miércoles, 21 de febrero de 2018

Religiosas Filipenses: Acogida y espiritualidad en Carrión de los Condes



Nuestra Casa en Carrión de los Condes es, por un lado es Casa de Espiritualidad y, por otro, Albergue de Peregrinos. Como Casa de Espiritualidad acogemos a grupos que quieren tener unos días de reflexión o ejercicios espirituales para religiosos y religiosas y sacerdotes seculares y todas las personas que lo deseen. Cada mes nos visitan los sacerdotes del Arciprestazgo al que pertenecemos, hacen retiro y terminan con una comida fraternal. También pueden acercarse a nuestra casa personas individuales que necesitan silencio y oración.
 
Destacamos la Pastoral de Acogida, que nos lleva a estar disponibles y atentas a las necesidades de todo tipo, que tengan las personas que acogemos.
 
En el caso de los peregrinos, la gente necesita, sobre todo, que se les escuche, en una atmósfera de religiosidad y comprensión. Después de un largo camino de reflexión y cansancio físico, requieren un ambiente de paz para interiorizar lo vivido al caminar.
 
Ya mientras se realiza la inscripción y se les sella la credencial, van contando su experiencia de vida: el motivo por el que hacen el camino: unos por una promesa, otros por encontrarse en un momento de búsqueda, de conversión... Como casos curiosos: la pareja del Brasil, que lo hacen como viaje de novios. El monje budista que sigue en búsqueda; o los estudiantes coreanos que quieren ampliar sus conocimientos religiosos.
 
Algunos llegan enfermos y les acompañamos al Centro de Salud para buscar una solución y poder continuar el camino. En el encuentro con los peregrinos surge en ellos el deseo y la curiosidad de conocer algo de nuestra congregación y, ese es, a veces, el momento en el que, después de una pequeña narración sobre nuestros orígenes, visitamos la capilla y hacemos una breve oración que, después ellos ampliarán en algún rato.
 
Durante la cena se crea entre ellos lazos de amistad y viven una agradable convivencia que despiertan sentimientos y actitudes de solidaridad y ayuda mutua. En esta tarea de acogida colabora toda la Comunidad: recepción, capilla, lavadero, comedor, limpieza, cocina...

Nosotras valoramos la amistad que nos brindan, la cercanía, en algunos momentos, la confianza que nos tienen, al compartir aspectos de su vida personal. Mantenemos esta sana y estimada relación a través de correos, visitas y recuerdos que nos envían a través del tiempo. Vivimos con entusiasmo esta pastoral que a nosotras nos parece viva y apasionante. Bendecimos al Señor por esta oportunidad que nos pone cada día de permaneces a los hermanos que nos visitan: “Porque fui forastero y me acogisteis...”.
 
Religiosas Filipenses. Carrión de los Condes

Casa de Espiritualidad y Albergue de Peregrinos
“Nuestra Señora de Belén” - Religiosas Filipenses
Leopoldo María de Castro, 6 (Carrión de los Condes)
Teléfono: 979 880 031
Email: cdadcarriondeloscondes@rfilipenses.com

martes, 20 de febrero de 2018

23 de febrero. Oración y Auno por la Paz



«Ante las trágicas situaciones de conflicto que se prolongan en diversas partes del mundo, invito a todos los fieles a una especial Jornada de oración y ayuno por la paz para el próximo 23 de febrero», con estas palabras el Papa Francisco anunció el pasado domingo, 4 de febrero, durante la oración del Ángelus, la celebración de una Jornada de oración y ayuno por la paz.

«La ofreceremos en particular por las poblaciones de la República Democrática del Congo y de Sudán del Sur», agregó el Pontífice. Asimismo, como en otras ocasiones semejantes, invitó «también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que consideren más oportunas, pero todos juntos».

lunes, 19 de febrero de 2018

Propuestas desde la Pastoral Juvenil



Para profundizar en el trabajo con jóvenes, el sábado 24 de febrero, en la Casa de la Iglesia, se contará con el ponente Enric Puigros, sj. Este jesuita, vinculado a la educación desde la pastoral durante 15 años, es desde hace 6 años Promotor Vocacional de los Jesuitas en España. Su labor se desarrolla en el acompañamiento personal de jóvenes y la participación en equipos pastorales, así como en la realización de talleres y actividades para jóvenes, agentes de pastoral.
 
La jornada -que comenzará a las 10.00 y finalizará a las 14.00 con la comida- se estructurará en torno a dos charlas: “La opción por los jóvenes como vocación” y “Claves para trabajar con los jóvenes hoy”.
 
Los destinatarios de este encuentro son responsables de pastoral juvenil de parroquias, movimientos, colegios, arciprestazgos, órdenes religiosas, cofradías... así como Sacerdotes, catequistas de confirmación, animadores, acompañantes, y jóvenes mayores de edad que pertenecen a grupos...
 
Todos aquellos que quieran quedarse a la comida deben confirmarlo, antes del 17 de febrero, llamando al 626 200 369.



El viernes 2 de marzo, a las 20.15 en la Parroquia María Reina Inmaculada se celebrará una “Experiencia de Música, Oración y Encuentro” destinada a jóvenes que pertenecen a parroquias, zonas pastorales, movimientos, colegios, parroquias, cofradías... así como a adolescentes que estén en segundo año de Confirmación.
 
Este encuentro estará organizado por la Parroquia y la colaboración de la Pastoral Juvenil de la Diócesis

domingo, 18 de febrero de 2018

La función social del dinero



Llega la Cuaresma y los restaurantes de comidas variadas comienzan a presentar en sociedad sus nuevos menús con suculentos guisos a base de bacalaos, pescados y mucha verdura ecológica. Pero ya ni los más estrictos observantes de la abstinencia cuaresmal se quedan tranquilos cambiando la carne por el pescado. Ellos saben que la llamada a la conversión penitencial va por otro camino y hay que llevarla más lejos.
 
Y así es, efectivamente, por otro camino va. Es cuestión de estar atentos a los auténticos mensajes que nos suministra la predicación parroquial en estos días de Cuaresma al hilo del evangelio diario. Pero permítanme una sugerencia para aquellos que quieran tomarse la conversión penitencial en serio: o sea, para los cristianos de hoy.
 
La conversión tiene mucho que ver con la reconducción y reconstrucción de nuestras vidas cotidianas en el seguimiento que nos pide el Nazareno. ¿Y qué tal si, en el camino penitencial, empezáramos por descubrir lo de la función social del dinero, unido a la comunicación cristiana de bienes?
 
Pensamos que el dinero que tenemos en el cajón, es nuestro y que podemos hacer con él lo que queramos. Y es que se nos ha inculcado hasta el tuétano lo del sacrosanto derecho a la propiedad privada. Pero, ¿dónde queda la llamada a ser generosos y a mirar por el bien común?
 
¿Recuerdan ustedes aquello del dinero inyectado por la Unión Europea a los bancos españoles que, en su momento, levantó tanto revuelo?
 
Pues bien, en su día nos dijeron los señores del frac (esos amables inspectores, vestidos de negro y con impecables corbatas rojas), o sea los “mandados” por Bruselas para vigilar nuestros deberes como escolares de la Unión, nos dijeron -digo- que los dineros que giraron o enviaron a los bancos de España, no eran para el bolsillo de los banqueros, ni para sus señoras, ni tampoco para cambiar el mobiliario y poner muchos cuadros de valor colgados por las paredes, sino para que los créditos fluyeran con más generosidad y menos tacañería y la economía del país se moviera.
 
Y sobre todo, los del frac advirtieron a los señores banqueros que, cuando se decidan a dar créditos, además de ser generosos, lo hagan a un precio razonable y no se suban por las nubes. Es decir, que si ustedes van a montar un negocio y piden ayuda al banco, los señores banqueros primero les den a ustedes el dinero que necesitan y, luego, les pongan a ustedes unas condiciones a las que puedan acceder sin que les obliguen a andar de cabeza el resto de sus vidas, condenados a comer sopas de ajo (sin ajo para ahorrar más) y esto todos los días de su vida hasta que la muerte les libere a ustedes.
 
Los capitales no deben permanecer improductivos, sin crear puestos de trabajo y sin brindar oportunidades a los ciudadanos de a pie.
 
Esto tiene que ver mucho con la función social del dinero, ¿verdad? ¿Y con la conversión cuaresmal? También. No hay conversión a Dios, si nos olvidamos del prójimo y de sus necesidades.
 
Y aquí es donde veo yo una nueva posibilidad para los católicos que quieran vivir en cristiano y una nueva oportunidad para hacer un camino de conversión, acorde con lo que se nos pide en cada Cuaresma que desfila por nuestra vida.

El dinero tiene una función social que desarrollar. Pero el dinero es muy cobardón, y, cuando en un lugar hay mucho revuelo y poca seguridad, se retira a lugares templados, a playas lejanas o a países donde se practica el deporte del esquí (Suiza, por ejemplo). Pero es de muy mala nota hacer esto. Y peor, si se conjuga con la práctica cristiana. Por eso (y a modo de sugerencia) podría ser un buen camino penitencial repensar lo de la función social del dinero. Y sin dejarlo para mañana. Ahora mismo y en esta misma Cuaresma del 2018.

Eduardo de la Hera Buedo

18 de febrero de 2018 - I Domingo de Cuaresma

Gén 9, 8-15. Pacto de Dios con Noé liberado del diluvio de las aguas.
Sal 24. Tus sendas, Señor, son misericordia y lealtad para los que guardan tu alianza.
1 Pe 3, 18-22. El bautismo que actualmente os está salvando.
Mc 1, 12-15. Era tentado por Satanás, y los ángeles lo servían.



Por el bautismo fuimos salvados como Noé y los suyos en el arca (primera y 2 lect). En este tiempo hemos de reavivar esa gracia bautismal. El Evangelio nos presenta a Jesús en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás, viviendo entre alimañas y servido por los ángeles. Así inauguró la práctica de nuestra penitencia cuaresmal y nos enseñó a sofocar la fuerza del pecado, rechazando las tentaciones del enemigo (Pf.). Comenzamos con Él el camino hacia la Pascua.Y pedimosal Padre «que nos haga sentir hambre de Cristo, pan vivo y verdadero, y que nos enseñe a vivir constantemente de toda palabra que sale de su boca» (oración después de la comunión).