jueves, 31 de diciembre de 2015

Un Libro: En presencia de Dios Cien cartas sobre la oración

En presencia de Dios
Cien cartas sobre la oración
Henri Caffarel
Ed. PPC (Madrid, 2015)
 
Este librito no es un tratado de oración, pero puede ser de gran ayuda para iniciarse o mejorar la oración, tarea que sigue siendo urgente y necesaria para todo cristiano. No es tampoco un manual, sino cien cartas, tratadas con gran espontaneidad y experiencia de un hombre se oración.

El autor, Henri Caffarel (Lyon 1903-Troussures, 1996) es el fundador del Movimiento internacional de matrimonios cristianos, Equipos de Nuestra Señora, que en Palencia tiene cientos de seguidores, en el mundo más de sesenta mil matrimonios y que está en proceso de beatificación.

La traducción impecable es de Mercedes Lozano, miembro, junto con su esposo, de este Movimiento en el que han desempeñado numerosos servicios de responsabilidad.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

4 de enero, fiesta litúrgica del beato Manuel González

Para celebrar la fiesta del apóstol de la Eucaristía y modelo de Fe Eucarística, como lo definió San Juan Pablo II el día de la beatificación, tendremos los siguiente actos:

En la Capilla de Nazaret (c/ Santo Domingo de Guzmán, 9) se tendrá el Santísimo expuesto desde las 11h hasta las 17:30h. La Unión Eucarística reparadora en sus ramas de Marías de los Sagrarios, Discípulos de San Juan y simpatizantes tendrán la adoración por turnos. Y cuantas personas lo deseen pueden acercarse para tener un rato de oración con el Señor.

- A las 18h en la Santa Iglesia Catedral se tendrá la celebración de la Eucaristía en la Capilla del sagrario, donde se venera el sepulcro del beato Manuel y desde donde sigue invitando a todos los que pasan a que acompañen a Jesús presente en el Santísimo Sacramento.

El carisma que transmitió el beato Manuel a todas sus fundaciones, es dedicar toda la vida y las obras para colaborar en la obra redentora de Cristo, a través de una espiritualidad eucarística. Esto se plasma en la vivencia de un “plus de amor”, que el beato Manuel expresa con la palabra compañía. “Dar y buscar compañía a Jesús Eucaristía”. Compañía que lleve a un compromiso por un mundo más justo y evangélico, más lleno de amor a Dios, a evangeliza desde el gran misterio de fe y amor que es la Eucaristía. El beato Manuel expresa toda esa acción evangelizadora, con un verbo: eucaristizar, es decir “acercar a todos los hombres al Corazón de Cristo en la Eucaristía”, para que vivan de la vida que de ahí brota.

Al finalizar la Eucaristía se tendrá una fiesta de familia en Nazaret.

Misioneras Eucarísticas de Nazaret

lunes, 28 de diciembre de 2015

Obras son amores

Hemos comenzado el Año Jubilar de la Misericordia. Y yo, me uno al anhelo del Papa Francisco cuando dice que «¡Cómo deseo que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios!».

Y también sueño con que vayamos haciendo vida que «donde la Iglesia esté presente, allí debe ser evidente la misericordia del Padre». Y que «en nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de misericordia».

Este Papa, el de la revolución de la ternura, el de los grandes gestos desde lo sencillo, el de la Alegría del Evangelio, el empeñado en renovar... nos hace volver a los clásicos... para decirnos que estos son el itinerario para «encontrar un oasis de misericordia».

Os tengo que reconocer que la primera vez que volví a escuchar lo de las Obras de Misericordia pensé: “Uy... ¿esto no son cosas de los catecismos de antaño? ¿Esto no son cosas superadas?”. Así de ignorante, y puede ser que arrogante, soy. De los convencidos que lo de siempre no vale... y hay que seguir inventando. Pero, evidentemente... estoy equivocado:

Visitar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino, vestir al desnudo, visitar a los presos, enterrar a los difuntos, enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que se equivoca, perdonar al que nos ofende, consolar al triste, sufrir con paciencia los defectos del prójimo, rezar por los vivos y por los difuntos.

Llegan las Navidades. Tiempo para -ahora que tenemos el corazón blandito- comenzar a poner en práctica que “las obras son amores”. Tiempo para entrenarnos... que nos queda todo un Año -toda una vida- para la Misericordia.

Domingo Pérez

domingo, 27 de diciembre de 2015

27 de diciembre de 2015 La Sagrada Familia: Jesús, María y José

  • Eclo 3, 2-6. 12-14 El que teme al Señor honra a sus padres 
  • Sal 127 Dichosos los que temen al Señor y siguen sus caminos 
  • Col 3, 12-21 La vida de familia vivida en el Señor 
  • Lc 2, 41-52 Los padres de Jesús lo encuentran en medio de los maestros
La historia de una familia
La liturgia navideña conmemora y celebra la Familia de Nazaret como modelo de familia cristiana. 

Las lecturas presentan: a Ana y a su hijo Samuel, a María y José y a los hijos de Dios. El hijo de Ana se dedicó al servicio de Dios en el templo (1 Lect); Jesús se queda en el templo porque debe estar en la casa de su Padre (Ev) y a los que ha llamado a ser hijos de Dios deben en el gran templo de la Iglesia guardar los mandamientos (2 Lect).

El Evangelio hecho “gesto”

Domingo de Guzmán se dedica por entero a la oración y al estudio, no se presta la vida estudiantil tan disipada en aquella época. Domingo de quien se dice que “solo hablaba con Dios o de Dios”, no es ajeno a cuanto le rodea. Al contrario, en su soledad sólo piensa en los demás. Al declinar el siglo XII, no faltaban en Castilla la miseria, fruto de las guerras, y de la falta de alimentación adecuada, siempre dependiente del resultado de las cosechas. Los reyes y nobles, más preocupados en las luchas internas y en la defensa de la fe, no pueden dedicarse a socorrer a los súbditos hambrientos. Había excepciones, como el santo obispo de Cuenca Julián, de quien, seguramente Domingo había oído hablar, pues fue profesor en Palencia y estableció una “limosna” en su palacio a fin de socorrer, “milagrosamente” según las crónicas, la hambruna de la ciudad.

En la ciudad de Palencia, Domingo veía a las gentes morir de hambre y enfermedad. Casi nadie, entre los notables, ni siquiera las autoridades acudían en su ayuda. Es cierto que el Cabildo tenía un hospicio con unas fincas con cuya renta se atendía, en lo que podían, a la manutención de los pobres.

El joven teólogo Domingo, que había profundizado en la Sagrada Escritura, de “cuya fuente bebía incansablemente”, tomó una decisión que marcaría para siempre su personalidad y su obra. Así lo relatan sus primeros biógrafos. «Conmovido por la necesidad de los pobres y abrasado de afecto compasivo, resolvióse a seguir los consejos divinos, aliviando en la medida de sus fuerzas la miseria de los que estaban en peligro de perecer. Vendió sus libros, aún lo más necesarios, con todo su ajuar estudiantil. Con lo que reunió estableció una ‘limosna’, repartiendo así sus bienes entre los pobres. Este ejemplo de magnanimidad y liberalidad movió de tal manera los corazones de otros teólogos y de los maestros, que éstos, sacudiendo su descuido y ruindad distribuyeron desde entonces copiosas limosnas». Sin duda el Evangelio de San Mateo, inspiró esta acción «si quieres ser perfecto vete, vende cuanto tienes y dalo a los pobres». Un testigo de la canonización Fray Esteban de España nos ha transmitido las palabras que Domingo pronunció al vender hasta sus manuscritos de pergamino anotados de su propia mano: «¡No quiero estudiar sobre pieles muertas mientras los hombres mueren de hambre!».

Fray Luis Miguel García Palacios, O.P.
Subprior del Convento de San Pablo

sábado, 26 de diciembre de 2015

Del Youcat: ¿Por qué son insustituibles las familias?

¿Por qué son insustituibles las familias? (369)
 
Todo hijo proviene de un padre y una madre y necesita el calor y la seguridad de una familia para crecer protegido y feliz [2207-2208].
 
La familia es la célula original de la sociedad humana. Los valores y principios que se viven en el pequeño ámbito familiar hacen posible la vida social solidaria en un ámbito mayor.

Manos Unidas: “El hambre no solo se combate con comida”

Manos Unidas pone en marcha la campaña “El hambre no solo se combate con comida”, con la que hace un llamamiento a la colaboración y a concienciarnos de que luchar contra el hambre no consiste solo en dar de comer, sino que conlleva una esfuerzo mucho mayor, para acabar con una lacra que afecta a casi 800 millones de personas.

Con esta campaña, Manos Unidas explica cómo aborda la lucha contra la pobreza en los países del Sur; y lo hace a través de programas de formación que permiten mejorar la educación -tanto escolar como profesional- de los que más lo necesitan pero también a través de la construcción y rehabilitación de infraestructuras como escuelas, hospitales y pozos; y programas sociales que permitan fortalecer el papel de la mujer. Se trata en definitiva de abrir caminos y tender puentes para mejorar las condiciones de vida del mayor número de personas. Se trata de llegar a todos, hasta en los lugares más remotos. 

Porque hace falta llegar a todos, en Manos Unidas apoyamos cada año a más de 2,5 millones de personas de 60 países en África, América, Asia y Oceanía. Porque acabar con el hambre es cosas de todos: une tu mano a las nuestras para luchar contra la desigualdad y la pobreza.

viernes, 25 de diciembre de 2015

La Natividad del Señor. 25 de diciembre

La Natividad del Señor. Relieve en madera policromada. Autor Tomás de Sierra, S.XVII. Iglesia parroquial Ntra. Sra. de la Asunción (Lantadilla)
La palabra navidad viene del latín “natívitas”, que significa nacimiento. Celebramos el nacimiento de Jesús, el Mesías prometido y esperado. Dios encarnado en las purísimas entrañas de María por obra del Espíritu Santo, nació de ella en Belén de Judá en tiempos del emperador César Augusto, y reinando Herodes en Judea. La fecha exacta del nacimiento no la sabemos, pero desde el siglo IV se viene celebrando en occidente el 25 diciembre, cristianizando las antiguas fiestas paganas del solsticio de invierno. En oriente algunos cristianos ortodoxos la celebran el 6 ó 7 de enero -según países- coincidiendo con la fiesta de la Epifanía. A ambas fiestas también se las llama la Pascua, de ahí la costumbre entre los cristianos de felicitarse con ese nombre.

El nacimiento de Jesús se ha celebrado siempre con tres misas: la de media noche -noche buena del nacimiento- a las doce, popularmente llamada “del gallo”; la de la aurora o “de los pastores”, y la de pleno día oo la de “la Luz de Dios”. Las tres misas hacen referencia a los tres nacimientos: uno eterno, porque proviene del Padre; otro temporal, porque nació de santa María, y el tercero espiritual porque debe nacer en todos y en cada uno de nosotros, recibiéndole como la Luz del Mundo.

En el arte cristiano de Occidente, en el nacimiento casi siempre se ve a María y José en actitud de adoración, con las manos juntas, y mostrándo a Jesús como el Salvador, y acompañados algunas veces de los pastores portando ofrendas. Los ángeles que se suelen esculpir o pintar son tres (símbolo de la santísima Trinidad) o cuatro (símbolo de los puntos cardinales). La costumbre de poner el buey y la mula, que no aparecen en los evangelios, data del siglo V hace referencia a lo que profetizó Isaías y Habacuc. 

En las representaciones de la natividad del siglo XVI es corriente ver a Jesús nacido, no acostado sobre un pesebre sino expuesto entre pajas y manteles sobre un piedra sillar.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Hoy nos ha nacido el Salvador. Cantemos al Señor un canto nuevo, que le cante al Señor toda la tierra; cantemos al Señor y bendigámoslo. Hoy nos ha nacido el Salvador. Proclamemos su amor día tras día, su grandeza anunciemos a los pueblos; de nación en nación, sus maravillas


jueves, 24 de diciembre de 2015

Navidad ¿en guerra?

Guy Sorman, periodista y filósofo francés, ha escrito un artículo interesante en un periódico de Madrid, en el que viene a decirnos que “no se gana una guerra contra un enemigo imposible de atrapar”.

Algunos justifican la reacción de François Hollande después de la carnicería del último atentado terrorista, perpetrado por crueles fanáticos del autoproclamado Estado islámico. Todos los días son masacrados suníes, chiíes, cristianos, sirios, tunecinos, egipcios... y la cosa no pasa de ser una anécdota que ocupa muy poco espacio en los periódicos. Pero, claro, la historia cambia, cuando nos toca de cerca, en la propia casa o en la del vecino francés. Entonces, todo se magnifica y resulta más luctuoso. ¿Hace falta decir que todas las guerras son malas, las haga quien las haga? Y no son peores las que se hacen en determinados lugares. Todas, malas. ¿Y si son “guerras defensivas”?

Desde el día 13 de noviembre del 2015 se han movilizado Barack Obama, David Cameron y Vladímir Putin entre otros para declarar la guerra al Estado Islámico (EI), que -como dice Sorman- “no es más que una tribu bárbara en algún lugar entre Siria e Irak”. ¿Pero no es excesivo hablar de guerra? ¿O es que la palabra “guerra” no es, en este caso, más que una metáfora para entendernos?
Las guerras que nos han contado (y las que hemos conocido), se hacían (al menos antes) peleando un ejército contra otro ejército. Pero, ¿dónde está aquí el “otro ejército”? 

Es difícil ganar una guerra contra un enemigo que se hace “invisible”. Se esconde aquí o allá. Un enemigo que se pasea camuflado por el mismo “boulevard” donde usted camina. Así que ¡vuelve la guerra de la “sospecha” contra el que es diferente!

¿Todos contra el Islam? Dios no lo quiera. Pero las gentes del EI se camuflan, mutan, se disfrazan como Mortadelo. Es verdad que, a veces, se hacen fuertes en un lugar: por ejemplo Siria. Van a por ellos. Bombardean, pero se llevan por delante civiles, niños, ancianos, colegios... Y los dirigentes del turbante, tan frescos. Al día siguiente los han visto otra vez en un oasis de no sé qué desierto, comiendo dátiles.

Dice Guy Sorman: “No se gana una guerra contra un enemigo imposible de atrapar, sin territorio fijo y sin dirigentes inamovibles”.

Hoy a los islámicos les une la “ummah”: su pertenencia a una religión y cultura que algunos bárbaros se atreven a manipular para expandirse, conquistar y matar. Otros, son tolerantes y dialogantes sin dejar de ser ellos mismos. Los tenemos cerca. No nos equivoquemos de guerra, y les hagamos la guerra a ellos en forma de desprecio y marginación. Los “ghettos” nunca trajeron nada bueno.

La Navidad, este año, viene envuelta en un papel de celofán muy especial: elecciones, guerras y mucha niebla. Cuando Dios nos envió a su Hijo, “nacido de mujer y bajo la Ley”, ya había –como ocurre hoy- censos, guerras y guerrilleros (los zelotas). 

Las cosas sólo cambian por fuera, añadiendo, si ustedes quieren, el tiempo trascurrido. Pero la condición humana, el interior del hombre, no ha cambiado gran cosa: hombres y mujeres seguimos siendo muy necesitados, muy frágiles y en general “buena gente”. Sobre todo, en Navidad. En estas fechas, ¿verdad que se nos pone la cara redondita de niños pacíficos, aunque algo golosines? 

¿Y Dios? Dios sigue siendo el mismo: tan padrazo como siempre. Para todos. Dios no crea ghettos. Además, tiene un Hijo muy obediente (Jesús de Nazaret) y otros muchos hijos: todos, ustedes y yo. Por cierto, unos hijos bastante despistados, a veces agresivos y en ocasiones no tan obedientes. 

¡Paz, paz y justicia en la tierra! ¡Trabajo y dignidad para todos! Que la Navidad no se nos convierta en una breve tregua entre dos guerras: la de ayer y la de mañana. ¡Feliz Navidad cristiana y próspero Año Nuevo!

Eduardo de la Hera

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ayuda a la Iglesia Necesitada: "Una Iglesia de campaña con los refugiados en origen”.

Con el propósito de “ayudar a las Iglesias locales que trabajan con los refugiados y desplazados en sus países y regiones de origen”, Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza su campaña de Navidad “Una Iglesia de campaña con los refugiados en origen”.

Cerca de 60 millones de personas han tenido que abandonar su hogar en el último año, según ACNUR. De ellos, el 51% son niños. 42.500 personas huyen cada día de sus casas, cifras nunca vistas desde la II Guerra Mundial. Aunque en Europa estamos empezando a visualizar esta emergencia humanitaria, es sólo la punta del iceberg. Por cada refugiado que llega al continente europeo, hay 100 desplazados en sus países o regiones de origen.

Ayuda a la Iglesia Necesitada celebra este año su 50 aniversario de presencia en España. Y con esta campaña de servicio a los desplazados y refugiados, retoma el origen de su carisma, ya que esta fundación de la Santa Sede surgió en 1947 de la mano del padre Werenfriend van Straaten para atender a los refugiados alemanes de la Europa del Este tras la II Guerra Mundial.

Así, desde su nacimiento, ha trabajado y trabajará con los desplazados y refugiados. De hecho, el número de proyectos e inversiones en los últimos años no ha dejado de crecer. Gracias a los benefactores, si en 2005 nuestra ayuda a refugiados era de más de 600.000 euros, en este año 2015 se ha superado los 11 millones.

Más información: www.ain-es.org

martes, 22 de diciembre de 2015

«Aunque suene a tópico... yo he aprendido mucho más»

En este número de Iglesia en Palencia les contamos la historia de una voluntaria, la historia de un voluntariado que nace por casualidad, a raíz de dos chavales con los que coincidía a diario, a la misma hora y que cargados con sus mochilas y fuera del horario escolar, se dirigían al mismo sitio, ese lugar era el centro donde se desarrolla el Programa de Infancia de Cáritas Palencia. Nuestra voluntaria, Marta Tejido, a raíz de las miradas de estos dos chavales, supo que quería colaborar en su apoyo escolar y con las mismas, se dirigió a su parroquia para informarse de dónde podía ella aportar su tiempo y compartirlo con los chicos que precisan de este apoyo escolar. Y así es como Marta empieza a formar parte de la familia de voluntarios de Cáritas Diocesana.

Con frescura y mucha, mucha naturalidad, Marta nos recuerda que ella comenzó a ser voluntaria sin esperar nada y asegura que «aunque suene a tópico, he aprendido mucho más yo de ellos que lo que hayan podido aprender conmigo» y para contextualizar esto nos cuenta una anécdota: «Al tiempo de estar ya en el programa de infancia, me di cuenta que cuando había un conflicto en la clase, todos reaccionaban como una piña, lo que le pasaba a uno de ellos les pasaba a todos, no se acusaban unos a otros y también he aprendido a valorar muchas más cosas, no hay que olvidar que si están en este programa, además de carencias escolares, tienen otro tipo de carencias, económicas, afectivas, familiares... al conocer la realidad de estos chicos, me doy cuenta que soy un afortunada, con todas las necesidades básicas cubiertas y he aprendido que se puede vivir con muchísimo menos y ser más feliz».

El ejemplo de Marta es una muestra más del trabajo que llevan a cabo nuestros voluntarios en la diócesis y que con su labor callada y entrega generosa, hacen el día a día de muchas personas, más fácil y feliz.

Natalia Aguado León

lunes, 21 de diciembre de 2015

Hacia un desarme nuclear

Es verdad que después de la guerra fría muchos de los grandes arsenales de armas nucleares han sido desmantelados y sobre todo Rusia y los EEUU han sido quienes que más han colaborado en las reducciones. A pesar de este signo de esperanza no se puede negar un terrible hecho: todavía existen en el mundo más de 25.000 armas nucleares. Miles de ellas podrían ser lanzadas en pocos segundos. El peligro de que el material caiga en manos de terroristas o países con líderes políticos sin escrúpulos está creciendo. Es insoportable y moralmente injustificable que se utilicen estas armas como disuasión, como arma política -así lo explican y así lo han defendido siempre- para la seguridad y protección del propio país.

En cuanto a la Iglesia Católica, de los muchos documentos que se puede señalar en relación con este tema del desarme nuclear, queremos destacar aquí dos: 

1. La constitución pastoral Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II declara expresamente que «toda acción bélica que tiende indiscriminadamente a la destrucción de ciudades enteras o de amplias regiones con sus habitantes es un crimen contra Dios y contra el hombre mismo» (GS 80). Además los padres conciliares afirman que la política de una disuasión nuclear es un equilibrio muy frágil y cuestionable y que de ninguna manera se trata de una paz auténtica. 

2. Por su parte el papa Benedicto XVI lo formulaba de modo muy claro en su Mensaje para la Paz del 1 de enero de 2006: «Junto con innumerables personas de buena voluntad se puede afirmar que este planteamiento (sobre la disuasión nuclear para garantizar la seguridad de un país) además de funesto, es totalmente falaz. En efecto, en una guerra nuclear no habría vencedores sino sólo víctimas». Y añadió algo muy importante: «Los recursos ahorrados de este modo (un mundo sin armas nucleares) podrían emplearse en proyectos de desarrollo a favor de todos los habitantes y, en primer lugar, de los más pobres».

En los últimos años el papa Francisco ha cuestionado y denunciado en numerosas ocasiones y documentos (cf. por ejemplo la exh. apost. Evangelii Gaudium y la última encícl. Laudato Si) las causas de tanta injusticia y desigualdad en el mundo.

En una homilía en la Capilla de Santa Marta, el día 19 de noviembre 2015, el papa lamenta que «el mundo no ha comprendido el camino de la paz» y se pregunta: «¿Qué queda de una guerra? Ruinas, miles de niños sin educación, tantos muertos inocentes y tanto dinero en los bolsillos de los traficantes de armas».

Estará claro que se necesita una auténtica conversión de corazón, un desarme de corazón, además de una profunda re-estructuración de “una economía que mata” (tanta exclusión social, tanta guerra, tanto hambre) hacia una economía al servicio de las personas, al servicio del bien común. También es imprescindible, en un mundo cada vez más peligroso, que el desarme nuclear sea un tema prioritario y urgente en la agenda de la comunidad política internacional. Finalmente deseamos que la fuerza del mensaje evangélico haga desaparecer de la faz de la tierra esta gran amenaza de la destrucción masiva con armas nucleares. Que nunca tengamos que sufrir la pesadilla insoportable de un invierno nuclear después del cual ya no será posible la vida. Que Cristo arroje su luz sobre nosotros y nos guíe en el camino verdadero hacia un mundo donde no nos gobierne y no nos esclavice una “cultura de la muerte” (de la que se aprovechan unas élites “invisibles” e intocables), sino que reine la paz y la justicia para todos los habitantes del orbe.

Pastoral Social
Área de Derechos Humanos

domingo, 20 de diciembre de 2015

20 de diciembre de 2015 IV Domingo de Adviento

  • Miq 5, 1-4a De ti saldrá el jefe de Israel 
  • Sal 79 Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve 
  • Heb 10, 5-10 Aquí estoy para hacer tu voluntad 
  • Lc 1, 39-45 ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?

La venida del Mesías
 
La venida del Mesías se anuncia por medio de signos. El primer signo es Belén. Miqueas anuncia que el Esperado de Israel nacerá en Belén (1 Lect). María e Isabel constituyen el segundo signo. 

El Evangelio describe el encuentro de dos mujeres y de dos infantes. Isabel desvela el misterio que guarda en su seno María, su prima (Ev). El tercer signo: el Esperado viene «para hacer la voluntad de Dios» (2 Lect).

sábado, 19 de diciembre de 2015

De la Doctrina Social: La familia

La familia
 
[239] La familia tiene una función original e insustituible en la educación de los hijos. El amor de los padres, que se pone al servicio de los hijos para ayudarles a extraer de ellos («e-ducere») lo mejor de sí mismos, encuentra su plena realización precisamente en la tarea educativa: «El amor de los padres se transforma de fuente en alma y, por consiguiente, en norma que inspira y guía toda la acción educativa concreta, enriqueciéndola con los valores de dulzura, constancia, bondad, servicio, desinterés, espíritu de sacrificio, que son el fruto más precioso del amor».

viernes, 18 de diciembre de 2015

Fallecimiento

El sacerdote palentino, D. Laudelino Aparicio falleció recientemente en Tui (Pontevedra). Se ordenó sacerdote en 1957, fue coadjutor en la parroquia de San Antonio. Misionero en Venezuela. Más tarde fue profesor de religión en el IES Jorque Manrique, capellán de la Cruz Roja y más tarde, se desplazó a la diócesis de Tui-Vigo donde se dedicó a la docencia. Los últimos años de su vida residió en la casa sacerdotal de Tui-Vigo.

El administrador diocesano presidió sus exequias el pasado 7 de diciembre en su pueblo natal, Vega de Bur.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Sembradores de Estrellas

Los próximos 18 y 19 de diciembre se celebrará el encuentro de SEMBRADORES DE ESTRELLAS. Una iniciativa promovida por Obras Misionales Pontificias y el Área de Misiones de la Diócesis de Palencia en la que participan los niños de los distintos centros escolares y grupos de las parroquias repartiendo estrellas y felicitando la navidad de parte de los misioneros.

El viernes 18 el encuentro comenzará a las 16:30h y el sábado a las 10:30h, ambos actos se desarrollarán en la iglesia de San Agustín. Durante el encuentro los niños cantarán villancicos y participarán con alguna representación teatral. Al finalizar, se hará una oración con el tradicional envío para repartir estrellas y felicitar la navidad en nombre de los misioneros palentinos.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Tarjetas Navideñas con mensajes positivos

La Obra Social de los Hermanos de San Juan de Dios lanza un pack de 5 postales de Navidad, diseñadas por Mr. Wonderful de forma altruista, para recaudar fondos destinados a la atención social y sanitaria de niños y adultos sin recursos. 

Las postales contienen mensajes positivos y solidarios y se pueden adquirir en el Centro San Juan de Dios (paseo Faustino Calvo). 

El coste del pack de postales es de 4,95€.

Belenes en los monasterios

Llega el tiempo de poder visitar las dos más importantes exposiciones de Belenes en nuestra Diócesis. El pasado 11 de diciembre abrió sus puertas la VIII Exposición de Belenes de Monasterio Cisterciense de Nuestra Señora de Alconada en Ampudia. La muestra este año lleva por título “La Navidad vista y sentida por la Fe y el Arte”. Aquellas personas que lo deseen podrán acercarse hasta Alconada a visitar la exposición hasta el 10 de enero de 2016. El horario de visitas es de 11.30 a 13.30 y de 16.30 a 18.45. El donativo para el mantenimiento de la exposición es de 1 €.

Al día siguiente, 12 de diciembre, se inauguró la XI Exposición “El Belén, sus personajes y sus símbolos” del Monasterio de Santa Clara de Carrión de los Condes. La muestra de las RR.MM. Clarisas podrá visitarse hasta el 3 de febrero de 2016, desde las 11h a las 14h y desde las 16h a las 19h. La entrada para los adultos es de 1€ y de 0,50€ para los niños.


¡Gracias, Padre, por estar siempre en la puerta de nuestro hogar esperando a que vuelva con mi hermano!


Homilía en la Apertura Puerta Santa “Año Jubilar de la Misericordia”
Catedral de Palencia - 12 de diciembre de 2015


Querida comunidad congregada en esta vigilia en la Catedral para abrir el Año Santo de la Misericordia, en nuestra Diócesis. Laicos, personas consagradas y hermanos presbíteros.

Hace unos minutos, cuando hemos cruzado la Puerta Santa, puerta del Salvador (mal llamada o popularmente llamada de los novios), no he podido por menos de pensar en la parábola de san Lucas, del Padre bueno y los dos hijos (Lc 15,11-32). Aquella que la hemos nominado como la del “hijo pródigo”, cuando el Padre es el verdadero protagonista. ¡El Padre de la Misericordia! La puerta del corazón del Padre siempre está abierta. Y esto es una certeza y una buena noticia.

Se ha escrito mucho sobre la Misericordia de Dios, incluso libros de peso, pero nada hay más comprensible y visual que la parábola de Jesucristo, que nos presenta a un padre que se come al hijo pequeño a besos cuando vuelve a cruzar la puerta de su casa e increpa aquel que, viviendo dentro, no busca más que privilegios y diferencias, sin llegar a descubrir la grandeza de vivir con el Padre, porque él en su corazón -como los escribas, fariseos y sacerdotes- vivía extrañamente allí. Y eso nos puede pasar también a nosotros.

«Cuando todavía estaba lejos -dice el versículo 22- su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos». Fijaos, casi los mismos verbos de la parábola del Buen Samaritano: lo vio, se conmovió, se echó a correr hacia él, se acercó, le abrazó y se lo comió a besos. Porque abrazar es acoger a la persona en su totalidad y comer a besos es la expresión del mayor amor. Dicen las madres, al menos antes, “¡hijo mío, es que te comería!” y es que la mayor unión es la comunión.

martes, 15 de diciembre de 2015

Bautizo del Niño

La fiesta propiamente dicha, comenzará el 1 de enero a las 12.00 horas con la Misa Solemne -presidida por el Administrador Diocesano- en San Miguel. A las 16.45, se rezará el Rosario y se renovarán de las promesas bautismales, tras lo que tendrá lugar la procesión por el exterior del templo.

Asimismo, la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, ha ampliado su programa para la edición de este año con, entre otros, estos actos:
  • Triduo: 16, 17 y 18 a las 20 h. en San Miguel.
  • 19 de diciembre: Inauguración a las 20 h., en la Capilla Sacramental, de la exposición de cuadros propiedad de la Cofradía. Permanecerá abierta de 19 a 21 h. de lunes a viernes y de 12 a 14 h. los sábados y domingos (cerrada 24, 25, 31, 1 y 6).
  • 23 de diciembre: Proyección de la película “Las aventuras de Don Quijote” en el Centro Cultural Provincial a las 18 h.
  • 24 de diciembre: Espectáculo de magia para niños a cargo de “Erik el Mago” a las 12 h. en el Centro Cultural Provincial.
  • Misa del Gallo en San Miguel a partir de las 00 h.
  • 26 de diciembre: Concierto del Coro Regina Angelorum a las 20 h. en el Teatro Principal, a beneficio del Comedor Social Siempre Contentos. Retirada de entradas anticipadas (2€) en la Cofradía o en el Teatro.
  • 28 de diciembre: Conferencia “Las cofradías y la nueva evangelización” a cargo del Obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, a partir de las 20:30 horas en la Iglesia de San Miguel.
  • Misa en recuerdo de hermanas y hermanos fallecidos: 2 de enero a las 20 h. en San Miguel (recuerdo especial a Eleuterio García y José María Hernández).
  • Homenaje a los Mayores. (María Luisa Carbó, Flor Vega, Julio Larrén y Tomás Méndez): el sábado día 6 a las 20 h. en la sede de la Cofradía.

Voto Concepcionista

El 8 de diciembre se renovó de forma brillante, el Voto Concepcionista de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Madre la Virgen de la Amargura. En esta ocasión se hizo en la Plaza de San Francisco, tal y como se hizo la primera vez hace exactamente 400 años.

Este acto acto -junto con la celebración del Triduo a Nuestra Madre de la Amargura y la participación en la Vigilia Diocesana de la Inmaculada- ha supuesto la culminación de los actos que la Cofradía ha dedicado a rememorar el IV Centenario del Voto Concepcionista.

Será un año para crecer en la convicción de la misericordia

En breve tendré la alegría de abrir la Puerta Santa de la Misericordia. Como hice en Bangui, cumplimos este gesto, a la vez sencillo y fuertemente simbólico, a la luz de la Palabra de Dios que hemos escuchado, y que pone en primer plano el primado de la gracia. En efecto, en estas lecturas se repite con frecuencia una expresión que evoca la que el ángel Gabriel dirigió a una joven muchacha, asombrada y turbada, indicando el misterio que la envolvería: «Alégrate, llena de gracia» (Lc 1, 28).

La Virgen María está llamada en primer lugar a regocijarse por todo lo que el Señor hizo en ella. La gracia de Dios la envolvió, haciéndola digna de convertirse en la madre de Cristo. Cuando Gabriel entra en su casa, también el misterio más profundo, que va más más allá de la capacidad de la razón, se convierte para ella en un motivo de alegría, motivo de fe, motivo de abandono a la palabra que se revela. La plenitud de la gracia transforma el corazón, y lo hace capaz de realizar ese acto tan grande que cambiará la historia de la humanidad.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Las confesiones de fe en el Nuevo Testamento

Cada curso, los profesores de Religión de nuestra diócesis dedican un buen número de sesiones a formase, a prepararse adecuadamente para desempeñar bien su trabajo. Son un colectivo de cristianos que viven su presencia en los colegios y en los institutos de la provincia como envío diocesano. Se sienten apóstoles en el mundo de la cultura, en la educación, y por ello intentan cuidar su ser y estar creyentes mediante el estudio y la reflexión. Fruto de sus reuniones formativas de este curso -a partir del libro Dios actúa en la historia II, Nuevo Testamento; (AAVV. Verbo Divino. Navarra, 2011)- compartimos en Iglesia en Palencia sus pensamientos y conclusiones. De esta forma, esperamos que su tarea docente se extienda a toda nuestra diócesis y que su formación teológica sea de provecho para todos.

Podemos pensar que el Credo, la formulación de fe que hoy recitamos en nuestras eucaristías siempre estuvo clara. Si echamos un vistazo a nuestra historia creyente, de más de 20 siglos, veremos que la “doctrina” ha surgido como consecuencia de un lento proceso de construcción.

Sin embargo, buscar las palabras adecuadas para expresar lo que creemos, no merma la experiencia de quienes vivieron la fe en Jesús desde el principio. El Nuevo Testamento nos da cuenta de un testimonio vivido con nitidez, de fórmulas sencillas pero llenas de pasión. Basta leer el libro de los Hechos, las cartas de Pablo y las apostólicas para confirmar que nuestra fe era expresada en sus orígenes “con el corazón en la mano”. Fue después, al contacto con el mundo grecorromano, cuando, en un intento por “hacerse entender”, se adoptan categorías “filosóficas”.

En ambos casos se tiene claro que el hombre Jesús, nacido de mujer, era el Mesías, el esperado por el pueblo elegido, el anunciado en las Escrituras. Pero también el Hijo de Dios, el enviado al mundo de manera universal, para judíos y gentiles... Se lo veía como el rechazado, el “fracasado”, el muerto en una cruz por amor a los últimos. Aunque por ese mismo sacrificio, era “elevado” por Dios Padre, resucitado, admirado por su generosidad y su abajamiento.

El himno a Filipenses (Flp 2, 5-11) supone un excelente resumen de la admiración que, como sus seguidores, sentimos por Él: “a pesar de ser Dios, se hace humano”... y asume la peor de las muertes, “una muerte de cruz”, para mostrarnos la grandeza de su amor; por eso Dios lo ensalza, “le concede el nombre sobre todo nombre para que toda rodilla se doble”. O sea, que el Dios Creador, el Dueño del universo, se pone al servicio de sus criaturas... sin dejar de ser señor. Un acto gratuito que cobra sentido si se cree en la resurrección. Un acto que los primeros cristianos reconocen e imitan.

Cambian las palabras, no los hechos. Si algo entendemos de estas primeros “credos” es que nuestra fe siempre fue narrativa, antes que discursiva. Y que emerge más de la admiración y el ejemplo que de la formulación semántica de una recta “ortodoxia”. 


 Profesores de Religiónde la Diócesis

domingo, 13 de diciembre de 2015

13 de diciembre de 2015 III Domingo de Adviento «Gaudete»

  • Sof 3, 14-18a El Señor se alegra con júbilo en ti 
  • Sal: Is 12, 2-6 Gritad jubilosos: “Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel” 
  • Flp 4, 4-7 El Señor está cerca 
  • Lc 3, 10-18 ¿Qué hemos de hacer?
Alegraos siempre en el Señor
 
Este Domingo es llamado Gaudete, que significa: “Alegraos”. La Iglesia nos invita al gozo y a la esperanza porque el Señor está en medio de Israel (1 Lect). El verdadero gozo brota de la penitencia, de la conversión y de la solidaridad (Ev). La alegría lleva consigo la fe que cree en la cercanía y espera la venida del Señor  (2 Lect).

sábado, 12 de diciembre de 2015

Nuestra Señora de Guadalupe. Su fiesta se celebra el 12 de diciembre

Óleo sobre lienzo. S.XVIII (1739). Autor: Manuel Osorio. Catedral de Palencia. Capilla de la Inmaculada.
El 9 de diciembre de 1531, el indio Juan Diego caminaba al convento de Tlaltelolco. Al salir el sol, al llegar al monte Tepeyac, oyó cantar a miles de pájaros. Sorprendido vio un resplandor y escuchó una voz: “Juanito, querido Juanito”. Asustado subió al monte y vio a la Virgen rodeada de rayos de luz. Ella le habló en azteca y le dijo que era la Inmaculada, que deseaba tener un templo en el llano de ese mismo lugar, y que fuera a contárselo al obispo de México. El obispo, dudó de lo que Juan le contaba, y no le hizo caso. Juan volvió a la colina y llorando le dijo a la Virgen que el obispo no le había creído. Ella insistió: “vuelve otra vez a contárselo”. Esta vez, el obispo le pidió una señal. Juan regresó a la colina y la Virgen se la prometió para el día siguiente. Pero Juan acudió a la cita pues su tío estaba a punto de morir, e iba corriendo al convento de Tlaltelolco a buscar un sacerdote... Fue por detrás del cerro para que la Virgen no le viera, pero María salió a su encuentro y le recordó que Ella es la Madre de los que sufren, y le pidió que subiese a lo alto del cerro y cortase unas flores. Juan lo hizo y se sorprendió de que en diciembre hubiese flores tan bellas. Tras cortarlas, la Virgen, le dijo: “como el Obispo te ha pedido una señal, llévale este ramo de flores, y explícale todo lo sucedido”. El obispo, al coger el jarrón, se le cayó al suelo y en ese momento se apareció la Virgen en un lienzo. Ese mismo día, 12 de diciembre, la Virgen curó al tío de Juan, que dijo “Te-coa-tal-xope” que en azteca quiere decir “aplastará la serpiente de piedra”. A los españoles les sonó “de Guadalupe”. La devoción se extendió por México, América latina y España. Es patrona de México y Extremadura, y emperatriz de América. Juan Pablo II canonizó al Juan Diego en 2002.

Se la representa siguiendo la descripción que hizo Juan Diego: azul en el manto y blanco en la túnica, manos juntas, cabeza cubierta, rayos en torno a Ella, ojos y tez propia de los indios aztecas, media luna a los pies y escenas de las apariciones. La diócesis tiene excelentes lienzos de la Virgen de Guadalupe. Destacan los de la S.I. Catedral, el de Villamediana, el de la ermita de Valdesalce (Torquemada), y el de la parroquia de Torremormojón.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración

Padre de misericordia, que has puesto a tu pueblo tuyo bajo la especial protección de la siempre Virgen María de Guadalupe, Madre de tu Hijo, concédenos, por su intercesión, profundizar en nuestra fe y buscar el progreso de los pueblos por caminos de justicia y de paz.

viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Tienen que ser pacifistas los cristianos?

¿Tienen que ser pacifistas los cristianos? (398)

La Iglesia lucha por la paz, pero no sostiene un pacifismo radical. Pues no se puede privar ni al individuo ni a los Estados y comunidades del derecho fundamental a la legítima defensa mediante las armas. La guerra sólo se justifica moralmente como último recurso [2308].

La Iglesia dice inequívocamente no a la guerra. Los cristianos deben hacer todo lo posible para evitar la guerra ya antes de su inicio: se oponen a la acumulación y al tráfico de armas; luchan contra la discriminación racial, étnica y religiosa; contribuyen a que se acabe la injusticia económica y social, y fortalecen así la paz.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Voluntarios

La Delegación de Pastoral Social celebra el 11 de diciembre a las 20h en la capilla de las Religiosas de María Inmaculada (Servicio Doméstico) la Vigilia de Oración con motivo del día internacional del voluntario. 

Desde Pastoral Social se ofrece este espacio de encuentro y de oración para los voluntarios/as que participan en las distintas áreas de la pastoral social y para todos los que quieran rezar por los que ponen su corazón misericordioso en tantas situaciones de injusticia y de marginación. 

Al finalizar la Vigilia, habrá un espacio para el encuentro y la confraternización de todos los participantes.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El Estudio

En la ciudad del Carrión encontramos a nuestro santo hacia los años 1195-1198, lleno de vida y de espíritu del Señor. Aquí se dedicará por entero al estudio del antiguo plan de formación, en vigor por entonces en la sede palentina. El Trivium: gramática, dialéctica y retórica y el Quadrivium: aritmética, música, geometría y astronomía. Domingo «no estudia por mera curiosidad o por simple afán de saber, todavía tenía menos intención de de utilizar el saber para dedicarse a la enseñanza y mucho menos usar sus estudios para alcanzar los más altos cargos de la Iglesia», afirma el P. Vicaire y pasará pronto a la filosofía y de ahí al estudio de la teología y de la Sagrada Escritura. En total diez años pasa estudiando Domingo en Palencia.

Domingo destacaba por su inteligencia y su capacidad para el estudio. Sus biógrafos aseguran que se sabía el Evangelio de San Mateo y las Cartas de san Pablo y otros muchos textos de la Escritura de memoria. Conservaba anotaciones de las clases en libros de pergamino con un coste considerable, que eran su mayor tesoro, pues en ellos iba anotando las reflexiones y síntesis de sus maestros.

Posiblemente al llegar a Palencia, demasiado joven todavía, vivió bajo la tutela de algún eclesiástico, pues era lo habitual en la época. Después tendría una habitación en una casa que la tradición siempre ha denominado “casa de Santo Domingo”. En el siglo XVI, por comisión del Maestro de la Orden se pide una descripción de la “casa”. Esta no parecía ser muy suntuosa, apenas una “pieza” con un sencillo mobiliario en parte superior del “castillete” que hasta el principios del siglo XX se conservó en las cercanías del actual convento de San Pablo, más concretamente, frete a la casa de la Misioneras Eucarísticas de Nazaret (Hnas. Nazarenas) en la calle Santo Domingo de Guzmán. Nuestro santo vivía tranquilo dedicado a la oración y al estudio profundo. Maduraba a la sombra del Studium e iba forjando su alma y su personalidad a la luz de la Palabra. Eras un “joven-viejo” demasiado sensato para su juventud, nos referirá el beato Jordán de Sajonia, su sucesor al frente de la Orden.

Algunos autores refieren que la casa en la vivió Santo Domingo, se convertirá en una “limosna” o rudimentaria casa de caridad, después de aquel gesto que marcará un antes y un después en la vida de Domingo.

martes, 8 de diciembre de 2015

Año de la Misericordia

¡Cómo deseo que los años por venir estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada persona llevando la bondad y la ternura de Dios!

Queridos hermanos y hermanas, he pensado con frecuencia de qué forma la Iglesia puede hacer más evidente su misión de ser testigo de la misericordia. Es un camino que inicia con una conversión espiritual; y tenemos que recorrer este camino. Por eso he decidido convocar un Jubileo extraordinario que tenga en el centro la misericordia de Dios. Será un Año santo de la misericordia. Lo queremos vivir a la luz de la Palabra del Señor: «Sed misericordiosos como el Padre» (cf. Lc 6, 36). Esto especialmente para los confesores: ¡mucha misericordia!

Este Año santo iniciará con la próxima solemnidad de la Inmaculada Concepción y se concluirá el 20 de noviembre de 2016, domingo de Nuestro Señor Jesucristo Rey del universo y rostro vivo de la misericordia del Padre. [...].

Estoy convencido de que toda la Iglesia, que tiene una gran necesidad de recibir misericordia, porque somos pecadores, podrá encontrar en este Jubileo la alegría para redescubrir y hacer fecunda la misericordia de Dios, con la cual todos estamos llamados a dar consuelo a cada hombre y a cada mujer de nuestro tiempo. No olvidemos que Dios perdona todo, y Dios perdona siempre. No nos cansemos de pedir perdón. Encomendemos desde ahora este Año a la Madre de la misericordia, para que dirija su mirada sobre nosotros y vele sobre nuestro camino: nuestro camino penitencial, nuestro camino con el corazón abierto, durante un año, para recibir la indulgencia de Dios, para recibir la misericordia de Dios.

13 de marzo de 2015
Franciscus

Para situarnos ante el Jubileo de la Misericordia

La Iglesia está llamada a contemplar el misterio de la misericordia como un don recibido gratuitamente que trae consigo la responsabilidad de anunciarlo.


Estamos invitados a reconocer a Dios como un Padre que jamás se da por vencido hasta que no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia... «porque la misericordia se muestra como la fuerza que todo vence, que llena de amor el corazón y que consuela con el perdón».

La Apertura de la Puerta Santa -tanto en Roma como en cada Iglesia diocesana- debe ser símbolo de un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe. La Iglesia quiere ser en el mundo signo vivo del amor del Padre.

Hagamos que la Iglesia y las parroquias sean oasis de misericordia. Cada Iglesia particular estará directamente comprometida a vivir este Año Santo como un momento extraordinario de gracia y de renovación espiritual para acoger a todos con misericordia.

 Estamos llamados a ser misioneros de la misericordia y «queremos vivir este Año Jubilar a la luz de la palabra del Señor: Misericordiosos como el Padre. El evangelista refiere la enseñanza de Jesús: “Sed misericordiosos, como el Padre vuestro es misericordioso” (Lc 6, 36)».

Aprovechemos la oportunidad de impulsar las peregrinaciones como estímulo para la conversión pues «esto será un signo del hecho que también la misericordia es una meta por alcanzar y que requiere compromiso y sacrificio».

Busquemos la oportunidad de redescubrir las obras de misericordia corporales y espirituales. «El amor, después de todo, nunca podrá ser una palabra abstracta. Por su misma naturaleza es vida concreta: intenciones, actitudes, comportamientos que se verifican en el vivir cotidiano. La misericordia de Dios es su responsabilidad por nosotros. Él se siente responsable, es decir, desea nuestro bien y quiere vernos felices, colmados de alegría y serenos. Es sobre esta misma amplitud de onda que se debe orientar el amor misericordioso de los cristianos. Como ama el Padre, así aman los hijos. Como Él es misericordioso, así estamos nosotros llamados a ser misericordiosos los unos con los otros».

Se nos invita a vivir con mayor intensidad la Cuaresma, momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios, en la meditación y la escucha atenta de la Palabra de Dios.

Fomentar la iniciativa de las “24 horas para el Señor” para que más personas se acerquen al sacramento de la Reconciliación: «Durante el Jubileo extraordinario de la Misericordia, el confesionario será la Puerta Santa del alma».

Promover la indulgencia por la que Dios hace evidente este amor que es capaz de destruir el pecado de los hombres. Es necesario comprender que la reconciliación con Dios es posible por medio del misterio pascual y de la mediación de la Iglesia.

El Año Jubilar es un tiempo oportuno para cambiar de vida, para dejarse tocar el corazón: «Ante el mal cometido, incluso crímenes graves, es el momento de escuchar el llanto de todas las personas inocentes depredadas de los bienes, la dignidad, los afectos, la vida misma».

Dirijamos nuestro pensamiento a María madre de la misericordia, para que en su mirada de María podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios. 

lunes, 7 de diciembre de 2015

África y el reloj del tiempo

Tres países distintos, aunque parecidos en muchos de sus problemas -Kenia, Uganda y República Centroafricana- han acogido al Papa Francisco en su reciente viaje apostólico.

Los últimos Papas, desde Montini hasta Bergoglio, han viajado al que antes llamábamos el “continente de la esperanza”, y hoy es el “continente de las pateras”, sepultadas en el océano.

Desde la época del esclavismo puro y duro (el de las argollas en los pies y en el cuello) no crean ustedes que ha transcurrido tanto tiempo. Y desde la época de las colonias hasta hoy ha pasado todavía menos. Con la independencia casi recién estrenada, la vida sigue sin mejorar para muchísimos africanos. Largo y difícil camino el suyo. Y es que el reloj del tiempo se ha detenido en un charco negro de miseria y rojo de sangre fratricida.

Hoy, después de doscientos años de la Proclamación de los Derechos del Hombre, podríamos hablar todavía de nuevas y camufladas esclavitudes: las que imponen las guerras tribales, el yihadismo fanático y el fantasma de la miseria.

Miles de africanos dejan sus países de origen y emigran allá donde pueden. Como las fronteras no existen ni para la televisión ni para la propaganda, a ellos les llegan noticias de un Occidente opulento, donde se derrocha más en un día que lo que ellos comen en todo un año. Pero los países europeos no están dispuestos a bajar ni un solo peldaño en el escalafón del bienestar alcanzado. Ni siquiera, para que otros tengan el mínimo vital que llevarse a la boca.

Cada día, sin embargo, pesan más las tragedias de aquellos que el Mare Nostrum se traga sin piedad. Se nos mete en el alma el rostro cansado, desencajado y macilento de los que llegan a las costas europeas, para luego retornar a sus países de origen, decepcionados, desengañados, rotos. Les habían pintado paraísos de cartón.

El Papa Francisco se ha remangado la sotana blanca, y se ha calzado los zapatos del apóstol itinerante. Le hemos visto pasearse, sin miedo, como un buen misionero, entre la miseria, los problemas y los fusiles que aguardan otro momento. Son las armas de la violencia que intenta imponer políticas medievales en países desestructurados.

El Papa blanco de manos campesinas, sin chalecos salvavidas ni papamóviles blindados, se ha ido al continente negro para compartir, abrazar y rezarle a Dios al lado de sus hijos. África, del Sahara para abajo, tiene actualmente 172 millones de católicos...

En Roma, no hace mucho, hubo un encuentro para conmemorar los 150 años del Plan para la Regeneración de África, que escribió Daniel Comboni, profeta y misionero, fundador de los combonianos. Un participante recordó a la asamblea reunida este dicho africano: “Dios regaló a los europeos el reloj; pero a los africanos nos regaló el tiempo”.

Es verdad. En sus negros y hermosos rostros, vemos dibujada la paciencia, el saber esperar, la sonrisa amplia de una cultura que solo tiene a Dios dando las horas serenas de su existencia.

África no ha aparcado a Dios de su vida, como ha hecho Occidente, que se ha abrazado al reloj de las prisas y a la ambición del oro. África no es laicista ni excluyente. Pero África sufre, además de la violencia tribal, el terrorismo yihadista, como el del grupo Al Shabaab, uno de cuyos últimos atentados (el de la universidad de Garissa, en Kenia) se cobró 147 personas asesinadas. Centroáfrica es un país sin ejército, dividido entre guerrillas. Al Papa le aconsejaron posponer su viaje por razones de seguridad. Pero dijo con humor que temía más a los mosquitos que a la violencia de los fanáticos. Libertad interior se llama a esto.

En Europa hemos inventado las prisas y los relojes sofisticados para correr más; ellos no necesitan reloj. Han aprendido a medir su tiempo, reunidos (al caer el día) en torno a una hoguera, encendida con la leña del sosiego y la amistad.

Eduardo de la Hera

El AÑO JUBILAR en la DIÓCESIS

7 de diciembre de 2015
Vigilia de la Inmaculada y
del Año de la Misericordia
  • Catedral  20:00 horas

12 de diciembre de 2015
Apertura Puerta Santa
  • Catedral  18:00 horas

11 de febrero de 2016
Con los Enfermos
  • San José  20:00 horas

4 y 5 de marzo de 2016
“24 horas con el Señor”
  • Santa Clara  de 20 a 20 horas

23 de abril de 2016
Llamados y Testigos
de 13 a 17 años
  • La Trapa  de 11h a 18 horas


Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia
Del 25 al 31 de julio de 2016
a partir de 18 años
Información e inscripción:
jmj2016@diocesispalencia.org

domingo, 6 de diciembre de 2015

6 de diciembre de 2015 II Domingo de Adviento

  • Bar 5, 1-9 Dios mostrará tu esplendor 
  • Sal 125 El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres 
  • Flp 1, 4-6. 8-11 Que lleguéis al día de Cristo limpios e irreprochables 
  • Lc 3, 1-6 Todos verán la salvación de Dios

Juan es la voz que grita en el desierto

El profeta Baruc consuela a los judíos exiliados y promete un pronto retorno a Jerusalén. Dios es quien salva a su pueblo (1 Lect).

El Juan, el Bautista, anuncia que la salvación está cercana y la liberación del pecado por medio de la conversión (Ev).

La verdadera conversión no consiste solamente en salir del pecado sino vivir el amor como ofrenda hasta su pleno cumplimiento (2 Lect).

sábado, 5 de diciembre de 2015

Obras Restauradas

El pasado 19 de noviembre se presentó a los medios de comunicación los trabajos de la segunda edición del Taller de Restauración fruto del convenio firmado por la Diócesis de Palencia con la Diputación de Palencia el 26 de agosto de 2015. Con este convenio, y durante seis meses, diez restauradores (ocho en escultura-pintura y dos en textiles) trabajarán sobre obras artísticas de la diócesis y de la provincia.

En las primeras seis semanas de funcionamiento se están restaurado distintas piezas, entre las que se encuentran las tallas del Retablo de la capilla funeraria Santander-Calderón, de la Iglesia parroquial de Saldaña; y la pintura al óleo sobre tabla, de la Transfiguración del Señor, de la Iglesia parroquial de Santa Eufemia de Autillo de Campos.

Otras obras son el Retrato de Don Gaspar de Cos y Soberón (Parroquia de Mudá); San Roque (Parroquia de Osorno); Virgen con Niño (Parroquia de San Pedro de Ojeda); Cristo en la Cruz (Parroquia de Frómista); Predela de retablo, y columnas del Retablo del Santo Cristo (Parroquia de Herrera de Valdecañas); San Juan de Ortega (Parroquia de Mazuecos de Valdeginate); La Transfiguración del Señor (Parroquia de Autillo de Campos). Entre los “textiles” se están restaurando una Capa pluvial (Virgen del Brezo); un Pendón municipal (Ayuntamiento de Cisneros); y una Capa Pluvial (Parroquia de Zorita del Páramo).

La prudencia

La prudencia [548] 
La prudencia capacita para tomar decisiones coherentes, con realismo y sentido de responsabilidad respecto a las consecuencias de las propias acciones. La visión, muy difundida, que identifica la prudencia con la astucia, el cálculo utilitarista, la desconfianza, o incluso con la timidez y la indecisión, está muy lejos de la recta concepción de esta virtud, propia de la razón práctica, que ayuda a decidir con sensatez y valentía las acciones a realizar, convirtiéndose en medida de las demás virtudes. La prudencia ratifica el bien como deber y muestra el modo en el que la persona se determina a cumplirlo. Es, en definitiva, una virtud que exige el ejercicio maduro del pensamiento y de la responsabilidad, con un conocimiento objetivo de la situación y una recta voluntad que guía la decisión

viernes, 4 de diciembre de 2015

Adoración Eucarística

La Comunidad de Frailes Dominicos de San Pablo, nos invita a participar en la Adoración Eucarística que tendrá lugar todos los viernes de Adviento y Navidad. 

El horario será: 18:30 h: EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO; 19:15 h: ROSARIO; y 19:30 h: EUCARISTÍA. 

Después de la Eucaristía se celebrará la oración de Vísperas, como cada día, en la Capilla Mayor.

Jornada de Puertas Abiertas en el Museo Diocesano

El 6 de diciembre se celebra, como viene siendo habitual, una nueva jornada de puertas abiertas en el Museo Diocesano. Una oportunidad para conocer y disfruta del rico patrimonio artístico, religioso y cultural que alberga este museo.

El Museo Diocesano de Palencia es uno de los más antiguos y de mayor calidad de los que de este carácter existen en España, tanto por el número de salas, como por la calidad y cantidad de las piezas que se exhiben.

Todas aquellas personas que quieran participar en esta jornada de puertas abiertas deberá inscribirse previamente en el Obispado o llamando al tlf: 979 70 69 13. Habrá pases a las 11h, 12h, 13h y 17h.

jueves, 3 de diciembre de 2015

¿Qué camino eliges?

Frases sueltas... del Papa en África. Cuando en Europa, no sabemos muy bien a dónde vamos. En momentos convulsos. Llevamos décadas viviendo cómodamente en la Globalización de la INDIFERENCIA. En quince días ha visto como, dentro de casa, se ha globalizado el MIEDO. Preocupados de asegurar nuestros intereses y nuestro cómodo y apacible modo de vida. Rezo para que diciembre del 2015... no pase a los libros de Historia, para nuestra desgracia, con páginas negras.

De todos depende que el futuro sea de una manera, o de otra... y lo que dice el Papa en África... debemos rumiarlo también en Palencia. Para vivir y generar la ESPERANZA (Aviso: lo he modificado mínimamente. El Papa habla en argentino. Espero que lo entienda).

  • La oración: «Un hombre, una mujer, pierde lo mejor de su ser humano cuando se olvida de rezar, porque se siente omnipotente, porque no siente necesidad de pedir ayuda delante de tantas tragedias».
  • Hay que elegir: «¿Queréis superar los desafíos o dejaros vencer por los desafíos?, ¿o sois como aquellos que ya vendieron la victoria a los otros y se pusieron el dinero en el bolsillo? Si no dialogáis y no os escucháis siempre existirá el tribalismo que es como una polilla que corroe la sociedad».
  • Las tragedias: «¿Cómo puedo ver la mano de Dios en una tragedia de la vida? Hay una sola respuesta que no es respuesta, es un camino: mira al Hijo de Dios. Dios lo entregó para salvarnos a todos. Dios mismo se hizo tragedia. Dios mismo se dejó destruir en la cruz. Y cuando sientas que no entiendes algo, cuando se te viene el mundo encima... mira la cruz. Ahí está el fracaso de Dios, la destrucción de Dios pero ahí está un desafío a nuestra fe, la esperanza; porque la historia no terminó en ese fracaso sino en el resurrección que nos renovó a todos».
  • Comunicar: «El primer medio de comunicación es la palabra, el gesto, la sonrisa, es la cercanía, el primer gesto de comunicación es buscar la amistad. Si habláis bien entre vosotros, os sonreís, os acercáis como hermanos. Si estáis cerca unos de otros aunque seáis de diversos grupos y si os se acercáis al que lo necesita, al anciano, al abandonado, al enfermo que nadie visita; esos gestos de comunicación son más contagiosos que cualquier red de comunicación».
  • El mundo: «Son muchos los rostros, las historias, las consecuencias evidentes en miles de personas que la cultura del degrado y del descarte ha llevado a sacrificar bajo los ídolos de las ganancias y del consumo. Debemos cuidarnos de un triste signo de la “globalización de la indiferencia”, que nos va acostumbrando lentamente al sufrimiento de los otros, como si fuera algo normal”, o peor aún, a resignarnos ante las formas extremas y escandalosas de “descarte” y de exclusión social [...]. Son muchas vidas, son muchas historias, son muchos sueños que naufragan en nuestro presente. No podemos permanecer indiferentes ante esto. No tenemos derecho».
  • Valores que no cotizan en bolsa: «La cultura de los barrios populares, impregnada con esa sabiduría particular, tiene características muy positivas, que son un aporte para el tiempo que nos toca vivir, se expresa en valores como la solidaridad; dar la vida por otro; preferir el nacimiento a la muerte; dar un entierro cristiano a sus muertos. Ofrecer un lugar para el enfermo en la propia casa; compartir el pan con el hambriento: donde comen 10 comen 12; la paciencia y la fortaleza frente a las grandes adversidades... Valores que se sustentan en que cada ser humano es más importante que el dios dinero. Gracias por recordarnos que hay otro tipo de cultura posible».
Donde comen 10 comen 12.

Voy a darle vueltas. Os propongo que hagáis lo mismo.
 
Y, Santo Padre... gracias.

Domingo Pérez

Asamblea de la Conferencia Episcopal Española

Del 16 al 20 de noviembre se ha celebrado el Madrid la 106º reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE). En la misma ha participado el Administrador Diocesano, Antonio Gómez Cantero.

Entre otros temas, la Asamblea Plenaria ha aprobado el Plan Pastoral 2016-2020, con el título, “Iglesia en misión al servicio de nuestro pueblo”. El texto -redactado por un grupo de obispos, acompañados por el Secretario General de la CEE- ha teniendo en cuenta la Exhortación apostólica del Papa Francisco, “Evangelii Gaudium”, centrada en el anuncio de la alegría del Evangelio en el mundo actual. Este documento se presentará próximamente.

También se han estudiado los borradores de otros dos documentos: “Jesucristo, salvador del hombre y esperanza del mundo”, redactando por la Comisión Episcopal de Doctrina de la Fe; y el “informe sobre la situación del clero”, realizado por la Comisión Episcopal del Clero.

La violencia contra la mujer

El pasado 25 de noviembre, Día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, y antes de partir hacia Kenia, tras rezar por su viaje en la basílica de Santa María la Mayor, el Papa Francisco se encontró con once mujeres (italianas, nigerianas, rumanas y ucranianas), víctimas de la violencia machista, y con sus seis hijos. Todos ellos residen en la Casa Refugio de las víctimas de la violencia doméstica y de la trata, gestionada por una congregación religiosa en Roma.

Ya en Nairobi, el Papa instó hoy a los católicos a oponerse a la violencia doméstica y el aborto: «Estamos llamados a resistir prácticas que fomenten la arrogancia en los hombres, que hieran o menosprecien a las mujeres y que amenacen la vida de los inocente no nacidos».

miércoles, 2 de diciembre de 2015

«Proclamar en África el amor de Jesucristo y su mensaje de paz y reconciliación»

El Papa Francisco ha visitado del 25 al 30 de noviembre, Kenia, Uganda y la República Centroafricana, con el anhelo de «proclamar en África el amor de Jesucristo y su mensaje de paz y reconciliación», como señalaó él mismo.

En dos mensajes -en inglés para las poblaciones keniata y ugandesa, y en francés para los centroafricanos- hizo hincapié en su deseo de llevar en nombre de Jesús consolación y esperanza, con especial atención a los que sufren y a los pobres.

Asimismo, ha sido su deseo impulsar el diálogo interreligioso y de alentar el perdón, la solidaridad y el progreso para todos los miembros de la familia humana, animando asimismo el compromiso de todos para lograr un mundo más justo y fraterno.

Asimismo, en su visita a la Catedral de Bangui, en la República Centroafricana, el Papa Francisco abrió la puerta de madera y vidrio de la Seo, para dar comienzo al Jubileo de la Misericordia. Con una semana de anticipación con respecto a la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro, explicó el significado de este gesto.

«Hoy Bangui se vuelve en la capital espiritual del mundo -dijo el Papa- El año Santo de la Misericordia viene anticipadamente a esta tierra. Una tierra que sufre desde hace años la guerra, el odio, la incomprensión, la falta de paz. «Y en esta tierra que sufre también están todos los países del mundo que han pasado por la cruz de la guerra. Bangui se convierte en la capital espiritual de la oración por la misericordia del Padre. Todos nosotros pidamos paz, misericordia, reconciliación, perdón, amor. Por Bangui, por toda la República Centroafricana y por todo el mundo y por los países que sufren la guerra, ¡pidamos la paz!».

Después el Papa, pidió a todos los fieles que repitieran con él esta oración: «Y todos juntos, pidamos amor y paz, ¡todos juntos! ‘Ndoyè na sirirí’ (amor y paz en la lengua local)». «Y ahora -concluyó- con esta oración, comenzamos el Año Santo, aquí, en esta capital espiritual del mundo hoy». Después se dirigió hacia la puerta central de la catedral y la abrió. permaneció durante un instante con los brazos abiertos, mientras los fieles desde el interior aplaudían y se arrodillaban.

En la homilía de la Misa que abre el Adviento dijo: «Por medio de ustedes, saludo también a todos los centroafricanos, a los enfermos, a los ancianos, a los golpeados por la vida. Algunos de ellos tal vez están desesperados y no tienen ya ni siquiera fuerzas para actuar, y esperan sólo una limosna, la limosna del pan, la limosna de la justicia, la limosna de un gesto de atención y de bondad. ¡Y todos nosotros esperamos la gracia, la limosna de la paz!».

El Papa concluyó la homilía con una llamada «a todos los que empuñan injustamente las armas de este mundo: ¡Depongan estos instrumentos de muerte; ármense más bien con la justicia, el amor y la misericordia, garantías de auténtica paz!». Entre los aplausos de los fieles, clamó: «¡Reconciliación, perdón, amor y paz! Amén».

martes, 1 de diciembre de 2015

Intenciones del Apostolado de la Oración: para el mes de Diciembre

  • General: Por todos los fieles cristianos, para que la venida del Hijo de Dios en la carne fortalezca nuestra caridad para dar cobijo a los sin techo y pan a los que pasan hambre. Y para que todos experimentemos la misericordia de Dios, que no se cansa jamás de perdonar 
  • Por la Evangelización: Para que las familias, de modo particular las que sufren, encuentren en el nacimiento de Jesús un signo de segura esperanza.

“Porque es posible. Nadie sin Hogar”

El pasado 29 de noviembre culminó la Campaña de Personas Sin Hogar que este año ha tenido como lema “Porque es posible. Nadie Sin Hogar”.

En el encuentro con los medios de comunicación para presentar la Campaña, el director de Cáritas Diocesana, Juan José Martínez, afirmó que “esta campaña debe servirnos para ser sensibles a esa necesidad que conocemos y vemos en la calle de personas que no tienen un sitio donde ser acogidas y que como sociedad tomemos conciencia de que sí es posible tener un techo, un hogar, una familia, una identidad y una vida digna”. Por su parte, la directora del Centro de Atención a las Personas Sin Hogar, Emilia Pascual recordó que “cada historia de las personas que se acercan hasta el centro de acogida es una historia sagrada y una historia muy dura”.

Entre las personas que se han acercado hasta el Centro se destaca que hasta el mes de noviembre llegaron 70 mujeres, un dato algo superior al del año pasado. Estas mujeres vienen generalmente acompañadas y en ocasiones no bien acompañadas y no bien tratadas. En total, hasta el 23 de noviembre se han atendido a 686 personas, de las cuales 20 personas tenían entre 20 y 24 años, un perfil muy joven. Y algo también llamativo es que 34 personas de las que se han acercado hasta el centro tienen más de 65 años.

¿Qué podemos hacer?
La aportación de cada de uno de nosotros debe ir encaminada a dignificar a las personas que están en la calle. Ponerles rostro, verles como personas, acercarnos a ellos e invitarles a que se acerquen al centro.