

Sin perdón es imposible la convivencia. Ya sé que la justicia debe sumarse a la reconciliación. La justicia, sí, pero no la venganza. Ni la revancha. Ni el cruce interminable de acusaciones...

El perdón y la reconciliación, que son ejercicios generosos de misericordia, se traducen en un acto (y en una actitud) que conllevan grandeza de ánimo, nobleza de espíritu y generosidad de corazón. «Perdonad y seréis perdonados» (Lc 6, 37). El perdón nos asemeja a Dios, el único que puede perdonar pecados. En esto, como en otras cosas, podemos ofrecer hoy un signo transparente de que creemos en Dios, que no se cansa de perdonar.

La cruz, ¿qué es? La cruz es la victoria de Cristo y del cristiano sobre el odio cainita. La cruz abre la puerta de la esperanza. La cruz es luz, porque descubrimos que es posible volver a amar después del desamor y volver a vivir después del odio. A la sombra de la cruz nació una nueva raza de hombres y mujeres. El costado abierto de Cristo clama por una sociedad reconciliada. Pensemos a quién vamos a celebrar y pasear por nuestras calles en la próxima Semana Santa.

En la antigüedad las amnistías eran propias de los reyes. Pero no de cualquier rey; solo de aquellos que tenían un corazón magnánimo. Hubo reyes y reinas santos que destacaron por esto. La misericordia, en las civilizaciones cristianas, tocaba con sus manos a reyes y súbditos. Hoy, tan progresistas, ¿hemos retrocedido?

Aplicar la Ley del Talión, lejos de una urgente reconciliación social y política, nos puede dejar a todos rodando por el suelo: ciegos de ira, encendidos de revanchismos, y -lo que es peor- desgobernados para mucho tiempo.

Eduardo de la Hera

jueves, 18 de febrero de 2016

Eucaristía de la Discapacidad

El domingo 31 de enero tuvo lugar la primera Eucaristía del año de la Pastoral de la Discapacidad, y quiero hacerme eco de las palabras de una de las personas con discapacidad que participaron en ella. La pregunta que hicieron era aparentemente sencilla: “¿qué te hace feliz?”. La respuesta debe invitarnos a la reflexión: “me hace feliz participar en la misa de mi parroquia”. Esta respuesta sincera debe interrogarnos, ¿realmente estamos promoviendo la participación y acogida de todas las personas en nuestras comunidades? «Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo» (1Cor 12. 12). Todas y cada una de las personas de nuestras parroquias son importantes, y su desarrollo espiritual debe importarnos.

En nuestras celebraciones hablamos de barreras: de barreras físicas que impiden a las personas con discapacidad acceder a los templos, de barreras de comunicación que nos imposibilitan entendernos, y también de las barreras del corazón, que son aquellas que se instalan y que nos impiden el paso a la vida en comunidad con ideas del tipo “no entienden”, “no lee bien”, “canta fatal” o “¿confesión, qué pecados van a tener?”.

Las eucaristías que la Pastoral de la Discapacidad realizamos una vez al mes por las diferentes parroquias no son únicamente una fiesta y algo novedoso, sino que queremos mostrar las capacidades y, sobre todo, la sencillez y profundidad de fe de las personas con discapacidad.

Aún debemos seguir fomentando la inclusión, haciendo nuestros templos más accesibles, nuestras celebraciones más comprensibles; aún necesitamos sacerdotes que conozcan la lengua de signos para poder confesar a las personas no oyentes. Debemos, en definitiva, eliminar nuestras barreras para acompañar en la fe a las personas con discapacidad, caminar con ellas sin dejarles al margen, al borde del camino y crecer juntos, siguiendo a Jesús, el que se paraba y compartía con ellos, e invitaba a todos a la fiesta. Así haremos con Él un mundo más humano, justo y fraterno.

En pocas diócesis hay un área como esta que tenemos en Palencia. Aprovechémoslo, porque estamos a vuestra disposición para ayudar a alcanzar una verdadera inclusión de las personas con discapacidad.

Área de la Discapacidad
Pastoral Social

Un Disco: Imperfecta de Emilia Arija

Imperfecta
Emilia Arija


Recientemente salía a la luz un nuevo CD de la palentina, Emilia Arija. Bajo el título Imperfecta se presentan 14 canciones todas ellas con letras que tienen una profunda carga humana. Esto unido a la voz y a la gran sensibilidad de Emilia Arija hacen que este sea un disco Perfecto para escuchar y para regalar. La presentación de este nuevo trabajo tiene lugar el 20 de febrero en el Teatro Principal a las 20:30h.

Lo recaudado se destinará al proyecto de promoción social de los Guanelianos en Floridablanca (Colombia).

Además, este disco cuenta con una canción muy especial titulada: “Especialmente te quiero” que está dirigida al niño palentino, Javier Toquero que padece una enferemedad rara.

Dominicos y Cuaresma

En el marco del Año Jubilar Dominicano, desde los Padres Dominicos se invita a los fieles a celebrar este tiempo de Cuaresma.

Para ello, todos los viernes a las 18:30h habrá exposición del Santísimo. A las 19:15 el rezo del santo Rosario y a las 19:30h la celebración de la Eucaristía. Al finalizar la misma, se celebrará el Santo Viacrucis.

miércoles, 17 de febrero de 2016

Festival de Clipmetrajes de Manos Unidas

Hasta el 22 de febrero pueden presentarse trabajos al concurso de Clipmetrajes que convoca Manos Unidas. Un concurso en el que pueden presentarse vídeos de un minuto de duración con el objetivo de sensibilizar y denunciar el consumo y desperdicio de alimentos. A pesar de que actualmente producimos más alimentos que nunca antes en la historia, cerca de 800 millones de personas no saben si podrán comer cada día. 

El Festival de Clipmetrajes de Manos Unidas quiere sumar esfuerzos y puntos de vista para concienciar sobre el hambre y sus causas.

El concurso de clipmetrajes nació hace siete años con el convencimiento de que nuestro punto de vista puede cambiar el mundo. Y así, año tras año, se han incrementado el número de trabajos presentados al Festival en las dos categorías existentes, la general y y la de escuelas. 

En ediciones anteriores, los clipmetrajes palentinos obtuvieron muy buenos resultados y el pasado año la final regional se celebró en nuestra Diócesis.

Si todavía no lo han hecho, hay tiempo hasta el 22 de febrero, para plasmar su punto de vista en un vídeo de un minuto.

Jesuitas en el Año de la Misericordia

Con motivo del Año de la Misericordia, los Jesuitas han organizado (para una primera etapa, de febrero a mayo) dos momentos de oración por mes, en común y con un guía que irá acompañando cada oración.

Las dos primeras oraciones serán el 17 y el 24 de febrero, desde las 18,00 a las 18,45h y se celebrará en la Residencia de los Padres Jesuitas, (C/ Ignacio Martínez Azcoitia, 17). La participación está abierta a todo el que lo desee.

martes, 16 de febrero de 2016

Por un pacto educativo de futuro

Los delegados de Enseñanza de las diócesis de la región quieren un pacto educativo de futuro

Durante los días 4, 5 y 6 de febrero, los Delegados Diocesanos de Enseñanza de las diócesis de Castilla y León se han reunido en la Conferencia Episcopal Española para celebrar, junto al resto de delegados de España, las LV Jornadas de Enseñanza con el objeto de promover, tanto en centros públicos como en privados y concertados, una enseñanza religiosa de calidad.

Mirar a Europa
Además de establecer las relaciones necesarias entre educación y evangelización, asunto que corrió a cargo del cardenal D. Fernando Sebastián, y de abordar otros temas como la formación y el acompañamiento del profesorado de Religión en los diferentes niveles educativos, los participantes en estas jornadas plantearon que el modelo educativo español debe mirar a Europa para alcanzar la normalización de esta asignatura.

Asimismo, en el diálogo generado por la reflexión del ex diputado D. Eugenio Nasarre, los delegados indicaron que en un momento políticamente tan delicado, sería deseable que los diferentes grupos parlamentarios abordasen con valentía un pacto educativo de futuro, que incluyese sin prejuicios una suficiente oferta del hecho religioso como acontecimiento filosófico, histórico, moral y teológico decisivo para el ser humano. Si la educación persigue la construcción integral de la persona, sólo integrando dignamente el saber religioso católico junto al resto de asignaturas los alumnos accederían a una comprensión equilibrada de la realidad. 

Para la convivencia y el respeto
Parafraseando la intervención del profesor de la Universidad Pontificia de Comillas D. Ángel Cordovilla, podríamos decir que la madurez de una sociedad y de un Estado no está en la eliminación del hecho religioso de la escuela sino en su integración, garantizando la libertad y el derecho fundamental para su ejercicio dentro de los principios democráticos de convivencia, pluralismo, respeto y reconocimiento de otras cosmovisiones e interpretaciones de la realidad. Sólo con una adecuada formación religiosa y moral el hombre podría llegar a ser plenamente aquello que está llamado a ser prescindiendo de fanatismos y radicalismos excluyentes.

Para concluir las Jornadas, el Director del Secretariado de Enseñanza D. José Miguel García presentó los datos generales de matriculación en la asignatura que arrojan, sin duda, una más que notable aceptación de las familias hacia la misma. También el Obispo responsable de la Comisión, Mons. César Franco, exhortó a los responsables diocesanos a seguir trabajando en orden a presentar la enseñanza religiosa escolar como un servicio al hombre y a la sociedad contemporánea.

lunes, 15 de febrero de 2016

Cuaresma Cofrades 2016

La Cuaresma Cofrade 2016 ya ha vivido sus primeros actos y ha comenzado con la celebración de una Vigilia Cuaresmal Juvenil que se celebró en la Iglesia de las Agustinas Recoletas el pasado viernes 12 de febrero.

El sábado 13 de febrero, se celebró el ya tradicional Viacrucis de Anuncio del Camino Cuaresmal. Una iniciativa impulsada por el Obispo Mons. Escudero en el Año de la Fe, que fue muy bien acogida por la Hermandad de Cofradías Penitenciales. En esta ocasión fue presidido por el Administrador Diocesano y participaron las imágenes de N.P. Jesús de Medinaceli y N.M. Dolorosa.

La Cuaresma Cofrade se completa con una gran cantidad de actos religiosos, formativos y culturales que se desarrollarán hasta el 17 de marzo con el Pregón de Semana Santa (a cargo de D. Julián Cuadrado) y el 18 de marzo con la Procesión Infantil, (organizada por el Colegio Divino Maestro), por las calles del centro de la capital.

Confirmaciones de Adultos

Cada vez nos encontramos con más cristianos adultos que, por diversas circunstancias, no han recibido el Sacramento de la confirmación. Desde la Diócesis deseamos que todos los cristianos reciban el don del Espíritu Santo y así, terminar su incorporación a la Iglesia y finalizar la iniciación cristiana.

Las personas que no hayan recibido el Sacramento de la Confirmación y quieran prepararse para ello pueden ponerse en contacto con su parroquia donde les acompañarán y prepararán para recibir el Sacramento en la celebración que tiene lugar en la Catedral durante la Pascua de Pentecostés.

Histórico abrazo

«Somos hermanos y está claro que ésta es la voluntad de Dios», fueron las palabras del Papa Francisco en el histórico encuentro con su querido hermano Kirill, Patriarca de Moscú y de todas las Rusias. Después de aproximadamente dos horas de conversación privada, ambos líderes de dos de las principales Iglesias cristianas, firmaron la Declaración Conjunta que quedó sellada con un fraternal y emotivo abrazo «de hermanos». Por su parte, el Patriarca Kirill después de haber señalado en sus primeras palabras dirigidas al Papa Francisco, que «a pesar que nuestras dificultades todavía no se han allanado, está la posibilidad de encontrarnos y esto es hermoso».

Antes de concluir el histórico Encuentro, ambos intercambiaron unos significativos regalos. El Papa Francisco donó una reliquia de San Cirilo y un cáliz al Patriarca de Moscú. Y por su parte el Patriarca Kirill entregó al Papa una copia original del ícono de la virgen de Kazán, una devoción mariana difundida en toda Rusia.

Finalizó así, este Encuentro tan esperado por ambas partes como señal de esperanza para todos los hombres de buena voluntad, signo de que «la unidad se hace caminando», y que la oración de los fieles de todo el mundo por la unidad de los cristianos, ha comenzado a dar frutos.

El encuentro celebrado el pasado 12 de febrero La Habana entre el Papa Francisco y el Patriarca Kiril es el primero que se produce entre los jefes de ambas iglesias desde el Gran Cisma de 1054. Se abre así una vía de diálogo entre las dos iglesias cristianas.

Católicos y ortodoxos comparten la creencia en un mismo Dios y el mismo evangelio, pero comenzaron a alejarse en el siglo IV, en el año 330 d.C. En 1054 se produjo la separación definitiva a raíz del Gran Cisma entre Oriente y Occidente, durante el Papado de León IX y el patriarca Miguel I Cerulario, quienes incluso se excomulgaron mutuamente.

Los principales signos de separación de las dos iglesias son el Filioque, (el Espíritu Santo no sólo procede del Padre, sino también del Hijo), la jurisdicción universal del Papa entre todos los cristianos o la validez de algunos sacramentos.

Históricamente, las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa han sido distantes y en ocasiones, incluso tensas. Por ello, esta cita abre un nuevo camino en el camino ecuménico.

Jornada Enfermo y Fiesta de Lourdes

El pasado 11 de febrero celebramos la Jornada Mundial del Enfermo y la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes. La Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes conmemoró estas dos efemérides con una celebración que tuvo lugar en la parroquia de San José. Después de la Eucarsitía tuvo lugar la tradicional procesión de antorchas.

La Jornada Mundial del Enfermo se celebra este año bajo el lema: Confiar en Jesús misericordioso como María: “Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5). En el mensaje que ha dirigido el Papa con motivo de esta jornada nos recuerda que «la enfermedad, sobre todo cuando es grave, pone siempre en crisis la existencia humana y nos plantea grandes interrogantes. La primera reacción puede ser de rebeldía: ¿Por qué me ha sucedido precisamente a mí? Podemos sentirnos desesperados, pensar que todo está perdido y que ya nada tiene sentido... En esta situación, por una parte la fe en Dios se pone a prueba, pero al mismo tiempo revela toda su fuerza positiva. No porque la fe haga desaparecer la enfermedad, el dolor o los interrogantes que plantea, sino porque nos ofrece una clave con la que podemos descubrir el sentido más profundo de lo que estamos viviendo; una clave que nos ayuda a ver cómo la enfermedad puede ser la vía que nos lleva a una cercanía más estrecha con Jesús, que camina a nuestro lado cargado con la cruz. Y esta clave nos la proporciona María, su Madre, experta en esta vía».

Álzame a tu mejilla

En la vida puedes tener dos actitudes, tomar las cosas por donde más queman o, por qué no, buscar otra solución, que llegando al mismo resultado al menos el recorrido puede ser más esperanzador. Cuántas personas se quedan destrozadas en el camino por actitudes negativas, cargadas de culpabilidades y sobre todo, porque se niegan a curar sus heridas, manteniendo el odio, la envidia o el desprecio. Viven en un desasosiego que al final les hace enfermar. Hay veces que cuando se cierran las salidas lógicas, una vez desbloqueadas, se nos abren infinidad de soluciones creativas e impensadas. Y es cuando realmente crecemos.

A muchos creyentes, cuando llega la CUARESMA, les pasa un poco esto que estoy diciendo. Nos ponemos a pensar sobre lo desastre que somos, lo poco que evolucionamos hacia el bien, lo cuesta arriba que se nos hace el seguimiento al Señor, la cantidad de justificaciones que creamos para tranquilizar la conciencia (de tal manera que desvirtuamos la verdad y la meta), la falta de voluntad para cumplir los propósitos que nos hacemos, el egocentrismo en el que nos recreamos, etc. En fin, todo nosotros. Simplemente, nosotros. Yo y nada más que yo.
Y claro, la Cuaresma ¡nos arruga de tal manera! que si pensamos en todo -la ceniza, los pecados, los ayunos, las zarzas que ahogan, los sacrificios, el desierto abrasador y, entre todo ello, rondando Satanás que asfixia tanto- seguramente acabamos por pasar de puntillas un año más por este tiempo de escucha. Después, las procesiones de Semana Santa, nos reblandecen de tal manera el corazón y como la Navidad nos evoca la niñez, que nos da la sensación de que somos un poco más buenos, acabando por dar al traste con cualquier intento serio de conversión.

Pues bien, hay un camino diferente. No se trata sólo de ver lo mal que estamos, que ya lo sabemos, dejémonos por un momento de mirarnos tanto a nosotros mismos, y pensemos cuando éramos realmente creyentes en dónde habíamos puesto nuestros ojos. Recordemos lo felices que éramos descubriendo ¡qué bueno es Dios! Posiblemente han pasado muchos años, pero habíamos puesto en Dios nuestra mirada y siempre sabíamos de quién nos fiábamos. Pues para comenzar esta Cuaresma te propongo un pequeño texto perdido en el medio de la Biblia, que se nos puede pasar desapercibido cuando leemos al profeta Oseas. Dios se lamentaba de su pueblo y le recuerda los inicios: «Con lazos humanos lo atraje, con vínculos de amor. Fui para él como quien alza a un niño a sus mejillas». (11, 4)

Las que sois madres o padres, ¿cuántas veces habéis alzado a vuestros hijos y habéis arrimado vuestra cara a ellos para que sintiesen la seguridad y sobre todo, todo vuestro amor? Me emociona sólo pensarlo. Pero, ¿cuándo aprenderemos a mirar con el corazón? Estos lazos humanos nos hablan de Dios. Al menos yo creo que esto es Palabra de Dios.

Cada mañana de estos cuarenta días tendremos que abandonarnos. Es decir tener la experiencia de ser criaturas en el regazo del Padre. En definitiva, este camino es una desposesión de uno mismo para ser inundado por la confianza y habitado por la ternura. También podíamos meditar el salmo 131: «Mi corazón no es ambicioso... Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre». Actitudes de absoluta intimidad, serenidad, paz en Dios. Y aunque parezca mentira, estos textos que os propongo no son infantiloides, sino que suponen una máxima madurez, una fe incondicional y sobre todo un abandono. Y esto sí que es una buena tarea para un tiempo de lazos humanos, de vínculos de amor y sobre todo de confianza total en el que todo lo puede.

Quizás durante estos días debíamos poner un signo en casa que nos recuerde que estamos en proceso de dejarnos llevar a la mejilla de Dios. Puede ser la Biblia abierta en un lugar visible que cada semana la vas adornando con una candela, unos guijarros, unas flores secas, etc. Lo importante es recordar en qué no hemos metido y así, cada vez que nos topemos con el símbolo, nos sentiremos acariciados e inmensamente amados.

Antonio Gómez Cantero
Administrador diocesano

Camino de Cuaresma Camino de Misericordia Camino hacia la Cruz

I + JESÚS, CONDENADOA MUERTE

«El episodio de la mujer adúltera, a la que Jesús salvó de la condena a muerte. Nos conmueve la actitud de Jesús: no escuchamos palabras de desprecio, no escuchamos palabras de condena, sino sólo palabras de amor, de misericordia, que invitan a la conversión: “Tampoco yo te condeno, ¡vete y no vuelvas a pecar!” ... ¡Esa es su misericordia! Siempre tiene paciencia... Grande es la misericordia del Señor». (Papa Francisco. Primer Ángelus. 17-III-2013).

Dar de comer al hambriento: Por todas personas que carecen de lo necesario para vivir.

II + JESÚS CON LA CRUZA CUESTAS

«La pobreza de Cristo que nos enriquece consiste en el hecho que se hizo carne, cargó con nuestras debilidades y nuestros pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre» (Mensaje para la Cuaresma de 2014).

Dar de beber al sediento: Por todos los que no pueden llevar una vida digna.

III + JESÚS CAE EN TIERRA POR PRIMERA VEZ

«No lo olvidemos: Dios siempre perdona y nos recibe en su amor de perdón y de misericordia. Hay quien dice que el pecado es una ofensa a Dios, pero también una oportunidad de humillación para percatarse de que existe otra cosa más bella: la misericordia de Dios» (Audiencia general. 29-V-2013).

Vestir al desnudo: Por los que se sienten desprotegidos, y viven con la desnudez de afecto y de protección. Por los que no tienen acceso a una vivienda.

IV + JESÚS ENCUENTRA A SU MADRE

«María cumplió la voluntad de Dios poniéndose a disposición de quien la necesitaba. No pensó en sí misma, se sobrepuso a las contrariedades y se dio a los demás. La victoria es de aquellos que se levantan una y otra vez, sin desanimarse. Si imitamos a María, no podemos quedarnos de brazos caídos, lamentándonos solamente» (Mensaje a los Obispos de Cuba. 8-IX-2014).

Dar posada al peregrino: Para que el extranjero, inmigrante, refugiado, y el que ha salido forzosamente de su tierra, sea acogido y considerado en su dignidad de persona.

V + JESÚS, AYUDADO POR UN CIRINEO

«Estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia. El perdón de las ofensas deviene la expresión más evidente del amor misericordioso y para nosotros cristianos es un imperativo del que no podemos prescindir» (Misericordiae Vultus, 9).

Visitar a los enfermos: Por los enfermos de toda enfermedad: las de siempre y las nuevas que produce esta sociedad. Y por las personas que les ayudan y acompañan.

VI + LA VERÓNICA ENJUGA EL ROSTRO DE JESÚS

«Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio» (Misericordiae vultus, 15).

Visitar a los presos: Para que puedan rehacer sus vidas e incorporarse a la sociedad. Y por sus familiares.

VII + JESÚS CAE EN TIERRA POR SEGUNDA VEZ

«No podemos escapar a las palabras del Señor y en base a ellas seremos juzgados: si dimos de comer al hambriento y de beber al sediento. Si acogimos al extranjero y vestimos al desnudo. Si dedicamos tiempo para acompañar al que estaba enfermo o prisionero. Igualmente se nos preguntará si ayudamos a superar la duda, que hace caer en el miedo y en ocasiones es fuente de soledad; si fuimos capaces de vencer la ignorancia en la que viven millones de personas, sobre todo los niños privados de la ayuda necesaria para ser rescatados de la pobreza; si fuimos capaces de ser cercanos a quien estaba solo y afligido; si perdonamos a quien nos ofendió y rechazamos cualquier forma de rencor o de odio que conduce a la violencia; si tuvimos paciencia siguiendo el ejemplo de Dios que es tan paciente con nosotros; finalmente, si encomendamos al Señor en la oración nuestros hermanos y hermanas» (Misericordiae vultus, 15).

Enterrar a los muertos: Por todos los difuntos. Por todos los que nos enseñaron a creer en Cristo y a esperar en Él.

VIII + JESÚS CONSUELA A LAS MUJERES DE JERUSALÉN

«Queridos chicos y chicas, al mundo de hoy le falta llorar. Lloran los marginados, lloran aquellos que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar. Solamente ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpios por las lágrimas. Los invito a que cada uno se pregunte: ¿Yo aprendí a llorar? ... Y esto es lo primero que yo quisiera decirles: Aprendamos a llorar» (Discurso a los jóvenes. Manila 18-I-2015).

Dar buen consejo al que lo necesita: Por quien no encuentra palabras de aliento y de consuelo, y vive en la duda.

IX + JESÚS CAE EN TIERRA POR TERCERA VEZ

«Sólo contemplando la humanidad sufriente de Jesús podemos hacernos mansos, humildes, tiernos como Él. No hay otro camino» (Homilía en Santa Marta. 12-IX-2013).

Enseñar al que no sabe: Por los niños que no tienen acceso a una enseñanza digna. Por los jóvenes que se sienten manipulados ideológicamente.

X + JESÚS, DESPOJADO DE SUS VESTIDOS

«Esta es una buena ocasión para hacer una invitación a la Iglesia a despojarse. ¡Pero la Iglesia somos todos! Desde el primer bautizado, todos somos Iglesia y todos debemos ir por el camino de Jesús, que recorrió un camino de despojamiento. Alguno dirá: “¿Pero de qué debe despojarse la Iglesia?”. Debe despojarse hoy de un peligro gravísimo, que amenaza a cada persona en la Iglesia: el peligro de la mundanidad» (Con pobres asistidos por Cáritas en Asís. 4-X-2013).

Corregir al que se equivoca: Por las víctimas de los cambios profundos de nuestra sociedad. Por aquellos a quienes les resulta difícil aprender a amar.

XI + JESÚS, CLAVADO EN LA CRUZ

«En el fracaso de la Cruz se ve el amor que nos da Jesús. Hablar de potencia y de fuerza, para el cristiano, significa hacer referencia a la potencia de la Cruz y a la fuerza del amor de Jesús: un amor que permanece firme e íntegro, incluso ante el rechazo» (Domingo de Cristo Rey. 22-XI-2015).
Consolar al triste: Por los que recorren la vida entre lágrimas, amarguras y soledades

XII + JESÚS MUERE EN LA CRUZ

«La primera verdad de la Iglesia es el amor de Cristo. De este amor, que llega hasta el perdón y al don de sí, la Iglesia se hace sierva y mediadora ante los hombres. Por tanto, donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre. En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia» (Misericordiae vultus, 12).

Perdonar al que nos ofende: Por el que no sabe perdonar, y vive con el odio en su interior.

XIII + JESÚS EN LOS BRAZOS DE SU MADRE

«Cuando dirigimos la mirada a la cruz donde Jesús estuvo clavado, contemplamos el signo del amor, del amor infinito de Dios por cada uno de nosotros y la raíz de nuestra salvación. De esa cruz brota la misericordia del Padre, que abraza al mundo entero... La cruz de Jesús es nuestra única esperanza verdadera» (Ángelus. 14-IX-2014).

Sufrir con paciencia los defectos del prójimo: Por las personas que nos caen mal, las que nos molestan, las que su trato no nos resulta fácil.

XIV + JESÚS ES PUESTO EN EL SEPULCRO

«Si Dios se detuviera en la justicia dejaría de ser Dios, sería como todos los hombres que invocan respeto por la ley. La justicia por sí misma no basta, y la experiencia enseña que apelando solamente a ella se corre el riesgo de destruirla. Por esto Dios va más allá de la justicia con la misericordia y el perdón. Esta justicia de Dios es la misericordia concedida a todos como gracia en razón de la muerte y resurrección de Jesucristo» (Misericordiae vultus, 21).

Rezar por los vivos y difuntos: Por todos a los que pudiéramos ayudar con la oración.

Santos Faustino y Jovita. Su fiesta se celebra el 15 de febrero

Santos Faustino y Jovita. Grabado realizado por Toro. “Año Cristiano”. Siglo XIX.
Faustino y Jovita, nacieron en una ilustre familia pagana de Brescia (Italia) a finales del S. II. Faustino fue presbítero y Jovita diácono. Ambos fueron militares en su juventud, después de convertirse y bautizarse, Apolonio, se dedicaron a predicar el evangelio en su ciudad natal contradiciendo los mandatos imperiales. Convirtieron muchos a la fe durante el encarcelamiento de su obispo, y esto enfureció a los paganos. Un noble local les mandó apresar y, en la cárcel de Milán, fueron torturados. Luego fueron llevados a Roma y Nápoles donde continuaron los tormentos. Al llevarlos de un lugar a otro no cesaban de anunciar el evangelio y convertir a muchos. En todo momento se mostraron dispuestos a dar la vida por Cristo antes de renegar de la fe. El emperador Adriano ordenó que fueran decapitados, si no ofrecían incienso y adoraban a los dioses imperiales.

Los hermanos fueron llevados al templo del dios Sol en Roma. Entonces una resplandeciente estatua de oro se tornó más negra, y al limpiarla se cayó y rompió en pedazos. El emperador temiendo la cólera de los dioses ordenó llevarlos al circo y echarlos a las fieras, pero estas, sin atacarles, se volvieron contra los gobernadores y espectadores. Por fin, viendo que el Dios de los cristianos les protegían y salvaba de todos los males, el emperador mando que fuesen devueltos a su ciudad de Brescia y decapitados.

Su nombre, incorporado a la lista de los primeros mártires, recibió gran culto en Brescia, de donde son patronos. Desde Italia, su culto se extendió por Europa y, especialmente en España por haber tenido la corona española posesiones en estas tierras.

El arte representa a Faustino vestido de sacerdote con casulla, libro y palma del martirio en sus manos; y a Jovita o Jovito, con la dalmática de diácono, palma y libro en sus manos. Es frecuente representarlos con leones, símbolo del martirio. Son patronos de los solteros. En la Diócesis no se encuentran, a día de hoy, pinturas o esculturas, pero sí abundantes grabados en libros litúrgicos, devocionarios y sobre todo en el “Año Cristiano” que los sacerdotes tenían en sus casas.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Padre Todopoderoso, por gracia tuya la fuerza se realiza en la debilidad; por eso te pedimos que cuantos celebramos el triunfo de tus mártires Faustino y Jovita nos concedas el don de fortaleza con que ellos salieron vencedores en el martirio.

Todo el día con el móvil

«Es que están todo el día con el móvil» es una de las frases de nuestro tiempo. Jóvenes -y no tan jóvenes- con la mirada puesta en la pantalla... para ver qué pasa en Facebook o Twitter, o para mandar un Whatsapp. Guste más o menos, es parte del mundo en el que vivimos. Y más allá de lo que pueda parecer, estoy convencido de que -bien usados- estos nuevos medios NO contribuyen al aislamiento, como muchos podrían pensar, sino que son potentes medios para la relación, para compartir, para expresar... y para evangelizar.

Benedicto XVI ya lo dejó encargado en su Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2009: «A vosotros, jóvenes, que casi espontáneamente os sentís en sintonía con estos nuevos medios de comunicación, os corresponde de manera particular la tarea de evangelizar este “continente digital”. Haceos cargo con entusiasmo del anuncio del Evangelio a vuestros coetáneos. Vosotros conocéis sus temores y sus esperanzas, sus entusiasmos y sus desilusiones». Un Mensaje que se titulaba: «Nuevas tecnologías, nuevas relaciones. Promover una cultura de respeto, de diálogo y de amistad»... pues de eso se trata... de promover. De anunciar.

Con el comienzo de la Cuaresma, nuestra Diócesis ha puesto en marcha una pequeña y novedosa iniciativa. Cada día, con una imagen, se pretende que hagamos el camino de la CUARESMA en clave de MISERICORDIA. Con una frase del Evangelio, otra del Papa Francisco y una pequeña llamada a la reflexión. Y viaja por el mundo a través de las redes sociales... y a través de los mensajes que unos y otros nos pasamos por el móvil. Llegando a miles de personas y viajando por todo el mundo. De persona a persona.

Y con que a sólo una de estas personas le haya servido para profundizar en su Camino Cuaresmal... en esa oración-reflexión-conversión que proponemos... la apuesta habrá merecido la pena.
Así que... amigo lector... la próxima vez que veas a alguien muy fijo en la pantalla de su móvil... piensa que hay una posibilidad de que esté rezando.

Domingo Pérez

domingo, 14 de febrero de 2016

14 de febrero de 2016 I Domingo de Cuaresma

  • Dt 26, 4-10 Profesión de fe del pueblo escogido 
  • Sal 90 Está conmigo, Señor, en la tribulación 
  • Rom 10, 8-13 Profesión de fe del que cree en Jesucristo 
  • Lc 4, 1-13 El Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado
Cuaresma: confesión de fe
La Cuaresma es el camino que nos lleva a la Pascua. Confesamos la fe en el Señor de la historia y le agradecemos las maravillas que él ha realizado en favor de los hombres. Israel es liberado por Dios de la opresión y de la esclavitud (1 Lect). Jesús mientras está en el desierto ora al Padre y vence las tentaciones del diablo con las armas de la creencia y de la obediencia a la palabra de Dios (Ev). Pablo invita a confesar la fe en Cristo, resucitado entre los muertos y fuente de salvación para todos (2 Lect).

sábado, 13 de febrero de 2016

Del Youcat: ¿Por qué debemos pedir a Dios? (486)

¿Por qué debemos pedir a Dios? (486)
Dios, que nos conoce completamente, sabe lo que necesitamos. Sin embargo, quiere que «pidamos»: que en las necesidades de nuestra vida nos dirijamos a él, le gritemos, le supliquemos, nos quejemos, le llamemos, que incluso «luchemos en la oración» con él [2629-2633].

Ciertamente Dios no necesita nuestras peticiones para ayudarnos. La razón por la que debemos pedir es por nuestro propio interés. Quien no pide y no quiere pedir, se encierra en sí mismo. Sólo el hombre que pide, se abre y se dirige al origen de todo bien. Quien pide retorna a la casa de Dios. De este modo la oración de petición coloca al hombre en la relación correcta con Dios, que respeta nuestra libertad.

viernes, 12 de febrero de 2016

Escuchar

El pasado 24 de enero, festividad de San Francisco de Sales, el Papa Francisco dio firma al Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el 8 de mayo, coincidiendo con la Solemnidad de la Ascensión.

El Mensaje se titula “Comunicación y Misericordia: un encuentro fecundo” y, en el mismo, el Papa nos anima, en este Año Santo de la Misericordia, a reflexionar sobre la relación entre la comunicación y la misericordia porque la Iglesia «está llamada a vivir la misericordia como rasgo distintivo de todo su ser y actuar» y «como hijos de Dios estamos llamados a comunicar con todos, sin exclusión... Se trata de acoger en nosotros y de difundir a nuestro alrededor el calor de la Iglesia Madre, de modo que Jesús sea conocido y amado». Además, el Papa Francisco nos recuerda que «la comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad» pues «las palabras pueden construir puentes entre las personas, las familias, los grupos sociales y los pueblos».

Todo muy bien. Y en todo de acuerdo. Faltaría más. Además... para nosotros, los cristianos “comunicar”... NO puede ser algo “opcional”. Nos va la Evangelización en ello. NO SE PUEDE NO COMUNICAR.

Pero -tiempo habrá de volver sobre el resto del Mensaje- me gustan mucho las palabras del Papa sobre el ESCUCHAR.

Nos recuerda el Papa la importancia de la escucha porque «comunicar significa compartir, y para compartir se necesita escuchar, acoger. Escuchar es mucho más que oír. Oír hace referencia al ámbito de la información; escuchar, sin embargo, evoca la comunicación, y necesita cercanía. La escucha nos permite asumir la actitud justa, dejando atrás la tranquila condición de espectadores, usuarios, consumidores». Y asegura que «escuchar nunca es fácil» porque «escuchar significa prestar atención, tener deseo de comprender, de valorar, respetar, custodiar la palabra del otro» y añade que «saber escuchar es una gracia inmensa, es un don que se ha de pedir para poder después ejercitarse practicándolo».

Atribuyen a Epicteto la frase «tenemos dos orejas y una boca para que podamos escuchar el doble de lo que hablamos». Pues eso mismo, si no escuchamos, mal vamos a dialogar, mal vamos a hacer juntos... mala va a ser esa comunicación. Esa COMUNICACIÓN MISERICORDIOSA.

Domingo Pérez

jueves, 11 de febrero de 2016

Semana de Cine Espiritual 2016: "El sexto sentido"

Del 15 al 24 de febrero, el Cine Ortega acogerá la VIII Semana de Cine Espiritual, que lleva el título de “El sexto sentido: la mirada interior”.

Ver, oír, oler, gustar, tocar y... contemplar. Uno de los objetivos de la Semana es aprender toda la densidad del ver, pues  el cine puede enseñar a ver con paciencia, serenidad, en silencio, hacia lo profundo o reflexionando. La contemplación es la forma de mirar a Dios, es el asombro extasiado por la presencia del Amor.

Hoy se ha instalado una forma distinta de ver las cosas y las personas. El audiovisual se dirige sobre todo a la afectividad para desde los sentimientos mostrarnos un modo de vida. En la película de Wim Wenders “Tan lejos, tan cerca”, Cassiel, el ángel que se hizo hombre, dirá de los seres humanos: “Sus ojos ya sólo reciben. Reciben, perciben, perosus miradas ya no dan”. Y Rafaela, confirmará: “Han olvidado que la luz llega al corazón por los ojos e irradia desde el corazón, a través de los ojos,el exterior”. Así, buscamos descubrir el sexto sentido, el que da sentido al ver, oír, oler, gustar y tocar. Ello implica abrirse a la luz que viene a visitarnos.

Como en anteriores ocasiones, las sesiones matinales están dirigidas a escolares y la sesión de las 20.00 se abre al público en general.

Parrilla de las sesiones de las 20.00:
  • Lunes, 15 de febrero: Selma.
  • Martes, 16 de febrero: Little Boy.
  • Miércoles, 17 de febrero: Trash.
  • Jueves, 18 de febrero: La Historia de Marie Heurtin.
  • Viernes, 19 de febrero: El Apóstol.
Otras películas que se proyectarán son: La Buena Mentira, Meñique y el Espejo Mágico y La Canción del Mar.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Mensaje del Papa para Cuaresma: «Misericordia quiero y no sacrificio»

El Papa Francisco ha titulado su Mensaje para la Cuaresma del Jubileo de la Misericordia con las palabras «Misericordia quiero y no sacrificio» (Mt 9, 13), destacando las obras de misericordia en el camino jubilar.

En el primer punto, «María, icono de una Iglesia que evangeliza porque es evangelizada», evocando el Magníficat, el Papa invita a que «la Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios». Y señala que, con la invitación a escuchar la Palabra de Dios y a participar en la iniciativa «24 horas para el Señor», hace hincapié en la primacía de la «escucha orante de la Palabra, especialmente de la palabra profética. La misericordia de Dios, en efecto, es un anuncio al mundo: pero cada cristiano está llamado a experimentar en primera persona ese anuncio».

En el segundo punto, «La alianza de Dios con los hombres: una historia de misericordia», recuerda «el misterio de la misericordia divina» que se revela a lo largo de la historia de la alianza entre Dios -siempre rico en misericordia y ternura- y su pueblo. «Drama de amor» que «alcanza su culmen en Jesús el Hijo hecho hombre. En él Dios derrama su ilimitada misericordia hasta tal punto que hace de él la «Misericordia encarnada». 

En el tercer punto, «Las obras de misericordia», el Papa subraya la importancia de estas, y desea que el pueblo cristiano reflexione sobre ellas durante el Jubileo: «será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina».

El mensaje termina con esta exhortación: «No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión. Lo pedimos por la intercesión materna de la Virgen María, que fue la primera que, frente a la grandeza de la misericordia divina que recibió gratuitamente, confesó su propia pequeñez, reconociéndose como la humilde esclava del Señor».

Jornadas de Formación Social 2016

La Delegación Diocesana de Pastoral Social celebra los días 13, 24 de febrero y 2 de abril las Jornadas de Formación Social en la que intervendrán expertos en distintas materias. La primera de estas charlas tendrá lugar el sábado 13 de febrero, e intervendrá el profesor jesuita Daniel Izuzquiza con la ponencia: “Inmigrantes: ¿invasores o ciudadanos? Y la sociedad: ¿hospitalidad u hostilidad?”. Será a partir de las 10h en la Biblioteca pública (Eduardo Dato).

La formación de la conciencia social debe ser una tarea constante en nuestras comunidades cristianas... y esta es una oportunidad de reflexionar en común y de encontrar claves evangélicas de actuación desde la opción por los pobres y el compromiso por la justicia. Durante las Jornadas se abordarán tres realidades de actualidad: el fenómeno de la emigración, la cuestión ecológica y la justa distribución de los bienes (ética económica). Este ciclo formativo busca avivar nuestra conciencia social y acrecentar la caridad cristiana que este año tiene, además, nombre de “Misericordia”.

martes, 9 de febrero de 2016

Embajador real

Santo Domingo vive en Osma dedicado a la labor de los canónigos regules de su tiempo. La oración asidua y las funciones litúrgicas en la catedral, y el estudio y la formación son las facetas cultivadas en el “cenobio catedralicio” El Obispo quiere hombres formados en las letras y fuertes en la oración, para la acción pastoral. Domingo, estremecido en la hambruna palentina, no ve satisfechas sus aspiraciones con la vida claustral, si bien le ayuda esta etapa de recogimiento interior. Hay que combinar la acción y la contemplación.

De las “cosas de este mundo”, ajenas al sentir y a los deseos de Domingo, se servirá Dios para comenzar una historia que ya dura 800 años. En 1203 el rey Alfonso VIII está en Soria para la fundación de un monasterio y como es costumbre entre su séquito están varios obispos entre ellos el de Osma Diego de Acebes. El infante don Fernando, heredero al trono también está junto a su padre. El rey no sólo quiere fundar un monasterio, y el beato Jordán de Sajonía nos cuenta que el rey “venía a buscar” al obispo para confiarle un importante negocio. “El rey deseaba casar a su hijo Fernando con una doncella noble de Las Marcas”. Era habitual que los embajadores de las empresas regias fueran obispos y nobles versados “en las leyes y en el latín”.

Don Diego de Osma, acepta el encargo y lleva consigo a uno de los jóvenes colaboradores y hombre de confianza. Debemos advertir de la dificultad de este viaje. Si hacer un viaje a caballo, incluso a pie, en los albores del S. XIII es empresa complicada, a esto hay que añadir la gran responsabilidad de llevar a buen término la misión, pues de su éxito depende en gran medida el futuro del reino castellano.

Aquí Santo Domingo se encuentra de nuevo con la dura realidad de la iglesia medieval. Pocos años antes, el tercer concilio de Letrán había manifestado su disgusto por el número elevado de caballeros que los obispos juzgaban indispensable llevar en sus visitas pastorales, constituyendo un altísimo coste para las parroquias que los recibían. Un obispo no se desplazaba sin “familiares” y escoltas. Algunas iglesias pobres vendían hasta los objetos sagrados para pagar sus “visitantes”. El concilio fijó la escolta de los obispos en un máximo de treinta caballos. Las diócesis pobres, o las que habían reformado las costumbres, como la de Osma, no llegaban a este número. Aun así el sequito que sale hacia Dinamarca y de la forma parte nuestro santo, llega a los diez caballos, una fortuna para la época. ¿Qué sentiría aquel hombre de Dios que había despojado de “todo su ajuar” para mejor vivir el Evangelio que iba a predicar? ¿Se encontraría cómodo sirviendo al rey castellano o ya anhelaba servir a otro rey?

Fray Luis Miguel García Palacios, O.P.
Subprior del Convento de San Pablo

lunes, 8 de febrero de 2016

Enseñar al que no sabe

En Noruega -según parece- andan alarmados. Han colocado carteles en los que se dice: “Se imparten clases para enseñar a los inmigrantes a respetar a las mujeres”. “Hero” es la compañía privada encargada de esta tarea. Ella sola gestiona el 40% de los centros para refugiados del país. Lo dice el periódico.

Parece que, después de lo ocurrido en la estación de ferrocarril de la ciudad alemana de Colonia, en la pasada Nochevieja del 2015, ahora en la cultísima y desarrollada Europa han optado por impartir clases de cómo hay que tratar a la mujer. Algunas organizaciones contra la violencia machista se han propuesto explicar a los inmigrantes que vienen del área islámica, todo lo relativo a la igualdad de derechos que existe en Occidente entre hombres y mujeres.

¿Y quiénes son los profesores?
Los profesores son, naturalmente, miembros del país que acoge. En cambio, los alumnos suelen ser determinados grupos islámicos que -según la agencia de noticias- llegan con sus “costumbres medievales”. Al decir de este periódico -copio al pie de la letra- “muchos de ellos proceden de lugares en los que la mujer no tiene la libertad de que goza el hombre. Tienen que ir tapadas y no pueden salir solas a la calle, si no es en compañía de su marido u otro miembro masculino de la familia, ya que, en algunos de estos países, de hecho, la mujer es sencillamente concebida como propiedad del hombre...”.

Como es lógico -cito otra vez- “cuando aterrizan en sociedades como la noruega, se escandalizan al ver cómo visten las jóvenes, que van solas por la calle, se divierten, beben y sonríen a los hombres. Son actitudes que en muchos países musulmanes sólo se relacionan con la prostitución. De ahí que algunos no sepan interpretar correctamente estos comportamientos”.

La noticia, sin embargo, no explica si alguien da clases especiales en Noruega, Suecia, Dinamarca, Francia o España a los nativos para que respeten a los inmigrantes: su cultura, su diversidad, su propia religión. Deben dar por supuesto que los que acogemos practicamos siempre el respeto a la mujer y a los mismos que vienen de fuera; pero yo tengo mis dudas... De lo contrario, en países como Francia (véase París) no se habría ido incubando ese odio que desde los ghettos y círculos más cerrados se ha ido encrespando y enconando hacia los supuestos “valores occidentales”, muchos de los cuales de “valores” no tienen nada. ¿O es que aquí no se explota y discrimina a la mujer? ¿O es que hemos terminado con la violencia machista? ¿O es que no existe prostitución?

Pero, admitiendo que es vergonzosa la visión que de la mujer tienen muchos de los de fuera (y otros de dentro, añado yo), a todos nos vendrían bien clases de comportamientos sociales, de respeto a las leyes y a la ética sexual (“respetarás y te harás respetar”). No menos que otras clases: por ejemplo, de ética y moral social (“no robarás” y “devolverás lo sustraído”, “no te enriquecerás con el dinero público”), etc.

Por supuesto, que a los que crucen las rayas rojas en el trato con las mujeres (de acá o de allá) habría que enseñarles algo más que “buenos modales”: habría que enseñarles “tarjeta roja” y el camino que lleva a los tribunales.

Aprender a respetar a las mujeres es importantísimo. Pero también deben ser respetados todo el resto de los seres vivos: sean hombres o mujeres, jóvenes o niños. Nacidos y no nacidos (o sea, también cuando vienen de camino).
l libertinaje y desenfreno en el que se mueven no pocos escandinavos y occidentales, en general? ¿Quién nos educa acá en la moral personal y social? ¿Tenemos algo que enseñar a los que vienen de fuera en lo que se refiere a la familia? Divorcios, adulterios, abortos, ancianos excluidos... ¿Qué decir del nihilismo amoral que lo contamina todo?

En fin, no estaría mal que, como buen propósito del año 2016, se extendieran las clases del “respeto a los demás” por muchos otros sitios. Y que, después de salir del aula, practicáramos -¡claro está!- lo aprendido. Pero aviso que esto no se arregla solo con clases teóricas, sino con convicciones hondas.

Eduardo de la Hera

Una atención de calidad, como se merecen nuestros sacerdotes

Quizá una de las etapas que peor sabemos vivir es aquella en la que nos hacemos mayores, empezamos a necesitar de ayuda ajena y nuestras fuerzas dejan de sostenernos. Ahora ya no somos nosotros los que prestamos esa ayuda y somos los que la necesitamos. Y eso en una vida dedicada a los otros es complicado de asimilar. En nuestra diócesis existe un lugar que acoge a nuestros sacerdotes que se van haciendo mayores y que empiezan a precisar de cuidados y ayuda ajena. La Casa Sacerdotal, en el edificio del seminario, fue una iniciativa del Obispo Nicolás Castellanos y la inauguró el 1 de junio de 1993 el Obispo Ricardo Blázquez. En mi opinión es uno de los proyectos más bonitos y necesarios. Devolver a nuestros sacerdotes el cariño y apoyo que han entregado a lo largo de sus vidas en los distintos pueblos y parroquias de la Diócesis.

La Casa Sacerdotal cuenta en la actualidad con 34 habitaciones y desde hace unos días dispone de un nuevo servicio socio sanitario que facilita el cuidado de los sacerdotes que se encuentran más limitados. En este sentido, se ha concertado con el Complejo Hospitalario de las Hermanas Hospitalarias de Palencia un servicio de atención socio sanitaria que contempla la atención integral a los sacerdotes residentes en la casa sacerdotal. Entre los servicios nuevos que se van a prestar se contempla una visita médica a la semana y dos visitas de enfermería. Habrá también apoyo telefónico las 24 horas del día y un servicio de Auxiliar de enfermería 8 horas diarias durante todos los días de la semana. Gracias a este nuevo acuerdo, se contará con la disposición de dos auxiliares que atenderán las urgencias nocturnas y dentro de los servicios extraordinarios que se llevarán a cabo a demanda se contempla la hospitalización, el transporte adaptado, el transporte de dietas a demanda y el asesoramiento cuando se tengan que realizar reformas o la  la adaptación de las distintas instalaciones. En definitiva, se trata de ofrecer la mejor atención posible a las personas que han entregado su vida a ser fieles testigos de Cristo.

Natalia Aguado León

domingo, 7 de febrero de 2016

7 de febrero de 2016 V Domingo del Tiempo Ordinario

  • Is 6, 1-2a. 3-8 Aquí estoy, mándame 
  • Sal 137 Delante de los ángeles tañeré para ti, Señor 
  • 1 Cor 15, 1-11 Esto es lo que predicamos; esto es lo que habéis creído 
  • Lc 5, 1-11 Dejándolo todo, lo siguieron
Dios escoge y envía
Tres lecturas y tres personajes; tres elecciones y tres vocaciones. Cada uno de ellos tiene una experiencia divina y se considera pecador. Isaías, estando en el templo, experimenta su profunda incapacidad e indignidad ante la grandeza y santidad de Dios que se le aparece llenando la tierra. Dios lo purifica y envía a ser presencia y palabra suya entre los hombres (1 Lect). Pedro siente su indignidad ante la grandeza de Jesús dominador de la naturaleza y recibe el envío y transforma su vida (Ev). Pablo de perseguidor pasa a ser anunciador del evangelio. Experimentó en su vida una gran transformación interior (2 Lect).

viernes, 5 de febrero de 2016

De la Doctrina Social: La apertura a las ciencias

La apertura a las ciencias
[78] La apertura atenta y constante a las ciencias proporciona a la doctrina social de la Iglesia competencia, concreción y actualidad. Gracias a éstas, la Iglesia puede comprender de forma más precisa al hombre en la sociedad, hablar a los hombres de su tiempo de modo más convincente y cumplir más eficazmente su tarea de encarnar, en la conciencia y en la sensibilidad social de nuestro tiempo, la Palabra de Dios y la fe, de la cual la doctrina social «arranca».

Este diálogo interdisciplinar solicita también a las ciencias a acoger las perspectivas de significado, de valor y de empeño que la doctrina social manifiesta y «a abrirse a horizontes más amplios al servicio de cada persona, conocida y amada en la plenitud de su vocación».

Dios ha exaltado a Jesús a su derecha

Cuando hablamos de “ascensión”, conforme a lo relatado en Lc. 24, 50-53 y en Hch. 1, 9-11, imaginamos a Jesús, ya muerto y resucitado, elevándose hacia el cielo (en el plano físico) mientras los discípulos lo miran desde abajo.

Lo primero que hemos de decir es que esta representación tan gráfica es sólo eso, una representación, y que la “exaltación” de Jesús ha de contemplarse como una “elevación de categoría”, un “cambio de estado”: Jesucristo, después de pasar por nuestro mundo, de asumir nuestros condicionantes de espacio-tiempo, de entregarse por amor, “vuelve al Padre”, es decir, recupera su condición de Dios. En una palabra, la ascensión es la “toma de poder”, el restablecimiento del orden de Dios, ante una situación injusta: la muerte de su Hijo, un inocente.

Pero es que además, ese sí de Dios al “Crucificado”, es un sí a todas las personas que asumen el sacrificio de Jesús en sus vidas, que otorgan a los otros su existencia... aun a riesgo de “perderla”. A todos ellos, creyentes explícitos o no, Dios Padre les concede la razón, el poder, el aliento. Él es “Señor de vivos y muertos”, judíos o no, y la resurrección convierte el mensaje de Jesús en “católico”, universal.

A partir de la “exaltación” de Cristo, la muerte no tiene poder, no posee la última palabra. Hablamos de una muerte “teológica”, no biológica (a la cual todos estamos sometidos por nuestra naturaleza y sin excepción). La Biblia habla de “muertos en vida”, de personas con corazón mezquino y reducido, cuyo egoísmo los incapacita para amar; hay muchas maneras de matar el “espíritu humano”, algunas estructuras de nuestro mundo se empeñan en ello.

El bautismo nos recuerda que Dios es Dios, que el mal no vence por siempre, que a pesar de nuestra inclinación al pecado, contamos, también por nuestra naturaleza, con la “inocencia original”. Y esa inclinación al bien no sólo nos es propia (el Creador nos crea con ella), sino que es la única capaz de “ensalzarnos”, de elevarnos, de “exaltar nuestro espíritu”... por el camino del amor. Al igual que ocurrió con Jesús.

Profesores de Religión de la Diócesis

jueves, 4 de febrero de 2016

Santa Catalina de Ricci O.P. Su fiesta se celebra el 4 de febrero

Talla en madera policromada, S.XVIII. Autor anónimo. Iglesia conventual de las MM. Dominicas de la Piedad de Palencia.
Nace el 23 de abril del 1522 en Florencia, en una noble familia. Bautizada como Alejandra Lucrecia, siendo muy niña, murió la madre y su padre contrajo segundas nupcias. No le faltó una esmerada educación cristiana y siendo de corta edad fue llevada al convento dominico de Montecelli, regentado por su tía. Allí recibió su primera educación, y las hermanas quedaban admiradas de sus virtudes. Con doce años, participó en un retiro con la comunidad y, al ver su estilo de su vida, pidió ser admitida. Su padre fue a buscarla porque no quería que fuera monja, pero ella se negó a obedecerle si él no le daba permiso para ingresar como dominica. Con la promesa de su padre volvió a la casa paterna. Finalmente ingresó en el Convento de San Vicente de Prato y vistió el hábito en 1534. Al año siguiente, emitió los votos perpetuos con el nombre de Catalina -como el de su madre.

Al poco tiempo, enfermó gravemente y ofreció a Dios su dolor y sufrimiento, siguiendo el ejemplo de la Pasión de Cristo. Siempre tenía un crucifijo en sus manos para dirigirle su mirada y soportar la enfermedad. Fue superiora durante 18 años, y su mandato fue un tiempo de intensa vida espiritual y renovación. Acudían a consultarle Papas, cardenales... y personas sencillas y humildes. A todos atendía con bondad y humildad. De 1542 a 1554 revivió en su cuerpo las llagas del Crucificado. El 1 de febrero de 1590 recibió de rodillas la extremaunción y el Viático y falleció al día siguiente. Beatificada el 23 de noviembre de 1732, fue canonizada el 29 de junio de 1746. Su cuerpo se venera en la basílica de San Vicente Ferrer de Prato (Italia).

El arte la representa vestida de monja dominica, con llagas en sus manos y sosteniendo un crucifijo, o intentando acoger a Cristo crucificado, que abandona la cruz para ser abrazado por la santa. Encontramos representaciones en Torremormojón, donde fueron fundadas las Dominicas en 1526 por el Arcediano del Cerrato y canónigo de la Catedral D. Juan García Valdés. El convento se trasladó a la capital en el S. XVIII. Hay bellas tallas de la santa en la S.I. Catedral de Palencia y en el retablo mayor del convento de las MM. Dominicas de Palencia.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Señor Dios, que cada año nos alegras con la fiesta de la virgen dominica Santa Catalina de Ricci, concede a los que celebramos su memoria imitar también los ejemplos de su vida santa y su amor a Jesucristo, misericordia del padre. P. J.N.S.

Nueva visita temática en la Catedral

El Cabildo de la Catedral organiza el 6 de febrero a las 12:30 una visita temática, que se centrará en los Tapices de la Catedral. Para ello, la Dra. en Historia del Arte, Cristina Valero Collantes, hará un recorrido histórico, religioso y profundo de los tapices de la “Salve Regina”, que el obispo Juan Rodríguez de Fonseca encargó durante alguna de sus estancias en los Países Bajos. El tema está basado en las aclamaciones de María según el Cantar de los Cantares. La devoción del Obispo Fonseca a las advocaciones marianas, también le impulsó a levantar el altar del trascoro de la Catedral dedicándolo a Nuestra Señora de la Compasión con el fin de que se celebrara en él una misa todos los sábados tras la cual se cantara la Salve Regina. Los tapices, al parecer, los encargó para ubicarlos entre las columnas del trascoro y ambientar la ceremonia.

La Dra. Valero Collantes, analizará también los tapices con temas bíblicos ubicados en el Museo Catedralicio, que pertenecen al ciclo que se titula “Vicios y Virtudes”. La otra colección de cuatro tapices de los que se hablará es la serie llamada “del Patriarca Abraham” y el tapiz de “la Redención” regalados por el canónigo Arroyo en 1623 de la Catedral.
 
Amador Valderrábano

miércoles, 3 de febrero de 2016

Renovación Carismática

La Renovación Carismática es un soplo del Espíritu Santo que se siente en la Iglesia y que surge en el año 1.967, respondiendo a nuestras oraciones implorando que el Concilio diera fruto: “Renueva Señor en nuestro tiempo las maravillas de Pentecostés” y a la visión Profética de “Un nuevo renacer en la Iglesia” de San Juan XXIII.

Millones de personas vivimos en esta Gracia con la unción del Espíritu Santo que se nos da, para alcanzar una comunión personal con Dios, viviendo y conociendo La Palabra y estableciendo una nueva relación con los demás.

El Papa Francisco nos exhorta constantemente a dar a conocer esta Gracia y uno de los medios son los “Seminarios de Vida en El Espíritu” como el que tendrá lugar el 6 y 7 de febrero, en la Casa de las Hnas. Nazarenas.

¡Te invitamos a conocer y experimentar esta gran noticia que llenará de gozo y Paz tu vida!

¡Déjate sorprender por Dios a través de la Fuerza y el Amor de su Espíritu! ¡Renueva tu Bautismo de manera consciente y sólo por Gracia, viviéndolo desde Él, para Él, haciéndole El Señor de tu Vida! ¡Ánimo! ¡Te esperamos! El Señor quiere que vengas así, como estás, con tus circunstancias...

El dragón fracasado

A veces me parece que las películas sobre enfrentamientos interestelares beben mucho del libro del Apocalipsis, o es que el imaginario actual te lleva sin querer a esta lucha mítica de poderes intergalácticos con toda clase de parafernalia de rayos, truenos y explosiones de mil colores. Como me decía un amigo: leyendo el último libro de la Biblia parece que te metes dentro de la mejor película de ciencia ficción.

Nuestros hermanos de las iglesias evangélicas lo llaman el Libro de la Revelación, y es que es eso, con una puesta en escena casi de una gran ópera (no sé cómo no se le ha ocurrido a nadie hacer una con este guion) va desvelando, recurriendo al lenguaje simbólico, el gran acontecimiento futuro, la victoria de Cristo, el Cordero degollado... sobre el mal y la muerte. Y os aseguro que para unas comunidades que estaban sufriendo la persecución y el martirio era un viento de aire fresco, en este mar de lágrimas. Por cierto, esta expresión pertenece al libro del Apocalipsis y justamente de ahí ha pasado a nuestro lenguaje más popular.

Pues bien, sobre la mitad del libro, en el capítulo 12, tras el toque de la séptima trompeta, aparece una mujer, vestida de sol, rodeada de doce estrellas y la luna bajo sus pies. (Por cierto, la bandera de Europa, azul con doce estrellas, diseñada en 1955 por Arsène Heitz está basada, según su autor, en este capítulo y curiosamente fue aprobada como tal el 8 de diciembre del mismo año). Vuelvo al tema, la mujer estaba gritando con dolores de parto y a punto de dar a luz a su hijo. El texto identifica a la mujer con la Iglesia y al hijo con Cristo, pero los Santos Padres, primeros teólogos, y la piedad popular equipararon a la mujer del desierto con María, madre y modelo de la Iglesia. Si miramos cualquier imagen de la Inmaculada veremos reflejado este signo del Apocalipsis, como también lo vemos en nuestra Patrona de Palencia, que acabamos de celebrar, la Virgen de la Calle, ya con el niño en brazos. Los rayos que salen de su imagen, es la manera que tenemos de plasmar la expresión «vestida de sol».

Pero no acaba aquí la cosa. En cuanto la mujer tiene al hijo, aparece un Dragón en el cielo, «el que engaña y acusa al mundo entero», acompañado de dos bestias, una que sale del mar y otra de la tierra. La del mar tiene una boca grandilocuente y hablaba contra Dios, y la de la tierra, marcó con una señal a todos los habitantes, de tal modo que el que no tuviera su marca no podía comprar ni vender nada. Como ves -cielo, tierra y mar- mentiras acusadoras, grandilocuencia engañosa y comercio controlado por la bestia. No sé, pero a mí, me suena a profético.

Y ahora el numerito de marras. Cuánto se ha escrito del número satánico, cuántas películas y novelas, cuántas historias conspirativas. Pero realmente es un número que no mete miedo, al contrario. Lo debíamos leer no como una centena, seiscientos sesenta y seis, sino como tres unidades separadas. Esta trinidad del mal es y serán unos fracasados, pues nunca llegarán a la perfección del 7 que es la cifra de Dios. En la Biblia «las cosas de Dios» van marcadas por el 7, como los signos que hace Jesús para anunciar el Reinado del Amor de Dios en el Evangelio de San Juan. La resurrección de Lázaro es el séptimo y último, la victoria sobre la muerte.

Las pobres bestias, como su propia designación indica, nos intentarán llevar al fracaso, si no nos andamos con sabiduría. Así termina el capítulo 13, después de una espectacular narración de persecución y lucha: «El que tenga inteligencia cuente la cifra de la bestia, pues es una cifra humana. Su cifra es seis, seis, seis». Alegrémonos, son un fracaso, pero eso sí, inmisericordes. En cambio los ojos que enseñaron a mirar a Jesús, los de su madre, sabemos cómo son: «vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos». Pues eso.

Antonio Gómez Cantero
Administrador diocesano