lunes, 24 de abril de 2017

Catequesis para Jóvenes y Adultos en Ampudia

El Camino neocatecumenal, a partir del 25 de abril, celebra en la parroquia de Ampudia catequesis para jóvenes y adultos. Los encuentros comnezarán a las 20h en la parroquia de San Miguel.

425 años de presencia de los Hnos de San Juan de Dios en Palencia

Eucaristía en la Fiesta de San Juan de Dios. Presidida por nuestro Obispo,
fue el momento de comienzo de los actos de este 425 Aniversario.
Los primeros Hermanos de san Juan de Dios vinieron a Palencia para trabajar en la ciudad en 1592. Habían sido llamados por el Canónigo D. Jerónimo Reinoso para que atendieran a los enfermos convalecientes del Hospital san Antolín, institución perteneciente a la Catedral, según el estilo sanitario denominado Catedralicio. Esta costumbre de hospitalidad catedralicia está basada en un mandato conciliar de Nicea, 325.

Era D. Jerónimo a la sazón Provisor del Hospital de san Antolín por asignación de su obispo y Cabildo Diocesano. Se trataba de un prestigioso miembro de la diócesis palentina pues había estudiado teología en la Universidad Pontificia Salmantina, y, posteriormente, en Roma, bajo la protección de su tío el Dominico Francisco Reinoso, ahora secretario del Papa Pío V, y, posteriormente, obispo de Córdoba, España. Dn. Jerónimo fue un buen amigo y consejero de santa Teresa de Jesús y su confesor cuando la santa residía en Palencia.

D. Jerónimo Reinoso, siendo responsable del hospital palentino venía observando que los enfermos dados de alta por curación en el Hospital, al no estar bien rehabilitados ni suficientemente alimentados, recaían frecuentemente en sus pasadas enfermedades, ACP. Para solucionar este problema, mandó construir, con sus propios medios económicos, una sala de Convalecencia que aliviara estos problemas de recaídas en la enfermedad. Y esta fue la causa y razón de que solicitara la presencia de dos Hermanos de Juan de Dios y atendieran esta nueva instalación hospitalaria. Dos años después se instalaron en la ciudad cuatro Hermanos venidos de Valladolid y de Madrid, para hacerse cargo, por indicación del rey Felipe II y con la supervisión del Ayuntamiento y del Obispado, del Hospital san Blas, en el barrio de la Puebla. Hoy Plaza de san Lázaro.

El Obispo de Córdoba Francisco Reinoso, tío de D. Jerónimo, fue un gran protector y formador de los Hermanos de Juan de Dios quienes atendían y dirigían por mandato del rey Felipe II el Hospital de san Lázaro en dicha ciudad. Incluso este obispo  les daba clases a los Hermanos sobre asistencia  y ordenación hospitalaria e, incluso, les escribió un Reglamento de régimen interior del Hospital cordobés a finales del siglo XVI. Datos que podemos contrastar en el libro de Fray Gregorio de ALFARO: Vida del Ilustrísimo S.D. Francisco de Reynosso, obispo del Cordoba. Valladolid. Editado con privilegio en Valladolid, por Francisco Fernández de Córdoba, 1617. Este ejemplar está registrado y conservado en el Archivo Catedralicio de Palencia. Las Reglas y Constituciones que han de guardar los Hermanos de Juan de Dios que residen en el hospital Real de san Lázaro de esta ciudad de Córdova están fechadas y editadas en casa de Andrés Barrera, Impresor y mercader de libros, año de 1599. Las citamos en nuestro libro: Enfermería: filosofía, historia y gestión. 2ª edición 2016, pág. 193.

C. Eseverri Chaverri

Desmontando mitos

Sabemos que existen muchos tópicos sobre la Iglesia, la labor que desarrolla, su financiación... A veces a los católicos nos cuesta contestar y argumentar correctamente sobre comentarios que escuchamos en el día a día, en nuestra vida cotidiana a personas cercanas a nosotros. Hay que desmontar muchos mitos.

¿Cuántas veces has oído decir que la muralla china se puede ver desde la luna? Pues siento decirte una cosa... no se ve. Es solo una de tantas creencias populares que son falsas...
 
¿Quieres escuchar otra? “El Estado Español paga cada año miles de millones de euros a la Iglesia Católica”. Pues nada más lejos de la realidad. La Iglesia recibe del Estado la cantidad de dinero que los contribuyentes deciden libremente al marcar la casilla a favor de la Iglesia en su Declaración de la Renta. Algo más de 250 millones de euros en 2015.
 
Es un ejercicio voluntario de cada contribuyente, que decide destinar el 0,7 % de sus impuestos a ese fin. Y libre, pues puede marcar la casilla de otros fines sociales, las dos si lo prefiere. O incluso ninguna de ellas.
 
Hay quien dice que “la Iglesia recibe 11.000 millones de euros al año”. Otros, que son 13.000 millones. La verdad es que hay personas que suman todo lo que encuentran, llegando a una cifra, que no es un dato real. Porque la Iglesia presta muchos servicios a la sociedad en materia sanitaria, educativa, social... y el Estado colabora económicamente en algunos de estos proyectos, que nos benefician a todos y que son derechos demandados por la sociedad y los ciudadanos.
 
¿Verdad que has escuchado alguna vez que a los ratones les encanta el queso? Pues lo cierto es que prefieren alimentos con azúcar o la fruta. Esa es una creencia tan errónea como pensar que “la Iglesia católica es la única que no paga el IBI”... Ni las onegés, ni otras asociaciones, fundaciones, instituciones ni las otras confesiones pagan el IBI. Eso es así por la Ley de Mecenazgo que se aprobó en 2002.
 
Esta Ley reconoce que hay multitud de asociaciones, instituciones, o fundaciones que realizan una gran labor que beneficia a toda la sociedad y de esta manera, el Estado las apoya no cobrando el IBI.
Como ves, la Iglesia no tiene ningún privilegio. No hay ningún régimen especial, único o distinto para la Iglesia.
 
¿Y si te digo que los gatos siempre caen de pie? Estaría faltando a la verdad... Como aquellos que dicen que “solo el 2% del dinero de la Iglesia va a parar a Cáritas...”.
 
Porque para entendernos, Cáritas y la Iglesia son lo mismo. Y cerca del 65% del dinero de Cáritas, procede de la Iglesia que formamos todos los católicos; con nuestras colectas en las parroquias, donativos, suscripciones... Es decir, que la financiación de Cáritas procede en gran medida de los bolsillos de los católicos
 
Seguro que has oído que Albert Einstein suspendió matemáticas cuando era joven... una afirmación tan falsa como decir que “todo el dinero de la X a favor de la Iglesia va a parar a los curas”...
 
Es la Conferencia Episcopal la que recibe el dinero que los contribuyentes asignan libremente a la Iglesia. Y es la encargada de repartirlo solidariamente entre las 70 diócesis españolas, según sus necesidades, para desarrollar sus actividades: La acción evangelizadora y misionera l La celebración de los Sacramentos l El mantenimiento y restauración de las parroquias y templos l El sostenimiento de los sacerdotes l La inmensa labor caritativa, social y cultural.
 
Porque allí donde hay necesidad, allí está siempre la Iglesia. Somos los católicos los que tenemos la responsabilidad de mostrar el verdadero rostro de la Iglesia y todo el bien que se hace por los demás.  Siempre con datos contrastados.
 
Por eso, si tienes dudas, pregunta en tu parroquia o entra en www.portantos.es

domingo, 23 de abril de 2017

23 de abril de 2017 II Domingo de Pascua. De la Divina Misericordia

  • Hch 2, 42-47 Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común 
  • Sal 117 Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia 
  • 1 Pe 1, 3-9 Mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha regenerado para una esperanza viva 
  • Secuencia Ofrezcan los cristianos 
  • Jn 20, 19-31 A los ocho días llegó Jesús
El domingo es el día en que san Juan tuvo la visión de Cristo que le encargó escribir el Apocalipsis (2 Lect). 

El octavo día, el domingo, es el día en que los cristianos reunidos nos encontramos con el Señor Resucitado a quien no vemos pero en quien creemos por la fe, como aquellos primeros cristianos que creyeron por el testimonio de los apóstoles y los signos que hacían (2 Lect). 

Así, se apareció a los apóstoles reunidos la tarde del día en que resucitó y a los ocho días se les apareció otra vez. 

Los envía por el mundo a llevar la salvación, como el Padre lo envió a él, y les da potestad para seguir haciendo presente la divina misericordia en el perdón de los pecados (Ev).

sábado, 22 de abril de 2017

¿Qué hace que cada ser humano sea único? y ¿Por qué tiene la Iglesia una Doctrina Social propia?

¿Qué hace que cada ser humano sea único?
[DOCAT 54] Cada uno es único porque Dios lo quiso como persona irrepetible, lo creó por amor y lo redimió con un amor aún mayor. Esto nos muestra cuál es la dignidad humana y qué importante es tomar en serio a cada persona y tratarla con aprecio. Este deber sirve igualmente para sistemas políticos e instituciones, pues también ellos han de respetar la libertad y la dignidad humana. Y no solo eso: han de promocionar igualmente el desarrollo integral de la persona. Ninguna comunidad puede excluir del desarrollo a individuos o grupos.
 
En el Compendio de la
Doctrina Social de la Iglesia: [131]

¿Por qué tiene la Iglesia una Doctrina Social propia?
[YOUCAT 438] Dado que todas las personas, creadas a imagen de Dios, poseen una dignidad única, la Iglesia, con su Doctrina Social, aboga a favor de que esta dignidad de la persona se realice en el ámbito social también para todas las personas. No pretende tutelar la política o la economía. Pero cuando en la política y en la economía se ataca la dignidad de las personas, la Iglesia debe intervenir.
«Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón» (Concilio Vaticano II. Gaudium et spes, 1).
 
En el Catecismo de la Iglesia Católica: [2419-2420, 2422-2423]