jueves, 30 de abril de 2015

San Pio V Su fiesta se celebra el 30 de abril

Retrato de escuela italiana, autor anónimo, de finales del S XVI o principios del XVII .Convento de las MM Agustinas Recoletas (C/ Jorque Manrique. Palencia).
Nace el 17 de enero de 1504 en Bosco, y su nombre de pila fue Antonio Miguel Ghislieri. Con 16 años profesa en la Orden de Predicadores. Estudia Filosofía y Teología en Bolonia y es docente en la Universidad de Pavía. En 1528 es ordenado sacerdote en Génova y en 1551 el Papa Julio III le llama a Roma nombrándole Comisario General del Santo Oficio. Paulo IV le nombra obispo de Sutri y Nepi en 1556 y al año siguiente cardenal y obispo de Mondovi, archidiócesis que se encontraba con un clero que dejaba mucho que desear en cuestiones morales, disciplinares y teológicas y con muchos seglares partidarios de la doctrina luterana. Fue amigo personal de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, entregado como él a la reforma de la iglesia. En 1566, a los 66 años de edad, es elegido Papa, tomando el nombre de Pio V. Llevó una vida de asceta y pobreza en medio del lujo de la corte papal, siguiendo el modelo de la orden a la que pertenecía. Como Papa aprobó y publicó un nuevo breviario para dignificar la oración en la iglesia y también un nuevo misal romano. Trabajó incansablemente por la unidad en la fe católica, en contra de los brotes de luteranismo, y mandó redactar un nuevo catecismo -el del Concilio de Trento- que ha estado en vigor hasta el Concilio Vaticano II.

Murió en Roma el 1 de mayo de 1572. Fue beatificado por Clemente X y canonizado por Clemente XI el 22 de mayo de 1721. Su cuerpo se venera en la capilla del sacramento de la basílica romana de Santa María la Mayor. En su vida dio ejemplo de pobreza, humildad, e inagotable actividad por el Reino de Dios y la reforma de la Iglesia. Amó y sirvió a los pobres de Roma. Todo lo intentó edificar sobre la oración confiada y la fidelidad a Cristo y su Iglesia.

De San Pio V fue secretario el ilustre canónigo palentino y posterior obispo de Córdoba, D. Francisco de Reinoso, natural de Autillo de Campos. Es esta parroquia palentina se conservan como reliquia las humildes sandalias de este santo papa dominico. En el arte se suele representar vestido de dominico y Papa con tiara, cruz patriarcal. A veces le acompaña una espada en forma de fuego.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Dios nuestro, que para defender la fe católica e instaurar las cosas en Cristo, colmaste al papa San Pío V de sabiduría divina y fortaleza apostólica, concédenos que, por su ejemplo y doctrina, podamos alcanzar la recompensa eterna. P.J.N.S. Amen.

Levantar una torre... en Valdespina

Valdespina es un pequeño pueblo de nuestra provincia, escondido en un valle entre dos páramos, casi ni se le ve. Hasta hace dos años y medio su Torre- Campanario del S.XIII era la primera que saludaba al llegar a él, lo primero que se atisbaba hasta entrar en el valle. El 26 de Agosto de 2012 esto cambió, la Torre se vino abajo, unas grietas que lucía desde mucho tiempo atrás se resquebrajaron y provocaron su derrumbe. Los vecinos del pueblo, un grupo de jóvenes principalmente, decidieron que algo se podía hacer. Si de algo están orgullosos en el pueblo es de su capacidad para organizarse en múltiples ocasiones y en esta ocasión, se esforzarían en devolver al pueblo su perfil perdido, parte de su vida y sus recuerdos: su Torre. Así se constituyó la Asociación cultural La Torre de Valdespina que en 2013 comenzó su actividad para la recaudar  fondos para su nueva construcción. La primera fase supone un coste inicial de   15.000€. Para lograr esta cifra, la Asociación ha organizado el 1 de Mayo el Primer Trail Solidario. Ojalá que sea todo un éxito, y que esta actividad sea un pequeño paso más de los muchos que le quedan a esta Asociación que hace suyas las palabras del recientemente fallecido Eduardo Galeano: ”Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Y por qué no, levantar una torre.

Ayuda a Nepal

Nuestro Obispo, Mons. Esteban Escudero dirige una carta a los sacerdotes para invitarles a realizar una Colecta especial a favor de Nepal.
Querido hermano sacerdote:
 
A través de estas líneas, hago mío el llamamiento que Cáritas Diocesana de Palencia ha realizado a todos los palentinos, para ayudar económicamente a las víctimas del terremoto de Nepal y para las ingentes cantidades de dinero que van a necesitarse para reconstruir el pequeño país asiático.

El lema con que se ha organizado desde la diócesis esta campaña, “¿QUÉ HACES CON TU HERMANO?”, expresa bien dos dimensiones fundamentales de la fe cristiana. En primer lugar, que los hombres y mujeres de aquel remoto país, desconocido para tantos de nosotros y de una religión distinta a la nuestra, también son hermanos nuestros, porque son hijos del mismo Dios y Padre. En segundo lugar, la campaña nos interpela con la pregunta, “¿qué vas a hacer?”, recordándonos aquella advertencia de Jesucristo: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40).

Por todo lo cual, te invito a hacer el domingo 26 de abril o, en su defecto, el domingo siguiente, 3 de mayo, una COLECTA ESPECIAL en tu parroquia, animando a tus feligreses a ser generosos en la ayuda a sus hermanos que están padeciendo esta desgracia. El importe de la misma deberá entregarse cuanto antes en las cuentas bancarias que Cáritas Diocesana ha habilitado al efecto.

Agradeciéndote la prontitud para enviar estos fondos a su destino, como muestra de caridad cristiana para con nuestros prójimos necesitados, me despido de ti con un fuerte abrazo de tuyo en Cristo.
 
Palencia, 29 de abril 2015
+Esteban. Obispo de Palencia

MANOS UNIDAS de la Diócesis de Palencia también recoge fondos, especificando “EMERGENCIA AYUDA NEPAL”, a través de la siguiente cuenta:
Caja España: ES93 2096 0338 79 300508 9402

miércoles, 29 de abril de 2015

400 años de Voto Concepcionista

Fue en el siglo XIX cuando la Iglesia proclamó la Inmaculada Concepción de María como Dogma. Sin embargo, más de dos siglos antes, numerosas asociaciones cristianas sintieron la necesidad de defender la Concepción sin Mácula de Nuestra Madre. Primero los Franciscanos. Y de su mano, a comienzos del S. XVII, las primeras Cofradías Penitenciales empezaron, empezamos, a proclamar Votos Concepcionistas.

En la Cofradía Penitencial de N.P. Jesús Nazareno y N.M. La Virgen de la Amargura de Palencia, se realizó por primera vez el 8 de diciembre de 1615. Se salió en procesión extraordinaria con todas las insignias y acompañados por música de ministriles a las 15:00 horas, yendo desde el Palacio hasta la Plaza de San Francisco donde el Abad franciscano recibió a la comitiva y tomó el juramento.

Así pues, el de esta Cofradía, fundada en 1604, apenas 11 años antes, es uno de los primeros Votos Concepcionistas de Cofradía Penitencial en España, y uno de los más antiguos de nuestro país. Le superan, el celebrado en Villalpando (Zamora) el 1 de noviembre de 1466, considerado el primero de la historia; y el primer Voto Concepcionista de una cofradía penitencial de la “Primitiva Hermandad de Nazarenos de Sevilla” el 26 de septiembre de 1615.

Con este motivo, la Cofradía comenzó los actos de celebración y aniversario el pasado 8 de diciembre de 2014 donde se renovó como cada año el Voto, pero siendo esta vez nuestro Obispo quien lo tomó.

Actos del Centenario
Para el mes de noviembre está prevista la celebración de un Ciclo de Conferencias, que nos irán preparando para los actos centrales del Centenario... que se desarrollarán entorno al 8 de diciembre de 2015. Tras el Solemne Triduo de la Inmaculada, está previsto procesionar desde la Catedral hasta la Plaza de San Francisco, donde se renovará el Voto Concepcionista en el mismo lugar y fecha que hace 400 años.

A corto plazo el 31 de mayo -para cerrar el mes de la Virgen- se celebrará en el Teatro Ortega el concierto, “Con sones a María”. En el mismo participarán la Banda Municipal de Palencia; la Bandas de Cornetas y Tambores de la propia Cofradía y su hermanada Banda del Santísimo Cristo de la Buena Muerte; y, como colofón, la mejor Agrupación Musical de España, la de la Virgen de los Reyes de Sevilla.

Las entrada anticipada (hasta el 10 de mayo) tiene un precio de 10 €. Y en taquilla, 15 €.

martes, 28 de abril de 2015

Amar al Señor con toda el alma

Estamos celebrando este año el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, esa mujer castellana, cuya vida nos ofrece tantas lecciones útiles para poder llevarlas a la práctica, ya que a pesar de haber vivido en una época tan lejana en el tiempo, nos aporta enseñanzas de plena actualidad. Ella, cuyo objetivo principal de su vida fue el de amar al Señor con toda el alma, supo muy bien conjugar su vida de oración y austeridad, con esa vida de actividad extremada que ella siempre tuvo. Humilde, sencilla, valiente y decidida, supo hacer realidad esa obra tan importante como fue la reforma del Carmelo, a pesar de los inconvenientes y contradicciones que ello la ocasionó, pero confiando siempre en la Divina Providencia y en la protección maternal de la Stma. Virgen, con ese deseo ardiente que siempre la animaba, de procurar la mayor gloria de Dios y la salvación de la humanidad, salvando los muchos obstáculos que se la presentaron, pudo realizar tan importante tarea.

Teresa de Jesús a la que podemos considerar maestra en tantas cosas, puede enseñarnos mucho; su humildad... cuando considerando los muchos dones con que la enriqueció el Señor, decía: «si no fuera yo tan ruin...». Qué gran mujer y que gran Santa. Ojala aprendamos de ella también ese amor a la oración, decía ella: «en la oración es donde el Señor da luz para entender la verdad» ¡La oración! cuántos beneficios aportaría al mundo de hoy, tan necesitado de Verdad y tan falto de oración.

Ojala que la celebración de este V Centenario no quede sólo en admiración de la gran santa de Castilla, que ciertamente tenemos mucho que admirar en ella, sino que además nos ayude a conocer un poco más de su vida, en la que el gozo y la alegría, junto con su bondad, eran tan naturales en ella.
Mª Concepción Gutiérrez Franco

lunes, 27 de abril de 2015

Interrumpir

Para ser fieles a la verdad... hay que reconocer que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua no se moja. En su afán por el “limpia, fija y da esplendor” me deja igual que estaba. Pues nos dice que la palabra “interrumpir”, que viene del latín “interrumpere”... significa “cortar la continuidad de algo en el lugar o en el tiempo”. Pues muy bien... tengo que dejar a un lado al Diccionario y marcharme a la vida diaria.

Vamos a suponer que estoy tan agustico en mi casa viendo mi serie favorita... que podría ser Juego de Tronos... la que recomienda Pablo Iglesias a Felipe VI... y, de repente, sale una señorita diciendo: “Interrumpimos la emisión de este programa para conectar con el Palacio de la Moncloa. Va a comparecer el Presidente del Gobierno para hacer un importante anuncio”.
Yo ya sé que ese “interrumpir” no significa “cancelar” o “dar por finalizado”... y que una vez que el Presidente del Gobierno haya hecho su importante anuncio... podré seguir viendo Juego de Tronos. Tan contento.

Vamos a suponer que, también tan contento, salgo de mi casa para ir a trabajar. Y en el portal me encuentro un cartel que pone: “Mañana, 17 de abril, se interrumpirá el suministro de agua por motivo de unas obras de mantenimiento en el colector general”.

Yo ya sé que ese “interrumpir” no significa “cancelar” o “dar por finalizado”... y que una vez que solucionado el problema en el colector... el suministro de agua se reanudará. Y, posiblemente, cuando vuelva de trabajar tendré agua. Como cantaba Espinete en Barrio Sesamo: “Agua, pa bañarse, pal cocido y pa bañarse”. Y yo... tan contento.

El nudo llega cuando los expertos en ingeniería social... entran en los terrenos de la ingeniería verbal. Y aceptamos la corrupción del lenguaje sin inmutarnos. Y esta “batalla del lenguaje” es especialmente furibunda en toda discusión de situaciones donde la vida y dignidad de seres humanos se ve amenazada. Y nos encontramos una constante la manipulación del lenguaje: palabras o frases característicamente ambiguas... artificialmente creadas. Un lenguaje de medias tintas, enmascarado, muy lejano y ajeno a aquella frase del Evangelio: «que tu sí sea sí, que tu no sea no» (Mt 5, 37). Un lenguaje que contribuye de manera fundamental a que el límite entre lo aceptable y lo inaceptable se haga borroso.

Y de la mano de estos ingenieros e ideólogos, nos hemos acostumbrado a eufemismos... que tragamos sin masticar... y poco a poco hemos perdido la capacidad de discernimiento. Y escuchamos, o decimos, sin ningún rubor, “interrupción voluntaria del embarazo”.

Y hasta aquí hemos llegado... porque cuando yo oigo “interrupción voluntaria del embarazo”... tengo que saber, y tengo que decir... que “interrupción” NO. El embarazo NO va a continuar tras la conexión con la Moncloa para que comparezca el presidente del Gobierno, ni va a continuar una vez solucionados los problemas en el colector. El embarazo finaliza. La vida que crece en el interior de la madre se acaba. Un ser humano no nacido muere.

Pero... dónde va a parar... es mucho más tranquilizador de conciencias decir “interrupción voluntaria del embarazo” que decir “aborto”, una palabra que todavía sigue sonando dura... y nos aleja del elemento central: la eliminación de un ser vivo.

Un aborto no es una “interrupción del embarazo”. Un aborto es una liquidación por cierre. Un aborto es un mal a evitar. Un aborto es un crimen. Un aborto es una tragedia para toda la humanidad.

Domingo Pérez

domingo, 26 de abril de 2015

Jornada de Oración por las Vocaciones: “El éxodo, experiencia fundamental de la vocación”.

El 26 de abril se celebra la Jornada de Oración por las Vocaciones con el lema: “El éxodo, experiencia fundamental de la vocación”. 

En el mensaje del Papa Francisco con motivo de la Jornada se destaca que: “escuchar y seguir la voz de Cristo significa aceptar que el Espíritu Santo nos introduzca en este dinamismo misionero, suscitando en nosotros el deseo y la determinación gozosa de entregar nuestra vida y emplearla por la causa del Reino de Dios”.

26 de abril de 2015 IV Domingo de Pascua

  • Hch 4, 8-12 Ningún otro puede salvar 
  • Sal 117 La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular
  • 1 Jn 3, 1-2 Veremos a Dios tal cual es 
  • Jn 10, 11-18 El buen pastor da la vida por las ovejas

Cristo es el Buen Pastor
En el presente domingo la Iglesia presenta la imagen mesiánica del pastor. Jesús, el Buen Pastor, conoce a sus ovejas y da su vida por ellas (Ev). Pedro, después de curar al paralítico, afirma que fuera de Cristo muerto y resucitado no hay salvación, solo él puede curar y salvar. Él es la piedra desechada por los arquitectos (1 Lect). Dios Padre nos ha amado por Cristo hasta tal punto que nos ha hecho sus hijos y herederos de su reino (2 Lect).

sábado, 25 de abril de 2015

Alumnos de religión

El pasado 27 de marzo tuvo lugar en Ávila el II encuentro de alumnos de religión de la región. Este año, acudimos en representación de Palencia, el IES. Alonso Berruguete y IESO Tierra de Campos (Paredes de Nava), en total 18 alumnos y 2 profesores. En el encuentro participaron  300 alumnos procedentes de  Burgos, Soria, León, Salamanca y Ávila. Al ser este año el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa, todas las actividades tuvieron una relación especial con su vida y obra. Comenzamos en la Basílica de S. Vicente con una explicación del arte de la Basílica y posteriormente una oración-reflexión realizada entre alumnos y profesores de Palencia. Luego se realizó una actividad por grupos, por distintos lugares emblemáticos relacionados con la Santa. Comimos juntos y la tarde estuvo amenizada por el cantautor Migueli y por el grupo local “Out of control”. Volvimos contentos y satisfechos del buen ambiente y la experiencia vivida.
Margarita González

jueves, 23 de abril de 2015

Villamuera

Recientes investigaciones llevadas a cabo por la Delegación Diocesana de Patrimonio Cultural y Artístico han descubierto que la cruz parroquial de Villamuera de Cueza -una de las tres obras de la Diócesis que se expone en las Edades del Hombre “Teresa de Jesús. Maestra de oración” que se celebra en Ávila y Alba de Tormes- fue en el siglo XVI la cruz abacial del Real Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes.

miércoles, 22 de abril de 2015

La humildad

Muchísimas veces repite Santa Teresa esta palabra: humildad. Y no es sólo repetirla, sino, y es lo más importante, qué significa esa palabra y qué trata de cimentar con ella. Sorprende con qué rotundidad afirma que el demonio es tan enemigo de la humildad, como es enemigo de la santidad de las almas y, sobre todo, de las almas que aman mucho a Dios y contribuyen a la glorificación del Creador y Redentor.

Mil veces avisa que el demonio trata de vencer y confundir a los espíritus, presentándoles una humildad falsa. No reconociendo que Dios ama a las almas y las enriquece con sus dones. Y creando un falso espíritu de soberbia y extraordinarias cualidades y éxitos humanos.

Humildad, dice la Santa, es “andar en verdad”. Dos palabras que siempre han de ir juntas para entrar en el Castillo de las Moradas y para disponerse al espiritual regalo del matrimonio espiritual. No puede haber vida espiritual sin oración sin diálogo con Dios, y no es posible tener oración sin humildad. “La humildad -escribe la santa en las Primeras Moradas- siempre labra como abeja en la colmena la miel. Consideremos que la abeja no deja de salir a volar para traer flores; así el alma en el propio conocimiento”. Y dice más: “A mi parecer, jamás nos acabamos de conocer, si no procuramos conocer a Dios; mirando su grandeza acudamos a nuestra bajeza; mirando su limpieza, veremos nuestra suciedad; considerando su humildad, veremos cuán lejos estamos de ser humildes”.

Aconseja a sus monjas: “Pongamos los ojos en Cristo, nuestro Bien, y allí aprenderemos la verdadera humildad”. En Camino de Perfección (Cap 4) leemos: “No penséis, amigas y hermanas mías, que serán muchas las cosas que os encargare... Solas tres extenderé en declarar... la una es amor de unas con otras; otra, desasimiento de todo lo creado; la otra, verdadera humildad, que aunque la digo a la postre, es la más principal y las abraza todas”.

En Las Moradas primeras afirma: “Mientras estamos en la tierra, no hay cosa que más nos importe que la humildad”. “Dios es suma verdad -dirá en las sextas Moradas- y la humildad es andar en verdad”.

Germán García Ferreras

Peregrinamos a la Trapa

El próximo 25 de abril se celebrará la anual Peregrinación de Jóvenes al Monasterio de la Trapa. Este año, la peregrinación, que cumple su vigésima edición, lleva por lema “¡Qué bueno caminar contigo!”. Todos los que quieran participar en la Peregrinación deberán -a las 10h de la mañana acudir a la Dársena del Canal- para salir hacia el Monasterio.

Durante el día habrá momentos para el diálogo, la convivencia y el compartir testimonios entre los presentes.

También, como en otras ocasiones se reservará un espacio para el diálogo con los monjes trapenses, para conocer la figura de San Rafael Arnaiz... y para la Eucaristía, presidida por nuestro Obispo y que se celebrará a las 17.00 en la Iglesia del Monasterio.

Desde la organización se han previsto autobuses para volver a Palencia.

martes, 21 de abril de 2015

San Juan de Dios

El Centro Asistencial de San Juan de Dios acaba de editar su memoria de actividades del pasado año y además, en esta ocasión han editado dos publicaciones más cuyo autor es el hermano de San Juan de Dios, Cecilio Eseverri. Estas dos divulgaciones versan sobre la presencia de San Juan de Dios en Palencia, una presencia que data del año 1592, cuando los hermanos de San Juan de Dios fueron llamados por el canónigo D. Jerónimo Reinoso para que atendieran a los enfermos convalecientes del Hospital San Antolín.

La otra publicación titulada San Juan de Dios, el de Palencia, se centra en una talla de San Juan de Dios ubicada en la iglesia del centro asistencial. La publicación ofrece distintos poemas en torno a la figura de San Juan de Dios y los ilustra con detalles de la imagen de 170 cm de altura en la que se muestra a Juan de Dios agarrando con fuerza y firmeza al que sufre. Una imagen que resume a la perfección el carisma de San Juan de Dios.

El Centro Asistencial va modernizando sus recursos y adaptando sus instalaciones a las nuevas necesidades de la población.

En este sentido, el pasado 11 de abril, se celebró una jornada de puertas abiertas en la unidad de san Rafael que ofrece atención especializada y de calidad, a personas mayores de 60 años con algún tipo de patología psiquiátrica y a aquellas que necesitan cuidados paliativos psicogeriátricos. Esta atención asistencial se complementa con una labor de investigación, atención pastoral y una acción importantísima del voluntariado. Recordamos que el centro asistencial de San Juan de Dios recogió en la pasada campaña “Danos la lata”, 860 kg de alimentos que enviarán a África y América Latina, a través de los contenedores de Ayuda Humanitaria de la ONGD Juan Ciudad, perteneciente a los Hermanos de San Juan de Dios.

lunes, 20 de abril de 2015

La Misericordia de Dios

El Año de la Misericordia. El pasado sábado 11 de abril, víspera del segundo domingo de Pascua, llamado de la Divina Misericordia, Su Santidad el Papa Francisco ha anunciado la celebración de un año dedicado a meditar sobre la misericordia de Dios para con los hombres y para poner en práctica esta virtud fundamental de la vida cristiana. Este Año de la Misericordia se iniciará el 8 de diciembre de 2015, día de la Inmaculada Concepción, y terminará en la festividad de Cristo Rey, el 20 de noviembre del año próximo 2016. En su Bula de convocatoria, con el nombre en latín Misericordiae vultus (el rostro de la misericordia), el Papa explica los motivos y contenidos de este tiempo de gracia para la Iglesia. A continuación, yo quisiera exponer algunas de las ideas más importantes del escrito para facilitar así el conocimiento del mensaje del Papa Francisco.

Jesucristo revela la misericordia del Padre. «Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret... Él con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios. Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso podemos percibir el amor de la Santísima Trinidad. La misión que Jesús ha recibido del Padre ha sido la de revelar el misterio del amor divino en plenitud. “Dios es amor” (1 Jn 4,8.16), afirma por la primera y única vez en toda la Sagrada Escritura el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no es otra cosa sino amor. Un amor que se dona y ofrece gratuitamente. Sus relaciones con las personas que se le acercan dejan ver algo único e irrepetible. Los signos que realiza, sobre todo hacia los pecadores, hacia las personas pobres, excluidas, enfermas y sufrientes llevan consigo el distintivo de la misericordia. En él todo habla de misericordia. Nada en Él es falto de compasión».

La misión de la Iglesia. «La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona. La Esposa de Cristo hace suyo el comportamiento del Hijo de Dios que sale a encontrar a todos, sin excluir ninguno. En nuestro tiempo, en el que la Iglesia está comprometida en la nueva evangelización, el tema de la misericordia exige ser propuesto una vez más con nuevo entusiasmo y con una renovada acción pastoral. Es determinante para la Iglesia y para la credibilidad de su anuncio que ella viva y testimonie la misericordia.

El Señor Jesús indica las etapas mediante la cual es posible alcanzar esta meta: “No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros” (Lc 6,37-38). Dice, ante todo, no juzgar y no condenar. Si no se quiere incurrir en el juicio de Dios, nadie puede convertirse en el juez del propio hermano... Hablar mal del propio hermano en su ausencia equivale a exponerlo al descrédito, a comprometer su reputación y a dejarlo a merced del chisme... Sin embargo, esto no es todavía suficiente para manifestar la misericordia. Jesús pide también perdonar y dar. Ser instrumentos del perdón, porque hemos sido los primeros en haberlo recibido de Dios. Ser generosos con todos sabiendo que también Dios dispensa sobre nosotros su benevolencia con magnanimidad».

La misericordia con los necesitados. «En este Año Santo, podremos realizar la experiencia de abrir el corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales, que con frecuencia el mundo moderno dramáticamente crea... Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio. Nuestras manos estrechen sus manos, y acerquémoslos a nosotros para que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra amistad y de la fraternidad. Que su grito se vuelva el nuestro y juntos podamos romper la barrera de la indiferencia que suele reinar campante para esconder la hipocresía y el egoísmo. Es mi vivo deseo que el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina... No olvidemos las palabras de san Juan de la Cruz: “En el ocaso de nuestras vidas, seremos juzgados por el amor”».

La confesión, sacramento de la misericordia. «La Cuaresma de este Año Jubilar debe ser vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. La iniciativa “24 horas para el Señor”, celebrada durante el viernes y sábado que anteceden el IV domingo de Cuaresma, debe incrementarse en las Diócesis. Muchas personas están volviendo a acercarse al sacramento de la Reconciliación y entre ellas muchos jóvenes, quienes en una experiencia semejante suelen reencontrar el camino para volver al Señor, para vivir un momento de intensa oración y redescubrir el sentido de la propia vida. De nuevo ponemos convencidos en el centro el sacramento de la Reconciliación, porque nos permite experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia. Será para cada penitente fuente de verdadera paz interior».

+Esteban, Obispo de Palencia

Del You Cat: ¿Cómo se actúa justamente?

¿Cómo se actúa justamente? (302)
Se actúa justamente estando siempre pendiente de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido [1807, 1836].

El principio de la justicia dice: «A cada uno lo suyo». Un niño discapacitado debe ser apoyado de un modo diferente a uno superdotado, de forma que ambos reciban lo que necesitan. La justicia se esfuerza por la compensación y anhela que los hombres reciban lo que les es debido. También ante Dios debemos dejar que reine la justicia y darle lo que es suyo: nuestro amor y adoración.

domingo, 19 de abril de 2015

19 de abril de 2015 III Domingo de Pascua

  • Hch 3, 13-15. 17-19 Matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos 
  • Sal 4 Haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro, Señor 
  • 1 Jn 2, 1-5 Él es víctima de propiciación por nuestros pecados y también por los del mundo entero 
  • Lc 24, 35-48 Así estaba escrito: el Mesías padecerá y resucitará de entre los muertos al tercer día

Invitación a la conversión

En el tiempo pascual se habla también de conversión. Cristo resucitado se aparece a los suyos, les instruye y les manda a predicar la conversión y el perdón de los pecados (Ev). Pedro, después de haber curado a un lisiado a la puerta del templo, predica la muerte y resurrección de Cristo y exhorta a la conversión (1 Lect). Juan presenta a Cristo como abogado ante el Padre y como víctima de propiciación por nuestros pecados (2 Lect).

sábado, 18 de abril de 2015

Marcar la X en nuestra Declaración de la Renta


Cervera de Pisuerga: "Caridad y Compromiso. Solidarios en la Vida"

La Unidad Pastoral de Cervera ha celebrado del 14 al 18 de abril, unas jornadas de sensibilización acerca de la dimesión socio caritativa, la realidad de pobreza y exclusión y el compromiso de la comunidad cristiana. Durante los cuatro días se han celebrado charlas, mesas redondas, la proyección de un audiovisual sobre el trabajo de Cáritas y un concierto solidario a cargo de los jóvenes de la localidad.

viernes, 17 de abril de 2015

La corrupción

Andalucía, bella tierra, sol y sal marina. Revoleo del baile flamenco. Palmas, “grasia” y ¡olé! Territorio de María Santísima. Donde las mujeres se llaman Rocío, Macarena, Reyes. Donde abundan Cristos ensangrentados (nazarenos, Gran Poder, Cristo de los Gitanos). ¿Y qué más?

Tierra de mucha gente, buena gente, gente alegre. Inteligencia, chispa y corazón. Tierra de los Machado, García Lorca, los Álvarez Quintero...

¿Por qué, entonces, la corrupción se ha cebado en Andalucía? Se lo pregunto a un cofrade sevillano. Me contesta: “Oiga, que no todos somos corruptos”.

Convencido de que no todos son corruptos y de que el bien no hace ruido, le pido que me aclare algo. Me dice: “Es que nos han dicho que tenemos que aprovechar subvenciones, sea como sea, y todo lo que nos den”.

“La cosa parece que viene de muy atrás, ¿no?”. Mi amigo me recuerda: “Sí, la cosa empezó en Marbella. Dicen que allí se desmontó el Estado de Derecho y que, cuando quiso actuar la justicia, ya era tarde”. La delincuencia organizada se había aliado con el negocio de la construcción.

¿Recuerdan aquel macroproceso? Trece meses se necesitaron para redactar una sentencia que -según nos dijeron- tenía tres mil folios. Noventa y cinco procesados, entre los que había trece concejales. Al final, fueron condenados cincuenta y dos. La corrupción municipal andaluza alcanzó al 20% de sus municipios. El liderato lo ostentaba Murcia, con el 58,8%.

Ahora parece que se investigan en Sevilla dieciséis casos en los que andan implicados trabajadores, alcaldes, empresarios, aseguradoras y... sindicatos. Los alumnos universitarios tienen ya una asignatura optativa que se llama así: “Delitos socioeconómicos y contra la Administración Pública”.
Mi amigo cofrade me sigue refrescando la memoria: “Luego vinieron operaciones que se hicieron famosas: Ballena Blanca, Malaya e Hidalgo. Sirvieron de pistoletazo de salida para decenas de intervenciones policiales en ayuntamientos de toda España”.

Yo le digo: “Es evidente que los de arriba deben de dar ejemplo; pero tengo una duda. ¿No te parece que algo falla en la honradez de la ciudadanía y en la moral de la cristianía para que se amontone tanta basura? El control de la corrupción nos pertenece a todos, y todos deberíamos aportar honradez, empezando por vigilarnos nosotros y ser fieles en lo pequeño -que decía Jesucristo. No deberíamos aceptar ni el más pequeño donativo de procedencia dudosa”.

Me dice el cofrade andaluz: “¿Has oído hablar del juzgado número seis de Sevilla? Allí ejerce una jueza llamada Mercedes Alaya. La pobre no tiene tiempo para nada. Disimula las ojeras como puede. Anda desbordada. Figúrate, el número de imputados sólo en el caso de los ERE es de 264; se investigan 27 altos cargos, entre ellos 7 exconsejeros de la Junta y dos expresidentes”.

Insisto con las preguntas: “¿O sea, que la corrupción se ha desmadrado?”. “Así es” -suspira, resignado, el cofrade andaluz.

¿Quién nos convencerá ahora de que lo de robar sigue siendo pecado, lo haga quien lo haga y bajo las siglas que se haga?

Hay en toda España (y no sólo ya en Andalucía) un estruendo que evoca al Juicio final. Ya se oye el ruido de las trompetas. De Norte a Sur. Una de dos: O es el ángel del Apocalipsis o el ruido que hacen las urnas de las elecciones.

Eduardo de la Hera

Ante nuestros ojos y nuestro silencio cómplice

El pasado 6 de abril, Lunes de Pascua, una vez finalizado el Regina Coeli -oración mariana que sustituye al rezo del Ángelus en el Tiempo Pascual- y tras saludar a los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco hizo un llamamiento a «continuar por parte de todos el camino espiritual de oración, intensa oración, de participación concreta y ayuda tangible en defensa y protección de nuestros hermanos y de nuestras hermanas, perseguidos, exiliados, asesinados, decapitados, por el solo hecho de ser cristianos. Ellos son nuestros mártires de hoy y son muchos; podemos decir que son más numerosos que en los primeros siglos. Pido que la comunidad internacional no permanezca muda e inerte frente a tales inaceptables crímenes, que constituyen una preocupante violación de los derechos humanos fundamentales. Pido verdaderamente que la comunidad internacional no mire hacia otro lado».

En la mente de los presentes estaban las 147 vidas humanas brutalmente cercenadas, a manos del grupo islamista radical Al Shabab, en la Universidad de Garissa (Kenia). Un acto execrable en el que los terroristas fueron preguntando a los estudiantes si eran cristianos o musulmanes, y abrieron fuego y decapitaron a aquellos que contestaron que profesaban el cristianismo. A estos ya se había referido el Santo Padre al finalizar el Via Crucis que presidió en el Coliseo romano, cuando afirmó ante el asesinato de cristianos en países como Kenia, Siria, Irak y otros muchos sitios que «nuestros hermanos son decapitados y crucificados ante nuestros ojos y nuestro silencio cómplice».

Durante ese mismo Vía Crucis, el predicador de la Casa Pontificia, el padre Rainiero Cantalamessa, también tuvo un recuerdo especial para los cristianos asesinados por el autodenominado Estado Islámico (IS): «Los verdaderos mártires de Cristo no mueren con los puños cerrados, sino con las manos unidas. Hemos visto tantos ejemplos. Es Dios quien a los veintiún cristianos coptos asesinados por el IS en Libia el 22 de febrero, les ha dado la fuerza de morir bajo los golpes, murmurando el nombre de Jesús».

jueves, 16 de abril de 2015

Cárcel, enfermedad mental y Pastoral Penitenciaria

La Pastoral Penitenciaria de la Región venimos trabajando durante estos dos últimos años en la problemática de la salud mental en las prisiones y cómo situarnos ante esta realidad. Son muchas las personas en prisión que sufren enfermedad mental. Hablamos del 25 %. Es decir, 1 de cada 4 presos tiene diagnosticado un trastorno psiquiátrico. España es el país europeo con mayor número de reclusos en sus cárceles. El 25% de ellos padece depresiones y problemas mentales producidos por el consumo de drogas. El 8% padece enfermedad mental severa. En los módulos de enfermería el riesgo de suicido es del 20%.

Esta realidad es expresión de un sistema económico, social y cultural (sistema capitalista) que genera exclusión social. Joaquín García Roca lo describe de este modo: «La máxima penalización de la pobreza por vía institucional se representa en la cárcel. Basta acercarse al patio de cualquier cárcel para comprobar cómo conviven el fracaso social, la marginación, la enfermedad mental, drogadictos, discapacitados y ancianos de más de 70 años de edad. En ellos se sobreponen a la pobreza, la delincuencia, las desigualdades sociales y las marginalidades. Muchos residentes debieran ser beneficiarios de los servicios asistenciales, sanitarios y sociales. Cuando la precariedad social, la discapacidad y la salud mental, incluso la tercera edad, no están suficientemente protegidas, la cárcel cumple funciones de suplencia de los servicios públicos. Este problema tenderá a agudizarse con los efectos de la actual crisis económica, que ha producido un paulatino incremento de la población penitenciaria con severas enfermedades mentales hasta el extremo que se está convirtiendo a los centros  penitenciarios en sustitutivos de las gravísimas carencias en materia de salud mental y en albergues para los sin hogar». (Iglesia Viva, nº 249)

¿Qué hacer? Ante esta realidad caben varias respuestas desde pastoral penitenciaria. Una de ellas es la denuncia profética: dar a conocer, en la Iglesia y en la sociedad, esta realidad.  «Los enfermos mentales son invisibles; y si son presos, más invisibles todavía».

Otra es la apuesta por las personas que están allí y por su recuperación con valores que hacen referencia a la importancia de la implicación de la persona, la colaboración con ella y el apoyo en la búsqueda de oportunidades para que crezca. Capellanes y voluntarios somos puntos de referencia para las personas y, los encuentros con ellas, basados en la empatía y en la aceptación incondicional, ayudan a su crecimiento y desarrollo.

Los miembros de pastoral penitenciaria buscamos dar valor a los grupos -religiosos o no- dentro de la prisión y a las raíces y vínculos -en ocasiones muy débiles- que el recluso tiene con su familia y con la comunidad. Siendo nuestro trabajo intramuros intentamos tener una mirada extramuros, una mirada  que avance y facilite el camino de la reinserción.

Pastoral Penitenciaria de Palencia

Salvaguardar el medio ambiente

[467] La responsabilidad de salvaguardar el medio ambiente, patrimonio común del género humano, se extiende no sólo a las exigencias del presente, sino también a las del futuro: «Herederos de generaciones pasadas y beneficiándonos del trabajo de nuestros contemporáneos, estamos obligados para con todos y no podemos desinteresarnos de los que vendrán a aumentar todavía más el círculo de la familia humana. La solidaridad universal, que es un hecho y un beneficio para todos, es también un deber». Se trata de una responsabilidad que las generaciones presentes tienen respecto a las futuras, una responsabilidad que incumbe también a cada Estado y a la Comunidad Internacional.

miércoles, 15 de abril de 2015

Del You Cat: ¿Cómo se llega a ser prudente?

¿Cómo se llega a ser prudente? (301)
Se llega a ser prudente aprendiendo a distinguir lo esencial de lo accidental, a ponerse las metas adecuadas y a elegir los mejores medios para alcanzarlas [1806, 1835].

La virtud de la prudencia regula todas las demás. Porque la prudencia es la capacidad de reconocer lo justo. Quien quiera vivir bien, debe saber que es el «bien» y reconocer su valor. Como el comerciante en el Evangelio: «al encontrar una perla de gran valor se va a vender todo lo que tiene y lo compra» (Mt 13, 46). Solo el hombre que es prudente puede aplicar la justicia, la fortaleza y la templanza para hacer el bien.

Camino Neocatecumenal

En la Vigilia Pascual presidida por nuestro Obispo en la Catedral, 31 hermanos de la primera comunidad neocatecumenal de la parroquia de Nuestra Señora de la Calle culminaron el recorrido de la iniciación cristiana post-bautismal y renovaron solemnemente las Promesas Bautismales. Con gran alegría, bendiciendo al Señor por los dones recibidos y vestidos con túnicas blancas que recuerdan la vestidura que todo cristiano recibe en el Bautismo. Durante varios años estos hermanos han vivido en el Camino neocatecumenal el itinerario de formación post-bautismal reconocido por la Iglesia, al servicio del Obispo y de las parroquias y cuyo objetivo final es vivir como la Sagrada Familia de Nazaret en humildad, sencillez y alabanza.

Siguiendo las recomendaciones del Papa Francisco, los hermanos del Camino Neocatecumenal saldrán los domingos del tiempo pascual al parque del Salón para llevar la Buena Noticia de la resurrección de Jesucristo que ha dado su vida y ama a todos los seres humanos tal y como son.
Pablo y Pilar

martes, 14 de abril de 2015

Palencia en Las Edades del Hombre

Palacios del Alcor
Villamuera de la Cueza
Cubillas de Cerrato
Tres obras procedentes de Palacios del Alcor, Villamuera de la Cueza y Cubillas de Cerrato participan en la presente edición de Las Edades del Hombre que con el título “Teresa de Jesús, maestra de oración” se desarrolla en Ávila y Alba de Tormes.

lunes, 13 de abril de 2015

Una brújula y una llave para la escalada

A todas las víctimas (y sus familiares) del accidente aéreo de los Alpes

¡Viajeros accidentados, víctimas de todas las catástrofes!

Permitidme que, en la Pascua del 2015, os muestre aquí la imprescindible brújula (al alcance de todos) que nos permite encontrar, en la escalada, el camino hacia esa cumbre que son los Alpes, meta de nuestra vida.

¡Dadme pronto una brújula para no perder la ruta y quedarnos inmóviles en cualquier ventisquero!
¡Y una llave, por favor, para abrir la puerta cerrada de la cabina de la muerte!

La primera constatación que hacemos, cuando abrimos los ojos de la conciencia a la experiencia de la vida, es que aquí, en el mundo por el que transitamos, estamos de paso. Somos sólo eso, peregrinos, alpinistas, viajeros...

¿Qué sería de nosotros, si en la escalada no nos dejáramos acompañar -como María de Magdala, como los miedosos apóstoles, como los discípulos de Emaús- de Aquel que, sin imponer nada, sin forzarnos a nada, sin violentar nuestra libertad, nos regala los imprescindibles planos de la ruta que hacemos?

Cristo nos ofrece lo esencial para entender a Dios y entendernos a nosotros mismos.

Y lo esencial es Él mismo: su palabra y su vida. La vida de fe, la esperanza y el amor nos hacen ya aquí, en el mundo, partícipes de este triunfo final.

¡Creer, esperar y amar, y el triunfo de Jesucristo será nuestro también!

Lo esencial, en esta ruta escarpada, es dejarnos abrazar por este Dios que se hace viajero con nosotros, hasta terminar la jornada, en Emaús, partiendo el pan caliente y crujiente alrededor de la mesa, como un comensal más, y pasándonos en la intimidad la copa del vino envejecido, sabroso de tiempo, de solera y amistad.

¿Os parece poco? ¿Qué más podríamos esperar para este viaje?

¿Y la llave? ¿Cómo abriremos la puerta blindada del sepulcro? ¿Qué llave derribará el portón de nuestras culpas? Después de que recojan los cuerpos de todos los accidentados del mundo (ahora toca identificar a los del Airbus 320 que se estrelló en el macizo de Trois Évêchés en los Alpes), ¿qué más nos toca esperar?

Os mostraré la única llave que abre el sepulcro. Se llama “esperanza” y tiene nombre de mujer. Y tiene forma de cruz. La esperanza nos anticipa la resurrección y la vida del mundo futuro: la misma que esperamos sea “vida gloriosa” allá, al lado de los que amamos y nos amaron.

¡Derribaos puertas y verjas de todos los cementerios del mundo con sus cipreses alineados como centinelas en la noche! ¡Abríos sepulcros bien custodiados, como lo fue la tumba del Nazareno! ¡Miembros rotos de los pasajeros de la Germanwings!

Puertas teñidas de rojo, de sangre violenta, como la que se derrama en las guerras fratricidas, en los accidentes de coche o de avión, ¿quién os hará justicia?

Peregrinos de la noche, centinelas de las madrugadas, ¡aceptemos la llave de la esperanza cristiana! ¡Sólo ella nos abrirá la puerta de la inevitable muerte que llega! Hay cruces y encrucijadas. Pero sólo la llave de la cruz abre las puertas de la noche.

“Ave crux, spes unica!” “Surrexit Dominus vere!”. ¡Él tiene la llave y la brújula!

¡En su Pascua está nuestra pascua!
Eduardo de la Hera

domingo, 12 de abril de 2015

12 de abril de 2015 II Domingo de Pascua

  • Hch 4, 32-35 Todos pensaban y sentían lo mismo 
  • Sal 117 Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia 
  • 1 Jn 5, 1-6 Todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo 
  • Jn 20, 19-31 A los ocho días, llegó Jesús
El Resucitado entre los suyosCristo vence el miedo, la cobardía y la incredulidad de sus apóstoles. Tomás, el primer incrédulo y, luego, creyente, confiesa que Cristo ha resucitado porque lo ha visto (Ev). La fe en Cristo resucitado lleva a la primera comunidad cristiana a tener un solo corazón y una sola alma, viviendo en común (1 Lect). San Juan habla de la fe en el Señor como una exigencia bautismal (2 Lect).

viernes, 10 de abril de 2015

El derecho a la objeción de conciencia

[399] El ciudadano no está obligado en conciencia a seguir las prescripciones de las autoridades civiles si éstas son contrarias a las exigencias del orden moral, a los derechos fundamentales de las personas o a las enseñanzas del Evangelio. 
Las leyes injustas colocan a la persona moralmente recta ante dramáticos problemas de conciencia: cuando son llamados a colaborar en acciones moralmente ilícitas, tienen la obligación de negarse. Además de ser un deber moral, este rechazo es también un derecho humano elemental que, precisamente por ser tal, la misma ley civil debe reconocer y proteger: «Quien recurre a la objeción de conciencia debe estar a salvo no sólo de sanciones penales, sino también de cualquier daño en el plano legal, disciplinar, económico y profesional».

jueves, 9 de abril de 2015

Patrimonio Restaurado

El pasado 25 de marzo se inauguró la muestra de los trabajos restaurados en el Taller puesto en marcha en octubre de 2014, gracias a un convenio entre el Obispado y la Diputación. Durante más de 5 meses, 10 personas han restaurado más de 30 piezas de distintas parroquias de la Diócesis.

En la Capilla de la Sacramental de San Miguel (plaza de Zurradores) pueden verse estos trabajos restaurados hasta el 29 de mayo.

Entre otras obras se ha restuarado el manto de la Virgen del Valle (Saldaña); una alfombra de la Catedral de Palencia; una capa pluvial de la parroquia de San Juan Bautista (Palenzuela); un Sagrario de la parroquia del Salvador de (Monzón de Campos); y un Cristo gótico de la parroquia de San Pedro Apóstol (Itero de la Vega).

martes, 7 de abril de 2015

Su alegría

Que nadie se lleve a engaño. Santa Teresa de Jesús no escribió ningún libro sobre la alegría cristiana. Pero sí vivió intensamente la alegría de la habla San Pablo en su carta a los Filipenses: “Hermanos, estad siempre alegres en el Señor”. Y así, escribe Santa Teresa: “Andad alegres, sirviendo en lo que les manden. Si estáis alegres, miradle resucitado; que sólo imaginar cómo salió del sepulcro os alegrará. ¡Mas con qué claridad y con qué hermosura! ¡Con qué majestad, qué victorioso, qué alegre! Como quien tan bien salió de la batalla adonde hay ganado un tan gran reino, que todo le quiere para vos, y a vos con Él”. Esta es la alegría cristiana: la que brota de la resurrección, y crece con los bienes espirituales, que son las virtudes. Una alegría muy distinta de la que brota del dinero, de los éxitos y... ni siquiera de la misma salud corporal.

Santa Maravillas de Jesús, la Teresa de nuestro tiempo, también carmelita descalza y fundadora de muchos conventos, escribe: “No queremos más que servir al señor con alegría, donde quiera que Él nos lleve. En Él encontrarás todo lo que tu corazón puede desear; la felicidad verdadera, no esa ficción que el mundo ofrece”.

San Juan de la Cruz, extraordinario consejero de Santa Teresa, a quien tanto admiraba y de quien tantas alabanzas pronunció, escribe como santo, místico y doctor de la Iglesia: “Cuando se le ofreciere algún sinsabor y disgusto, acuérdese de Cristo crucificado, y calle”. Su lema: “padecer y ser despreciado por Vos”. ¡Increíble! Y sigue diciendo: “Viva en fe y esperanza, aunque sea a oscuras. Que en esas tinieblas ampara Dios al alma. Arroje el cuidado suyo en Dios, que Él le tiene y no la olvidará. No piense que la deja sola, que sería hacerle agravio. Lea, ore, alégrese en Dios, su bien y salud. El cual se lo dé y conserve todo hasta el día de la eternidad”.

Pues, como comenta Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las Misiones: “Yo soy esa hija objeto del amor previsor de un Padre que no ha enviado a su Hijo a rescatar a los justos, sino a los pecadores”.

Vivamos la alegría que brota del ejercicio de las virtudes: amor, servicio y humildad. Siempre alegres en el Señor, que murió en la cruz por nosotros.

Germán García Ferreras

lunes, 6 de abril de 2015

Con Santa Teresa

II Encuentro Regional de alumnos de Religión Católica, en el que han participado 20 alumnos del IESO Tierra de Campos de Paredes de Nava y del IES Alonso Berruguete, junto con sus profesores de religión.        
Eucaristía Estacional en el 500 Aniversario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús, el 28 de marzo en la Catedral.

domingo, 5 de abril de 2015

5 de abril de 2015 Pascua de la Resurrección del Señor

  • Hch 10, 34a. 37-43 Hemos comido y bebido con él después de su resurrección 
  • Sal 117 Este es el día en que actuó el Señor 
  • Col 3, 1-4 Buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo 
  • Jn 20, 1-9 Él había de resucitar de entre los muertos
Resucitó el Señor, ¡aleluya!
La resurrección de Cristo es un hecho singular en la historia y, al mismo tiempo, un misterio de fe. Con la solemnidad de hoy, el año litúrgico llega a su culmen. La resurrección de Cristo es el centro de la vida cristiana y es el fundamento y la clave de nuestra fe. El signo del sepulcro vacío es anuncio del misterio de la resurrección (Ev). Y se convierte para los apóstoles en una verdad absoluta que anunciarán con firmeza a todos (1 Lect). Se trata de un mensaje que no deja indiferente, envuelve la vida del creyente y conlleva una vida nueva (2 Lect).

Pascua de Resurrección

Relieve de la Resurrección de Cristo. Tercer cuarto S.XVI. Autor: seguidor de Juan de Juni. Parroquia de San Martín de Calzadilla de la Cueza. Procede del desaparecido Hospital de Santa María de las Tiendas
En la noche del Sábado Santo, los cristianos se congregan en los templos para celebrar la Vigilia Pascual. Vigilia significa “estar en vela”, con el anhelo de que llegue el momento jubiloso del “Aleluya”, anunciando la resurrección y triunfo de Cristo, con la proclamación del Pregón Pascual. La celebración comienza a la puerta de la Iglesia, en medio de la oscuridad de la noche, con la bendición del fuego nuevo y el encendido del cirio pascual. A continuación se inicia la procesión, con el canto triple de “Lumen Christi”, el encendido de los cirios que portan todos los presentes y sobre todo con el Pregón Pascual. Finaliza la ceremonia con el cántico del “Gloria”, el encendido de luces y el volteo de campanas anunciando la Victoria de Cristo, su Santa Resurrección.

El cirio pascual, símbolo central de la Resurrección, permanece encendido durante todo el tiempo de Pascua hasta la proclamación del Evangelio del día de la Ascensión. Ya en el siglo IV, la peregrina Eteria nos dice haber visto en Jerusalén cómo del interior de la capilla del Santo Sepulcro sacaban los cristianos una luz grande - símbolo de Cristo Resucitado - y encendían con ella multitud de cirios y candelas, produciéndose una inmensa iluminación “lumen infinitum”.

Con la Vigilia Pascual la Iglesia se renueva, sus hijos renacen a una vida nueva, y los textos litúrgicos nos hablan del “gran día en que actuó el Señor”. Testigos de la Resurrección fueron María Magdalena, las otras Marías, los apóstoles y los discípulos. Hoy debemos ser los cristianos, con nuestras palabras y nuestra vida renovada, los testigos. Se tiene que vivir, notar, expresar y transmitir.
La representación de la resurrección de Cristo en el arte la encontramos sobre todo en las puertas de los sagrarios, en los preciosos grabados de los misales, el día de Pascua de Resurrección, y en los retablos mayores. En la diócesis de Palencia, entre las más bellas destacamos las de la S.I catedral, las de los sagrarios de Villaherreros, de Monzón de Campos y de Cisneros.

Texto: José Luis Calvo
Fotografía: Antonio Rubio

Oración
Dios nuestro, que en este
día nos abriste las puertas
de la vida por medio de tu
Hijo, vencedor de la muerte,
concédenos a todos los que
celebramos su gloriosa
resurrección que, por la
nueva vida que tu Espíritu
nos comunica, lleguemos
también nosotros a resucitar
a la luz de la vida eterna.
P.J.N.S. Amen.

viernes, 3 de abril de 2015

Viernes Santo Colecta por Tierra Santa

¿TIERRA SANTA SIN CRISTIANOS? Una de las consecuencias de los innumerables conflictos que han sacudido y están sacudiendo el Oriente Medio es el éxodo masivo de cristianos hacia países más seguros de Europa y Norteamérica. A este respecto, el Papa Francisco advirtió en el consistorio del 20 de noviembre de 2014 de lo siguiente: «Como he tenido ocasión de reiterar en varias ocasiones, no podemos resignarnos a pensar en un Oriente Medio sin cristianos, que desde hace dos mil años testimonian allí el nombre de Jesús. Los últimos acontecimientos, sobre todo en Irak y en Siria, son muy preocupantes. Asistimos a un fenómeno de terrorismo de dimensiones antes inimaginables. Muchos hermanos nuestros son perseguidos y han tenido que dejar sus casas incluso de manera brutal. Parece que se ha perdido la conciencia del valor de la vida humana; parece que la persona no cuente y se pueda sacrificar por otros intereses. Y todo esto, lamentablemente, con la indiferencia de muchos». El Papa hacía mención, en primer lugar, a la huida de miles de cristianos de Irak y de Siria por el terrible avance de las milicias del llamado Estado Islámico, con su secuela de atrocidades y de muerte.

Pero, la situación en Israel no es menos preocupante. En efecto, según un reciente boletín editado por los PP. Comisarios Franciscanos de Tierra Santa en España, en un artículo publicado con el título Tierra Santa. La Pasión continúa, se afirma: «La pasión se ha cebado en Oriente Medio. En Tierra Santa, con el efecto demoledor de la “guerra de Gaza” han habido 2.190 muertos, 11.000 heridos, 200.000 desplazados y más de 20.000 viviendas, hospitales y escuelas destruidas. En Siria e Irak la violencia ha llegado también al patrimonio cultural, a los monumentos y lugares de culto. En estos países, la pasión la están viviendo, sobre todo, las personas. Comunidades enteras sufren una violencia inhumana a causa de su identidad étnica y religiosa. Centenares de personas han sido secuestradas, martirizadas, decapitadas o han desaparecido. En Irak es estremecedor el éxodo de los cristianos de Mosul a tierras del Kurdistán. Más de 120.000  han sido despojados de sus propiedades, amenazados de muerte y torturados… Sin renegar de su fe, viven lo que San Pedro escribió en su carta: “Estad alegres cuando compartís los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, reboséis de gozo”».

jueves, 2 de abril de 2015

Jueves Santo: Día del Amor Fraterno

Estoy generoso. Te regalo un Décimo de Lotería. Un Décimo que tiene el premio asegurado... si así lo quieres. Y un Décimo con el que puedes cambiar el mundo.

Para empezar, busca un momento de tranquilidad. Para pensar: ¿Soy un premio Gordo para las personas que viven a mi lado? ¿O soy un segundo premio, o un tercero, o un cuarto? ¿O soy una pedrea? ¿O un reintegro? ¿O no reparto nada porque todo me lo quedo?

¿Qué premio soy? ¿Qué hago con las “capacidades” que tengo? La capacidad de acoger, de escuchar, de ser cercano, de dar ánimo, de ayudar, de empatía, de compasión, de respetar, de perdonar, de gratuidad, de compartir, de alegrar, de pacificar y de defender contra la injusticia... ¿Las uso o las echo a perder?

Repasa cada una de estas “capacidades”... y trata de ver en qué medida la tienes desarrollada. Incluso, si crees que falta alguna... añade otras que puedan contribuir a construir la fraternidad entre las personas. Repasa también sus “contrarias”, por ejemplo si hay personas a las que no escuchas o no haces ni caso, o si hay personas que no acoges porque las “descartas” de tu vida, las excluyes, marginas, las tienes etiquetadas...

No se te olvide repasar los momentos en que has disfrutado del “Premio de la Alegría” de darte a los demás. Y responde... ¿Cuáles han sido las experiencias que más alegría o satisfacción te han causado?

Y a todo esto, no se me vaya a olvidar, rézalo y preséntalo al Señor que se da por nosotros.... Y recuerda las palabras del Papa Francisco: «A los cristianos de todas las comunidades del mundo, quiero pediros especialmente un testimonio de comunión fraterna que se vuelva atractivo y resplandeciente. Que todos puedan admirar cómo os cuidáis unos a otros, cómo os dais aliento mutuamente y cómo os acompañáis: “En esto reconocerán que sois mis discípulos, en el amor que os tengáis unos a otros”» (Evangelii Gaudium 99). Porque «una auténtica fe -que nunca es cómoda e individualista- siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra» (Evangelii Gaudium 183).

Para todo ello tienes una fantástica oportunidad el próximo JUEVES SANTO, que celebramos el DÍA DEL AMOR FRATERNO.

Semana Santa en Carrión de los Condes

La Semana Santa es, en la ciudad de los Condes, un acontecimiento mayor; no solamente porque atrae a más turistas que de costumbre y porque convoca a los carrioneses que están dispersos por el país, sino sobre todo porque en estos días el pueblo cristiano celebra el misterio pascual, los acontecimientos centrales de nuestra fe.

Durante el Triduo Sacro, la asistencia a las celebraciones se multiplica en Carrión, en todas las iglesias -y son muchas-: Santa María del Camino, San Andrés, la Residencia de Nuestra Señora de las Mercedes y los dos conventos de clausura, las Carmelitas y las Clarisas.

Un capítulo aparte representan las procesiones, organizadas por la cofradía de la Cruz, la más numerosa de Carrión, y la cofradía del Cristo del Amparo, encargada de sacar el Lunes Santo la impresionante talla gótica del mismo nombre. Las procesiones tienen lugar todos los días de la Semana Santa, excepto el Sábado, día en el que la iglesia espera junto al sepulcro de Jesús su resurrección gloriosa.

El domingo de Pascua tiene lugar la última y quizá más importante de las procesiones: la del Encuentro y el Rompimiento del Velo. La Virgen del Rosario sale de Santa María y el Santísimo, bajo palio, de san Andrés. Ambos se encuentran en la plaza y luego la comitiva se encamina hacia san Andrés, donde tiene lugar la eucaristía.

En esta ocasión el predicador de la Semana Santa será Don Luis Ángel Montes Peral, sacerdote de nuestra diócesis y responsable de la Formación Permanente del Clero.

Julio José Gómez

La Alegría de la Resurrección. Semana Santa en el Cerrato

El Cerrato vive con intensidad los días sagrados de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Cada pueblo lucha por mantener sus costumbres y tradiciones, heredadas y transmitidas de padres a hijos. Pero no siempre es fácil. La despoblación y la falta de vocaciones sacerdotales, provocan que algunos pueblos tengan que conformarse con mantener una parte de esa profunda religiosidad que brota de lo más hondo del corazón de los cerrateños.

Semana Santa en el Cerrato, días de silencio y oración, de encuentro con Dios y con los hermanos, de penitencia y sacrificio, donde cada uno da lo mejor de sí mismo en forma de entrega callada, de esfuerzo penitente, de caridad con los más necesitados... Días en los que el sonido de carracas y matracas dan paso al tañido alegre de las campanas que anuncian la Pascua, la victoria de Cristo sobre la muerte. Aquí radica la esperanza que da sentido a nuestras vidas.

La mayoría de los pueblos del Cerrato cuentan con Cofradías Penitenciales y Sacramentales que trabajan sin descanso para que la Semana Santa se via con intensidad. Muchas de ellas cuentan con una dilatada historia; otras desaparecieron con la Desamortización, recuperándose posteriormente; algunas son de reciente fundación. Vivir la Semana Santa desde una Cofradía es una experiencia de fe, hermandad y entrega... Son comunidades vivas dentro de cada Comunidad Parroquial.

Muchas Cofradías, mantienen una herencia familiar transmitida de padres a hijos. Pero a veces son los hijos los que deciden dar el paso y animan a sus padres y abuelos a formar parte de su Cofradía. Un gesto especialmente significativo en los tiempos que corren. Conozco varios casos y quiero destacar el de la Cofradía Penitencial y Sacramental de “Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Sepulcro”, de Baltanás. Una Cofradía que se remonta hacia 1620, desaparecida con la Desamortización y refundada en 1999 gracias a la iniciativa de varios niños y jóvenes de la localidad. Cuenta en la actualidad con más de 130 hermanos, en su mayoría jóvenes, que han crecido en la Cofradía y han experimentado las dificultades de comenzar un nuevo camino juntos. Pero también han vivido momentos intensos, de una profunda satisfacción interior por tantas y tantas vivencias compartidas.

Esta Cofradía recuperó en 2002 una de las tradiciones más curiosas de la provincia. Se trata de la Procesión del Encuentro, que en Baltanás se realiza entre la Madre Dolorosa y el Niño de Pascua (durante varias décadas se ha realizado con el Santísimo debido al deterioro de la talla). Los niños de la Cofradía del Nazareno son los encargados de portar a hombros la imagen del Niño. Esta talla, del siglo XVIII, es muy querida por todos los baltanasiegos debido a su originalidad. Actualmente, se encuentra en el Museo del Cerrato Castellano y ha estado en diversas exposiciones de arte sacro. El Niño de Pascua simboliza la relación que existe entre la Resurrección de Cristo y la vida nueva, la vida eterna, la inocencia, la pureza del alma triunfante de Jesús. Es también la idea de renacer, el triunfo de la vida sobre la muerte y el pecado. Para los niños y jóvenes es uno de los días más esperados, marcado por la alegría de la Resurrección.

Luis Antonio Curiel Calleja

Orden Franciscana

La Orden Francisca Seglar celebra el Triduo Pascual con el siguiente horario. El Jueves Santo a las 20h, Misa “La Cena del Señor” y a las 22:30h, Hora Santa. El Viernes Santo a las 12:30h Santo Via Crucis y a las 16h Celebración de la Pasión del Señor. Y el Sábado Santo a las 21h Vigilia Pascual. Además, durante estos días, en la sede de la Orden Franciscana Seglar (Plaza de San Francisco) puede visitarse una exposición con imágenes de la Pasión del Señor.

Desde la Fraternidad “San Francisco de Asís” se invita a todas las personas que lo deseen a participar en el Triduo Pascual y visitar la exposición.

Cultos en la Catedral

La Catedral palentina acoge durante los días de Semana Santa distintos Cultos para conmemorar la Pasión y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Así, el Domingo de Ramos nuestro Obispo presidió la Eucaristía.

El martes 31 se celebra la Misa Crismal a las 17.00 donde los sacerdotes renuevan las promesas sacerdotales y nuestro Obispo consagra el Santo Crisma y bendice los Santos Óleos para celebrar, a lo largo del año distintos sacramentos.

El Jueves Santo, rezo de Laudes a las 10.30h. A las 11.00 y 16:30 se atenderán las confesiones; a las 18.00 se celebrará la Misa de la Cena del Señor, que nos introduce en el Triduo Pascual. El pan consagrado se reserva en la capilla del Monumento para la comunión del Viernes Santo y para los enfermos.

El Viernes Santo, a las 10.30 rezo de Laudes y, a las 11.00 Vía Crucis. A las 11.30, confesiones. A las 18.00 se celebrará la Pasión del Señor.

El Sábado Santo, Laudes a las 10:30. Y a las 23.00 se celebrará la Vigilia Pascual, en la que la Iglesia espera, con las lámparas encendidas, el retorno de su Señor y celebra solemnemente su resurrección.
El Domingo de Pascua se celebrará la Misa de Resurrección a las 13.00, presidida por nuestro Obispo que impartirá la Bendición Papal con indulgencia plenaria. El Cirio Pascual que se colocará durante los 50 días de Pascua es imagen de Cristo resucitado que ilumina nuestra vida.

miércoles, 1 de abril de 2015

Apertura de templos

El pasado 20 de marzo, Diputación, Junta de Castilla y León y Obispado firmaron el convenio de colaboración para la apertura de un total de 75 templos de la Diócesis. Por un lado, está el convenio firmado entre Diputación y Obispado por el que desde esta Semana Santa hasta octubre se abrirán al público un total de 30 templos (este año se incluye Santa María de Villamuriel de Cerrato, una vez concluidas sus obras). Por el otro, el firmado entre Obispado y Junta por el que se abren 45 templos del Románico Norte.

Gracias a estos convenios, el año pasado 68.4647 personas visitaron nuestros templos.

Intenciones del Apostolado de la Oración para el mes de Abril

  • General: Por los catecúmenos adultos, para que se preparen bien a recibir el Bautismo y la Confirmación y a participar en la Eucaristía, y sean miembros vivos de la Iglesia y colaboradores activos de su misión 
  • Por la Evangelización: Para que los cristianos perseguidos sientan la presencia reconfortante del Señor Resucitado y la solidaridad de toda la Iglesia.

¿Qué quiere decir para nosotros vivir la Semana Santa?

¿Qué quiere decir para nosotros vivir la Semana Santa? ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino al Calvario hacia la Cruz y la Resurrección?

En la Semana Santa vivimos el vértice de este camino, de este designio de amor que recorre toda la historia de las relaciones entre Dios y la humanidad. Jesús entra en Jerusalén para dar el último paso, en el que resume toda su existencia: se dona totalmente, no se queda nada, ni siquiera la vida. En la Última Cena, con sus amigos, comparte el pan y distribuye el cáliz «para nosotros». El Hijo de Dios se ofrece a nosotros, entrega en nuestras manos su Cuerpo y su Sangre para estar siempre con nosotros, para habitar en medio de nosotros. En el Huerto de los Olivos, como en el proceso ante Pilato, no opone resistencia, se dona; es el Siervo sufriente anunciado por Isaías que se despoja a sí mismo hasta la muerte (cf. Is 53, 12).

Jesús no vive este amor que conduce al sacrificio de modo pasivo o como un destino fatal; ciertamente no esconde su profunda turbación humana ante la muerte violenta, sino que se entrega con plena confianza al Padre. Jesús se entregó voluntariamente a la muerte para corresponder al amor de Dios Padre, en perfecta unión con su voluntad, para demostrar su amor por nosotros. En la Cruz, Jesús «me amó y se entregó por mí» (Ga 2, 20). Cada uno de nosotros puede decir: Me amó y se entregó por mí. Cada uno puede decir esto: «por mí».

¿Qué significa todo esto para nosotros? Significa que éste es también mi camino, el tuyo, el nuestro. Vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús no sólo con la emoción del corazón; vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús quiere decir aprender a salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, para ir hacia las periferias de la existencia, movernos nosotros en primer lugar hacia nuestros hermanos y nuestras hermanas, sobre todo aquellos más lejanos, aquellos que son olvidados, que tienen más necesidad de comprensión, de consolación, de ayuda. ¡Hay tanta necesidad de llevar la presencia viva de Jesús misericordioso y rico de amor!

Vivir la Semana Santa es entrar cada vez más en la lógica de Dios, en la lógica de la Cruz, que no es ante todo aquella del dolor y de la muerte, sino la del amor y del don de sí que trae vida. Es entrar en la lógica del Evangelio. Seguir, acompañar a Cristo, permanecer con Él exige un «salir», salir. Salir de sí mismos, de un modo de vivir la fe cansado y rutinario, de la tentación de cerrarse en los propios esquemas que terminan por cerrar el horizonte de la acción creativa de Dios. Dios salió de sí mismo para venir en medio de nosotros, puso su tienda entre nosotros para traernos su misericordia que salva y dona esperanza. También nosotros, si queremos seguirle y permanecer con Él, no debemos contentarnos con permanecer en el recinto de las noventa y nueve ovejas, debemos «salir», buscar con Él a la oveja perdida, aquella más alejada. Recordad bien: salir de nosotros, como Jesús, como Dios salió de sí mismo en Jesús y Jesús salió de sí mismo por todos nosotros.

Alguno podría decirme: «Pero, padre, no tengo tiempo», «tengo tantas cosas que hacer», «es difícil», «¿qué puedo hacer yo con mis pocas fuerzas, incluso con mi pecado, con tantas cosas?». A menudo nos contentamos con alguna oración, una misa dominical distraída y no constante, algún gesto de caridad, pero no tenemos esta valentía de «salir» para llevar a Cristo. Somos un poco como san Pedro. En cuanto Jesús habla de pasión, muerte y resurrección, de entrega de sí, de amor hacia todos, el Apóstol le lleva aparte y le reprende. Lo que dice Jesús altera sus planes, parece inaceptable, pone en dificultad las seguridades que se había construido, su idea de Mesías. Y Jesús mira a sus discípulos y dirige a Pedro tal vez una de las palabras más duras de los Evangelios: «¡Aléjate de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!» (Mc 8, 33). Dios piensa siempre con misericordia: no olvidéis esto. Dios piensa siempre con misericordia: ¡es el Padre misericordioso! Dios piensa como el padre que espera el regreso del hijo y va a su encuentro, lo ve venir cuando todavía está lejos... ¿Qué significa esto? Que todos los días iba a ver si el hijo volvía a casa: éste es nuestro Padre misericordioso. Es el signo de que lo esperaba de corazón en la terraza de su casa. Dios piensa como el samaritano que no pasa cerca del desventurado compadeciéndose o mirando hacia otro lado, sino socorriéndole sin pedir nada a cambio; sin preguntar si era judío, si era pagano, si era samaritano, si era rico, si era pobre: no pregunta nada. No pregunta estas cosas, no pide nada. Va en su ayuda: así es Dios. Dios piensa como el pastor que da su vida para defender y salvar a las ovejas.

La Semana Santa es un tiempo de gracia que el Señor nos dona para abrir las puertas de nuestro corazón, de nuestra vida, de nuestras parroquias -¡qué pena, tantas parroquias cerradas!-, de los movimientos, de las asociaciones, y «salir» al encuentro de los demás, hacernos nosotros cercanos para llevar la luz y la alegría de nuestra fe. ¡Salir siempre! Y esto con amor y con la ternura de Dios, con respeto y paciencia, sabiendo que nosotros ponemos nuestras manos, nuestros pies, nuestro corazón, pero luego es Dios quien los guía y hace fecunda cada una de nuestras acciones.

Deseo a todos vivir bien estos días siguiendo al Señor con valentía, llevando en nosotros mismos un rayo de su amor a cuantos encontremos.